Restaurante La Huerta Vieja de Laguardia, una parada gastronómica entre viñas

En una de las visitas a la Rioja Alavesa llegamos a la villa de Laguardia o Biasteri edo Guardia (euskeraz) y decidimos hacer una parada para comer en el Restaurante La Huerta Vieja, situado en la carretera de la Hoya, en un edificio nuevo de dos plantas construido para el restaurante, con un amplio aparcamiento.

Entramos en el local y nos acomodamos en una mesa del comedor,  que junto con la cocina y el bar, ocupaba toda la planta baja. La amplia estancia estaba acristalada y desde la mesa se podía disfrutar de las bonitas vistas de las montañas de Sierra Cantabria, junto a las que se veía el original tejado ondulado de la Bodega Ysios

Comedor del Restaurante La Huerta Vieja

Comedor del Restaurante La Huerta Vieja

Un camarero muy amable nos acercó la carta,  donde se desgranaban las especialidades del establecimiento. Destacaban los platos tradicionales de la gastronomía de la Rioja Alavesa, pero con alguna licencia a la modernidad.

Para beber nos decantamos por una botella de Sierra Cantabria (14,50€), vino tinto crianza de 2010 de Rioja Alavesa, presentado a la temperatura ideal. Un vino alegre y fácil de beber.

Vino tinto Sierra Cantabria

Vino tinto Sierra Cantabria

Junto al vino, como cortesía de la casa, nos trajeron un puding de pimiento rojo con un sabor muy delicado, acompañado de pimientos de piquillo ligeramente picantes. Un plato con un sabor muy conseguido que nos animó a probar el vino.

Puding de pimiento

Puding de pimiento

Después de repasar la carta, nos decidimos por  varios platos:

  • Manitas de cerdo (14€): Muy bien elaboradas, carne suelta  y muy sabrosa. La salsa estaba lograda con un ligero toque picante.
Manitas de cerdo

Manitas de cerdo

  • Carrilleras de ternera (15€): Tenían muy buena pinta y no defraudaron. Buen sabor y tan tiernas que se deshacían en la boca.
Carrilleras de ternera

Carrilleras de ternera

  • Solomillo a la brasa (17,50€): La carne en su punto, bien hecha por fuera y roja por dentro, sin sangrar. Venía acompañado por un falso aro de calamar hecho con cebolla frita que estaba muy sabrosa. Buen plato.
Solomillo a la brasa

Solomillo a la brasa

De postre nos inclinamos por:

  • Una tarta de whisky (4,75€) con un chorro de este licor, muy buena y nada empalagosa.
Tarta de whisky

Tarta de whisky

  • Hojaldre relleno de helado con salsa de chocolate negro(4€). Buen sabor.
Hojaldre relleno de helado

Hojaldre relleno de helado

Se estaba muy a gusto en el restaurante, disfrutando de las vistas, bien atendidos por los camareros, pero sin agobiar y decidimos alargar la sobremesa pidiendo un café cortado (1,20€) bien hecho y con todo su aroma. Para rematar, al pedir la cuenta , nos obsequiaron con un chupito de varios licores a elegir entre brandy Magno, licor de hierbas y crema de whisky. Un buen detalle.

Chupitos variados

Chupitos variados

 

Esta comida pedía un buen paseo y nos acercamos andando hasta el Poblado de la Hoya.

Fachada del restaurante La Huerta Vieja

Fachada del Restaurante La Huerta Vieja

El Restaurante La Huerta Vieja sorprende por la calidad de sus platos, la decoración de su amplio local, la atención profesional y amable de los camareros y el entorno donde está ubicado, muy cerca de la villa de Laguardia.

Restaurante La Huerta Vieja

DirecciónLa Hoya Bidea, s/n, Guardia, Araba

Teléfono945 60 02 03

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Deja un comentario