Tapas creativas en el corazon de Pamplona Iruña

Un domingo caluroso de junio, aprovechando nuestro paso por la ciudad de Pamplona / Iruña, aparcamos cerca de la Plaza de toros y nos dirigimos hacia el casco histórico de esta acogedora localidad navarra.

Entramos por la famosa Calle Estafeta, muy conocida por los encierros de las Fiestas de San Fermin y por sus bares y restaurantes, donde se podía realizar una primera toma de contacto con la gastronomía navarra.

Calle Estafeta de Pamplona Iruña

Calle Estafeta de Pamplona Iruña

 

Bar Gaucho

En la primera intersección a la izquierda se veía una gran multitud de gente alrededor de un bar y nos acercamos para comprobar cual era el motivo. Pasamos al interior del Bar Gaucho, situado en la Calle Espoz y Mina 7, y comprobamos que ofrecían una gran variedad de tapas y pinchos protegidos bajo una vitrina de cristal.

Bar Gaucho de Pamplona Iruña

Bar Gaucho de Pamplona Iruña

Pedimos una caña de cerveza Kronenbourg 1966 (2€) bien tirada y en su temperatura idónea, que entraba muy bien.

 

Vimos que mucha gente se decantaba por un pincho expuesto en la barra con una presentación muy llamativa. Era el Huevo trufado a baja temperatura sobre una crema de setas y decorado con patatas paja y sal de jamón (3,20€) servido en un vaso de cristal. Una delicia que se podía comer mezclando todos los ingredientes o degustando cada uno por separado.

Huevo trufado a baja temperatura

Huevo trufado a baja temperatura

También servían pinchos elaborados al momento en la cocina, por lo que pedimos ayuda al camarero y nos decidimos por dos especialidades frías.

Comenzamos por el Pincho de Esturíon per sé de Navarra en dos texturas (3,20€), con el que habían obtenido el Premio Gourmet de la Semana del Pincho de 2014.

Un bocado delicado compuesto de un filete de esturión ahumado criado en una piscifactoría de Yesa acompañado por una crema de esturión con jengibre, sobre una tosta de arroz y aderezado por una vinagreta de encurtidos y adornado con la flor del pensamiento. Todos los ingredientes resaltaban el sabor del pescado, consiguiéndose un pincho sabroso y fresco.

Esturion per sé de Navarra en dos texturas

Esturion per sé de Navarra en dos texturas

También probamos el Pincho de Anguila ahumada con tomate natural en dos texturas (3,50€), donde el filete de anguila ahumada descansaba sobre una tosta crujiente untada con tomate natural y acompañada por un dado de  gelatina de tomate con aceite de oliva virgen extra. Un gran pincho con un sabor exquisito.

Anguila ahumada con tomate natural en dos texturas

Anguila ahumada con tomate natural en dos texturas

 

La Cocina de Alex Múgica

Salimos del Bar Gaucho con un buen sabor de boca y nos dirigimos de nuevo a la calle Estafeta. bajamos caminando hasta llegar al Restaurante La Cocina de Alex Múgica, situado en los bajos del Gran Hotel La Perla, con entrada independiente por la Calle Estafeta nº 24.

La Cocina de Alex Múgica

La Cocina de Alex Múgica

Entramos en el Bar y atravesamos un amplio espacio con mesas y sillas, preparado para poder degustar cómodamente las especialidades, que se servían en una barra situada al fondo del local. Un sitio muy acogedor donde destacaba la original decoración del techo.

 

Nos acomodamos en una mesa del comedor y pedimos una caña de Cerveza Estrella Galicia (2€), bien tirada y de un sabor suave y refrescante.

 

Repasamos la carta de las originales y vanguardistas especialidades servidas en pequeño formato y elegimos varios pintxos calientes y frios que preparaban al momento:

Comenzamos la degustación con la joya de la corona, el “Markalao” (3,50€), que era una recreación de las tradicionales patatas con bacalao, presentadas en forma de milhojas con unas capas crujientes de piel de bacalao y unas capas elaboradas con plancton de color verde, que le daba un sabor a mar impresionante. Esta creación tan moderna y su sabor sorprendente consiguió el galardón del “Pintxo txapeldun de Euskal Herria 2015“.

Pintxo Markalao

Pintxo Markalao

Continuamos con las Migas, patata y patito (3,10€), una delicia servida en una pequeña cazuelita, donde los ingredientes combinaban perfectamente.

Migas, patata y patito

Migas, patata y patito

Aceptamos la recomendación del camarero y pedimos la Fideuá de callos y hongos (3,10€) presentada en una coqueta paellera. Una buena elección donde destacaba la atrevida conjunción del sabor de los callos y de los hongos mezclados con la pasta al dente.

Fideuá de callos y hongos

Fideuá de callos y hongos

Pedimos Alubias blancas con pulpo a la parrilla (3€), con un sabor y una textura delicada, donde las alubias estaban bien cocinadas con su guindilla y todo y se remataba el plato con un sabroso pulpo a la parrilla. Una especialidad para recordar.

 Alubias blancas con pulpo a la parrilla

Alubias blancas con pulpo a la parrilla

Seguimos con el plato Huevo, hongos, foie y patata al aroma de trufa ( 2,90€), una delicia servida dentro de la cáscara original esterilizada de un huevo, simplemente espectacular.

Huevo, hongos,foie y patata al aroma de trufa

Huevo, hongos, foie y patata al aroma de trufa

Los pinchos se realizaban al momento y salían de la cocina con prontitud para ser degustados por los comensales situados en la barra, en las mesas altas del bar o en el comedor.

Atacamos rápidamente a otra de las especialidades creadas por Alex Múgica, Anchoas con txangurro en lata (2,90€) con el que consiguieron bajo el nombre de “Texturas del Gaucho” el Premio de Bronce en la Semana del Pincho de Navarra 2010. Un placer para el paladar.

Anchoas con txangurro en lata

Anchoas con txangurro en lata

El siguiente pintxo que probamos fue el Solomillo de cerco con trinxat de berza (3€), la carne en su punto acompañada con una especie de tortilla de patatas y berza de origen catalán. Muy buena la combinación.

Solomillo de cerco con trinxat de berza

Solomillo de cerco con trinxat de berza

Finalizamos con un postre en formato mini, la Huerta de chocolate, con frutas y frutos del bosque (2,80€), un buen remate a esta degustación gastronómica en pequeño formato, donde el ganache de chocolate se mezclaba con la fruta en la boca.

Huerta de chocolate, con frutas y frutos del bosque

Huerta de chocolate, con frutas y frutos del bosque

 La Cocina de Alex Múgica y el Bar Gaucho dos buenos motivos para acercarse a la famosa Calle Estafeta y correr detrás de estas pequeñas creaciones gastronómicas  elaboradas con productos pegados a la cocina tradicional, en el mismo corazón del casco antiguo de Pamplona / Iruña.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s