Concurso de Charangas del Antroxu de Gijón

En una de nuestras visitas a Gijón, la ciudad asturiana se encontraba engalanada y enfrascada en su famoso carnaval o Antroxu, una fiesta que los gijoneses vivían intensamente.

Uno de los actos más importantes era el Concurso de Charangas o Concursu Charangues, que cumplía su 31ª edición en el Teatro Jovellanos. Las charangas que participaban tenían que cumplir unas normas especificas para poder presentarse y optar a los premios finales.

Teatro Jovellanos de Gijón
Teatro Jovellanos de Gijón

Por este coqueto escenario desfilaron durante la tarde del sábado y del domingo 11 charangas de la ciudad con sus coreografías bien ensayadas y sus canciones con letras propias, que en 10 minutos repasaban la actualidad a golpe de humor y sátira.

La presentación del acto corría a cargo del humorista Alberto Rodríguez, el “Folixeru”(el fiestero) acompañado por los componentes de Escenapache, que entre actuación y actuación de las charangas, desplegaban sus gags humorísticos, haciendo las delicias del público.

Desde un palco del teatro los símbolos del Antroxu de Gijón, Cris Sardaxian y su hija, seguían con atención las actuaciones de las charangas.

Las Xardasians del Antroxu de Gijón
Las Xardasians del Antroxu de Gijón

El sábado abrieron la gala Los Cruzados de Ceares, el segundo barrio más antiguo de Gijón, que se estrenaban este año con un vestuario colorista y muchas ganas de romper el hielo. Al termino de su representación, el publico les despidió con un gran aplauso.

Charanga Los Cruzados de Ceares
Charanga Los Cruzados de Ceares

En segundo lugar actuaron los componentes de Los Tardones, que eligieron unos originales y trabajados disfraces que nos sumergieron en el mundo de los muñecos de Playmobil y donde se notaba el aire fresco de las aportaciones de los miembros más jóvenes, que se han unido a esta charanga, que cumplía 20 años de actividad. Con su puesta en escena consiguieron el 4º premio.

El espectáculo continuó con la Charanga Folixa Pa Toos, los ganadores del año pasado, que nos contaron su particular versión de la obra del Jorabado de Notre Dame, ambientada en Gijón, con un sorprendente decorado y unos disfraces muy efectistas, incluidas unas gárgolas muy graciosas. Este año se alzaron con el 3º premio con su cuidada interpretación.

Entre charanga y charanga aparecían en el escenario el Folixeru y sus muchachos que no dejaban de sorprender al publico con sus interpretaciones humorísticas.

En cuarto lugar apareció detrás del telón la Charanga Perdios de los nervios, con muchos premios a sus espaldas y que se encontraba en pleno proceso de renovación, con la mitad de sus 41 miembros por debajo de la veintena.

Su espectáculo giraba en torno a la diversidad sexual y apareciendo sus integrantes disfrazados con unas enormes panzas divirtiéndose en un local de ambiente gay y finalizando el show enarbolando banderas arco iris.

La gala del sábado concluyó con la Charanga Los Acoplados, con 20 años de trayectoria pero ausentes en varias ediciones del Antroxu, que imprimieron su toque corrosivo y satírico escenificando la obra de Alicia en el País de las maravillas o de Gijón. Trajes y coreografías muy fieles a este cuento fantástico, con la increíble voz del sombrerero loco.

 

El domingo continuó el desfile de charangas por el escenario del Teatro Jovellanos, presentadas por Alberto Rodríguez, bien arropado por los actores de Escenapache.

Abrió esta segunda jornada la Charanga Kop´a Vino, una agrupación del barrio de Contrueces que llevaba 31 años en la brecha con varios triunfos en las ultimas ediciones. En esta ocasión nos recordaron el ambiente de los guateques ochenteros, donde no faltaron unos Freddie Mercury´s muy asturianos.

La siguiente fue la Charanga Os Brasileiros do Xixón, otra de las agrupaciones veteranas que se formó en 1987 y presentaron un espectáculo muy vistoso, correspondido con el 5º premio.

La tercera actuación del domingo corrió a cargo de la Charanga Xareu N´el Ñeru, que emulando a una cuadrilla de topos, nos llevaron metro a metro por los túneles subterráneos de la ciudad. Su trabajo consiguió el 2º premio de este certamen.

Durante la gala hubo un momento emotivo cuando “el folixeru” invito a las Xardaxians a subirse al escenario para rendir un homenaje, con motivo de su jubilación, a Rosabel Berrocal, la persona que creó y diseñaba año tras año el personaje de las sardinas.

Llegó el turno de la Charanga Los Restallones, que convirtió el escenario del teatro en una plaza de la Edad Media, donde transcurría una historia de amor entre una princesa y un plebeyo. Su puesta en escena y la vistosidad de los disfraces les alzaron como los ganadores de esta 31ª edición del Concurso de Charangas del Antroxu de Gijón.

En la siguiente actuación, la Charanga Tracaná, llenó el escenario de zombies hambrientos de soluciones a los problemas cotidianos y políticos actuales, tratados desde un punto de vista humorístico.

Se cerró la gala de este domingo carnavalero con la actuación de la Charanga Los Gijonudos, una agrupación con mucha solera que ostentaba el honor de haber ganado en la primera edición de este concurso de charangas. Este año representaron una parodia con mucha gracia sobre el tema del turismo.

Unas charangas que además de estas actuaciones en el teatro, ponían la nota de color en las calles de la ciudad con sus desfiles.

Esther y las Xardaxians

Durante nuestra visita a esta bella ciudad asturiana hemos podido comprobar que se viven con intensidad estas fiestas del Carnaval o Antroxu de Gijón y además de gozar con el extraordinario ambiente, nos llevamos un grato recuerdo que nos anima a regresar el año que viene.

Larga vida al Antroxu de Gijón!!!

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Video: Esther Saiz

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario