De tapas por Ávila y Menú alternativo en el Soul Kitchen

En el mes de mayo tuvimos la ocasión de visitar la ciudad de Ávila, mundialmente conocida por su impresionante muralla medieval, que protegía entre sus muros las calles y las casas del precioso casco histórico de esta población castellana.

Aprovechando el buen tiempo meteorológico entramos en la zona amurallada y paseamos por sus calles adoquinadas contemplando los magníficos edificios de piedra cargados de historia. Atravesamos la parte vieja de Ávila y abandonamos el recinto amurallado por la Puerta del Rastro.

Paseo del Rastro

Paseo del Rastro

Desde allí bordeamos la muralla por el Paseo del Rastro, disfrutando de unas inmejorables vistas de los alrededores de la ciudad.

Puerta del Alcázar

Puerta del Alcázar

Llegamos hasta la Puerta del Alcázar y continuamos por la calle San Segundo hasta llegar a la Puerta del Peso de la Harina. En los alrededores se concentraban multitud de terrazas de bares y restaurantes. Como en Ávila existía la buena costumbre de ofrecer una tapa con cada consumición, decidimos recorrer algunos bares para probarlas y maridadas con algún que otro vino abulense.

 

Bodeguita de San Segundo

 

Entramos en la Bodeguita de San Segundo, calle San Segundo 19, un local clásico con una impresionante exposición de botellas de vino de todas las denominaciones de origen vitivinícolas posibles.

Bodeguita de San Segundo

Bodeguita de San Segundo

Nos acercamos a la barra y pedimos una copa de vino tinto crianza de DO Rioja (3€) que venía acompañada por una Tapa de Chorizo Ibérico y Queso curado que estaban muy ricas. Salimos al exterior y nos colocamos alrededor de una gran barrica que hacía las veces de mesa.

Vinos y tapas en la Bodeguita de San Segundo

Vinos y tapas en la Bodeguita de San Segundo

Bodeguita de San Segundo, un local clásico con solera, donde se daban cita los amantes del buen vino.

Los Tres Caracoles

Entramos por la Puerta del Peso de la Harina y llegamos hasta la Plaza de la Catedral, desde donde se divisaba a la izquierda el edificio histórico del Hotel Palacio de Valderrábanos.

Frente a este hotel, se encontraba el Bar Restaurante Los Tres Caracoles, ubicado en la Plaza de la Catedral 15, dentro de un edificio muy bien conservado y con una decoración puesta al día. Nos acomodamos en la terraza exterior, desde donde contemplábamos la impresionante imagen de la Catedral de Ávila. Un atento camarero nos introdujo en el mundo de los vinos que se elaboraban en la provincia de Ávila. Nos preparamos para disfrutar de la gastronomía abulense.

Los Tres Caracoles

Los Tres Caracoles

Dejándonos llevar por sus explicaciones, pedimos  una copa de Canto del Chivo, vino tinto de la variedad garnacha de 2013 de la DO Vino de la Tierra de Castilla y León. Un vino diferente, que entraba bien y te dejaba al final el rastro personal de este tipo de la uva. Venia acompañado por una Tapa de Carrilleras de ternera, que estaban muy sabrosas.

También pedimos una copa de vino tinto de 2013 de la denominación Garnachas de Gredos, elaborado con uva garnacha y envejecido en vasijas de barro. Muy equilibrado, sabor delicado y con un toque curioso. Maridó perfectamente con una Tapa de Samosa, una empanadilla triangular de pasta filo rellena de carne y cebolla caramelizada. Muy buena.

Abonamos 5,75€ por las dos copas de vino y sus tapas. Antes de dejar el local comprobamos que se estaba desarrollando en la ciudad el II Concurso de Vinos y Tapas de Ávila, denominado Vinytavila, cuyas bases principales eran elaborar las tapas con productos de Ávila y maridarlas con Vinos de DOP Cebreros.

El Restaurante Los Tres Caracoles tomaba parte con la Tapa de Cheesesteak de picaña de avileña y queso de cabra luna nueva de Elvira García, maridado con el Vino tinto Carmen (3€). El bocadillito estaba delicioso y el vino se bebía bien y te dejaba muestras de su personalidad. Una buena combinación.

Bar 1966 Mangas

Continuamos con nuestra ruta del tapeo en dirección a la Plaza del Mercado Chico y antes de llegar, nos detuvimos en el Bar 1966 Mangas, situado en la calle de los Comuneros de Castilla 3.

Pedimos una Copa de vino tinto crianza de DO Rioja (2,50€) y nos sirvieron una Tapa de Patatas revolconas, una especialidad  basada en la patata y los torreznos, con una textura muy cremosa y un sabor exquisito. Un plato típico de la cocina de Ávila.

Tapa de Patatas Revolconas

Tapa de Patatas Revolconas

Tomamos otra copa de vino y rematamos el momento gastronómico dedicado al cerdo con una Tapa de Torreznos, crujientes y sabrosos.

Tapa de Torreznos

Tapa de Torreznos

1966 Mangas, un sitio tradicional con ciertas licencias a la modernidad y la creatividad, que imprimían en alguna de sus tapas, con las que han logrado varios premios en diversos certámenes. Ese día no servían estas tapas creativas pero nos conformamos con sus especialidades clásicas que estaban muy logradas.

Casa Guillermo

Después de esta paradita, llegamos a la Plaza del Mercado Chico, centro neurálgico de la ciudad, donde se ubicaba el edificio del Ayuntamiento de Ávila.

