Qué ver en Cádiz y donde comer

En uno de nuestros viajes por Andalucía descubrimos qué ver en Cádiz y donde comer, paseando por sus playas, su casco histórico y degustando sus tapas, en esta ciudad abierta y con mucha historia.

Qué ver en Cádiz y donde comer

Qué ver en Cádiz y donde comer

Durante nuestra visita a esta bella ciudad andaluza descubrimos varios de los encantos de Cádiz.

Es decir, disfrutamos del ambiente de sus playas, deambulamos por las calles de la vieja ciudad amurallada y probamos la gastronomía local en forma de tapas.

Un día en Cádiz
Qué ver en Cádiz y donde comer

Playas de Cádiz

Comenzamos disfrutando del ambiente de varias de las playas de Cádiz, bañadas por las aguas del Atlántico.

Playa de Santa María del Mar
Playa de Santa María del Mar

Playa de las Mujeres o Santa María del Mar

En primer lugar nos dirigimos a la Playa de las Mujeres o Santa María del Mar, pegada a la vieja muralla de la ciudad. Estaba resguardada por dos espigones y era muy frecuentada por los gaditanos, que abarrotaban su arenal.

Playa de Santa María del Mar
Playa de Santa María del Mar

Playa de la Victoria

A continuación se encontraba la Playa de la Victoria, una playa urbana de 2,5 km de longitud. Después de darnos un chapuzón nos aposentamos junto a un muro para disfrutar tomando el sol.

Playa de la Victoria de Cádiz
Playa de la Victoria de Cádiz

Durante nuestra estancia en esta playa pasaron varios vendedores con sus carros cargados de bebidas y comida. Finalmente compramos unos camarones cocidos (3€), un cangrejo de mar (1€) y una lata de cerveza (1€) bien fría.

Un día en Cádiz
Qué ver en Cádiz y donde comer

Playa de la Cortadura

Después de darnos varios baños en las tranquilas aguas atlánticas, paseamos en dirección a la Fortaleza de la Cortadura, situada en la Playa de la Cortadura, una extensa playa natural de 4 kilómetros de arena y roca.

Playa de la Cortadura
Playa de la Cortadura

Playa de Torregorda

Continuamos caminando hasta la Playa de Torregorda, donde comenzaba la zona militar de Torregorda que ocupaba esa parte de la playa. Como era una zona militar restringida, no se podía pasar andando hasta la Playa de San Fernando.

Playa de Torregorda

Playa de la Caleta

Por la tarde visitamos la famosa Playa de la Caleta, situada entre el Castillo de Santa Catalina y el Castillo de San Sebastián. A esas horas estaba más tranquila y desde allí contemplamos el reflejo del sol sobre el océano.

Playa de la Caleta en Cádiz

Casco Histórico de Cádiz

Después de estos momentos playeros recorreremos el Casco Histórico de Cádiz accediendo desde la Puerta de Tierra, un vestigio de la antigua muralla de la ciudad, situada junto a la Playa de Santa María del Mar. La Puerta de Tierra disponía de una bóveda central, una torre y un paseo superior. Además albergaba en su interior el Museo Taller Litográfico y el Museo Iberoamericano del Títere.

Puerta de Tierra

Enseguida nos internamos en el Barrio del Pópulo por las estrechas calles peatonales de Cádiz contemplando los viejos edificios de la ciudad, que contaban con patios muy llamativos.

Qué ver en Cádiz y donde comer

Teatro romano de Cádiz

Junto al Paseo del Vendaval se encontraba el Yacimiento arqueológico del Teatro romano, que fue construido hacia el año 70 a.C.

Teatro romano

Además desde el exterior se podían contemplar las réplicas de dos sarcófagos antropoides (siglo V a. C.) cuyos originales estaban expuestos en el Museo Arqueológico de Cádiz.

Plaza Fray Félix

Continuando en el Barrio del Pópulo pasamos por la curiosa Plaza Fray Félix, que se encontraba detrás de la “Catedral Vieja“, actualmente denominada Iglesia de Santa Cruz. Contaba con una escalinata y un humilladero de forma cilíndrica dedicado a la Santa Cruz.

Plaza Fray Félix

Plaza de la Catedral

Poco a poco nos fuimos acercando hasta la Plaza de la Catedral, el centro neurálgico de la parte vieja gaditana, por donde pasaban la mayoría de los visitantes de la ciudad. Esta plaza estaba presidida por la Catedral de la Santa Cruz de Cádiz de estilo barroco y neoclásico, construida entre los años de 1722 y 1838.

Junto a las escaleras de la Catedral se encontraba el Arco de la Rosa (siglos XIII-XV) una puerta de la antigua muralla. Su nombre procedía de la desaparecida Capilla de la Virgen de la Rosa, ubicada junto a este arco, donde rezaban los reos antes de ser ajusticiados.

Arco de la Rosa

Plaza de las Flores

Después nos adentramos por la calle Compañía para pasear hacia la bulliciosa Plaza de las Flores, donde había varios puestos de flores, bares, varios restaurantes y freidurías de pescado y marisco al peso. Estaba presidida por una estatua dedicada al escritor gaditano Lucio Junio Moderato.

Plaza de las Flores

Mercado de abastos

Bordeamos el edificio de Correos de 1930 y tomamos por la Plaza de la Libertad, presidida por el Mercado Central construido en 1830 y que había sido restructurado en varias ocasiones. En su interior, además de los puestos de alimentación, también estaba ubicado el Rincón Gastronómico, con varios locales de hostelería donde se podían degustar los productos típicos gaditanos.

Mercado Central de Cádiz

Torre Tavira 

Luego nos acercamos hasta la Torre de Tavira (7€), donde se podía acceder hasta un espectacular mirador, situado en lo alto de esta torre vigía de 45 metros de altura, desde donde se divisaba toda la ciudad. Además contaba con el atractivo de la Cámara Oscura, que proyectaba una imagen viva y en movimiento de lo que sucedía en el exterior.

Torre de Tavira de Cádiz

Gran Teatro Falla

Continuamos nuestro paseo hasta el emblemático Gran Teatro Falla, situado en la Plaza Fragela, s/n, epicentro del Carnaval de Cádiz.

Gran Teatro Falla
Gran Teatro Falla

Barrio Las Viñas

También nos adentramos en el popular barrio pesquero de Las Viñas, muy conocido por sus vistosos edificios, sus pintorescas plazas y sus bares de tapas.

Barrio Las Viñas

Nos acercamos hasta la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma, desde donde partía la concurrida calle Virgen de la Palma, que nos conducía directamente hasta la Playa de La Caleta.

Iglesia de la Palma en Cádiz
Iglesia de la Palma en Cádiz

En esta pequeña playa urbana de Cádiz disfrutamos del ambiente gaditano y paseamos junto a la orilla.

Playa de la Caleta en Cádiz

Plaza del Ayuntamiento

Después de disfrutar del ambiente del Barrio de Las Viñas regresamos callejeando hasta la Plaza de la Catedral. Desde allí continuamos por la concurrida Calle Pelota y desembocamos en la Plaza de San Juan de Dios, donde se ubicaba el Ayuntamiento de Cádiz, de cara al Puerto.

Ayuntamiento de Cádiz
Ayuntamiento de Cádiz

Si se dispone de tiempo es muy aconsejable acercarse desde esta plaza hasta el puerto gaditano para realizar un paseo en el barco de la línea regular la Bahía de Cádiz hasta El Puerto de Santa María o a Rota.

Además se disfruta de una bonita vista de la ciudad de Cádiz desde el barco.

Cádiz desde el barco

Donde comer en Cádiz

Después de recorrer las playas y las calles del casco histórico de esta ciudad andaluza, no podíamos irnos de Cádiz sin probar la gastronomía local. Visitamos seis locales, tres bares de tapas tradicionales, una bodeguilla, un restaurante de cocina de autor y un chiringuito playero.

Tapa de Ensaladilla rusa
Donde comer en Cádiz

Bar El Laurel

En primer lugar nos pasamos por el Bar El Laurel, en la Calle Obispo Urquinaona nº 3, que estaba muy cerca de la Plaza de la Catedral. Era un bar a la vieja usanza donde servían tapas para todos los gustos.

Bar El Laurel

Nos acomodamos frente a una ventana y pedimos una Caña de cerveza (2,50€), con una tapa de aceitunas. Después elegimos varias tapas de entre las que aparecían en una pizarra colgada de la pared.

Comenzamos con una Tapa de Berza serrana (3€) y una Tapa de Salpicón de Marisco (3€).

También probamos los Boquerones fritos (3€) y una Tapa de Morrillo de atún a la plancha con pimientos (3,50€).

Contraseña by Código de Barra

Nuestra siguiente parada gastronómica estaba muy cerca, el Restaurante Contraseña by Código de Barra, situado en la Plaza de la Candelaria 12.

Contraseña by Código de Barras

Este moderno restaurante realizaba una cocina de autor fusionando los sabores locales con la cocina peninsular e internacional.

Al frente de este local estaban el chef León Griffioen y Paqui Márquez en sala, que también eran los responsables del Restaurante Código de Barra de la calle San Francisco 7 de Cádiz.

Cocina a la vista del Código de Barra
Cocina de Contraseña by Código de Barra

Cuando entramos a este coqueto restaurante nos acomodamos en una mesa frente a la cocina a la vista y pedimos una copa de Iceni (3,75€) un vino tinto con cinco meses de barrica elaborado en Arcos de la Frontera con uvas tintilla y sirah. A continuación nos sirvieron dos aperitivos en forma de Nuestra aceituna y Paniza melada con foie.

Luego degustamos unas exquisitas Tortillitas de Camarones (2€/unidad) acompañadas de una salsa brava. Fue un acierto, con una presentación atrevida, un sabor exquisito y una textura crujiente.

Tortillitas de Camarones

Después probamos un delicioso y refrescante Gazpachuelo de garbanzos con un tartar de gambones (12,75€) que nos lo sirvieron emplatado individualmente.

Gazpachuelo de garbanzos

También disfrutamos del sabor de la Pluma ibérica (19,50) preparada al punto y servida en dos platos.

Pluma ibérica

Finalizamos este momento gastronómico en el Restaurante Contraseña by Código de Barra con un sorprendente Helado de queso de cabra sobre una cama de manzana (8,75€). También tuvieron el detalle de emplatarlo individualmente.

Taberna La Manzanilla

Siguiendo el consejo de unos amigos de San Fernando que conocimos en un bar, visitamos la Taberna La Manzanilla, en la Calle Feduchy, 19. Una auténtica bodeguilla donde se despachaban una gran variedad de vinos gaditanos, directamente desde unas botas de roble.

Taberna La Manzanilla de Cádiz
Taberna La Manzanilla de Cádiz

Nos acomodamos en la barra y pedimos una copa de manzanilla fina envejecida 3 años (1,20€) y una copa de amontillado viejo con 27 años de barrica (3€). 

Taberna La Manzanilla de Cádiz
Taberna La Manzanilla de Cádiz

Además nos sirvieron de tapa unas aceitunas, como tenían costumbre en este local tan curioso y que mereció la pena visitar.

Manzanilla y amontillado
Manzanilla y amontillado

Ultramarinos Bar El Veedor

Siguiendo con los bares tradicionales visitamos Ultramarinos Bar El Veedor, en la calle Veedor esquina con Vea Murguía 10. Cuando entrabas en este curioso local te encontrabas un mix entre tienda de ultramarinos y bar, donde se podían comprar o degustar chacinas, quesos, tortillas y tapas calientes.

En nuestro caso pedimos una Tapa de Ensaladilla rusa y una Tapa de Lomo en manteca que comimos junto a la barra, contemplando las baldas y las vitrinas llenas de deliciosos productos de alimentación.

Casa Orozco

Durante nuestro paseo por el Barrio de las Viñas descubrimos el Bar Casa Orozco, en la Calle Pericón de Cádiz, 16, un local muy concurrido por los vecinos de este barrio gaditano.

Bar Casa Orozco de Cádiz
Bar Casa Orozco de Cádiz

Sentados frente a la barra probamos una ración de Almendritas fritas o choco pequeños y una Tapa de morena en adobo, disfrutando del ambiente de este barrio gaditano. Unas especialidades tradicionales de esta ciudad, con un sabor delicioso.

Chiringuito Nahu Beach

Para finalizar el apartado gastronómico de nuestra visita a Cádiz hablaremos del Chiringuito Nahu Beach de la Playa de la Cortadura, un local con música y un ambiente muy cool.

Restaurante Nahu Beach

Nos sentamos en una pequeña mesa de la terraza y tomamos una caña de Cerveza con una tapa de aceitunas verdes. Además, pedimos una Ensalada de tomates de verano y sardinas ahumadas, con queso de ricota, estragón y piparras, con una vinagreta de Jerez.

Durante nuestra visita a esta ciudad andaluza descubrimos qué ver en Cádiz y donde comer, disfrutando de sus playas, su casco histórico y sus tapas. Seguro que volveremos pronto para seguir disfrutando de más rincones con encanto en Cádiz.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Autor: yendoporlavida

Somos Txema y Esther, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad que visitamos. Apostamos por el turismo sostenible realizando rutas de senderismo, degustando la gastronomía local, disfrutando de conciertos y festivales de música y participando en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Generamos contenido orgánico contando solo experiencias positivas desde nuestro punto de vista y esperamos que sean útiles e interesantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.