De tapas por Zamora, en las zonas de Lobos y Herreros

Zamora es una preciosa ciudad castellanoleonesa bañada por el río Duero que acumula mucha historia en sus calles. Además de realizar una breve visita, nos fuimos de tapas por Zamora, recorriendo algunos bares de las populares zonas de Lobos y de Herreros.

Puente de Piedra de Zamora
Puente de Piedra de Zamora

 

De Tapas por Zamora

Durante nuestro recorrido de tapas por Zamora nos pasamos primero por la Zona de Lobos. Posteriormente nos acercamos caminando por sus calles peatonales hasta la famosa Calle Herreros. En ambas encontramos muchos bares que ofrecían en sus barras una gran variedad de tapas tradicionales y otras más creativas. Además probamos varios vinos zamoranos de un gran nivel.

 

Zona de Lobos

Comenzamos la ruta de tapas por Zamora en la Zona de Lobos, situada en los alrededores de la Plaza del Maestro de Zamora.

 

Bar Lobo

En primer lugar entramos en el Bar Lobo, de la calle del Horno de San Torcuato nº 1. Un local que hacía esquina y disponía de una amplia terraza exterior, donde nos acomodamos.

Bar Lobo
Bar Lobo

Una  camarera muy simpática nos recomendó la especialidad de la casa, el Pincho moruno (1,10€). Además lo pedimos picante y la chica canto desde la terraza ”Uno que siiii”. Un pincho muy bien hecho y de merecida fama.

Pincho moruno
Pincho moruno

Bar Bambú

Seguidamente caminamos por esta calle repleta de bares, en los que servían tapas para todos los gustos. Después entramos en el Bar Bambu, ubicado en una esquina de la calle Flores de San Torcuato nº 1.

Bar Bambú
Bar Bambú

Aquí, pedimos unos “Tiberios” (1€), un tapa típica de Zamora que consistía en unos mejillones con salsa de tomate picante. Muy ricos y con el punto justo de picante.

Tiberios
Tiberios

 

Plaza Mayor

Posteriormente salimos de la zona de tapas de Los Lobos y tomamos por la calle peatonal de Santa Clara. En esta calle se concentraban multitud de comercios y tiendas de todo tipo. Después de un breve paseo llegamos hasta la céntrica Plaza Mayor. Allí se encontraba el Ayuntamiento nuevo de Zamora.

Ayuntamiento de Zamora
Ayuntamiento de Zamora

Además, muy cerca estaba la Iglesia de San Juan, en cuya plaza destacaba el Monumento al Merlú. Esta escultura representaba a una pareja de congregantes de la Cofradía de Jesús Nazareno. Durante la Semana Santa se encargaban de reunir a los demás cofrades antes del comienzo del desfile procesional.

Iglesia de San Juan y Monumento al Merlú
Iglesia de San Juan y Monumento al Merlú

 

Calle de los Herreros

Luego bordeamos los soportales del Ayuntamiento viejo y continuamos por la izquierda, sumergiéndonos en la estrecha Calle de los Herreros. En esta calle, con una leve pendiente descendente, se agolpaban multitud de bares de tapas.

Ayuntamiento viejo y calle Los Herreros
Ayuntamiento viejo y Calle Los Herreros

 

Bar Los Abuelos I

Nada más entrar en esta calle, nos llamó la atención el Bar Los Abuelos I, en la Calle de los Herreros nº 4, que estaba lleno de gente. Por este motivo entramos y nos sentamos en unos taburetes frente a la barra. Desde allí podíamos ver a una cocinera que no paraba de preparar chipirones, champiñones y mollejas en una plancha.

Enseguida, un atento camarero nos informó de que esas eran unas de las especialidades de la casa. Así que pedimos media ración de Chipirones a la plancha (4€) preparados al momento que estaban muy buenos.

Chipirones a la plancha
Chipirones a la plancha

Mientras repasábamos la curiosa carta de tapas pedimos una copa de Muruve (1,50€), un vino tinto joven de la DO Toro.

Al final nos atrevimos con media ración de “Tiberios” (4€), unos deliciosos mejillones con salsa de tomate picante.

Tiberios o mejillones con tomate
Tiberios o mejillones con tomate

 

Bar Canela en rama

Continuamos nuestra ronda de bares y recalamos en el Bar Canela en rama, Calle de los Herreros nº 6. Curiosamente en este mismo local anteriormente había estaba ubicado el conocido Bar Portillo de la traición.

En este nuevo bar servían raciones, tostas y tapas variadas con un toque personal. En primer lugar pedimos una copa de Madremia (2€) un vino tinto con 9 meses de barrica de la DO Toro. Su sabor recordaba a la fruta madura y tenia recorrido en boca. Además vino acompañado por una tapita de zanahorias cocidas y aliñadas con cítricos y pimenton.

Tapas originales

Después pedimos una tapa de Croquetas de morcilla (1,50€ /2 unidades) muy suaves. Además probamos una Tosta de anchoa ahumada (2€), pescado delicado y bien complementado por una mousse de berenjena.

Luego degustamos unos Mejillones en escabeche natural (2€). Para acabar probamos un Huevo campero estrellado (3,50€) sepultado en una montaña de patatas paja caseras que estaban muy ricas.

El Bar Canela en rama era relativamente nuevo y apuntaba buenas maneras con sus especialidades elaboradas al momento.

 

Bar El Cerco de Zamora

Muy cerca se encontraba otro local de reciente apertura, El Cerco de Zamora, Calle de los Herreros nº 12. Era un coqueto local muy espacioso con paredes de piedra y dos barras. Además funcionaba por el día como un bar de tapas y por la noche como un local de copas bien preparadas.

En esta ocasión, por el horario, tocaba probar sus tapas acompañadas por una copa de 24 mozas (2€) un vino tinto con 6 meses de barrica de DO Toro. Además su nombre era un  homenaje a las bodas tradicionales toresanas. Muy suave y con un grato sabor en boca.

Vino tinto 24 mozas
Vino tinto 24 mozas

Nos prepararon al momento una Tapa de Queso añejo zamorano de oveja de la Queseria Laurus (1,50€) muy bien presentado y con un sabor exquisito.

Tapa de queso de oveja Laurus
Tapa de queso de oveja Laurus

A continuación probamos una Tosta de Sardina ahumada con lascas de queso sobre un micuit de aceituna negra y cebolla (2€). Una tapa muy completa.

Tosta de sardina ahumada
Tosta de sardina ahumada

El Cerco de Zamora era una nueva y atrevida propuesta llevada a cabo por dos experimentados camareros curtidos en el Gran Cafe Jalisco de Zamora.

 

Taberna Lasal

Continuamos bajando por esta calle siguiendo nuestra ruta de tapas por Zamora. Más adelante entramos en la Taberna Lasal, Calle de los Herreros nº 34.

Taberna Lasal
Taberna Lasal

Era un local moderno, luminoso y con la cocina a la vista, donde se preparaban las tapas y las raciones al momento.

Interior de la Taberna Lasal
Interior de la Taberna Lasal

Vinos de la tierra

Además, en una columna aparecía escrita con tiza la relación de tapas y vinos recomendados. De entre ellos, elegimos el vino Cinco de copas (2€), vino tinto roble con seis meses de crianza en barrica de la DO Toro. Era un vino intenso con toques tostados que al final te dejaba su rastro en el paladar.

Vino Cinco copas
Vino Cinco copas

Para acompañarlo nos decantamos por una tapa de Pechuga  de pollo, mostaza y encurtidos (1,50€).

Pechuga, mostaza y encurtidos
Pechuga, mostaza y encurtidos

Después pedimos con un Montadito de lomo adobado del rico (1,50€), que como su nombre indicaba estaba delicioso.

Montadito de lomo
Montadito de lomo

En este punto y haciendo caso a la recomendación de la camarera, pedimos una copa de Terra d´uro (2,50€), vino tinto ecológico de 2011 de la Finca la Rana con diez meses de crianza en barrica de la DO Toro. Un vino complejo, con personalidad, cuyo delicado sabor era difícil olvidar.

Quesos de Zamora

Finalizamos este paseo gastronómico volviendo al origen y nos dejamos conquistar por los quesos zamoranos. Concretamente degustamos una tapa de Queso de oveja artesanal de Zamora (1,50€), con un sabor intenso y exquisito.

Queso de oveja artesanal
Queso de oveja artesanal

Seguidamente pedimos una Tapa de Queso de cabra “Hircus” con miel y aceite (1,50€), que estaba espectacular.

Queso de cabra Hircus
Queso de cabra Hircus

La Taberna de Lasal, un local funcional e innovador donde se combinaban los productos artesanales de primera calidad con una selección muy personal de vinos. Todo ello dando prioridad a los productos zamoranos.

Portillo de la Traición

En nuestra ronda de tapas por Zamora echamos en falta las tapas creativas del Bar Portico de la Traición, que conocimos en una visita anterior a Zamora. Por este motivo nos desplazamos a la nueva ubicación del Bar Portillo de la Traición, en la Calle Cervantes nº 5. Ahora también disponía de un amplio comedor, pero seguían sirviendo sus deliciosas tapas, con un toque creativo.

Cuando entramos al bar ya era demasiado tarde y nos tuvimos que conformar con degustar una Tarta de chocolate y calabaza (2,20€) y una Tarta Strudel de manzana (2,20€) acompañadas de un café cortado (1,10€). Un buen broche dulce para finalizar este recorrido de tapas por Zamora.

 

Resumiendo, siete bares, dieciséis tapas y cinco vinos. Un paseo gastronómico de tapas por Zamora, una ciudad con muchos encantos.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía. Esther Saiz y Txema Aguado

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.