Restaurante La Porticada de Riaza, cochinillo segoviano al horno de leña

En uno de nuestros viajes de Madrid a Bilbao, circulando por la Autovía A1, una vez pasado el Puerto de Somosierra, a la altura de Cerezo de Abajo, salimos por la salida 103 y tomamos la carretera N-110 que después de recorrer 12 kilómetros, nos llevó hasta el pueblo segoviano de Riaza.

En Riaza se celebra en verano el Huercasa Country Festival, un evento de renombre, asociado a ese tipo de música popular americana.

En esta ocasión, nos movía una motivación puramente gastronómica en nuestra visita a esta bella localidad castellana, probar el cochinillo segoviano asado en horno de leña.

Plaza Mayor de Riaza

Plaza Mayor de Riaza

Para ello nos acercamos hasta el corazón del pueblo, en cuya Plaza Mayor circular, presidida por el Ayuntamiento de Riaza, se concentraban varios restaurantes con sus terrazas, donde había mucho ambiente, debido a que era domingo y la climatología acompañaba.

Ayuntamiento de Riaza, en la Plaza Mayor

Ayuntamiento de Riaza, en la Plaza Mayor

Entramos en uno de ellos, el Restaurante La Porticada y nos acomodaron en una mesa junto a una de las vigas de madera, que soportaba el edificio del local.

Restaurante La Porticada de Riaza

Restaurante La Porticada de Riaza

Las paredes de piedra del comedor alternaban con otras pintadas de un color amarillo, que junto con la cuidada iluminación, los cuadros de puertas viejas y las mesas de madera, daban un toque tradicional puesto al día.

Comedor del Restaurante La Porticada

Comedor del Restaurante La Porticada

Mientras repasábamos la carta pedimos una botella de Lágrimas de María (14€), un vino tinto de 2014 con seis meses de barrica de la DOC Rioja. Un vino delicado y refrescante con pretensiones de crianza.

Vino tinto Lágrimas de Maria

Vino tinto Lágrimas de Maria

Una simpática  camarera nos trajo a la mesa un trozo de Pan de hogaza casero y una Tapa de Torrezno (1,50€ por unidad, el pan y la tapa) y le pedimos que nos ayudase a elegir algún plato a modo de entrante.

Comenzamos con una Croqueta de jamón (1,50€/unidad) y una Croqueta de Boletus Edulis (1,60€/unidad). Muy jugosas y con un sabor delicioso.

Croqueta de jamón y Croqueta de Boletus Edulis

Croqueta de jamón y Croqueta de Boletus Edulis

Continuamos con media ración del Revuelto de Morcilla de Burgos (7,50€) presentado como un pastel de morcilla mezclada con huevo y piñones de Pedrajas,  que le daban un toque crujiente y sabroso, coronado por unas patatas paja. Un plato muy logrado que sorprende por sus suavidad en el paladar.

Media de Revuelto de Morcilla de Burgos

Media de Revuelto de Morcilla de Burgos

Llego el momento mas esperado y un jovial camarero nos trajo, en un recipiente de barro, la ración de Cochinillo segoviano (21€) asado en horno con leña de encina.

Cochinillo asado

Cochinillo asado

Era un trozo de costillar dorado con la piel crujiente y su interior blanquecino, muy tierno y jugoso.

Venia acompañado de una Ensalada de tomate y lechuga, que aliñamos con un Aceite de oliva virgen extra y un Vinagre al Pedro Ximenez, ambos de la marca cordobesa Monte Olivos

El camarero lo partió con destreza y nos lo sirvió en dos platos con el jugo del cochinillo.

Media de Cochinillo asado

Media ración de Cochinillo asado

Verdaderamente mereció la pena desviarnos de nuestra ruta para degustar este plato tan segoviano.

En el momento del postre, nos dejamos seducir por una Torrija con helado de chocolate (7€) presentado como un bizcocho borracho, caramelizado y ligeramente quemado. El helado aportaba el punto refrescante. Una especialidad dulce y apetecible.

Torrija casera con helado de chocolate

Torrija casera con helado de chocolate

 

Tomamos un café cortado (1,50€) que venía acompañado por un chupito de licor de hierbas, como detalle de la casa.

Nos quedamos con las ganas de probar el cordero asado en horno de leña, que tenía muy buena pinta y la cecina de Villarramiel y el queso curado de oveja. Lo apuntamos para la próxima vez.

Restaurante La Porticada de Riaza, un local acogedor, con un buen servicio, que conjuga la tradición y la modernidad  y donde tratan con mimo las carnes en su horno de leña.

 

Texto : Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s