Un día en el Valle de Chistau, en el Pirineo de Huesca

En una de nuestras incursiones por el Pirineo de Huesca, pasamos un día en el Valle de Chistau o Valle de Gistaín o La Bal de Chistau. Durante esta jornada descubrimos los pueblos, los paisajes y la gastronomía de este precioso rincón del pirineo oscense.

Gistaín / Chistén
Gistaín / Chistén

Un día en el Valle de Chistau

El Valle de Chistau formaba parte de la comarca de Sobrarbe y estaba ubicado en el Parque Natural Posets Madaleta. Además lo atravesaba el río Cinqueta, un afluente del río Cinca, rodeado de montañas de entre 2.000 y 3.000 metros de altitud.

Valle de Chistau
Valle de Chistau

Durante nuestra experiencia de un día en el Valle de Chistau recorrimos varios de sus encantadores pueblos, descubrimos su gastronomía y nos acercamos al espectacular Ibón de Plan. También nos sorprendió comprobar que en este rincón de los Pirineos se hablaba el chistabín o chistabino, una variante del aragonés.

Ibón de Plan o Basa La Mora
Ibón de Plan o Basa La Mora

Entrada al Valle de Chistau desde Aínsa

En primer lugar llegamos a la bella población oscense de Aínsa, situada en un alto a 600 metros de altitud. Ainsa, una localidad con las calles empedradas y con mucho ambiente, estaba ubicada en un punto estratégico para visitar y realizar rutas de senderismo por el Pirineo de Huesca.

Desde Aínsa tomamos por la  carretera A-138 en dirección a Bielsa y a unos 26 kms, en Lafortunada, nos desviamos por la A-2609 en dirección a Plan. Muy pronto entramos en el Valle de Chistau acompañados por el río Cinqueta.

Valle de Chistau
Valle de Chistau

 

Saravillo

A unos 5,5 kilómetros tomamos el desvío hacia Saravillo (1,5km), un pueblo enclavado en la orilla izquierda del río Cinqueta, entre las faldas del Mobisón y la Montaña de Lierga.

Un día en el Valle de Chistau
Un día en el Valle de Chistau

Queso del Artesano de Saravillo

De repente, justo antes de llegar al pueblo, nos encontramos con la Quesería del Queso del Artesano de Saravillo.

Queso del Artesano de Saravillo
Queso del Artesano de Saravillo

Era un pequeño local que disponía de una tienda donde probamos unos cremosos yogures artesanos (1,50€) y compramos un queso semicurado de cabra (8€). Además pudimos ver las instalaciones donde elaboraban los deliciosos quesos con la leche de su propia ganadería.

 

Paseo por Saravillo

Después continuamos en coche hasta un aparcamiento que se encontraba en la plaza de Saravillo, donde estaba el centro de visitantes y la escuela pública. Desde allí mismo se apreciaba un antiguo lavadero, situado junto a un arroyo que bajaba con fuerza.

Lavadero de Saravillo
Lavadero de Saravillo

Continuamos nuestro paseo por Saravillo y recorrimos sus calles entre casas de piedra y verdes prados, mientras recogíamos alguna nuez caída a los pies de las viejas «nogueras».

Saravillo
Saravillo

Antes de regresar a la plaza pasamos junto a la Iglesia de la Asunción (siglo XVI). También en Saravillo se podía visitar  el Centro de Interpretación de Mosén Bruno Fierro, la casa de un cura muy famoso en el pueblo.

Iglesia de la Asunción de Saravillo
Iglesia de la Asunción de Saravillo

Ibón de Plan o Basa La Mora

Desde Saravillo, al final del pueblo, salía una pista forestal que ascendía hasta el Refugio de montaña de Labasar, cercano al Ibón de Plan o Basa La Mora, un precioso lago natural a casi 2.000 metros de altura.

Al comienzo de la pista había un cajero automático para abonar los 3€ que costaba el acceder en coche por esta pista empinada de tierra de unos 14 kilómetros (1 hora) que llegaba hasta el Refugio de Lavasar o Labasar.

Cuando llegamos arriba dejamos el coche en el aparcamiento y siguiendo las indicaciones caminamos bordeando el Refugio de Labasar para recorrer un kilómetro y medio (20 minutos) hasta el Ibón de Plan.

Refugio de Labasar
Refugio de Labasar

En primer lugar transitamos por un un sendero de tierra y piedras que atravesaba un bosque. Después pasamos por un espacio abierto con verdes prados y las montañas al fondo.

Paisaje de montaña

Cuando nos acercamos a la orilla del Ibón de Plan o también llamado Basa la Mora contemplamos una escena natural de gran belleza.

Ibón de Plan o Basa La Mora
Ibón de Plan o Basa La Mora

El espectacular ibón estaba situado en un circo rocoso rodeado de las montañas calizas de Cotiella, con mas de 2.000 metros de altitud.

Ibón de Plan o Basa La Mora
Ibón de Plan o Basa La Mora

En la orilla nos mojamos los pies y disfrutamos del sonido de la naturaleza junto al Ibón de Plan, uno de los lagos naturales o Ibones que hay en estas montañas del Valle de Chistau.

Ibón de Plan o Basa La Mora
Ibón de Plan o Basa La Mora

Después regresamos hasta el aparcamiento y descendimos con cuidado por la pista de tierra, que tenía el piso bastante irregular.

 

Plan

Luego volvimos a la carretera A-2609 y tomamos en dirección a Plan, nuestra siguiente parada de un día en el Valle de Chistau.

Valle de Chistau
Valle de Chistau

Durante la ascensión tuvimos que atravesar unos túneles excavados en la roca hace más de cien años y parecía que te adentrabas en las entrañas de la tierra.

Túnel excavado en la roca
Túnel excavado en la roca

Después el valle se ensanchaba y aunque nos encontrábamos rodeados de impresionantes montes, también aparecían prados y vegas que daban el nombre, en aragonés, a la villa de Plan.

Plan
Plan

 

Grandes casas de piedra con blasones

Dejamos el coche en la parte baja de Plan, junto a la carretera y fuimos subiendo por las estrechas calles, rodeados de edificaciones de piedra y grandes casas con blasones en sus fachadas.

Un día en el Valle de Chistau
Un día en el Valle de Chistau

En la parte alta de la villa de Plan destacaba el cementerio, junto a la Iglesia de San Esteban, desde donde disfrutamos de una espectaculares vistas del Bal de Chistau.

Iglesia de San Esteban en Plan
Iglesia de San Esteban en Plan

Posteriormente descendimos hasta la parte baja de Plan, donde había unas piscinas municipales junto al cauce del río Cinqueta. Además existía la posibilidad de acercarse hasta San Juan de Plan, siguiendo por un camino junto al cauce del río. Desde allí también salían varias rutas de senderismo, una de ellas te llevaba hasta el Ibón de Plan.

Río Cinqueta a su paso por Plan
Río Cinqueta a su paso por Plan

Restaurante Bistró La Capilleta de Plan

Pero nosotros optamos por degustar la gastronomía local en el Restaurante Bistró La Capilleta, situado en la parte baja de Plan junto a la Carretera San Juan de Plan, 7.

Restaurante La Capilleta de Plan
Restaurante La Capilleta de Plan

En este restaurante degustamos su Menú Degustación de fin de semana (20€), con un aperitivo, tres entrantes para compartir, un segundo plato a elegir, postre, pan y bebida. Además el Restaurante La Capilleta ofrecía una cocina de raíz aderezada con toques de modernidad, donde se cuidaba tanto la calidad del producto como las técnicas de elaboración.

 

San Juan de Plan

Después cogimos el coche y siguiendo la carretera llegamos hasta la localidad cercana de San Juan de Plan, construida en una ladera con una abrupta pendiente. Hay que destacar que entre la parte alta y la baja había un desnivel de unos 100 metros.

San Juan de Plan
San Juan de Plan

Además en San Juan de Plan, el río Cinqueta recibía las aguas de un torrente que bajaba desde las montañas.

 

Gistaín/Chistén

Para finalizar esta jornada de un día en el Valle de Chistau, continuamos por la carretera ascendiendo hasta Gistaín/Chistén, situado a una altura de 1.420 metros, donde finalizaba la carretera a los pies del Pirineo.

Gistaín / Chistén
Gistaín / Chistén

Cuando entramos en Gistaín/Chistén nos encontramos con la Fuente «Fuen de Feixas, junto al antiguo lavadero. Allí conversamos con dos vecinos, que nos contaron que antiguamente había que guardar la vez para poder lavar la ropa.

Fuente "Fuen de Feixas de Gistaín
Fuente «Fuen de Feixas de Gistaín

Las casas de este pueblo estaban construidas de forma escalonada en la ladera de la montaña y entre ellas destacaban tres torres, en lo alto la Torre de la Iglesia, en medio la Torre de Casa Tardem y en la parte baja del pueblo la Torre de Casa Rins.

Gistaín / Chistén
Gistaín / Chistén

Además el pueblo estaba rodeado de grandes montañas, entre las que destacaban las cumbres del Macizo de Cotiella, formado por varios picos que servían de reloj solar para los lugareños, la Peña las Diez, la Peña las Once, la Peña del Mediodía y la Peña la Una.

Macizo de Cotiella
Macizo de Cotiella

Como conclusión podemos decir que pasamos un día en el Valle de Chistau, descubriendo la belleza natural de sus montes y de sus encantadores pueblos y degustando la gastronomía de este valle del Pirineo de Huesca.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

 

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.