De Tapas por Cuenca, probando los vinos de Castilla-La Mancha

En nuestra visita a la ciudad de Cuenca, subimos andando hasta el Casco Histórico por la carretera que iba al Parador y atravesamos el Puente de San Pablo para contemplar de cerca las famosas Casas Colgadas, que se asomaban al cauce del río Huécar.

Casas Colgadas y Puente de San Pablo

Casas Colgadas y Puente de San Pablo

Pasamos junto a estas edificaciones asentadas al borde de la loma,

Casas Colgadas de Cuenca

Casas Colgadas de Cuenca

Paseamos entre calles y llegamos a la Plaza Mayor, presidida por la Catedral.

Catedral de Cuenca

Catedral de Cuenca

Atravesamos la plaza y junto a la Oficina de Turismo, seguimos por la Bajada de San Miguel, un pasadizo que nos llevo a la ladera de la ciudad que se asomaba al cauce del río Júcar.

Cauce del Río Júcar

Cauce del Río Júcar

 

Continuamos andando por esta parte de la ciudad y subimos hasta el Barrio del Castillo, desde donde se apreciaban unas maravillosas vistas de la cuidad.

Vista de Cuenca desde el Barrio del Castillo

Vista de Cuenca desde el Barrio del Castillo

Después bajamos por las calles empedradas, disfrutando de la belleza de los edificios que atesoraban mucha historia entre sus muros.

Llegamos de nuevo a la Plaza Mayor, donde cruzamos el arco del Ayuntamiento para dirigirnos al centro de la ciudad, en la parte baja de Cuenca.

Arcos del Ayuntamiento de Cuenca

Arcos del Ayuntamiento de Cuenca

Restaurante Las Brasas

 

En el camino nos encontramos con el Restaurante Las Brasas, en la Calle Alfonso VIII nº 105., muy concurrido por celebrarse una boda en las inmediaciones del restaurante.

Coche de los novios

Coche de los novios

Era un local tradicional que disponía de una parrilla con brasas al fondo de la barra. Pedimos una Caña de Cerveza (1,20€) muy bien tirada  y el camarero nos dejó en la barra una Tapa de Revuelto de lacón, que estaba recién hecho.

Cervezas y Tapa de Revuelto de lacón en Las Brasas

Cervezas y Tapa de Revuelto de lacón en Las Brasas

Nos explicó que en los bares de Cuenca era habitual poner una tapa a modo de aperitivo con cada consumición. Nos gustó esta tradición y decidimos hacer un recorrido por los bares conquenses y probar los vinos de esta zona, degustando las tapas de cada establecimiento.

Taberna Mesón Puerta de Valencia

 

Llegamos hasta el cauce del rio Huécar, en la parte baja de la ciudad y nos dirigimos a la Taberna Mesón Puerta de Valencia, en la Calle del Padre Ricardo Rábanos nº2 junto a la Puerta de Valencia.

Taberna Mesón Puerta de Valencia

Taberna Mesón Puerta de Valencia

El local estaba situado en un amplio callejón y se accedía subiendo por unas escaleras, en cuyos descansillos estaba instalada una terraza exterior con varias mesas. En el interior frente a la barra había un comedor decorado con mucho gusto.

Tapa de Croquetas y Torreznos del Mesón Puerta de Valencia

Tapa de Croquetas y Torreznos del Mesón Puerta de Valencia

Pedimos una copa de Mesta 2015 (1,20€) vino tinto joven de la DO Uclés, fresco y con toques a frutos rojos, muy fácil de beber. Vino acompañado por una Tapa de croquetas y torreznos, todo muy bueno. El ambiente era desenfadado y los camareros atendían con amabilidad.

Vino tinto Mesta 2015

Vino tinto Mesta 2015

Vinoteca WH- Wine House 

 

Continuamos por la Calle Las Torres y en el número 22 entramos en la Vinoteca WH- Wine House, un espacio dedicado al mundo del vino con barricas a modo de mesas y con varias estanterías llenas de botellas de vino de todas las regiones de España, donde dedicaban una atención especial a los vinos de Cuenca y alrededores.

Vinoteca WH-Wine House

Vinoteca WH-Wine House

Los actuales propietarios, una pareja joven, atendían con simpatía a los clientes que nos acercábamos para conocer algo mas de los vinos de lCastillaLa Mancha.

Vinoteca WH-Wine House

Vinoteca WH-Wine House

Les pedimos consejo y nos sirvieron  una copa de Paso a Paso 2014 (1,80€), un vino tinto con un sabor aterciopelado y una copa de Checa 2008 (1,80€), con un sabor tostado especial que no dejaba indiferente, ambos vinos 100% uva tempranillo  con seis meses de barrica de la Denominación Vino de la Tierra de Castilla.

Vinos tintos Paso a Paso y Checa

Vinos tintos Paso a Paso y Checa

Como aperitivo nos pusieron una Tapa de Tortilla de patata, un Canapé de Crema de lomo y unas patatas fritas.

Vino tinto y Tapa de Tortilla en el Wine House

Vino tinto y Tapa de Tortilla en el Wine House

Mientras degustábamos los vinos y la tapa hablamos con la pareja sobre el mundo del vino y la evolución que estaba tomando en la actualidad, con nuevas propuestas y proyectos interesantes.

Barra de la Vinoteca WH-Wine House

Barra de la Vinoteca WH-Wine House

Al final nos animaron a probar una copa de Garnacha Centenaria 2015 (2,40€), un vino tinto joven con algo de barrica elaborado principalmente con uva garnacha en la DO Campo de Borja. Mereció la pena saborear este vino con un sabor delicado y afrutado, que rompía con su equilibrio los mitos del sabor áspero de la uva del tipo garnacha.

Vino tinto Garnacha Centenaria 2015

Vino tinto Garnacha Centenaria 2015

La Vinoteca WH-Wine House de Cuenca, un lugar de encuentro para los que tengan curiosidad o pasión por el vino.

Bar Restaurante Tukutuku

 

Continuamos nuestra ruta de tapas y llegamos al Bar Restaurante Tukutuku, en Calle Las Torres nº 30, que hacía esquina y disponía de una terraza  exterior y una gran cristalera.

Bar Tukutuku

Bar Tukutuku

Nos sentamos en una mesa alta frente a la barra y pedimos una copa de Dominio de Fontana 2014, (1,50€) vino tinto elaborado con uvas tempranillo y sirah, con seis meses de barrica de la DO Uclés, muy suave y con toques a frutos rojos. Aquí nos pusieron una Tapa de Chorizo frito caliente y una Tapa de Burifarra frita con una original mini-croqueta. Todo muy bueno.

Vino tinto y Tapas de Chorizo y Butifarra en el Tukutuku

Vino tinto y Tapas de Chorizo y Butifarra en el Tukutuku

De vez en cuando aparecían por la barra los cocineros trayendo las tapas desde la cocina. Era una gozada que las tapas se hiciesen al momento.

Cervecería La Paca

 

Nos dirigimos a la zona de la Cuesta de San Francisco, famosa en la ciudad por sus bares de tapas. Entramos en la Cervecería la Paca, Calle San Francisco nº 16, un local muy acogedor con una decoración moderna y con una terraza cubierta frente al bar.

Cervecería La Paca

Cervecería La Paca

Tomamos sitio en la barra y pedimos una copa de Corpus del Muni  (1,30€), un vino tinto roble muy ligero en boca. Lo degustamos con una Tapa de Salchichón y lomo sobre pan con tomate. Una tapa sencilla pero muy rica.

Vino tinto y Tapa de Chorizo y Lomo

Vino tinto y Tapa de Salchichón y Lomo

Había gente comiendo en las mesas y vimos un plato que nos apeteció en ese momento, la Ensalada de Bonito y tomate (12€), una ración generosa bien aliñada con una conserva de pescado de calidad y un tomate muy rico.

Ensalada de Tomate y Bonito

Ensalada de Tomate y Bonito

Cervecería La Paca, un bar en el epicentro de la zona de las tapas de Cuenca, donde se podía probar un buen marisco bien preparado.

Mesón Fidel

 

Bajamos la calle y entramos en el Mesón Fidel, Calle san Francisco nº 14, un pequeño local tradicional que disponía de una terraza exterior.

Mesón Fidel

Mesón Fidel

A pesar de ser un poco tarde, una camarera muy espontanea nos atendió con amabilidad sirviéndonos una copa de Canfo (1,20€), un vino tinto joven de la zona, que tomamos con una Tapa de Tortilla de patata recién hecha y con un sabor excepcional.

