Exploratorium, una aventura sorpresa por Bilbao, con una compañía muy SELECTA

Un jueves, al anochecer, nos acercamos al muelle situado junto al Museo marítimo de Bilbao para asistir a la aventura cervecera de Exploratorium, donde se iban a presentar dos actividades muy llamativas, las Mesas Nómadas y  las Catas Viajeras.

Siguiendo nuestro instinto aventurero, nos dirigimos hacia un pequeño barco, con el nombre de Txinbito, atracado bajo la sombra rojiza que proyectaba la grúa Carola.

El Txinbito

El Txinbito

Subimos a la embarcación y la decoración del interior nos traslado a otra época, navegando en busca de aventuras por la ría de Bilbao con destino desconocido.

La voz del narrador, Sergio Otegui, nos situó en la trama de la película y nos sentimos los protagonistas por una noche.

Sergio Otegui

Sergio Otegui

Íbamos muy cómodos en nuestro papel y nos identificábamos con el personaje de Humphrey Bogart en la película “La Reina de Africa”, en busca de aventuras y con una compañía muy SELECTA.

Cerveza San Miguel SELECTA

Cerveza San Miguel SELECTA

Oficiaba de capitán, Julio Cerezo, sumiller de Mahou-San Miguel, comentando los tres principios de la cata: ver, oler y saborear.

Comienzo de la Cata de la cerveza San Miguel SELECTA a bordo del barco

Comienzo de la Cata de la cerveza San Miguel SELECTA a bordo del barco

Poco a poco cogimos confianza y nos aproximamos hasta nuestra compañía SELECTA, que destapó todos los encantos de una cerveza tostada extra. La tomamos de la cintura con suavidad, la inclinamos 45º y dejamos que deslizara sus primeras gotas de alegría por el borde. En breve se niveló y manó libremente golpeando con fuerza en el mismo centro de la copa.

 

El final fue apoteósico y la luz acentuaba el color tostado del líquido, coronado por una capa blanca y espumosa.

Llego el momento crucial y el explorador no defraudo, se la acerco a los labios y disfrutó de todo su sabor y frescura, que le dejo una huella persistente con un toque amargo en el paladar.

Caía la noche y de repente sonaron unas sirenas y  el capitán del barco anuncio a la tripulación su intención de atracar en el puerto, mejor dicho en el Superpuerto, ya que estábamos en Bilbao, antes de salir a surcar el Mar Cantábrico.

Desembarco en el Superpuerto

Desembarco en el Superpuerto

Desembarcamos en la penumbra y nos condujeron hasta una enorme nave industrial, que se usaba como almacén. En la entrada había una carpa, donde nos dieron la bienvenida a este misterioso viaje. Después de sellarnos el pasaporte, nos invitaron a pasar al interior del almacén.

Allí  nos recibió  Ricardo Pérez y su equipo del Restaurante Yandiola en un original restaurante de campaña, donde unas enormes bobinas de papel almacenadas en la nave, se habían utilizado para definir las paredes del vestíbulo y el comedor.

Ricardo Pérez elaborando uno de sus platos

Ricardo Pérez chef del Restaurante Yandiola

Toda la decoración del improvisado restaurante nos retrotraía  al ambiente de las películas de viajes y aventuras, predominando el color camel, los mapas y las maletas.

Nos situamos frente a una fila de camareros vestidos de negro, aunque nosotros queríamos imaginarnos que estábamos rodeados de un ejército de piratas, para continuar con la aventura, como si estuviésemos en los Mares del Sur.

Recibimiento en el hall

Recibimiento en el hall

Nos tranquilizó ver las mesas del improvisado hall, llenas de botellas de cerveza San Miguel  SELECTA bien frías, que las consumimos en un ambiente muy animado.

Ambiente en Exploratorium de Bilbao

Ambiente en el Exploratorium de Bilbao

Daba gusto contemplar el trabajo de los cocineros durante el proceso de elaboración de los aperitivos.

Ricardo Pérez y su equipo

Ricardo Pérez y su equipo

En una barra, Ricardo Pérez, Borja Etxebarria y varios cocineros estaban confeccionando y emplatando un delicioso aperitivo, Algodón de foie y manzana. Una pequeña delicia que maridaba perfectamente con el sabor contundente de la cerveza.

En un rincón, otro cocinero estaba elaborando un Macaron de té matcha y anchoa artesana de Toja, rellenando el macaron con una ligera pasta de anchoas. Un aperitivo adictivo hecho para realzar el sabor de la anchoa, que pedía un trago de cerveza con cuerpo. Perfecto.

Pasamos al interior del comedor, donde nos acomodaron en unas sillas de estilo vintage alrededor de una mesa, presidida por unos candelabros con velas encendidas.

Mesa del comedor

Mesa del comedor

Ricardo Perez, chef del Restaurante Yandiola, ubicado en la Plaza Arriquibarnº 4, dentro del complejo Azkuna Zentroa, nos había preparado una cena con unos platos muy especiales, que íbamos a seguir maridando con la cerveza San Miguel SELECTA.

Ricardo Pérez finalizando un plato

Ricardo Pérez finalizando un plato

Todo estaba preparado al detalle con la intención de llevar a buen puerto esta aventura cervecera, incluso disponíamos de una manta para no enfriarnos durante la velada.

Como aperitivo y parte del espectáculo nos sirvieron un Pan oriental sobre el que derramamos agua caliente, para acabar de hacerlo y llenar la mesa de vapor a modo de niebla. Lo acompañamos con un  Zumo de manzana ácida, que despertaba los sentidos.

Luego comenzó el desfile de platos presentados por el actor Sergio Otegui y con las explicaciones de Julio Cerezo, sumiller de San Miguel, sobre el maridaje con la cerveza SELECTA:

  • Salmón ahumado de Keia al natural, arenas de aceituna negra, tomate texturizado y corteza ahumada. Un conjunto de sabores que resultó muy apetecible y que resaltaba los toques tostados y el sabor a malta de la cerveza.
Salmón ahumado de Keia al natural

Salmón ahumado de Keia al natural

  • Alcachofas a la brasa y fritas, puré fino de patata asada con su piel y un caldo de cebolla morada de Zalla. Una elección arriesgada por la dificultad de maridar el sabor metálico de la alcachofa pero con un resultado ideal.
Alcachofas a la brasa y fritas

Alcachofas a la brasa y fritas

  • Hongos cocinados en su jugo sobre Risotto de tomillo y hoja de brotes de albahaca. Un ensamblaje culinario donde la intensidad del arroz con tomillo se complementaba con la melosidad de los hongos, rematado con la frescura de la cerveza.
Hongos cocinados en su jugo sobre un Risotto de Tomillo

Hongos cocinados en su jugo sobre un Risotto de Tomillo

  • Lomo de bacalao al pil-pil, con buñuelos de sus pieles y ranero extra-gelatinoso. Un plato redondo donde la calidad y el punto del pescado y la salsa bien definida, pedían un trago de cerveza con cuerpo. Muy logrado.
Lomo de bacalao al pil-pil

Lomo de bacalao al pil-pil

  • En busca de los ingredientes secretos. Una nueva creación de Ricardo, que a modo de juego, nos pidió que intentásemos adivinar los ingredientes y ponerle un nombre para incorporarlo a la carta de su restaurante. A estas alturas de la noche, lo único que pudimos hacer es degustarlo y aprobar esta nueva delicia del chef, que nos descubrió el secreto del plato compuesto de un helado de estragón, toques de queso zamorano trufado y aceite de oliva virgen extra. Muy bueno.
Helado de Estragón y queso zamorano trufado

Helado de Estragón y queso zamorano trufado

  • Cochinillo lacado, asado a baja temperatura con grelos, cortezas y jugo de almendras. Un plato sabroso y bien interpretado, donde el lacado del cochinillo despertaba en la boca las maltas caramelizadas de la cerveza SELECTA.
Cochinillo lacado, asado a baja temperatura

Cochinillo lacado, asado a baja temperatura

Llego el momento del postre y Julio Cerezo nos propuso seguir maridándolo con cerveza:

  • Cremoso de chocolate sobre unas arenas de cacao y liofilizados cítricos, con un toque de sal de Añana.  Espectacular resultado de este postre para amantes del chocolate, donde se combinaba el dulzor y el amargor del chocolate, con el punto salado y la sorpresa cítrica de los peta zetas rebotando en la boca. Aquí también había sitio para un trago de cerveza.
Cremoso de chocolate sobre unas arenas de cacao

Cremoso de chocolate sobre unas arenas de cacao

  • Leche de oveja cuajada con eneldo, Bakiotonic de limón y romero. Un postre muy completo y original donde la cerveza aportaba su frescura con toques tostados. Un buen final para esta cena muy bien maridada con la cerveza San Miguel SELECTA.
Leche de oveja cuajada con eneldo y Bakiotonic de limón y romero

Leche de oveja cuajada con eneldo y Bakiotonic de limón y romero

El viaje de Exploratorium terminó y nos dejó un buen sabor de boca,  quedándonos con todo lo que habíamos aprendido en este ejercicio de exploración de sabores, texturas y maridaje, que  guardaremos en nuestra memoria  junto con los buenos recuerdos.

Texto y Fotografía: Txema Aguado

Deja un comentario