De pintxos por Hondarribia, recorriendo sus calles llenas de historia

Un sábado de Carnavales pusimos rumbo a Hondarribia, una preciosa localidad de Gipuzkoa, situada en la muga frente a Hendaya, separadas por la desembocadura del río Bidasoa en la Bahia de Txingudi.

Casas de la Marina
Casas de la Marina

Paralelo al curso del río discurría el antiguo barrio pesquero o Barrio La Marina, con sus calles peatonales flanqueadas de árboles y de coloridas casas de piedra adosadas. Una estampa única, con sus balcones de madera y sus fachadas pintadas de blanco, azul, verde o rojo.

Bar Gran Sol

Después de pasear por las calles de La Marina y disfrutar del ambiente carnavalero, entramos en el Bar Gran Sol, situado en San Pedro kalea 63, para probar sus afamados pintxos.

Cruzamos la terraza exterior y entramos en el local, que estaba abarrotado de gente que se arremolinaba alrededor de una barra repleta de apetitosos pintxos.

Terraza del Bar Gran Sol
Terraza del Bar Gran Sol

Los camareros disfrazados atendían las peticiones de los clientes con amabilidad y mucho orden.

Camareros del Bar Gran Sol
Camareros del Bar Gran Sol

Nos situamos al final de la barra, en un rincón muy coqueto, cuyas paredes estaban decoradas con los diplomas y premios conseguidos por sus pintxos en diferentes certámenes gastronómicos.

Rincón del Bar Gran Sol
Rincón del Bar Gran Sol

Pedimos un vaso de txakoli  Zudugarai (1,60€), vino blanco autóctono con un punto de aguja de la denominación Getariako Txakolina, mientras repasábamos la carta de pintxos que elaboraban al momento en la cocina.

Vasos de txakoli
Vasos de txakoli

Había buena sintonía entre la barra y la cocina y los pedidos de los clientes iban saliendo con rapidez.

Un camarero tomo nota de los pintxos que habíamos elegidos y de nuestro nombre, con el que nos llamaría cuando irían saliendo de la cocina nuestros pequeños manjares:

Pintxo de Cóctel de Bacalao (3,90€). Bacalao en tres texturas con espinacas a la florentina, huevas de trucha y aire de queso. Exquisito

Pintxo de Cóctel de bacalao
Cóctel de bacalao

Pintxo de Huevo mollete al oro sobre migas de pastor al chipirón y jugo de ave (3,90€). Una textura y un sabor impecable.

Pintxo de Huevo mollete
Huevo mollete

Pintxo Hondarribia (3,90€). Tosta de bacalao ahumado con pimiento del piquillo, foie y dulce de membrillo. Una combinación muy lograda con un resultado apoteósico.

Pintxo Hondarribia
Hondarribia

Pintxo de Chipirón relleno de foie con cremoso y pan beltza (4,20€). Un pequeño manjar.

Pintxo de Chipirón relleno de foie
Chipirón relleno de foie

Pintxo de Mejillón (3,60€). Falso sushi de mejillón relleno y escamas de tomate. Una creación muy original con un sabor muy conseguido.

Pintxo de Mejillón o falso sushi
Mejillón o falso sushi

Pintxo de Foie a la sartén con reducción de piña y cabello de ángel (3.90€). Una delicia.

Pintxo de Foie a la sarten
Foie a la sarten

 

En el Bar Gran Sol, nos encontramos unos pintxos que destacaban por su presentación, su creatividad y por el resultado explosivo en el paladar. El atrevimiento en las mezclas de unos ingredientes de calidad bien cocinados, tenía su premio final a la hora de degustarlos. Un gran acierto.

 

Paseo por el Casco Histórico

Salimos del local y nos dirigimos hacia el Casco Históricosituado en lo alto de una pequeña colina dentro de las antiguas murallas que lo protegían.

Subimos en un ascensor panorámico, situado en Sabin Arana Goiri kalea, el cual nos dejó junto a la muralla, al lado de la Puerta de la Bretxa.

Puerta La Bretxa
Puerta La Bretxa

Entramos en la ciudad amurallada y recorrimos sus calles adoquinadas flanqueadas por antiguas edificaciones de piedra.

Casco Histórico de Hondarribia
Casco Histórico de Hondarribia

Llegamos hasta la Plaza de Armas, donde había mucho ambiente, debido a las Fiestas de Carnaval, donde destacaban las casas con mucho colorido, que delimitaban la plaza.

Plaza de Armas de Hondarribia
Plaza de Armas de Hondarribia

El antiguo Castillo de Carlos V , reconvertido en  Parador El Emperador, presidia esta plaza, desde donde se avistaba la costa vasca.

Rincón de la Plaza de Armas
Rincón de la Plaza de Armas

Nos perdimos por las callejuelas del casco antiguo intentando percibir los retazos de la historia que habían contemplado las paredes de las recias casas de piedra.

Plaza Gipuzkoa de Hondarribia
Plaza Gipuzkoa de Hondarribia

Llegamos hasta la Plaza de Gipuzkoa, resguardada entre edificaciones de gran belleza con sus blasones y escudos.

Gastroteka Danontzat

Poco a poco nos fuimos acercando a nuestro próximo destino, la Gastroteka  Danontzat, ubicada en Denda kalea 6, muy cerca de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y del Manzano.

Gastroteka Danontzat
Gastroteka Danontzat

Entramos en el local, que estaba presidido por una gran mesa frente a la barra y disponía de una mesa corrida adosada a la pared, donde nos aposentamos en unos taburetes altos para degustar sus especialidades.

El ambiente era muy acogedor y sonaba una música muy bien elegida para la ocasión.

Gastroteka Danontzat
Gastroteka Danontzat

Los amables camareros se mostraban muy dispuestos a ayudarte en la elección de la bebida y la comida.

Junto a la entrada había un  “Cheese Corner”, una vitrina con un selección de quesos de calidad de varias denominaciones de origen, que se podían degustar en el local.

Pedimos una copa de Marques de Mundaiz (1,70€), vino tinto crianza de DOC Rioja, que se bebía muy fácil, mientras repasábamos la original carta de platos del Danontzat.

Del apartado “Todo sobre mi madre” pedimos media ración de Croquetas (6€), una de jamón, una de hongos y una de bacalao, muy cremosas por dentro y con un rebozado crujiente. De buen tamaño y con un sabor delicioso, ya que estaban hechas con leche ordeñada en el día, como nos comentó el camarero.

Croquetas
Croquetas

De “La Reina de los Mares” optamos por media ración de Matrimonio ( 6,80€), un surtido de anchoas en salazón y boquerones en vinagre, ambas elaborados en la localidad cántabra de  Santoña. Buena calidad y acertada combinación. Muy ricas.

Matrimonio de anchoas y boquerones
Matrimonio de anchoas y boquerones

Entre los “Susurros de Mar” elegimos media ración de Pastel de Kabratxo (7€). Textura y sabor impecable bañado con aceite de oliva crudo y una salsa muy suave.

Pastel de Kabratxo
Pastel de Kabratxo

Gastroteka Danontzat, platos aparentemente sencillos, elaborados con buenos productos tratados con mimo y con ciertas licencias a la vanguardia en la cocina. Una gran aportación culinaria.

Experiencia satisfactoria en Hondarribia, una bella ciudad pegada a la muga junto al mar, con dos atractivos barrios y unas propuestas gastronómicas muy interesantes en cada uno de ellos, la Gastroteka Danontzat y el Bar Gran Sol.

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.