Un día en Zaragoza, historia y gastronomía

Durante una de nuestras rutas por tierras aragonesas pasamos un día en Zaragoza. A lo largo de esta jornada recorrimos sus calles y descubrimos algunas de las huellas de su historia pasada. Además nos internamos en El Tubo para disfrutar de la gastronomía y del ambiente de sus bares y restaurantes.

Un día en Zaragoza
Un día en Zaragoza

Un día en  Zaragoza

Pasamos un día en Zaragoza visitando los restos de la cultura romana, árabe y cristiana. También disfrutamos de la actual costumbre de ir de bares por El Tubo y degustamos la gastronomía aragonesa en su versión más atrevida.

En primer lugar entramos en la ciudad y aparcamos junto al Paseo de la Ribera, que discurría pegado al Río Ebro. Después nos acercamos hasta la orilla para ver el Puente de Piedra sobre el Ebro, con la Basílica del Pilar, al fondo.

Un día en Zaragoza
Un día en Zaragoza

 

Seo, Basílica del Pilar e Iglesia de San Juan

Mientras cruzábamos el Puente de Piedra contemplamos la imagen de la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, junto al muelle de los barcos de recreo.

Basílica de Nuestra Señora del Pilar y el muelle 
Basílica de Nuestra Señora del Pilar y el muelle

Además, desde el puente, también se podía ver la Torre de la Catedral de San Salvador o de la Seo.

Torre de la Catedral de la Seo
Torre de la Catedral de la Seo

Enseguida llegamos hasta la Plaza del Pilar, donde destacaba el espectacular edificio de la Basílica del Pilar. Continuamos nuestro paseo y atravesamos la plaza en dirección al Mercado Central Lanuza.

Pero antes pasamos junto a la Fuente de la Hispanidad, donde el agua caía en varias cascadas por la original obra escultórica. Muy cerca de allí se encontraban la Iglesia de San Juan de los Panetes y el Torreón de la Zuda.

Torre de la Iglesia de San Juan de los Panetes refeljada en los cristales del parking
Torre de la Iglesia de San Juan de los Panetes

 

Restos romanos

Durante nuestro paseo en dirección al edificio del Mercado de Abastos de Lanaza pasamos junto a los restos de las Murallas romanas de Caesaraugusta.

Restos de las Murallas de Caesaraugusta y Mercado de Lanaza
Restos de las Murallas de Caesaraugusta y Mercado de Lanaza

Cuando llegamos a la plaza del mercado contemplamos la estatua del emperador romano Augusto, que era una copia de la escultura romana llamada Prima Porta.

Estatua de Augusto
Estatua de Augusto

 

El Tubo

Después de este paseo por algunos de los restos históricos de Zaragoza, volvimos a la actualidad para disfrutar del ambiente de El Tubo. Para ello nos sumergimos en el casco histórico de la ciudad, repleto de bares y restaurantes.

Un día en Zaragoza
Un día en Zaragoza

 

Restaurante japonés Uasabi

Entre los muchos bares que había destacaban las propuestas gastronómicas del Restaurante japonés Uasabi, situado en la calle 4 de Agosto nº 18.

Restaurante Uasabi
Restaurante Uasabi

Cuando entramos a este local nos acercamos a la barra y degustamos dos deliciosas especialidades niponas en forma de tapa. Primeramente probamos el Yakitory de pollo (3,50€), unas pechugas de pollo a la plancha servidas en brocheta con salsa de soja, sésamo y unas verduritas.

Yakitory de pollo
Yakitory de pollo

Posteriormente pedimos un Cuenco de arroz, jazmin y solomillo de cerdo con salsa tonkatsu (5,50€). Una especialidad deliciosa, con una buena combinación de sabores.

Cuenco de arroz, jazmin y solomillo de cerdo con salsa tonkatsu
Cuenco de arroz, jazmin y solomillo de cerdo con salsa tonkatsu

En conclusión, realizamos una aproximación satisfactoria a la comida japonesa de calidad que elaboraba el Restaurante Uasabi de Zaragoza.

 

Bodegas Almau

Después entramos a uno de los locales con mas solera de Zaragoza, Bodegas Almau, en la Calle Estébanes, 10.  Este establecimiento clásico tenía sus paredes repletas de botellas de vino a disposición del público.

Además se podían tomar varios tipos de vino a granel, servidos desde unas barricas de madera. Finalmente nos acercamos a la barra y pedimos una copa de Corona de Aragón (1,80€/copa) vino blanco elaborado con uva garnacha blanca de la DO Cariñena.

Restaurante Gamberro

Posteriormente, sin salir de El Tubo, nos dirigimos al Restaurante Gamberro, para descubrir su atrevida cocina fusión aragonesa. La pena es que este verano ha cerrado sus puertas en la Calle del Blasón Aragones nº 6 para trasladarse a un nuevo emplazamiento que abrirán a finales de 2019. Pero nosotros pudimos disfrutar de una agradable experiencia, durante la cual degustamos unos platos creativos y atrevidos.

Restaurante Gamberro de Zaragoza
Restaurante Gamberro de Zaragoza

Cuando entramos en este local nos sorprendió gratamente su decoración repleta de originales grafitis. Después nos acomodamos en su luminoso comedor y degustamos su Menú Gamberro (44€), compuesto por 8 platos sorpresa. En definitiva, una cocina sin complejos directa al paladar que esperamos volver a degustar muy pronto en su nuevo local de Zaragoza.

Apretando las tuercas a nuestro futuro : Café, regaliz y ajo negro
Apretando las tuercas a nuestro futuro : Café, regaliz y ajo negro

Café Rock & Blues

Después de esta estupenda velada gastronómica fuimos a tomar algo al Rock & Blues Café, de la calle 4 de Agosto nº 7-8-9, de la zona de El Tubo.

Café Rock & Blues
Café Rock & Blues

Hay que decir que era un enorme local centrado en el mundo del rock y del blues.  Además estaba decorado con viejos aparatos como un proyector de cine y varios vehículos.

Café Rock & Blues
Café Rock & Blues

Mientras tomábamos una caña de cerveza (2,50€) sentados en unos cómodos sofás vintage, disfrutamos de la buena música que sonaba en el local.

Palacio de la Aljaferia

Para rematar esta jornada dedicada a pasar un día en Zaragoza nos dirigimos hasta el Palacio de la Aljaferia, paseando junto al Río Ebro.

Palacio de la Aljaferia
Palacio de la Aljaferia

Para conocer mejor el Palacio de la Aljaferia nos apuntamos a una visita guiada del edificio (5€). Durante la misma recorrimos las estancias y la historia de esta singular fortaleza.  Concretamente, fue construida para albergar el Palacio árabe de Al-Muqtadir, el poderoso. Además disponia de bellos jardines, grandes salones y una pequeña mezquita.

Posteriormente cayó en manos de las tropas cristianas y el palacio fue ampliado por el rey aragonés Pedro IV el ceremonioso. Además, en los tiempos de la Reconquista, los Reyes Católicos mandaron construir su palacio sobre las dependencias del palacio árabe, como símbolo de poder. En este último destacaban los salones con techos de madera de estilo mudéjar y la compleja techumbre del salón del Trono.

Techumbre del salón del trono
Techumbre del salón del trono

Además, visitamos la Torre del Trovador, que fue utilizada como cárcel desde los tiempos de la Inquisición. Actualmente en el Palacio de la Aljaferia estaban ubicadas las dependencias de las Cortes de Aragón.

Torre del Trovador del Palacio de la Aljaferia
Torre del Trovador del Palacio de la Aljaferia

 

Catedral de la Seo

Una vez finalizada esta visita, regresamos caminando hasta el Puente de Piedra. Pero antes de cruzarlo hicimos una parada para tomar una imagen nocturna de la Catedral de la Seo de Zaragoza, escondida entre un edificio acristalado.

Torre de La Seo de Zaragoza
Torre de La Seo de Zaragoza

Posteriormente cruzamos el Puente de piedra y volvimos la vista atrás para contemplar la silueta de la Torre de la Seo de Zaragoza.

Un día en Zaragoza
Un día en Zaragoza

 

Un día en Zaragoza, paseando entre monumentos y descubriendo los restos de su historia pasada. Además disfrutamos del ambiente de la bulliciosa zona de El Tubo. Allí  visitamos bares con solera, probamos tapas con sabor japonés y descubrimos la nueva cocina aragonesa. Una jornada muy intensa que nos permitió conocer un poco más esta ciudad maña.

 

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

 

 

 

 

 

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.