Un nuevo Cuento de la Alhambra interpretado por Eneko Atxa

En una noche calurosa de mayo, el espíritu de la Alhambra llegó a las tierras del norte para maridar las genialidades gastronómicas de Eneko Atxa y escribir un nuevo relato sobre la magia de las Noches Alhambra, como si se tratase de un cuento más de Washington Irving .

Nos llegó una invitación para participar en el evento #NochesAlhambra organizado por Cervezas Alhambra en colaboración con el chef vasco Eneko Atxa, que tendría lugar en el Restaurante Eneko.

Noches Alhambra con Eneko Atxa

Noches Alhambra con Eneko Atxa

En un elegante carruaje, un grupo de periodistas y cronistas de las redes sociales engalanados para la ocasión y blandiendo nuestras armas digitales, cruzamos los bosques y los campos verdes del Txorierri vizcaino, hasta llegar al Complejo Azurmendi, situado a las afueras de la localidad de Larrabetzu.

La noche cálida, el perfume de las flores y la magia de la Alhambra, transformaron el decorado, por unos días, en un patio “granaino” frente al Restaurante Enekodonde comenzó este evento organizado alrededor de la cerveza y la gastronomía. 

Restaurante Eneko

Restaurante Eneko

 

El grupo de extras comenzamos a tomar parte en la obra y nos acercamos a tomar una copa de Cerveza Alhambra Especial, una lager dorada y muy refrescantepara maridar las viandas en forma de aperitivos que se ofrecían en varios puestos situados en el patio.

Cerveza Alhambra Especial

Cerveza Alhambra Especial

Probamos un Cucurucho de centollo y hierbas. Una presentación muy original y un sabor fresco y delicado.

En otro stand, una camarera muy amable le daba el punto vaporoso a los Frutos del mar con bruma del Cantábrico en directo. Los mejillones acompañados de una vinagreta estaban deliciosos.

De vez en cuando aparecían varios camareros con bandejas portando unos aperitivos de Queso de Etxano caramelizado, emulsión de tomate y lascas de jamón, un manjar con muchos matices y unos Langostinos en tempura sabrosos y ligeros.

Siguiendo el guión de la obra, nos invitaron a pasar a las dependencias del Restaurante Eneko, donde un trío de jazz ponía la banda sonora en directo.

Nos acomodamos en unas mesas redondas compartiendo mantel con periodistas, instagramers y bloggers de moda, gastronomía y eventos, y todos interpretamos fielmente nuestros papeles en este nuevo cuento granadino.

Bloggers e instagramers en acción

Bloggers e instagramers en acción

Entonces aparecieron dos de los protagonistas de la noche, Eneko Atxa, el chef vizcaino con tres estrellas michelin, y Julio Cerezo, experto sumiller de cervezas, que nos comento los detalles de la cata de cada cerveza Alhambra, hechas con el sexto sentido, el tiempo, como nos comentó.

Eneko Atxa y Julio Cerezo

Eneko Atxa y Julio Cerezo

Eneko Atxa nos explico, con pasión y de una forma sencilla, las características de los platos elaborados con productos de su huerta y de productores locales y el motivo de su elección para el maridaje cromático y gustativo con cerveza.

Eneko Atxa

Eneko Atxa

Continuamos con la parte central de la trama  y nos sirvieron los dos primeros platos maridados con la Cerveza Alhambra 1925 o la “milno” como la pedían en los bares del sur. Una cerveza artesana de tipo extra lager con un sabor intenso, embotellada en un envase vintage verde y servida en una copa tallada con dibujos geométricos nazaríes.

Cerveza Alhambra 1925

Cerveza Alhambra 1925

“Tortilla de hongos” y Talo con tomate, una combinación explosiva donde se combinaba la intensidad y la textura cremosa de los hongos con la frescura del tomate envuelto en un ligero talo verde.

Tortilla de hongos y Talo con tomate

Tortilla de hongos y Talo con tomate

Bogavante asado y descascarillado sobre emulsión de hierbas aromáticas, con un sabor exquisito. Un plato para recordar.

Bogavante asado y descascarillado sobre emulsión de hierbas aromáticas

Bogavante asado y descascarillado sobre emulsión de hierbas aromáticas

El pan artesano estaba elaborado con ingredientes de la Cerveza Alhambra Roja, una cerveza de tipo red ale, tostada de color cobrizo y con sabor intenso, con la que maridamos los siguientes platos.

Cerveza Alhambra Reserva Roja

Cerveza Alhambra Reserva Roja

Huevo de caserío, guiso de trigo y jugo de pimientos a la brasa y pan de maíz de Mungia, un gran plato que degustamos mezclando los ingredientes, según nos aconsejó el chef, para descubrir  una nueva sensación placentera en el paladar. El huevo estaba delicioso y la textura de los granos de trigo se asemejaba a las huevas de pescado.

Huevo de caserío, guiso de trigo y jugo de pimientos a la brasa y pan de maíz de Mungia

Huevo de caserío, guiso de trigo y jugo de pimientos a la brasa y pan de maíz de Mungia

Merluza crocante con jugo de pimientos a la brasa, un pescado cocinado en su punto y envuelto en una ligera capa crujiente que le daba un toque diferente y sabroso. Muy buena.

Merluza crocante y jugo de pimientos a la brasa

Merluza crocante y jugo de pimientos a la brasa

Aunque la obra llegaba a su fin, todavía hubo tiempo para degustar el postre en forma de bizcocho de Chocolate y avellana, acompañado de un helado de salvia. Una delicia donde se impuso el aroma intenso de la hierba aromática.

Chocolate y Avellanas

Chocolate y Avellanas

Noches Alhambra en Azurmendi, podría ser el nombre de un nuevo Cuento de la Alhambra o la primera de las Mil y una noches alrededor de unos platos creativos elaborados con pasión y maridados con unas buenas cervezas, entre amigos.

 

Texto y Fotografía: Txema Aguado

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario