La Galerna Jan-Edan entra con fuerza en Donostia

Donostia es una ciudad con gran atractivo gastronómico y en sus calles abundan los bares con sus barras repletas de pintxos para todos los gustos. A esto hay que añadir la enorme oferta de restaurantes, varios de ellos en la cúspide de la alta cocina. Esta circunstancia complica el hecho de que los jóvenes cocineros con iniciativa y pasión por los fogones se abran paso con nuevos proyectos en la bella urbe donostiarra. Pero de vez en cuando salta la sorpresa y abre sus puertas un local de estas características, como es el caso del Galerna Jan-Edan.

Donostia
Donostia

Con la intención de comprobar que no era un espejismo, nos acercamos hasta Donostia y nos dirigimos hacia el Barrio de Gros, situado frente a la Playa de la Zurriola donostiarra. Una zona que esta adquiriendo gran notoriedad por la renovación y apertura de nuevos establecimientos hosteleros, con una decoración muy cuidada y una amplia oferta gastronómica.

 

Galerna Jan-Edan

Paseamos por Gros y llegamos al Paseo de Colón nº 46, paralelo a la playa, donde se encontraba el restaurante Galerna Jan-Edan.

El restaurante pasaba desapercibido, ubicado en los bajos de un edificio de época. Parecía que estábamos a las puertas de un local neoyorquino o de uno de esos restaurantes secretos camuflados en calles sin demasiada actividad hostelera.

Galerna Jan-Edan de Donostia
Galerna Jan-Edan de Donostia

Bajamos varios peldaños, pasando bajo una marquesina donde aparecía el nombre del restaurante junto a la figura de una ballena. Entramos directamente en el coqueto comedor, con las paredes blancas decoradas con motivos marineros y un mobiliario vintage, que lo hacía aún mas acogedor.

Comedor de Galerna Jan-Edan
Comedor de Galerna Jan-Edan

Nos acomodamos en una mesa cerca de la cocina mecidos por las melodías soul, rock y bluseras que sonaban en el establecimiento.

Galerna Jan-Edan
Galerna Jan-Edan

Enseguida nos atendió una simpática camarera que nos dejó la carta y nos informó amablemente de las especialidades que servían. Nos gusto una frase que aparecía en negrita ” en esta carta no hay pescados de piscifactoría“.

Carta del Galerna Jan-Edan
Carta del Galerna Jan-Edan

 

Cocina atrevida

Al frente de los fogones estaban Rebeca Barainca y Jorge Asenjo, dos jóvenes chefs con un gran bagaje en diferentes cocinas y que se habían lanzado a poner en marcha sus ideas. Su proyecto contaba con unos  buenos mimbres: un local muy coqueto, un equipo de sala joven y desenfadado pero muy profesional y unos productos de calidad elaborados con técnica, atrevimiento y fusión con sentido.

Después de elegir los platos que íbamos a degustar, para armonizarlos pedimos el Cava Maria Rigol Ordi (21,50€) un brut nature gran reserva con burbujas finas y un sabor persistente en boca. Seguidamente nos dejaron en la mesa un Pan de trigo ecológico (1€/persona) y un recipiente con AOVE Artajo elaborado con aceituna arbequina.

Comenzamos con un aperitivo en forma de Croqueta de jamón, crujiente por fuera y casi liquida por dentro.

Croquetas de jamón
Croquetas de jamón

Pedimos el Samorejo de avellanas tostadas con helado de queso de cabra (7€) muy cremoso y con un sabor conseguido, potenciado por el gusto del original helado y el toque herbáceo de la acedera, el cebollino y los brotes de guisante.

Salmorejo de avellanas tostadas
Salmorejo de avellanas tostadas

 

Producto y sostenibilidad

Uno de los platos que nos recomendaron fue el Atún rojo “Balfego” en salazón, con helado de wasabi, mayonesa de ajo negro y nuestros encurtidos (12,80€). Un gran plato donde el sabor exquisito del atún venía complementado por el suave toque picante del wasabi, la dulzura del ajo negro y los encurtidos caseros de rábano, pepino, calabaza, cebolleta roja y capuchina. Un cuadro colorista de sabores.

Atún rojo Balfego en salazón
Atún rojo Balfego en salazón

Además te dejaban sobre la mesa el código QR de la trazabilidad del atún, con la información sobre el ejemplar que habíamos degustado.

Trazabilidad del atún rojo Balfego
Trazabilidad del atún rojo Balfego

Continuamos con la Merluza de anzuelo curada con salsa verde de plancton marino y alga codium (17,40€), con un sabor a pescado de verdad, que se abría en tiernas láminas. Venía escoltada por unas sabrosas ortiguillas y coronada por una hoja de ostra y un alga codium, teníamos el espíritu del mar en el plato.

Merluza de anzuelo curada con salsa verde de plancton
Merluza de anzuelo curada con salsa verde de plancton

En el apartado de carnes nos decantamos por el Pichón de Bresse en dos cocciones con alcachofa ahumada y yema de huevo ecológico (23€). La pechuga estaba marcada en la plancha y el muslo cocinado en su jugo. En ambas modalidades la carne estaba en su punto y con un gusto exquisito.

Pichón de Bresse en dos cociones
Pichón de Bresse en dos cociones

Postres caseros

Llego el momento dulce y nos dejamos llevar por las explicaciones de la simpática camarera, comenzando con la Torrija con helado de canela y crema de baileys (7€) espolvoreada con sésamo tostado y corteza de naranja. Sin palabras.

Torrija con helado de canela y crema de baileys
Torrija con helado de canela y crema de baileys

Rematamos con el Hojaldre crujiente de fresa (6,80€) con nata y frambuesas liofilizadas. Una elaboración de alta repostería que explotaba en la boca. Un verdadero manjar.

Hojaldre crujiente de fresa
Hojaldre crujiente de fresa

Este pequeño festín gastronómico merecía ser terminado con un buen café cortado (1,85€) que nos trajo la última sorpresa de la velada en forma de catania catalana, un dulce elaborado con almendra recubierta de chocolate blanco y cacao.

Café cortado y catania catalana
Café cortado y catania catalana

Comprobamos en primera persona que el Restaurante Galerna Jan-Edan no es un espejismo y nos gustó su propuesta divertida, basada en productos de calidad tratados con técnicas culinarias abiertas al mundo. Fue gratificante disfrutar del fruto del trabajo y la pasión por la cocina de esta joven pareja en un marco muy acogedor.

 

 

Galerna Jan-Edan
Galerna Jan-Edan

Galerna Jan-Edan

DirecciónKolon Pasealekua, 46,  Donostia, Gipuzkoa

Teléfono943 27 88 39

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.