La Bicicleta de Hoznayo, cocina de producto sostenible

Como sabéis, durante nuestros viajes nos gusta descubrir bares y restaurantes donde se sienta la pasión por la cocina. Hace unos años viajando por Cantabria descubrimos el Restaurante La Bicicleta de Hoznayo, donde degustamos su Menú Ejecutivo (45€), que servían de miércoles a viernes. Posteriormente hemos vuelto para probar su Menú Gastronómico ” Una vuelta en bicicleta” (95€/persona). Actualmente este menú de 17 pases cuesta 105€ por persona. 

Restaurante La Bicicleta de Hoznayo
La Bicicleta de Hoznayo

La Bicicleta de Hoznayo

El Restaurante La Bicicleta de Hoznayo, ubicado en la La Plaza nº 12, ocupaba varias estancias de una vieja casona del siglo XVIII que había sido rehabilitada respetando la esencia de la construcción cántabra. Además el restaurante contaba con un jardín y varios soportales con arcos de piedra, convertidos en pequeños comedores.

Restaurante La Bicicleta de Hoznayo
La Bicicleta de Hoznayo

Este restaurante abrió sus puertas en 2011 de la mano de Eduardo Quintas (cocinero) y Cristina Cruz (jefa de sala), dos apasionados de la cocina que ofrecían una gastronomía viajera internacional que caló rápidamente entre sus clientes. Pero en 2016, en pleno éxito del local, dieron un golpe de timón y sentaron las bases del actual Restaurante La Bicicleta. Además con su atrevida propuesta gastronómica, basada en los productos de temporada y de cercanía elaborados con técnicas de alta cocina, han conseguido una estrella michelin y un sol repsol.

Al entrar al restaurante te encontrabas con la cocina a la vista que disponía de una barra para emplatar las creaciones gastronómicas que salían de los fogones y donde se servían los entrantes por turnos a todos los comensales.

Cocina del Restaurante La Bicicleta
Cocina de La Bicicleta

Menú Ejecutivo

En nuestra primera visita disfrutamos del Menú Ejecutivo (45€) que servían los miércoles, jueves y viernes al mediodía y constaba de tres aperitivos, dos platos, postre, agua y una copa de vino. Nos acomodamos en uno de sus  elegantes comedores de paredes de piedra y pedimos una copa de vino tinto crianza Biga de Luberri, incluida en el menú.

Restaurante La Bicicleta
Restaurante La Bicicleta

Comenzamos con tres originales entrantes, su versión de La Gilda, Las Dos Tortillas y el Bocadillito de pan “airbag”con unas láminas de ternera de Tudanca, pimiento de Isla y queso cántabro Divirin.

Continuamos con los dos platos principales, Mar y Tierra de pichón y gamba alistada en caldo lebaniego y la Costilla de cerdo sobre crema de patata y romero. 

Terminamos con el Chocolate aireado con helado de mantequilla noisette, gianduja, tofé de orujo y nueces, un postre muy visual lleno de sabores que encajaban perfectamente.

Chocolate aireado, helado de mantequilla noisette, gianduja, tofé de orujo y nueces
Chocolate aireado, helado de mantequilla noisette, gianduja, tofé de orujo y nueces

Menú Gastronómico ” Una Vuelta en Bicicleta”

Posteriormente, un sábado volvimos al Restaurante La Bicicleta de Hoznayo para probar su Menú Gastronómico “Una Vuelta en Bicicleta” (15 pases/ 95€ sin bebida). Actualmente este menú consta de 17 pases y cuesta 105€ por persona.

Menú Gastronómico "Una Vuelta en Bicicleta"
Menú Gastronómico “Una Vuelta en Bicicleta”

Una propuesta muy interesante que disfrutamos sin prisa disfrutando de cada plato.

En esta ocasión nos acomodaron en un coqueto comedor ubicado bajo unos soportales con arcos de piedra, asomados al jardín.

La Bicicleta de Hoznayo
La Bicicleta de Hoznayo

Para beber nos decantamos por una botella de La Resistencia activa contra el Marqués (24€) un vino espumoso biodinámico, con un punto de locura.

La Resistencia activa contra el Marqués
La Resistencia activa contra el marqués

Entrantes frente a la cocina

Comenzamos degustando seis pequeños bocados sentados delante de la barra situada frente a la cocina a la vista.

Cocina del Restaurante La Bicicleta
Cocina de La Bicicleta

El chef nos presentaba cada pequeño bocado sirviéndolo directamente desde la cocina.

La Bicicleta
La Bicicleta

De esta forma volvimos a probar La Gilda, el Pepito de vaca, queso ahumado y pimiento de Isla y la Patata suflé rellena de tortilla y bonito.

También disfrutamos del sabor y de la presentación original del Brioche de bogavante en mantequilla y crujiente de pollo, del Erizo con manzana y estragón y del Carabinero sellado y emulsión de ramallo.

Platos de fantasía

Después volvimos a nuestra mesa para seguir disfrutando de los platos de fantasía llenos de sabor de este restaurante cántabro. Comenzamos con el Pastel de maíz y tartar de gamba alistada, txakoli y espuma de mantequilla tostada. 

Pastel de maíz y tartar de gamba alistada
Pastel de maíz y tartar de gamba alistada

Seguidamente probamos la Vieira marinada y cocido lebaniego, una conjunción sorprendente de los sabores del mar y de un plato tradicional cántabro.

A continuación llegó a la mesa un plato con el sabor del otoño elaborado con setas Pie azul y níscalos estofados, acompañadas de una espuma y naranja.

Pie azul y níscalos estofados
Pie azul y níscalos estofados

Cocina atrevida de temporada 

Destacaban los productos de temporada y de cercanía elaborados con técnicas de alta cocina sin fronteras y presentados de una forma muy original. Además este restaurante siempre ha apostado por la sostenibilidad, que le ha valido el reconocimiento internacional.

Chef de La Bicicleta
Chef de La Bicicleta

Continuamos con el Arroz cremoso de careta de cerdo y pil pil de bacalao, una especialidad melosa y delicada con los matices mar y tierra.

Arroz cremoso de careta de cerdo y pil pil de bacalao
Arroz cremoso de careta de cerdo y pil pil de bacalao

También probamos el Rodaballo con fondo marino y su gyoza, con una tersa textura y un gusto delicioso.

Rodaballo con fondo marino y su gyoza
Rodaballo con fondo marino y su gyoza

El punto final de la parte salada de este menú gastronómico lo puso el plato de Pato azulón en varias texturas acompañado de tubérculos y carpaccio de remolacha.

Postres 

Entramos en el apartado dulce con un una refrescante creación a base de Hierbaluisa, frutos rojos y granada.

Hierbaluisa, frutos rojos y granada
Hierbaluisa, frutos rojos y granada

Después probamos el Hojaldre de la casa con crema y mantequilla noisette, una dulce tentación.

Hojaldre de la casa con crema y mantequilla noisette
Hojaldre de la casa con crema y mantequilla noisette

Para rematar este grato momento gastronómico en el Restaurante La Bicicleta degustamos unos Petit Fours servidos desde un original carrito.

Como conclusión podemos decir que disfrutamos en ambas ocasiones de los platos creativos del Restaurante La Bicicleta, basados en los sabores cántabros sin olvidarse de productos ecológicos de calidad de otras latitudes. En definitiva una propuesta moderna y cercana que apuesta por la sostenibilidad.

Restaurante La Bicicleta

Restaurante La Bicicleta

Dirección: La Plaza, 12, Hoznayo, Cantabria

Teléfono: 636 29 69 70

Cerrado lunes y martes

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Autor: yendoporlavida

Somos Txema y Esther, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad que visitamos. Apostamos por el turismo sostenible realizando rutas de senderismo, degustando la gastronomía local, disfrutando de conciertos y festivales de música y participando en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Generamos contenido orgánico contando solo experiencias positivas desde nuestro punto de vista y esperamos que sean útiles e interesantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.