Ruta circular de la Laguna Negra al Pico Urbión entre agua y nieve

Un fin de semana de invierno que estuvimos en la ciudad de Soria, aprovechamos un día soleado para acercarnos hasta el Parque Natural Laguna Negra y Circos Glaciales de Urbión, situado en el norte de esta provincia castellana, para realizar una ruta circular desde la Laguna Negra hasta el Pico Urbión.

Laguna Negra

Laguna Negra

La idea era comenzar la marcha por la Senda del Bosque, llegar a la Laguna Negra, seguir hasta la Laguna Larga, coronar el Pico Urbión, bajar por la ladera del Mojón Alto hasta llegar a la Laguna Helada y regresar a la Laguna Negra para volver de nuevo por la Senda del Bosque hasta el aparcamiento del Paso de la Serrá.

Tardamos 6 horas en recorrer los 13 kilómetros de esta ruta circular, rodeados de nieve y agua.

Vista desde el Pico Urbión

Vista desde el Pico Urbión

Partimos de Soria en coche y tomamos la carretera N-234 en dirección a Burgos y en Cidones cogimos la carretera SO-810. Después de pasar por un puente sobre el Embalse de la Cuerda del Pozo, nos desviamos a la izquierda por la carretera SO-820 que nos llevó hasta Vinuesa.

Antes de llegar al pueblo tomamos por la SO-830 en dirección al Puerto de Santa Inés y siguiendo las indicaciones entramos en una pista forestal asfaltada que nos llevó hasta el aparcamiento regulado del Paso de la Serrá (4€/coche) donde dejamos el vehículo.

Durante los 50 kilómetros de recorrido había señales e indicaciones que te dirigían con claridad hasta este destino natural.

Entrada del Aparcamiento del Paso de la Serrá

Entrada del Aparcamiento del Paso de la Serrá

Una vez en el aparcamiento había tres opciones para recorrer los 2 kilómetros que nos separaban del aparcamiento superior junto a la Laguna Negra: coger el autobús (1,50€/ ida y vuelta), subir andando por la carretera o realizar el trayecto por la Senda del Bosque.

Nosotros nos decantamos por esta ultima opción y nos dirigimos al inicio de la Senda del Bosque, que estaba detrás de un pequeño bar de madera.

Inicio de la Senda del Bosque

Inicio de la Senda del Bosque

El trayecto de poco más de dos kilómetros transcurría por un sendero marcado con pintura en los árboles, que atravesaba un bosque e iba pegado al Arroyo de la Laguna Negra.

Arroyo de la Laguna Negra

Arroyo de la Laguna Negra

En el  bosque predominaba el pino albar, aunque también había hayas y algún tejo.

Hayedo

Hayedo

Era un paseo agradable junto al arroyo y el paisaje te hacía sentir como en un decorado natural con el suelo tapizado de hojas secas y con el verdor de la orilla del arroyo con tonos blanquecinos por la nieve.

Arroyo entre nieve

Arroyo entre nieve

Llegamos al aparcamiento superior y seguimos por una pista acondicionada con barandillas de madera que nos condujo hasta la Laguna Negra.

Sendero de la Laguna Negra

Sendero de la Laguna Negra

La Laguna Negra se encontraba debajo de unas paredes de roca asentadas sobre una ladera boscosa con multitud de especies arbóreas como el roble albar, el abedul, el álamo temblón, el pino albar y el serbal de los cazadores, un pequeño árbol cuyos frutos rojos daban la nota de color al paisaje.

Laguna Negra

Laguna Negra

Caminamos sobre una pasarela de madera que bordeaba la laguna admirando su belleza y reflejándonos en sus aguas que se encontraban heladas.

Laguna Negra helada

Laguna Negra helada

La plataforma de madera nos llevó hasta el principio de la Senda del Portillo y comenzamos a ascender en dirección al Pico Urbión, por un camino bien marcado pero con tramos con hielo que complicaban la marcha.

Senda del Portillo

Senda del Portillo

Pasamos junto a una Chorrera de agua que desembocaba en un arroyo, el cual cruzamos por un puente de madera.

A partir de aquí el camino pedregoso, que discurría entre dos enormes paredes de piedra, se empinaba haciendose dura la ascensión, agravada por el hielo que encontramos en el sendero marcado.

Senda del Portillo

Senda del Portillo

Esta parte del recorrido, tenía su recompensa al llegar a lo más alto, contemplar la Laguna Negra en todo su esplendor.

Laguna Negra

Laguna Negra

La nieve dominaba el paisaje y continuamos por la derecha bordeando la ladera rocosa con unas vistas impresionantes.

Laguna Negra

Laguna Negra

Seguimos el camino que surcaba la nieve en dirección a la Laguna Larga y atravesamos un bosque de pinos.

Sendero hacia la Laguna Larga

Sendero hacia la Laguna Larga

Abandonamos el bosque y seguimos por el Collado de Majada Rubia con un desnivel mas suave, disfrutando del paisaje nevado.

Paisaje nevado

Paisaje nevado

Pronto comenzó a subir el desnivel y durante la marcha nos cruzábamos con varios arroyos entre la nieve.

Camino encharcado

Camino encharcado

Siguiendo los hitos de piedras colocados en la ruta ascendimos una colina alternando tramos entre la nieve y otros sobre tierra.

Camino indicado con hitos

Camino indicado con hitos

Al llegar a lo alto del cerro continuamos por un tramo complicado que transcurría por una ladera nevada con cierta peligrosidad, debido al hielo existente.

Sendero por una ladera nevada

Sendero por una ladera nevada

Después seguimos ascendiendo un poco más y divisamos en una hondonada la Laguna Larga, una lengua de agua de gran belleza, que se encontraba helada, casi en su totalidad.

Laguna Larga

Laguna Larga

Bordeamos la Laguna Larga por la derecha y continuamos subiendo por el camino marcado, pero antes aprovechamos para disfrutar de la preciosa vista de la Laguna Larga.

Laguna Larga

Laguna Larga

El camino entre nieve nos dirigía hacia un risco de roca que despuntaba en el horizonte.

Risco del Portillo Arenoso

Risco del Portillo Arenoso

Para coronar este promontorio de gran desnivel y llegar al Portillo Arenoso tuvimos que trepar agarrándonos a las rocas.

Esther subiendo al Portillo Arenoso

Esther subiendo al Portillo Arenoso

Nuestro objetivo estaba cerca y ya se divisaba la cumbre rocosa del Pico Urbión.

Pico Urbión desde el Portillo Arenoso

Pico Urbión desde el Portillo Arenoso

Caminamos en esa dirección dejando a la izquierda el desvío hacia el Nacimiento del río Duero y llegamos a la base de la última pendiente, donde había una gran cruz entre las rocas.

Cruz de la Base del Pico Urbión

Cruz de la Base del Pico Urbión

Ascendimos lentamente entre varios bloques de piedra horadados por el viento.

Paisaje a través de una roca

Paisaje a través de una roca

El camino se complicaba por la nieve y había que subir con cuidado entre las rocas mientras contemplábamos las preciosas vistas.

Subida al Pico Urbión

Pista de los LLanos de la Sierra del Mojón Alto desde la subida al Pico Urbión

Llegamos a la cumbre del Pico Urbión ( 2.229 metros) coronada por una pequeña cruz de hierro.

Cumbre del Pico Urbión

Cumbre del Pico Urbión

Se distinguía a lo lejos la Laguna de Urbión y disfrutamos de la maravillosa panorámica de la cordillera de los Picos de Urbión.

Laguna de Urbión

Laguna de Urbión

Iniciamos el camino de regreso descendiendo para seguir por la pista de los Llanos de la Sierra de Mojón Alto.

Pista de los LLanos de la Sierra

Pista de los LLanos de la Sierra

Durante este recorrido se apreciaban bonitas panorámicas e incluso se divisaba el Embalse de la Cuerda del Pozo de Vinuesa.

A unos dos kilómetros, antes de llegar al Mojón Alto, tomamos a la izquierda por un camino indicado que descendía por la ladera en dirección a la Laguna Helada.

Laguna Helada

Laguna Helada

Bajamos hasta una zona llana, donde se bifurcaba el camino, a la izquierda se seguía descendiendo hasta unas lagunillas heladas en dirección a la Laguna Larga y siguiendo de frente se llegaba a la Laguna Helada.

Lagunillas heladas

Lagunillas heladas

Nos decidimos por esta última opción y llegamos hasta la Laguna Helada, de gran belleza y rodeada de picos nevados.

Laguna Helada

Laguna Helada

La bordeamos por la izquierda y seguimos el camino marcado acompañados por un arroyo cuyas aguas bajaban cristalinas.

Arroyo entre nieve

Arroyo entre nieve

Llego un momento, que debido a la nieve, desaparecieron las marcas del sendero y tuvimos que descender por una ladera nevada hasta encontrar de nuevo el camino junto al cauce de un arroyo.

Esther bajando por la ladera nevada

Esther bajando por la ladera nevada

Allí apareció un poste indicando que estábamos a 500 metros de la Laguna Negra y retomamos el camino inicial, bajando de nuevo por la cuesta entre piedras para llegar a la Laguna Negra.

Accedimos a la pasarela de madera y salimos por la Senda del Arroyo de la Laguna Negra hasta el aparcamiento superior.

Senda del Arroyo de la Laguna Negra

Senda del Arroyo de la Laguna Negra

Tomamos de nuevo la Senda del Bosque y llegamos al aparcamiento del Paso de la Serrá, donde habíamos dejado el coche.

Senda del Bosque

Senda del Bosque

Una ruta circular muy atractiva por la belleza del paisaje del Parque Natural Laguna Negra y Circos Glaciales de Urbión, donde el agua ha creado caprichosas lagunas que te hacen olvidar los tramos más duros del recorrido.

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario