Un día en Cazorla, rutas, gastronomía e historia

Pasamos un día en Cazorla, una localidad de Jaén con muchos atractivos ubicada en las laderas del final de la vaguada del río Cerezuelo, dentro del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, una de las reservas naturales más grandes de Europa.  Además cuenta en sus inmediaciones con grandes explotaciones olivareras que producen un AOVE de gran calidad. A esto se le une su pasado histórico glorioso al ser una ciudad adscrita en el siglo XIII al Adelantamiento de Cazorla, dependiente del Arzobispado de Toledo.

Un día en Cazorla
Un día en Cazorla

Un día en Cazorla

 

Un día en Cazorla recorriendo sus calles y sus montes con la intención de llevarnos un buen recuerdo de su gastronomía serrana y su bello paisaje.

Un día en Cazorla
Un día en Cazorla

Comenzamos el día realizando la ruta de la Senda del río Cerezuelo hasta la Cascada de la Malena, degustamos algunas tapas de sus bares y los platos del Mesón Leandro, visitamos el Castillo de la Yedra, las ruinas de Santa Maria, la Bóveda del río Cerezuelo, la Casa de la luz, el Molino y el Museo Frondosa Naturaleza.

 

Senda del río Cerezuelo

Llegamos a Cazorla y dejamos el coche en un aparcamiento libre. Iniciamos nuestra experiencca de pasar un día en Cazorla cruzando las calles de la parte vieja de la localidad para realizar la ruta circular de la Senda del río Cerezuelo hasta la Cascada de la Malena Esta excursión no era demasiado exigente  y nos llevó unas dos horas y media.  Comenzamos  subiendo por una vaguada pegados al río y llegamos hasta el espectacular salto de agua de la Cascada de la Malena.

Durante la travesía se disfrutaba de unas maravillosas vistas del Castillo de la Yedra y su muralla, del pueblo de Cazorla y de los extensos campos de olivos.

Castillo de la Yedra sobre Cazorla
Castillo de la Yedra sobre Cazorla

El camino de descenso nos llevó de nuevo hasta las calles del casco antiguo de Cazorla.

Castillo de la Yedra

Pero antes de llegar al pueblo pasamos por el desvío que ascendía hacia el Castillo de la Yedra y decidimos subir por la empinada carretera para visitar esta fortaleza defensiva rodeada de una muralla bien conservada.

Castillo de la Yedra de Cazorla
Castillo de la Yedra de Cazorla

Al parecer se comenzó a construir sobre el siglo XII por los musulmanes y posteriormente fue reformado por los cristianos. Destacaba la Torre del Homenaje y en las edificios colindantes se había ubicado el  Museo de Artes y Costumbres Populares “Alto Guadalquivir”.

Torre del Homenaje del Castillo de la Yedra
Torre del Homenaje del Castillo de la Yedra

La entrada era gratuita y fue muy interesante recorrer esta fortaleza situada en la parte inferior del Cerro de Salvatierra, sobre el río Cerezuelo y dominando Cazorla.

Mesón Leandro

Después del paseo y de la visita al castillo continuamos disfrutando de un día en Cazorla. Ahora tocaba probar la gastronomía local y lo hicimos en el Mesón Leandro, situado en la Calle Hoz, 3, muy cerca del inicio de la ruta que habíamos realizado. Entramos en el comedor, decorado con mucho gusto, alternando paredes azules con otras de piedra, que junto con una luz muy suave daban un toque acogedor al local.

Comedor del Mesón Leandro
Comedor del Mesón Leandro

Mientras repasábamos la carta pedimos una botella de Matahermosa (15€) un vino blanco espumoso brut nature elaborado en Jaén, muy fresco y largo en boca. Una atenta camarera nos dejó en la mesa un aperitivo que estaba muy bueno.

Productos locales de calidad

Comenzamos con una Ensalada de ventresca ( 11€) muy bien preparada, que aliñamos con AOVE elaborado con aceitunas royal, una variedad que solo se producía en esta comarca y que tenía un sabor suave.

Como estábamos en un restaurante especializado en cocinar sobre brasa de carbón, nos decantamos por probar el Chuletón de Buey (26€/ 550 gr) que como nos apuntó el camarero era de vaca vieja gallega, preparado al punto y con un buen sabor.

Chuleton de vaca vieja
Chuleton de vaca vieja

Para darle el punto salado nos dejaron en la mesa 4 tipos de sal en escamas, condimentada con pimentón, sal marina, sal negra y sal rosa del Himalaya.

Sales en escama
Sales en escama

Finalizamos con una deliciosa Tarta de Chocolate con chocolate caliente y fruta escarchada (4,50€) con helado y tomamos un café cortado (1,50€) rematado con un chupito de licor, cortesía de la casa.

Una buena comida en el Mesón Leandro, un local muy acogedor con un servicio impecable, donde se  trataba con esmero el producto local.

Ruinas de Santa María y Bóveda del río Cerezuelo

Frente al restaurante estaban las ruinas de la Iglesia Mayor de Santa Maria construida en el siglo XVI sobre el río Cerezuelo, que se soterró bajo una impresionante bóveda subterránea. Realizamos una visita guiada (2€/persona) que fue muy interesante.

Ruinas de Santa María de Cazorla
Ruinas de Santa María de Cazorla

El templo promovido por el Arzobispado de Toledo no se pudo terminar nunca y  tras la enorme riada del año 1694, se abandonó el proyecto de la iglesia y actualmente tiene un uso cultural.

Fresco conservado en las paredes
Fresco conservado en las paredes

Después de la visita a las ruinas, atravesamos la Plaza de Santa Maria y accedimos  por la parte inferior de la Boveda subterránea del río Cerezuelo.

Atravesamos el túnel abovedado subiendo por el cauce del río y salimos al exterior a la altura del puente que accedía al Centro de visitantes de la Casa de la Luz, nuestro siguiente destino.

Bóveda del río Cerezuelo
Bóveda del río Cerezuelo

La Casa de la Luz, Museo Frondosa Naturaleza y Molino 

Siguiendo con las actividades de este día en Cazorla, entramos en el edificio de la Casa de la Luz . En otros tiempos había sido una Central Hidroeléctrica y estaba adosada a un Molino Harinero, ambas instalaciones habían utilizado las aguas del río para producir electricidad y mover las ruedas del molino.

Ruinas de Santa Maria, Casa de la Luz y Bóveda
Ruinas de Santa Maria, Casa de la Luz y Bóveda

Realizamos una visita guiada (2€/persona) durante la cual nos mostraron las singularidades de la fauna y la flora y la historia del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Pudimos ver fotografías, restos fósiles, réplicas de aves, como el quebrantahuesos y el buitre leonado y cornamentas  de varios cérvidos.

Maqueta del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas
Maqueta del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Después accedimos a las dependencia del Molino Harinero y pudimos ver la vieja maquinaria que lo movía y conocer de primera mano la vivienda del maestro harinero y las costumbres de la época.

Maquinaria del molino
Maquinaria del molino

 

Calles de Cazorla

Una vez finalizada esta actividad regresamos al aparcamiento para cambiarnos de calzado y recorrer las calles de esta ciudad y seguir disfrutando de un día en Cazorla.

Cazorla
Cazorla

Desde aquí se apreciaba en lo alto de la montaña la silueta de un camello de piedra y por el otro lado la vista de Cazorla, donde destacaban los edificios de las iglesias y ermitas.

Silueta de un camello en Cazorla
Silueta de un camello en Cazorla

De tapas por Cazorla

Otra de las cosas interesantes que hicimos un día en Cazorla fue degustar las tapas que servían en los bares de la ciudad.

Para ello,  volvimos a la Plaza de Santa María y tomamos por la estrecha calle Jose Salcedo Cano y llegamos a la Plaza Balcón Pintor Zabaleta, desde donde había una bonita vista del Castillo de la Yedra.

Vista nocturna del Castillo de la Yedra
Vista nocturna del Castillo de la Yedra

Lusco Taberna

Junto a este mirador se encontraba Lusco Taberna, en la calle Nubla 33, un local muy coqueto con una decoración moderna, donde destacaba la cocina a la vista y una gran pizarra con los nombres de los vinos y las tapas que se podían degustar.

Disponía de varias mesas altas junto a la barra y de un comedor muy acogedor. Nos acercamos a la barra y comprobamos que disponían de una cuidada selección de vinos que servían acompañados de unas tapas muy originales.

Buena seleccion de vinos

Comenzamos con una copa de Laya 2015 (2,70€) un vino tinto de la DOP Almansa, elaborado con garnacha tintorera y monastrell, reposando 4 meses en barrica de roble. Un vino agradable y con mucho recorrido en boca para maridar una Tapa de Mini empanada de sardina con mayonesa de pimiento que estaba deliciosa.

Continuamos con una copa de Mitarte 2016 (2,70€) un vino tinto joven de maceración carbónica de la comarca de la Rioja alavesa, dentro de la DOC Rioja, con un punto alegre y natural. Lo tomamos junto a una Tapa de espinacas y una Tapa de Morcilla con compota de manzana y kikos de maíz, ambas deliciosas.

Viendo la calidad y la originalidad de los platos que salían de la cocina, nos acomodamos en una mesa del fondo junto a una ventana con vistas al castillo, para degustar algunas de sus atrevidas especialidades.

 

Tapas elaboradas

Pedimos una copa de De Beroz 2013 (2,70€) un vino tinto con 6 meses de barrica de la DO Somontano, fresco y afrutado con un toque de madera. Lo tomamos desgustando varios platos de la carta:

Langostinos crujientes con salsa de de coco, manzana y curry (8.50€) servidos en brochetas y con un delicioso sabor escondido en su envoltorio crujiente.

Alcachofitas confitadas en AOVE ahumado con cecina de ciervo, parmesano y puré de limón (12,50€) una excelente combinación que redondeaba este gran plato.

Alcachofitas confitadas

Finalizamos con unos Bastones de berenjenas fritos con salsa de queso y miel (9€), un plato sencillo donde el contraste de sabores dulces y salados encajaban perfectamente.

Bastones de berenjena fritos
Bastones de berenjena fritos

Taberna Lusco, un local de tapas creativas con un concepto de cocina moderno y atrevido, que no dejaba indiferente a nadie. Otro de los atractivos de pasar un día en Cazorla.

 

Mesón La Montería

Después de esta gran velada culinaria caminamos por las estrechas calles de Cazorla en dirección a la Plaza Corredera, donde había varios bares y restaurantes. Nos llamó la atención la estética retro del Mesón La Montería, Plaza Corredera 15-17, con su barra llena de verduras y sus paredes tapadas por fotografías y trofeos, que nos recordaban el pasado y el presente unido a la caza, de esta localidad.

 

Tapas tradicionales

El ambiente era muy familiar y recordaba a las tabernas de toda la vida. El dueño del local se mostró muy campechano y nos hablo del vino de la  IGP Torreperogil  y nos animamos a probarlo (2€/copa) y nos puso un plato de  unas aceitunas y una Tapa de carne de cerdo frita y una Tapa de lomo con pimientos, que estaban muy bien cocinadas.

No sabemos si siempre sera así en el Mesón La Montería, pero estuvimos muy a gusto, como si fuésemos clientes de toda la vida.

Un día en Cazorla muy provechoso disfrutando de algunos de los encantos de esta localidad de Jaén, que cuenta con una ubicación privilegiada, una rica gastronomía  y mucha historia en sus calles.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.