Paseo por las playas del Algarve desde Albufeira a Praia da Oura

Durante nuestra estancia en la comarca portuguesa del Algarve, nos dirigimos hacia Albufeira, una ciudad muy turística que escondía unos rincones preciosos en su costa.

Recorrimos su casco antiguo y bajamos a la playa para pasear junto al mar por la fina arena de Praia do Peneco, Praia dos Pescadores, Praia do Inatel y Praia dos Alemães. Al final de la playa continuamos por un camino que discurría entre una pared de tierra y la costa rocosa hasta la cala de Praia dos Aveiros. Después seguimos por un sendero rodeados de vegetación, contemplando varias calas entre rocas hasta llegar a Praia da Oura.

Playas de Albufeira

Playas de Albufeira

Una excursión fácil y muy vistosa de 2 horas de duración (ida y vuelta) sin realizar paradas, alternando tramos por la playa, por la ciudad  y por los acantilados de tierra y roca.

Calle de Albufeira

Calle de Albufeira

Callejeando por Albufeira nos dirigimos en dirección oeste y llegamos a la Igreja da São Sebastião y continuamos por la Esplanada Dr. Fructuoso da Silva hasta llegar a un mirador, desde donde se contemplaba la extensa playa y el casco antiguo de Albufeira.

Albufeira desde el Mirador de la Esplanada Dr. Fructuoso da Silva

Albufeira desde el Mirador de la Esplanada Dr. Fructuoso da Silva

Desde aquí se podía bajar a la playa en un ascensor panorámico, pero nosotros optamos por descender por unas unas amplias escaleras que finalizaban en  Praia do Peneco o Praia do Túnel, fácilmente reconocible por el risco plantado en su arenal.

Ascensor y Risco de Praia do Peneco

Ascensor y Risco de Praia do Peneco

Comenzamos la ruta desde el paseo sobre las rocas, que finalizaba en la Gruta Xorino, situado en el extremo mas occidental de la playa de Albufeira, donde varios pescadores probaban suerte con sus cañas.

Praia do Peneco desde las rocas

Praia do Peneco desde las rocas

Desde allí se apreciaba la extensión de este precioso arenal compuesto por cuatro playas con sus nombres. Caminando sobre la arena al borde del mar pasamos a la altura de un túnel de 20 metros, que también daba nombre a esta playa y por el que se accedía al centro de la ciudad.

Zona del Túnel desde la orilla

Zona del Túnel desde la orilla

Sobre las paredes de arena y roca se divisaban las blancas casas adosadas sobre la Praia dos Pescadores, situada frente al núcleo de tiendas y restaurantes.

Casas de Albufeira desde Praia dos Pescadores

Casas de Albufeira desde Praia dos Pescadores

Al finalizar Praia dos Pescadores, antes de llegar al muro de hormigón que la separaba de Praia Inatel, nos acercamos a una plaza. Desde allí subimos por unas escaleras mecánicas hasta el Mirador de Pau da Bandeira, un sitio muy visitado por los turistas para fotografiar la playa y la ciudad de Albufeira.

Mirador de Pau da Bandeira

Mirador de Pau da Bandeira

Seguimos nuestra ruta por un paseo urbanizado que discurría sobre los acantilados de la playa atravesando el antiguo barrio pesquero.

Llegamos hasta un hotel ubicado sobre la arena de Praia Inatel y volvimos a caminar por esta playa separada de la anterior por un espigón de hormigón.

Praia Inatel

Praia Inatel

Continuamos por la arena hasta llegar a Praia dos Alemães, donde había dos grandes rocas junto al mar.

Praia dos Alemães

Praia dos Alemães

Después de 40 minutos andando por la playa de Albufeira ascendimos por unas escaleras de madera, situadas junto a unas rocas con formas curiosas.

Escaleras en Praia dos Alemães

Escaleras en Praia dos Alemães

Echamos la vista atrás contemplando la playa desde arriba y comenzamos a andar siguiendo el sendero del acantilado.

Praia dos Alemães

Praia dos Alemães

El paisaje era precioso alternándose la costa rocosa con alguna pequeña cala de arena, que aparecía cuando bajaba la marea.

Sendero sobre las rocas

Sendero sobre las rocas

Pasamos por una plataforma de roca y pudimos ver varios agujeros en la piedra horadada por la acción del mar y del viento.

Después de 5 minutos llegamos a Praia dos Aveiros, un pequeña cala rodeada de rocas y con acceso desde las urbanizaciones colindantes.

Praia dos Aveiros

Praia dos Aveiros

Había un chiringuito de madera, el Restaurante Bar Aveiros,  regentado por unas chicas muy majas y decidimos acomodarnos en la terraza para picar algo.

Tomamos una cerveza imperial Mahou (20cl/1,50€) con unos sandes (bocadillos) de atún (4€) y de ensaladilla de frango o pollo (4€) que estaban deliciosos.

Bajamos a la playa para tomar el sol y darnos un baño en las aguas limpias y algo frescas del Atlántico, rodeados de formaciones rocosas y alguna que otra ave.

Más tarde salimos de la cala en dirección a Praia da Oura, caminando pegados a una pared de roca junto al mar.

Praia dos Aveiros

Praia dos Aveiros

Era un sendero que serpenteaba por la costa entre una exuberante vegetación y varias calas que aparecían entre las rocas.

Camino entre calas en Albufeira

Camino entre calas en Albufeira

El paisaje animaba a recorrer este tramo de unos 20 minutos de duración hasta llegar a Praia Oura, cuya playa rodeada de edificios ya se divisaba en el horizonte.

Cala y Praia de Oura al fondo

Cala y Praia de Oura al fondo

Durante el cómodo trayecto, disfrutamos del entorno natural característico de la costa algarvina, donde las rocas formaban figuras talladas por el azote de los vientos y la fuerza del mar.

Cala junto al camino

Cala junto al camino

Destacaban las calas de todos los tamaños que aparecían con la marea baja y a las que se podía acceder desde Praia da Oura.

Cala entre rocas

Cala entre rocas

Después de pasear por el camino de tierra bajamos a Praia da Oura, un extenso arenal rodeado de hoteles y restaurantes, pero que mantenía su aspecto natural.

Praia da Oura

Praia da Oura

El año pasado, realizamos otra excursión partiendo de Praia da Oura hasta Praia Falesia, con la marea baja, caminando por el fondo marino del Algarve, como ya relatamos en otro post.

Paso entre rocas con Praia Falésia al fondo

Paso entre rocas con Praia Falésia al fondo

En esta ocasión aprovechamos nuestra estancia en Praia da Oura para bañarnos en sus aguas y tomar el sol, antes de regresar por el mismo camino hasta el casco antiguo de Albufeira.

Por la noche para recuperar fuerzas y conocer un poco más la cocina portuguesa de esta comarca, fuimos al Restaurante Três Palmeiras, situado en la Av. Infante Dom Henrique 51 de Albufeira, y cuya grata experiencia ya la contamos en otra crónica.

Corvina a la portuguesa

Corvina a la portuguesa del Restaurante Três Palmeiras

Un paseo muy atractivo por las playas de Albufeira, que conservan todavía la belleza de su entorno natural, a pesar de ser una zona turística muy visitada.

Corazón rocoso del Algarve

Corazón rocoso del Algarve

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario