Motos y Mercado de Pascua de Loulé, Algarve

Durante nuestra estancia en el Algarve, aprovechando las vacaciones de Semana Santa, además de disfrutar de sus paradisíacas playas, nos adentramos en el interior, para conocer el pueblo de Loulé, donde el sábado santo se celebraba el Mercado de Pascua (Feira da Páscoa).

Partimos desde Albufeira y tomamos la autopista de peaje A-22 en dirección a Faro, y a unos 30 kilómetros apareció indicada la salida a Loulé.

Aparcamos a las afueras, y nos dirigimos caminando hacia el casco histórico de la ciudad.

Casco histórico

Casco histórico

Recorrimos las  estrechas calles llenas de casas coloridas del barrio antiguo y llegamos hasta el edificio del Mercado de Abastos, de estilo árabe (Mercadinho de Loulé), construido en 1908 y reformado recientemente.

Mercado de Loulé

Mercado de Loulé

En sus dependencias, se reunían todos los sábados, los productores locales para ofrecer sus hortalizas, verduras, frutas, embutidos y quesos de la zona.

Interior del Mercado

Interior del Mercado

Este sábado era especial ya que se añadían más puestos, donde se vendían artículos de artesanía y productos típicos de la época de pascua.

Se notaba el ambiente festivo y multitud de puestos rodeaban el edificio. Entre la clientela que abarrotaba las calles se mezclaban los compradores locales y los turistas de todas las nacionalidades, que entre foto y foto se animaban a adquirir algún producto.

Puestos de venta

Puestos de venta

Había gran variedad de frutas de temporada, destacaba la naranja, la mandarina y los limones de la zona, además de su gran variedad de quesos.

Dentro del mercado, el bullicio continuaba alrededor de los puestos fijos, donde se podía elegir entre la extensa gama de pescados, que tenían buena pinta.

Además de estos puestos, nos llamó la atención la calidad de la miel y la multitud de productos que se elaboraban con el higo seco.

Al salir por la puerta principal del Mercado, nos topamos con una multitud de moteros y moteras que se concentraban en las escaleras exteriores, junto al pequeño Café do Mercado, enclavado dentro del edificio.

Concentración de motos

Concentración de motos

Nos acercamos a contemplar las motos Harley Davidson, aparcadas en la acera, donde se mezclaban las más modernas con alguna que otra antigualla.

Había un ambiente colorista donde destacaba el cuero, los tatuajes y las camisetas con motivos moteros.

Cruzamos entre la multitud y entramos en el Café do Mercado, donde seguimos el ejemplo de la clientela y pedimos una cerveza mini Sagres de 20 cl (0,70€).

Vimos que la gente comía una especie de nécoras y quisimos probarlas, pero como nos dijo el camarero, no estaban a la venta, ya que era un regalo que le habían traído los moteros.

Al final tuvo un detalle y nos invitó a un par de esas nécoras, que estaban muy buenas.

IMG_20150404_121542006

El ambiente era cordial y nos animamos a tomar varias cervezas mini Sagres que acompañamos con unas bifanas (1,60€), unos pequeños y sabrosos bocadillos de carne de cerdo.

Cerveza y bifana

Cerveza y bifana

En el pequeño bar trabajaba una pareja, ella preparando los bocadillos y sándwich y el atendiendo a la sedienta clientela.

Después de disfrutar de estos momentos, salimos a la Plaza de la República y pasamos junto al famoso Café Calcinha de principios del siglo XX, que mantenía el estilo de la época y donde destacaba en la acera una escultura de bronce del poeta local António Aleixo, a tamaño real.

Café Calcinha

Café Calcinha

Nos adentramos por las callejuelas del barrio histórico contemplando las casas antiguas y llegamos hasta las murallas del castillo medieval.

Murallas del Castillo

Murallas del Castillo

Junto a la entrada del Castillo, convertido en Museo Municipal de Arqueología, estaban colocados los puestos de venta de artesanía, dulces, licores y productos de pascua.

Antigua catapulta del Castillo

Antigua catapulta del Castillo

Recorrimos las calles peatonales, donde se concentraban las tiendas de la ciudad y llegamos hasta una plaza, donde se ubicaba la Iglesia de San Francisco.

Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco

Allí se notaba un ambiente especial, debido a que al día siguiente, el domingo de Resurrección, se celebraba en la localidad la “Fiesta Pequeña”, que consistía en llevar en procesión la imagen de la “Mae Soberana” desde su ermita, localizada en un cerro, hasta la Iglesia de San Francisco.

Porteadores de la Mae Soberana

Porteadores de la Mae Soberana

A los quince días, se celebraba la “Fiesta Grande”,  que consistía en volver a llevar de nuevo en procesión esta imagen hasta su ermita.

Loulé, una ciudad del interior del Algarve, con un encanto especial, donde se percibía la historia y la esencia de la gente de Portugal.

Texto. Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s