Al Margen, el nuevo escaparate de la alta cocina asequible en Bilbao

Que Bilbao esta de moda no es ninguna primicia y se palpa en sus calles, donde no dejan de proliferar nuevos bares, gastrobares y restaurantes con una estética moderna y muy cuidada. Algunos de estos establecimientos, además ofrecen una cocina innovadora de calidad al alcance de la mayoría de los mortales y hoy vamos a conocer uno de ellos.

Un domingo de invierno decidimos visitar el Restaurante Al Margen, situado en la Calle Dos de Mayo nº 18 , fácilmente reconocible por su escaparate, que dejaba totalmente al descubierto el interior del restaurante.

Restaurante Al Margen
Restaurante Al Margen

Nada más entrar nos recibió Lu, una camarera muy simpática que nos trató con mucha naturalidad  y nos ubicó en una de las sencillas mesas del comedor.

Un pequeño local con paredes blancas y una iluminación cálida proporcionada por unas originales bombillas que colgaban del techo. Al fondo se adivinaba el espacio de la cocina, vigilado por un joven Dalí enmarcado en la pared.

Comedor del Restaurante Al Margen
Comedor del Restaurante Al Margen

Lu, se comportó como una perfecta anfitriona y nos explico que aunque la carta era escueta, admitía muchas posibilidades, pudiéndose pedir los platos en raciones enteras, medias raciones, individuales o para compartir.

Carta del Restaurante Al Margen
Carta del Restaurante Al Margen

Otra opción era degustar el Menú Degustación “Al Margen de la Carta” (30€/persona) compuesto de varias especialidades de la carta, y esa fue nuestra elección.

Para acompañar la comida nos decantamos por una botella de Mistinguett Brut Nature (12€) un cava ligero con toques afrutados, que se bebía fácil.

Cava Mistinguett
Cava Mistinguett

Con el pan llego el pre-aperitivo, consistente en una pequeña Ensalada de aguacate tostado y escarola con una salsa Waldorf muy personal, con apio, nueces, manzana y mostaza de dijon, una buena combinación donde nos sorprendió el suave sabor del aguacate templado y destacaba el potente punto de la mostaza francesa en la salsa.

Ensalada de aguacate y espinacas
Ensalada de aguacate y espinacas

Seguidamente hizo su aparición el Brócoli asado, con ajetes y lima fresca rallada, donde esta col tenía un toque crujiente y un sabor suavizado y adictivo.

Brócoli asado
Brócoli asado

Continuamos con un plato de Setas de temporada con sal de jamón y una crema sabayón de yema fresca. Muy buenas.

Llego el turno de otro de los platos sorprendentes, Cocoblanco de ajo, frutas de otoño y gambón asado con aceite de perejil, muy vistoso y con un sabor delicado y sabroso.

Cocoblanco de ajo
Cocoblanco de ajo

De vez en cuando aparecía por la puerta de la cocina alguno de los cocineros e incluso una cocinera abandonó los fogones para llevar los platos a las mesa de los comensales, creándose un ambiente familiar y abierto.

Comedor del Restaurante Al Margen
Comedor del Restaurante Al Margen

Como plato de mar degustamos el Bacalao confitado con aros de rábano fermentado, granos de granada y crema de boniato. Un pescado hecho a baja temperatura con un sabor y una textura ideal y bien complementado con el toque de la fruta y el punto ácido del tubérculo.

Bacalao confitado
Bacalao confitado

Después tomamos la Pluma ibérica, con pimiento confitado y nueces. Una carne de cerdo muy sabrosa que estaba en su punto.

Pluma ibérica
Pluma ibérica

Finalizamos la comida con una Tarta de zanahoria con crema de calabaza y con un Chocoplatano, tierra de cacao y nueces. Un remate dulce perfecto para una buena comida.

Restaurante Al Margen, un recién llegado al nuevo Bilbao, que apunta maneras con sus técnicas de alta cocina, elaborando grandes platos con productos sencillos de temporada y a precios asequibles, incluso en el apartado de la bodega.

 

Restaurante Al Margen
Restaurante Al Margen

Restaurante Al Margen

Calle Dos de Mayo nº 18, Bilbao

Teléfono946 42 05 23

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario