Recorriendo la Costa de Carvoeiro hasta Praia Dos Caneiros

La costa del Algarve esconde auténticos tesoros paisajísticos, que se pueden visitar recorriendo sus playas y sus coloristas acantilados de tierra y roca.

Un día soleado nos desplazamos hasta Carvoeiro, una freguesia (pedanía) del concelho (municipio) de Lagoa. Partimos desde su playa urbana y seguimos el camino del litoral pasando por calas y playas naturales hasta llegar a Praia dos Caneiros, próxima a Ferragudo. Un recorrido precioso y no demasiado complicado, con algunas pendientes sobre suelo pedregoso atravesando matorrales, que realizamos en unas 4 horas (ida y vuelta).

Carvoeiro era una de las zonas más visitadas del Algarve por el atractivo de su precioso casco urbano, compuesto por pequeñas casas blancas asomadas a su coqueta playa, resguardada entre dos acantilados frente al Océano Atlántico.

Praia do Carvoeiro

Entramos en la playa y nos dirigimos hacia el oeste y antes de llegar al final de la misma, subimos por unas empinadas escaleras entre las blancas casas que nos llevó hasta la estrecha carretera que ascendía pegada a la costa.

Carretera desde Carvoeiro

Carretera desde Carvoeiro

Llegamos arriba y la carretera continuaba, pero nos desviamos por un camino de tierra hacia un mirador, desde donde disfrutamos de una bella imagen de Carvoeiro.

Praia do Carvoeiro

Praia do Carvoeiro

Desde este mirador salía un camino entre hierbas pegado a la costa y llegamos hasta unos edificios derruidos, que bordeamos siguiendo el sendero.

Muy pronto apareció ante nuestro ojos una bella estampa, Praia Paraiso, una playa natural con acceso desde unas escaleras de piedra que partían del parking del Restaurante Mar d´Fora.

Praia Paraiso

Praia Paraiso

Desde el aparcamiento, bordeando la terraza de este local, entramos en una senda de tierra entre arbustos que nos llevaba pegados a la costa, desde donde se apreciaba otra vista de Praia Paraiso.

Praia Paraiso

Praia Paraiso

Caminamos por el acantilado y divisamos una cala natural con paredes rojizas.

Cala de Carvoeiro

Junto al camino se notaba que la tierra se había desprendido hacia el mar, donde una roca vigilante completaba la escena.

Roca en el mar

Continuamos por el camino pegados a una valla metálica que nos separaba de las urbanizaciones colindantes, llegamos a una vaguada que bajamos por una cuesta pronunciada.

Camino por la costa algarvina

Camino por la costa algarvina

Llegamos al fondo del vallejo que salia al mar por una cala de piedra y subimos por un camino empinado entre flores.

Sendero entre flores

Sendero entre flores

Al llegar arriba divisamos una cala natural accesible solo por el mar.

Cala junto al acantilado

Cala junto al acantilado

El sendero discurría por encima de los acantilados y se hacia muy ameno por el paisaje que nos rodeaba. Pronto llegamos a la altura de otra preciosa playa natural, donde aparecía en la pared una escalera de madera artesanal, que daba acceso al arenal, para los valientes que se atreviesen a bajar por ella.

Playa natural del Algarve

Playa natural del Algarve

Al bordear esta playa apareció en el otro extremo del arenal un arco de piedra, muy característico de la costa algarvina.

Arco de una playa natural del Algarve

Arco de una playa natural del Algarve

El entorno animaba a seguir caminando pegados al mar disfrutando de unas vistas espectaculares.

Paisaje de la costa del Algarve

Paisaje de la costa del Algarve

Llegamos a otro vallejo y descendimos entre los matorrales hasta el fondo, que salia al mar por otra cala de piedra.

Cala de piedra en el Algarve

Cala de piedra en el Algarve

Subimos por el camino hasta lo alto del acantilado y seguimos nuestra marcha sin dejar de sorprendernos por las paredes de arena y roca de una verticalidad asombrosa, que acababan en pequeñas calas.

Acantilados del Algarve

Acantilados del Algarve

Mas adelante atravesamos unas plataformas de roca con varias pozas, donde se movían multitud de renacuajos.

Plataformas de roca

Plataformas de roca

En esta costa era muy normal encontrarse con algares, grandes agujeros provocados por la fuerza del mar y del viento, que se iban llevando la arena desde abajo hasta que se desprendía, quedando solo la roca. Este fenómeno natural dejaba unas preciosas formaciones geológicas por todo el litoral del Algarve, que solían estar delimitadas con vallas de madera.

Cueva

Cueva

Continuamos caminando entre matorrales junto a la costa alejándonos de Carvoeiro por una senda muy cómoda.

Sendero por la costa del Algarve

Sendero por la costa del Algarve

Llegamos hasta una playa natural extensa y muy plástica donde se alternaba la arena y las piedras.

Acantilados del Algarve

Acantilados del Algarve

Bajando por el camino llegamos hasta el inicio de la playa a la que se accedía por una plataforma de piedra en el fondo de la vaguada y luego ascendimos por un empinado camino empedrado.

Al llegar arriba continuamos por el acantilado hasta llegar a una pequeña península separaba esta bonita playa de una cala de piedras que bordeamos por encima.

Cala de piedras del Algarve

Cala de piedras del Algarve

Al final de esta cala aparecía la silueta de una atalaya o pequeña torre de piedra, que formaba parte del paisaje.

Atalaya sobre los acantilados

Atalaya sobre los acantilados

Al llegar junto a esta construcción vimos que estaba medio derruida y seguimos nuestro camino por una amplia pista de tierra.

Atalaya derruida

Atalaya derruida

Siguiendo la linea de la costa se divisaba el Faro de Ponta do Altar, que escondía la Praia do Pintadinho de Ferragudo.

Costa del Algarve y Faro de Ponta do Altar

Costa del Algarve y Faro de Ponta do Altar

Continuamos por el camino y pasamos por varias calas preciosas de arena y rocas con varias cuevas.

Cueva en una Playa natural

Cueva en una Playa natural

Nuestro destino estaba cerca y al llegar al final de un acantilado apareció en una vaguada Praia dos Caneiros, en Vale de Azinhaga.

Praia dos Caneiros

Praia dos Caneiros

Bajamos una cuesta y entramos en la playa atravesando una pasarela de madera junto a un elegante chiringuito, donde servían pescados a la brasa y cócteles.

Praia dos Caneiros

Praia dos Caneiros

Frente al arenal había una enorme roca plantada en el mar, denominada Leixão das Gaviotas,  que era la imagen que identificaba a Praia dos Caneiros.

Leixão das Gaviotas

Leixão das Gaviotas

Disfrutamos de la playa, comiendo un bocadillo sobre la arena, tomando el sol y bañándonos en sus limpias aguas.

Praia dos Caneiros

Praia dos Caneiros

Praia dos Caneiros era una bonita playa escondida entre las paredes de tierra y con acceso desde un aparcamiento cercano, que se encontraba muy próxima a la ciudad de Ferragudo.

Praia dos Caneiros

Después de relajarnos en esta playa nos pusimos de nuevo en marcha y volvimos por el mismo camino hasta Carvoeiro.

Costa del Algarve

Costa del Algarve

La  ruta desde Praia do Carvoeiro hasta Praia dos Caneiros de Ferragudo es una buena opción para caminar sobre los acantilados contemplando la belleza del paisaje costero del Algarve  y disfrutando de los arenales de estas dos preciosas playas, una urbana y otra más apartada.

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario