Ruta Río Majaceite desde El Bosque a Benamahoma

Uno de los días de verano que pasamos en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, en la provincia de Cádiz, lo dedicamos a realizar un paseo desde El Bosque hasta Benamahona, siguiendo la Ruta Río Majaceite, afluente del río Guadalete.

Mapa de la Ruta del Río Majaceite
Mapa de la Ruta del Río Majaceite

Para llegar al sendero, salimos de El Bosque en dirección Arcos de la Frontera y antes de salir del pueblo, a la altura de la plaza de toros, tomamos por una carretera a la derecha, junto al Hotel Las Truchas. A unos 600 metros encontramos el inicio de la ruta y aparcamos en las inmediaciones del Albergue Juvenil “El Bosque”.

 

Ruta Río Majaceite

La ruta Río Majaceite discurría desde las afueras de El Bosque hasta Benamahoma, cubriéndose loskilómetros que separaban ambas localidades en unas dos horas, caminando pegados al río hasta su nacimiento.

Inicio de la Ruta del Rio Majaceite desde El Bosque
Inicio de la Ruta del Rio Majaceite desde El Bosque

Comenzamos la ruta muy cerca del Albergue Juvenil El Bosque entrando por una zona arbolada, donde la gente acudía para bañarse y realizar actividades de ocio.

Zona de baño y ocio
Zona de baño y ocio

Caminando por el río

Como estábamos en verano y hacía calor, decidimos recorrer tramos por el sendero marcado y tramos por el interior del río, para tener otra visión del trazado de la ruta del Río Majaceite y refrescarnos en sus aguas frescas y cristalinas.

Aguas cristalinas del río Majaceite
Aguas cristalinas del río Majaceite

Dejamos a la derecha las instalaciones de una piscifactoría de truchas y retomamos el sendero para continuar caminando rodeados de vegetación, sin perder de vista el curso del río.

Sendero entre árboles
Sendero entre árboles

El sendero de la ruta Río Majaceite estaba bien marcado y transcurría por espacios arbolados y frescos siendo era apto para todas las edades.

Ruta Río Majaceite
Ruta Río Majaceite

Llegamos a una pequeña presa y como vimos que el río no tenía mucha profundidad y estaba bastante despejado de maleza, decidimos continuar por el interior de su cauce.

Presa en el río Majaceite
Presa en el río Majaceite

Las aguas bajaban tranquilas y era una gozada caminar sobre el agua fresca y transparente, rodeados de piedras y árboles.

Caminando por las aguas del río Majaceite
Caminando por las aguas del río Majaceite

Continuamos por el agua hasta que llegamos a un tramo, donde la vegetación cerraba el paso por el interior del río. Salimos al camino a la altura de un aparcamiento de tierra.

Salida del río al camino
Salida del río al camino

 

Sendero bien indicado 

Allí apareció un cartel indicando que nos quedaban 3 kilómetros hasta Benamahoma, y retomamos el camino de la ruta Río Majaceite, internándonos en una zona arbolada, sin dejar de ver el río Majaceite.

Cartel de la Ruta del río Majaceite
Cartel de la Ruta del río Majaceite

Durante el trayecto se podían apreciar sauces, chopos, fresnos, olmos y alguna que otra higuera salvaje.

Atravesamos una plataforma de madera y varios puentes que cruzaban el río, disfrutando del paisaje que iba cambiando según avanzábamos hacia Benamahoma.

Continuamos el recorrido escuchando el ruido del agua que se precipitaba siguiendo su curso natural y de vez en cuando metíamos los pies para refrescarnos.

Cauce del río Majaceite
Cauce del río Majaceite

Llegamos a una zona más abierta donde confluía otro camino, que venía desde El Jardin Botánico El Castillejo de El Bosque. Desde aquí comenzamos a subir y bajar por un sendero y por algunas escaleras horadadas en la ladera del monte junto al río.

Sendero habilitado en una ladera
Sendero habilitado en una ladera

Saltos de agua y pozas naturales

Esta parte del recorrido de la ruta del Río Majaceite era la más atractiva ya que según íbamos subiendo, el caudal del río iba aumentando y sus aguas bajaban más bravas creando unos pequeños rápidos con bellos saltos de agua.

Saltos de agua en el río Majaceite
Saltos de agua en el río Majaceite

También se formaban multitud de pozas con acceso desde el camino, donde era posible bañarse en plena naturaleza.

Poza en el río Majaceite
Poza en el río Majaceite

El camino discurría entre tramos ascendentes y descendentes bien habilitados que facilitaban el recorrido por zonas sombreadas.

Puente y escaleras
Puente y escaleras

Además, se hacía más patente el bosque en galería, donde los arboles formaban un túnel sobre el río creando un microclima que mantenía el ambiente más fresco y húmedo, ideal para caminar en verano.  

Bosque en galería
Bosque en galería

Durante la travesía atravesamos varios puentes, realizando el recorrido por ambas orillas del río Majaceite, de forma alternativa.

Puente sobre el río Majaceite
Puente sobre el río Majaceite

Subimos por un tramo entre grandes rocas y desembocamos en una amplia explanada arbolada pegada al río, donde la gente aprovechaba para darse un chapuzón.

Viejos molinos abandonados

Muy cerca pasamos junto a los restos de un antiguo molino, que solo conservaba sus paredes. Este edificio se construyo inicialmente para albergar un batán, maquina utilizada para tejer la lana y que utilizaba la fuerza del agua para mover su maquinaria.

Restos de un molino
Restos de un molino

A lo largo de la historia, las aguas del rio Majaceite habían sido utilizadas para mover los molinos, para generar energía y para regar los campos de cultivo.

Cauce del río Majaceite
Cauce del río Majaceite

Continuamos por un bosque, encontrando varias cascadas a nuestro paso y disfrutando bañándonos en las pequeñas pozas que se creaban en el río.

Cascadas y Poza en el río Majaceite
Cascadas y Poza en el río Majaceite

Según nos acercábamos al pueblo de Benamahoma, los desniveles desaparecían y se comenzaban a ver varias casas con sus huertas y frutales.

Antiguo molino en Benamahoma
Antiguo molino en Benamahoma

 

Llegada a Benamahoma

Pasamos un pequeño puente de madera que atravesaba uno de los arroyos que confluían en el río Majaceite y caminamos por el agua aprovechando la poca profundidad y la calma de sus aguas.

Caminando por el río Majaceite
Caminando por el río Majaceite

Llegamos a  una zona de eucaliptos y finalizamos el recorrido subiendo por una plataforma de madera, que nos conduciría a un aparcamiento junto a una rotonda al principio del pueblo de  Benamahoma.

Se podía continuar hasta el nacimiento del río Majaceite y visitar el EcoMuseo del Agua, pero nosotros optamos por tomar algo en la Venta del Bujio, que disponía de una amplia terraza exterior junto al aparcamiento, antes de regresar por el mismo camino hasta El Bosque.

Rotonda de Benamahoma
Rotonda de Benamahoma

La Ruta Río Majaceite que realizamos subiendo por el curso del río desde El Bosque hasta Benamahoma es un paseo de gran belleza, fácil de realizar en un ambiente muy fresco y con la posibilidad de poder bañarse en sus aguas cristalinas.

Aguas del río Majaceite
Aguas del río Majaceite

Un paseo muy recomendable, sobre todo en verano cuando aprieta el calor en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema.

Después del paseo por la ruta Río Majaceite, nos acercamos al centro de El Bosque y picamos algo en el Restaurante & Tapas La Divina, donde degustamos unas tapas muy creativas.

Comedor del Restaurante y Tapas La Divina de El Bosque
Comedor del Restaurante y Tapas La Divina de El Bosque

Texto : Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.