Vino tinto Canfo

Vino tinto Canfo

Una tortilla de patatas para recordar y que seguramente nos animara a volver al Mesón Fidel.

Vino tinto Canfo y Tapa de Tortilla en el Mesón Fidel

Vino tinto Canfo y Tapa de Tortilla en el Mesón Fidel

Continuamos nuestra ruta de tapas y abandonamos la Cuesta de San Francisco para dirigirnos hacia la Calle Carreterías, una vía peatonal flanqueada por  tiendas y bares, que recorrimos hasta llegar a la Plaza de la Constitución.

La Tasca del Arte

 

Muy cerca estaba La Tasca del Arte, Calle Fray Luis de León nº 9, que se asemejaba a una taberna andaluza, pero con una decoración muy cuidada y con mucho estilo.

La Tasca del Flamenco

La Tasca del Arte

Nos animamos a entrar atraídos por la melodía que se escuchaba en su interior, interpretada por el grupo  Pasion Flamenca, que desgranaba canciones conocidas, tanto andaluzas como latinas.

Pasión Flamenca en directo

Pasión Flamenca en directo

Sonaba muy bien y la simpatía de los componentes del grupo animaba a algunos clientes a arrancarse por sevillanas o bailar las canciones latinas de actualidad.

Ambiente en La Tasca del Arte de Cuenca

Ambiente en La Tasca del Arte de Cuenca

Nos acomodamos en unos taburetes alrededor de una barrica y pedimos una copa de Dominio de Fontana 2014 (1,70€), vino tinto roble de la DO Uclés.

Vino tinto Dominio de Fontana

Vino tinto Dominio de Fontana

Para disfrutar del vino lo acompañamos con una Tapa de queso Manchego con torta de cañamones y cacahuetes fritos. Buen producto desde el queso hasta el pan, tan original y crujiente.

 

Tapa de Queso manchego en La Tasca del Flamenco

Tapa de Queso manchego en La Tasca del Flamenco

Un aperitivo de calidad en La Tasca del Arte, donde daba gusto oír la música en directo bien interpretada y elegir un buen vino entre una amplia variedad, mientras se degustaban sus tapas selectas, destacando los productos de chacina.

La Tasca del Flamenco de Cuenca

La Tasca del Arte de Cuenca

El Chaflán del Huécar  

 

Continuamos por esa calle y desembocamos en el cauce del río Huécar que iba paralelo a la Calle Tintes. Seguimos en dirección a la Puerta de Valencia y un poco antes entramos en El Chaflán del Huécar que hacía esquina como su nombre indicaba con la Calle Gregorio Catalan Valero, 2.

El Chaflán del Huécar

El Chaflán del Huécar

Era un local con las paredes decoradas en blanco con dibujos e imágenes antiguas de Cuenca, donde sonaba música indie y rock sin olvidarse de los éxitos mas bailables del momento. Los clientes se acomodaban en su terraza y en el muro del río Huécar aprovechando el buen tiempo de ese sábado de octubre.

Muro del cauce del Río Huécar

Muro del cauce del Río Huécar

Un camarero muy atento nos sirvió una copa de Canforrales (1,80€), vino tinto joven y fresco de la DO La Mancha.

Vino tinto Canforrales clásico

Vino tinto Canforrales clásico

De aperitivo nos sacaron una Tapa de Anchoas en salazón y en vinagre, unas aceitunas y patatas fritas. Una buena tapa para finalizar nuestro recorrido por varios bares de Cuenca.

Tapa de anchoas de El Chaflán del Huécar

Tapa de Anchoas de El Chaflán del Huécar

Coincidimos en el local con gente que comenzaba a tomar algo por la tarde, entre ellos un animado grupo de chicas de Madrid que se habían acercado a Cuenca para celebrar el fin de la soltería de una de ellas.

Ambiente en El Chaflán del Huécar

Ambiente en El Chaflán del Huécar

Cuenca, una bella ciudad castellano-manchega donde se puede disfrutar visitando su casco histórico y recorrer los bares de la ciudad degustando unos buenos vinos de Castilla-La Mancha acompañados por unas tapas servidas con gusto.

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “De Tapas por Cuenca, probando los vinos de Castilla-La Mancha

  1. Pingback: En busca del agua por la Serranía de Cuenca | Yendo por la vida

Deja un comentario