Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña

En una de nuestras incursiones por el norte de Burgos realizamos la Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña, en Las Merindades. Un recorrido fácil entre encinas y quejigos hasta llegar a un imponente arco de piedra asomado al Valle de Valdeporres. Además nos desviamos unos metros por la senda PRC BU-35 para acceder al Mirador del Pico del Cuerno y admirar el Valle de Sotoscueva. Al finalizar la ruta también visitamos la Cueva de San Bernabé y el Sumidero del río Guareña, donde su cauce abandonaba la superficie y se adentraba en las galerías subterráneas.

El Ventanón de Sotoscueva
El Ventanón de Sotoscueva

 

Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña

La Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña era una ruta circular de unos 11 kilómetros (2 horas y media). La Senda arrancaba desde el aparcamiento del Alto de la Concha, junto al Monumento Natural de Ojo Guareña.

Siguiendo las indicaciones comenzamos a ascender por el sendero señalizado PRC BU-32, un camino de tierra y roca caliza entre encinas y quejigos.

Mientras caminábamos pudimos observar en las partes rocosas del camino varios fósiles incrustados en el terreno.

Fósiles en la Ruta El Ventanón de Sotoscueva
Fósiles en la Ruta El Ventanón de Sotoscueva

Senda Pico del Cuerno

Cuando habíamos recorrido unos 400 metros llegamos a una zona más llana donde apareció el desvío hacia el Mirador del Pico del Cuerno.

Como estaba a solo unos 200 metros de distancia nos desviamos a la derecha para acceder al Mirador del Pico del Cuerno.

Después de pasar junto a unas antenas tomamos a la izquierda y llegamos hasta el Pico del Cuerno. Allí descubrimos un mirador natural situado en lo alto de un cortado calizo (848 metros de altitud) de paredes verticales. Desde allí se apreciaban unas extraordinarias vistas del Valle de Sotoscueva, rodeado por los Montes del Somo y la Sierra Morteros.

Mirador del Pico del Cuerno
Mirador del Pico del Cuerno

Además mirando hacia la derecha aparecía el Alto de la Escampada (959 metros). En este punto también se solían avistar águilas, alimoches, halcones peregrinos y sobre todo buitres leonados.

Mirador del Pico del Cuerno
Mirador del Pico del Cuerno

Senda El Ventanón

Después volvimos hasta el desvío anterior y continuamos por la Senda El Ventanón. Durante el trayecto atravesamos varias campas, donde de vez en cuando aparecían algunos caballos que pastaban libremente.

Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña
Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña

Mas adelante cruzamos una alambrada por el paso para peatones y continuamos nuestra marcha.

Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña
Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña

Cuando mirábamos hacia atrás descubríamos el paisaje espectacular del Monumento Natural de Ojo Guareña, donde aparecían las conchas y otros montes con formas caprichosas.

Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña
Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña

Durante la travesía pudimos ver varias simas y cavidades balizadas. Esto era debido a que estábamos caminábamos por la parte alta de los cortados calizos, que se asomaban a los valles de Las Merindades.

Sendero entre encinas y quejigos

Cuando llegamos a la parte alta continuamos por un falso llano y volvimos a internarnos en un bosque de encinas y quejigos.

Bosque de encinas y quejigos
Bosque de encinas y quejigos

Mirando al frente destacaban las caprichosas formaciones rocosas de los montes de Valdeporres que dominaban el horizonte.

Montes de Valdeporres
Montes de Valdeporres

Mas adelante apareció el desvío a la derecha para acceder a El Ventanón, que se encontraba a unos 300 metros de distancia. En este punto, tomando hacia la izquierda se completaba la ruta circular hasta el Alto de la Concha, pasando por la localidad de Villamartín de Sotoscueva.

 

El Ventanón de Sotoscueva

Caminamos entre arbustos y llegamos hasta El Ventanón, un arco de unos 20 metros de altura y 30 de ancho, una ventana abierta a la Merindad de Valdeporres.

Cuando nos acercamos a esta caprichosa cavidad de roca caliza creada por el efecto del paso del agua, comprobamos su belleza natural.

El Ventanón de Sotoscueva
El Ventanón de Sotoscueva

Además a través de este arco se apreciaba el pueblo de Rozas, 400 metros más abajo, muy cerca de la Ruta de las Callejuelas de la Engaña, que realizamos en otra ocasión.

El Ventanón de Sotoscueva
El Ventanón de Sotoscueva

Durante un rato permanecimos sentados frente a esta ventana natural abierta a la Merindad de Valdeporres. Después volvimos hasta el desvío y en vez de completar la ruta circular siguiendo por  Villamartín de Sotoscueva, optamos por regresar por el mismo camino hasta el Alto de la Concha.

El Ventanón de Sotoscueva
El Ventanón de Sotoscueva

Monumento Natural de Ojo Guareña

Cuando llegamos al aparcamiento del Alto de la Concha decidimos realizar una visita guiada a la Cueva de San Bernabé (4€/persona). Esta cavidad era una de las numerosas cuevas que formaban parte del Monumento Natural de Ojo Guareña, un monte de roca caliza horadado por los ríos Trema y Guareña, que habían creado mas de 100 kilómetros de galerías subterráneas en varios niveles. Además, para conocer mas a fondo este complejo kárstico existía un Centro de Interpretación ubicado en Quintanilla del Rebollar, a unos 6 kilómetros de la cueva.

Cueva de San Bernabé en Ojo Guareña
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Cueva de San Bernabé

Para acceder a la Cueva de San Bernabé bajamos desde el Alto de la Concha unos 200 metros hasta la entrada de la cueva.

La visita guiada (4€/persona) duraba 45 minutos y en primer lugar se realizaba una proyección de vídeo sobre la historia y las leyendas de esta cueva. Después se recorrían unos metros por una pasarela que atravesaba la cueva y salía a la Ermita de San Tirso, popularmente conocida como Ermita de San Bernabé, que ocupaba otra de las entradas de la cueva.

Cuando salimos al exterior contemplamos el campanario y las entradas a la Cueva Ermita de San Bernabé, donde se celebraba en el mes de junio una romería popular en honor de este santo.

Cueva Ermita de San Bernabé
Cueva Ermita de San Bernabé

Cueva de Palomera 

También se podía visitar la Cueva de Palomera, cuya entrada se encontraba en el Alto de la Concha. Esta cavidad era la más interesante del complejo kárstico del Monumento Natural de Ojo Guareña, ya que disponía de un mayor atractivo para los amantes de la geología y la aventura. La visita a la Cueva de Palomera había que reservarla con antelación y existía la posibilidad de realizar un trayecto corto de 2 horas y media (13€/17€) o uno más largo de 4 horas (18€/22€).

Monumento Natural de Ojo Guareña
Monumento Natural de Ojo Guareña

 

Sumidero del río Guareña

Después de visitar la Cueva de San Bernabé y disfrutar de la panorámica de las entradas de la cueva, decidimos acercarnos hasta el Sumidero del río Guareña.

Para ello, desde la explanada de la Ermita de San Bernabé, bajamos unos 60 metros por un sendero empinado hasta el sumidero.

También se podía acceder por un camino menos empinado desde el Área recreativa Los Nogales.

Sendero del Sumidero del río Guareña
Sendero del Sumidero del río Guareña

En este punto el cauce del río Guareña desaparecía entre las rocas y seguía su curso por las galerías subterráneas. Además este agujero u ojo entre las rocas daba nombre al Monumento Natural de Ojo Guareña.

Sumidero del río Guareña
Sumidero del río Guareña

Cuando salimos de Ojo Guareña en coche tomamos por la carretera BU-526 en dirección a Santelices y paramos en el kilómetro 27 para volver a contemplar El Ventanón desde abajo.

El Ventanón desde abajo
El Ventanón desde abajo

Hay que decir que disfrutamos de esta jornada en Las Merindades realizando la Ruta El Ventanón de Sotoscueva desde Ojo Guareña, asomandonos al Pico del Cuerno. Además visitamos la Cueva de San Bernabé y nos acercamos al Sumideo del río Guareña. Esperamos visitar pronto la Cueva de Palomera para sumergirnos en las entrañas del Monumento Natural de Ojo Guareña.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

 

 

 

 

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.