En uno de los rincones de la plaza, protegido por los soportales, descubrimos el Restaurante  Casa Guillermo, Plaza Mercado Chico 3, un local de paredes de piedra decorado con viejas fotografías y utensilios tradicionales. Nos aposentamos en la terraza, alrededor de una barrica, dispuestos a dejarnos sorprender con sus tapas.

Apareció un camarero muy eficiente al que pedimos una copa de Faustino VII, vino tinto crianza de DO Rioja (2,30€). Cada copa de vino venía acompañada de una tapa casera con una pinta excelente. Probamos la  Tapa de Salmorejo, muy suave y delicioso y la Tapa de Chipirones a la plancha, tersos y exquisitos.

El ambiente era muy familiar y como estábamos muy a gusto, nos animamos a pedir una copa de vino Celeste (2€), tinto roble de la DO Ribera de Duero acompañado por una Tapa de Huevos rotos con picadillo que estaba muy buena. 

El camarero nos dijo que no podíamos marcharnos sin degustar dos especialidades de la casa y tomamos otra copa de vino y nos deleitamos con la Tapa de Patatas con queso estilo cabrales y con la Tapa de Patatas Revolconas.

Casa Guillermo, un local con tapas caseras tradicionales bien hechas, con un servicio profesional y cercano. Muy recomendable.

Soul Kitchen

Salimos de la plaza por un lateral y caminamos por la calle Caballeros, donde en el nº 13, nos topamos con el Bar Restaurante Soul Kitchen. Nos llamó la atención la decoración vintage que se apreciaba por sus enormes ventanales y la terraza desplegada en una estrecha calle, pegada al establecimiento.

Soul Kitchen

Soul Kitchen

Nada más entrar nos encontramos con una barra muy funcional y una enorme pizarra que ocupaba la pared de la derecha, donde aparecía escrito el menú del día, el vino de la semana y las especialidades culinarias.

Soul Kitchen

Soul Kitchen

Pedimos una copa de Bienbebido Vaca (2,20€) vino tinto hecho con uva tempranillo y merlot y con 16 meses de crianza. Un vino potente con matices muy definidos y mucha personalidad. Nos gustó.

Vino Bienbebido

Vino Bienbebido

Nos sirvieron con como tapas un Croasantito vegetal, muy jugoso y una Croqueta de ternera con nachos y queso que estaba deliciosa.

Como este restaurante tambien participaba en el II Concurso de Vinos y Tapas de Ávila, denominado Vinytavila, pedimos la Tapa con la que concursaban, Cannoli relleno de setas y queso de cabra Elvira Garcia y coulis de nispero maridado con una copa de vino 7 Navas (3€) tinto roble con un sabor delicado. Un cóctel perfecto para el paladar.

Vino de Cebreros y Tapa de Cannoli relleno de setas y queso con coulin de niospero

Vino de Cebreros y Tapa de Cannoli relleno de setas y queso con coulin de niospero

Tomamos otra copa de Vino tinto 7 Navas (2,50€) acompañado de una Tapa de Pan de tinta con salmón y una Tapa de Bocadillo de pan de semillas con cecina, ambas deliciosas.

Como nos gustó el local, decorado con mucho gusto, la atención de los camareros y la comida que veíamos pasar en las bandejas, nos animamos y nos sentamos en una mesa junto a la barra para probar las suculencias de este restaurante con un estilo muy personal y diferenciado de los demás restaurantes tradicionales de Ávila.

Soul Kitchen de Ávila

Soul Kitchen de Ávila

Revisamos la carta, impresa en una hoja de periódico antiguo, donde además de las especialidades culinarias, la lista de los vinos y las cervezas, informaban de la historia del local y de su peculiar filosofía de trabajo.

Las opciones eran muy amplias, se podía pedir desde una hamburguesa, una ensalada o una bruschetta, hasta el famoso chuletón de Ávila, pero al final nos decantamos por el Menú del día (10,50€/persona, sin bebida) que tenía muy buena pinta:

Comenzamos con una aperitivo muy bien presentado y refrescante.

Aperitivo

Aperitivo

Llegaron los primeros platos.

Pasta salteada con tomates cherrys, anchoa y calabacín. Un plato muy bien cocinado y con toques de mar y campo.

Pasta salteada

Pasta salteada

Ensalada con salpicón de pulpo y mejillones. Muy fresca con una acertada combinación de ingredientes.

Ensalada con salpicón de pulpo y mejillones

Ensalada con salpicón de pulpo y mejillones

El turno de los segundos platos.

Dorada con ajada a la bilbaína. El pescado, bien presentado, en su punto justo y sin demasiado aceite. Muy rico.

Dorada

Dorada

Pavo estofado a la naranja. La carne estaba tierna y con buen sabor y la salsa era muy suave y conjugaba bien con el pavo.

Pavo estofado

Pavo estofado

Para finalizar, la simpática camarera nos trajo un tarro de cristal, que contenía la Panna Cotta de café “au lait” descafeinado. Un postre delicioso.

Panna cotta de cafe

Panna cotta de cafe

En nuestro paso por el Restaurante Soul Kitchen pudimos apreciar la base del proyecto de sus creadores: “manifestar nuestra forma de ver la vida, una vida divertida, con trabajo y energía positiva”, como aparecía reflejado en la hoja de periódico de la carta.

Una ruta muy completa de tapas, donde probamos elaboraciones tradicionales y modernas, que rematamos degustando el menú del día del Soul Kitchen, un espacio muy acogedor en el centro de Ávila, una ciudad con mucho tirón turístico que merece la pena visitar.

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz

Un comentario en “De tapas por Ávila y Menú alternativo en el Soul Kitchen

  1. Pingback: La #TuitQuedadaCultural abrió en canal 2.0 la cultura y la gastronomía de Ávila | Yendo por la vida

Deja un comentario