Visita al Txakolingunea de Bakio y Taller de pintxos

El 18 de mayo se celebró el Día Internacional de los Museos y para celebrarlo el Txakolingunea de Bakio, ofreció una jornada de puertas abiertas. Además, el sábado 16 de mayo organizó un Taller de Pintxos con entrada libre.

Fue una buena excusa para acercarnos a la localidad costera de Bakio, conocer  el Txakolingunea, un museo dedicado al txakoli, y de paso aprender un poco más sobre el interesante mundo de los pintxos.

Vista al Txakolingunea

 

Como llegamos con tiempo al Txakolingunea, aprovechamos para realizar  una visita al museo del txakoli, ubicado en la primera planta del edificio de Basigoko Bide Nagusia 3.

Bakioko Txakolingunea

Bakioko Txakolingunea

Primero pasamos a una sala de proyección, donde mediante un vídeo de unos cinco minutos, se mostraba la información  referente al proceso que sigue la uva hasta convertirse en txakoli.

Sala de proyección

Sala de proyección

Después fuimos a otra sala, donde se emitía un vídeo sobre la historia de Bakio, en una pantalla de 360º.

Sala de proyección de 360º

Sala de proyección de 360º

Continuamos con la visita y llegamos hasta una zona de pantallas interactivas, donde se podía ver la forma actual de producir el txakoli.

Enfrente, se mostraba una exposición de utensilios, que se utilizaban antiguamente en la elaboración del txakoli.

Utensilios antiguos

Utensilios antiguos

Antes de salir de esta planta, nos topamos con la figura de un aitite (abuelo) y su nieto que recreaba mediante canciones, la forma de transmitir de generación en generación, la información sobre el txakoli y el euskera.

Finalizamos la visita con la degustación de un txakoli  en una barra donde estaban expuestos los diferentes tipos de txakoli de la zona.

Zona de degustación

Zona de degustación

Una visita muy didáctica y cómoda en unas instalaciones modernas, que se podía complementar con la visita a una bodega de txakoli o realizar una excursión en el txakolibus para conocer las zonas donde se cultivaba el txakoli en la comarca de Uribe.

 

Taller de Pintxos

 

Nos apuntamos al segundo turno del taller de pintxos , que comenzaba a las 12 del mediodía y a esa hora  pasamos a una sala donde nos esperaba Igor Ozamiz, profesor en la Escuela Superior de Hostelería de Artxanda y Maite, una alumna de dicho centro.

Maite y la cocina improvisada

Maite y la cocina improvisada

Tenían preparada una pequeña cocina con dos planchas y todos los ingredientes necesarios para preparar pintxos calientes y fríos.

Material para hacer pintxos

Material para hacer pintxos

Igor comenzó a explicarnos las diferentes formas de preparar los pintxos, utilizando productos autóctonos como las anchoas del cantábrico, el bonito del norte, el foie, los pimientos rojos, el bacalao, el cordero y diferentes hortalizas y verduras.

Igor en la cocina

Igor en la cocina

En un ambiente distendido y muy participativo, Igor nos fue mostrando como había cocinado previamente el bacalao y el cordero al vapor a baja temperatura, así como la forma más fácil de hacer una salsa pil pil .

Mientras se manejaba en la cocina y fue respondiendo  a todas nuestras preguntas de una forma clara.

Una vez que nos hizo la demostración práctica, de cómo se elaboraban varios pintxos, nos invitó a dar rienda suelta a nuestra imaginación y crear nuestros propios pintxos.

Taller de pintxos

Taller de pintxos

Inmediatamente nos convertimos en unos improvisados chefs corriendo por la “cocina” elaborando pintxos de todo tipo.

Una vez hechos, se expusieron los pintxos que realizamos y ya se apreciaba, en su presentación, la labor instructiva de Igor y Maite.

Pintxos elaborados por los alumnos del Taller

Pintxos elaborados por los alumnos del Taller

Para finalizar degustamos nuestras propias creaciones con una copa de Bizkaiko Txakolina de Bakio mientras hablábamos sobre el mundo de la gastronomía.

En esta breve  tertulia aprendimos algo más sobre la gastronomía peruana, gracias a una persona de ese país que estaba en el taller.

Además, Igor nos mostró varios productos interesantes como la mermelada de agrazón blanco, elaborada con un fruto silvestre autóctono, que ha estado a punto de desaparecer y que actualmente se ha recuperando su uso. En este caso lo comercializaba  Tologorri de Orduña.

Agrace

Agrazón blanco

Otro producto que descubrimos fue la flor eléctrica, producida en Holanda, que antiguamente se usaba en Brasil y Perú, sus paises de origen, para anestesiar la boca y que ahora tenía su sitio en el mundo de la cocina. Probamos un trocito pequeño de esta flor y sentimos su efecto anestésico en nuestras bocas.

Flor eléctrica

Flor eléctrica

Como bien resumió Igor, “la tertulia forma parte del mundo de los pintxos y del txakoli”.

Cuadros sobre el txakoli

Cuadros sobre el txakoli

Fue una experiencia muy positiva conocer las modernas instalaciones del Txakolingunea de Bakio y asistir al Taller de Pintxos, donde tanto Igor como Maite nos hicieron sentir muy a gusto y de donde salimos con nuevas ideas.

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Deja un comentario