BBK Music Legends Fest 2016, reunión de leyendas de la música en Sondika

El nuevo evento musical, BBK Music Legends Fest  (Abono  87€ y entrada de día 52€), se celebró los días 10 y 11 de junio en el Centro de La Ola , en Goietxa Bidea, 18 del Barrio de  Izartza de Sondika, un marco incomparable.

BBk Music Legends Fest

BBk Music Legends Fest

El viernes abrió el Festival Amparo Sanchez, ex-Amparanoia, seguida por David Lindley, Corizonas, Elliot Murphy & Band y cerrando la velada, el grupo legendario de tex.mex, Los Lobos.

El sábado acudimos al recinto sobre las 17:15 y cuando entrabamos sonaba la voz rota de Nina Hagen.

Escenario del BBK Music Legends Fest

Escenario del BBK Music Legends Fest

Anteriormente habían actuado Hey Mr Neken con su tributo a The Eagles, los getxotarrak The Fakeband y el incombustible músico de Iparralde Niko Etxart & Hapa Hapa.

El espacio era amplio y llano y contaba con dos barras, un Food Truck, y varios puestos de venta de ropa, camisetas, vinilos y artículos de Lantegi Batuak.

Nina Hagen Band

 

Nos acercamos al escenario, desafiando al sol, que a esas horas calentaba con fuerza y nos situamos en el centro, entre las dos zonas de sillas que estaban instaladas frente a la tarima, donde estaba actuando Nina Hagen con su peculiar look.

Nina Hagen Band

Nina Hagen Band

La cantante alemana estaba sentada en una silla con su guitarra frente a un atril e interpretaba versiones de canciones de todos los tiempos.

Nina Hagen Band

Nina Hagen Band

De la Nina Hagen, que a finales de los setenta debutó con su disco “Nina Hagen Band”, donde destacaba su chorro de voz  y la fuerza de sus canciones cantadas en alemán, solo quedaba el atrevido peinado y la indumentaria colorista.

Nina Hagen

Nina Hagen

Iba acompañada  de un elenco de músicos que la arropaban en sus interpretaciones de versiones de todos los estilos.

Nina Hagen

Nina Hagen

Durante su actuación  nos regaló algunas de las poses que la hicieron famosa entre las huestes punk del siglo pasado.

Nina Hagen

Nina Hagen

También nos mostró su faceta más teatral con sus movimientos y gestos, que intentaron llevarnos a la época donde Nina  rompió todos los moldes de lo convencional con su voz de ópera puesta al servicio del movimiento punk setentero.

Nina Hagen

Nina Hagen

El público despidió con aplausos  a una Nina Hagen, que amenizó la tarde soleada con una actuación muy personal.

Bob Geldof

 

Un Bob Geldof, con su pelo plateado, apareció sobre el escenario con unas gafas de sol azules de espejo y embutido en un traje azul brillante que escondía una camisa negra de topos blancos.

Bob Geldof

Bob Geldof

Todo un gentleman irlandés que arranco la sonrisa del público y comenzó con fuerza su concierto.

Bob Geldof

Bob Geldof

Iba acompañado por un grupo musical que sonaba muy compacto, donde destacó  la figura del encargado de tocar el violin, la flauta, la mandolina y varios instrumentos más.

Bob Geldof, del que no teníamos referencias recientes de sus andanzas musicales, sorprendió con sus interpretaciones y se notaba que estaba disfrutando del momento.

Bob Geldof

Bob Geldof

Mezcló melodías irlandesas con canciones más rockeras e incluso se estiro con alguna jam sesión, donde se lucieron los músicos que le acompañaban.

Bob Geldof

Bob Geldof

El momento más esperado llego cuando Bob Geldof se quitó la chaqueta y comenzaron a sonar las notas del piano de la canción “I don´t like Mondays”, que ha sido infinitamente pinchada desde que la editara con su grupo The Boomtown Rats, a finales de los setenta.

Bob Geldof

Bob Geldof

Todo un himno que consiguió levantar de sus asientos al público, que coreó el conocido estribillo.

Bob Geldof

Bob Geldof

Una actuación memorable de Bob Geldof y su banda que caló entre el público que cantó, bailó y aplaudió al músico irlandés. Un buen concierto.

Abasotas Food Studio

 

Llegó la hora del avituallamiento y entre el bocadillo de salchichas y los sandwiches del Abasotas Food Studio, nos decantamos por estos últimos.

Abasotas Food Studio

Abasotas Food Studio

Un espacio muy coqueto en cuyo interior varios jóvenes preparaban con rapidez unos sandwiches muy apetitosos y bien presentados. Probamos  dos de sus especialidades:

El  SandwichTxintxorro (7€)  que llevaba bacon, queso fundido, rúcula, salsa pesto y tomates secos dentro de unas hogazas de pan muy rico.

El Sandwich Galea (7€) con pollo marinado, cebolla y rúcula. Entraba muy bien.

Llegamos tarde para probar su postre estrella, el Cheesecake (2€) que se les había acabado.

Una comida rápida con buen sabor y muy bien preparada en la furgoneta de Abasotas, regentado por unas dependientas muy simpáticas.

Graham Nash

 

La mayoría de los asistentes eran maduritos y se conocían la historia y las canciones de los músicos que completaban el cartel.

Graham Nash y Shane Fontayne

Graham Nash y Shane Fontayne

Llego la hora de la actuación de Graham Nash, antiguo componente del famoso trío vocal Crosby, Still and Nash al que se incorporó durante una temporada el gran Neil Young.

Graham Nash

Graham Nash

Salió al escenario junto a Shane Fontayneque le acompaño a la guitarra  y a los coros.

 Shane Fontayne

Shane Fontayne

Desde el principio Graham Nash dejo patente su profesionalidad y su pasión por la música y las letras con mensaje.

Graham Nash

Graham Nash

Presentaba su último trabajo “This Path tonight”, publicado en abril de este año y donde se mantenía el estilo del músico británico, con nacionalidad norteamericana.

Graham Nash, amarrado a su guitarra y tocando el piano, desgranó canciones melódicas, baladas y hubo algún momento donde el ritmo subió de tono.

Graham Nash

Graham Nash

Sus canciones engancharon al público que se olvidó de que solo había dos músicos sobre el escenario.

Graham Nash y Shane Fontayne

Graham Nash y Shane Fontayne

Los momentos más vibrantes llegaron cuando interpretó algunas de  las canciones de la etapa junto a  sus compañeros Crosby, Still and Young, que los mas fieles seguidores del compositor tararearon y guardaron  para el recuerdo.

Graham Nash

Graham Nash

Un buen concierto de Graham Nash, que a pesar de su edad, se notaba que estaba deseando complacer a sus seguidores. Un ejemplo de constancia y profesionalidad.

Jethro Tull

 

La luna hacía su aparición anunciando la llegada de la noche y la gente se arremolino alrededor del escenario para asistir al concierto de Jethro Tull, comandado por Ian Anderson y su flauta travesera.

Ian Anderson

Ian Anderson

No se hizo esperar y apareció con un pañuelo en la cabeza, sujetando su instrumento metálico al compás que le marcaban los componentes de su grupo de músicos.

Ian Anderson

Ian Anderson

Sonaron las primeras notas de la flauta, que Ian Anderson tocaba en la postura sobradamente conocida, levantando una pierna  con gesto de iniciar el baile, como hacían los juglares de la Edad Media.

Ian Anderson

Ian Anderson

Sonaron sus viejos éxitos, con su inconfundible aire campestre, envueltos en sonidos rockeros.

Ian Anderson y guitarrista

Ian Anderson y guitarrista

Todo giraba alrededor del omnipresente Ian Anderson, que realizó varias arrancadas soplando su flauta para levantar al público.

Ian Anderson

Ian Anderson

En otros momentos se enfundó el traje de trovador para recitar sus letras  ralentizando el ritmo del concierto.

Ian Anderson

Ian Anderson

Este músico escoces revolucionó el mundo del rock, haciendo protagonista a la flauta travesera, que tocaba dando saltos por el escenario.

Ian Anderson

Ian Anderson

Ian desaparecía del escenario de vez en cuando para retomar fuerzas mientras sus músicos se alternaban para realizar unos solos de gran nivel.

Como no podía ser de otra manera, sonó “Aqualung”, su canción más conocida, que hizo las delicias de los asistentes que la corearon y bailaron con pasión, intuyendo que el concierto llegaba a su fin.

Ian Anderson

Ian Anderson

Jethro Tull, es decir Ian Anderson y sus músicos, cumplió su papel y mostró lo que sus seguidores querían ver.

Despedida de Jethro Tull

Despedida de Jethro Tull

Camiseta del BBK Music Legends Fest

Camiseta del BBK Music Legends Fest

BBk Music Legends Fest, un evento de nuevo cuño, que hacía falta en el panorama de los festivales de verano, para dar la oportunidad a los antiguos y nuevos seguidores de grupos, que triunfaron en los años setenta y ochenta, sin olvidarse de los nuevos grupos locales y nacionales que están en la cresta de la ola por su buen hacer.

Una buena propuesta que esperamos tenga continuación.

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz

Deja un comentario