Restaurante La Bicicleta de Hoznayo, cocina de producto desenfadada

Como sabéis, durante nuestros viajes nos gusta descubrir bares y restaurantes donde se sienta la pasión por la cocina. Un viernes de otoño viajando por Cantabria nos encontramos con el Restaurante La Bicicleta de Hoznayo, donde degustamos su Menú Ejecutivo (45€).

Restaurante La Bicicleta de Hoznayo
Restaurante La Bicicleta de Hoznayo

Restaurante La Bicicleta de Hoznayo

El Restaurante La Bicicleta de Hoznayo, ubicado en la La Plaza nº 12, ocupaba varias estancias de una vieja casona del siglo XVIII que había sido rehabilitada respetando la esencia de la construcción cántabra. Además el restaurante contaba con un jardín y varios soportales con arcos de piedra.

Restaurante La Bicicleta de Hoznayo
Restaurante La Bicicleta de Hoznayo

Este restaurante abrió sus puertas en 2011 de la mano de Eduardo Quintas (cocinero) y Cristina Cruz (jefa de sala), dos apasionados de la cocina que ofrecían una gastronomía viajera internacional que caló rápidamente entre sus clientes. Pero en 2016, en pleno éxito del local, dieron un golpe de timón y sentaron las bases del actual Restaurante La Bicicleta. Además su nueva propuesta gastronómica, basada en los productos de temporada y de cercanía elaborados con técnicas de alta cocina, consiguió una estrella michelin en 2017.

Cocina a la vista

Cuando atravesamos la puerta entramos al vestíbulo que compartían la cocina a la vista y uno de los comedores de paredes de piedra. Junto a la cocina había una barra donde terminaban de emplatar las creaciones gastronómicas que salían de los fogones.

Cocina del Restaurante La Bicicleta
Cocina del Restaurante La Bicicleta

Además los comensales que optaban por su Menú gastronómico comenzaban degustando varios aperitivos sentados frente a esa barra.

Cocina del Restaurante La Bicicleta
Cocina del Restaurante La Bicicleta

Este Menú Gastronómico se podía degustar en su versión ligera ( 75€) intermedia (90€) y completa (100€) y también disponían de carta.

 

Menú Ejecutivo

Además los miércoles, jueves y viernes al mediodía servían el Menú Ejecutivo (45€) con unos platos muy sugerentes. Después de repasar las diferentes opciones nos decidimos por probar el Menú Ejecutivo, que constaba de tres aperitivos, dos platos, postre, agua y una copa de vino.

Restaurante La Bicicleta
Restaurante La Bicicleta

Para maridar los platos pedimos una copa de vino tinto crianza Biga de Luberri  y una copa de vino tinto crianza Semele.

Copas de vino tinto Biga de Luberri y Semele
Copas de vino tinto Biga de Luberri y Semele

Daba gusto ver las evoluciones del equipo del cocinero Eduardo Quintas y el grácil movimiento de los camareros por la sala. Una puesta en escena que transmitía dinamismo y modernidad y creaba un ambiente muy acogedor.

Restaurante La Bicicleta
Restaurante La Bicicleta

 

Entrantes

En primer lugar llegaron a la mesa tres entrantes con una presentación muy original.

Comenzamos degustando La Gilda creada con una exquisita anchoa en salazón y una aceituna líquida. Un buen comienzo.

La Gilda
La Gilda

Después probamos Las Dos Tortillas que consistían en unas patatas soufflé rellenas de tortilla de chorizo y de bonito, con un sabor muy conseguido. Una forma original de comer tortilla de patatas.

Las Dos Tortillas
Las Dos Tortillas

El siguiente entrante que degustamos fue un Bocadillito de pan «airbag»con unas láminas de ternera de Tudanca, pimiento de Isla y queso cántabro Divirin.

Bocadillito de pan "airbag"con unas láminas de ternera de Tudanca
Bocadillito de pan «airbag»con unas láminas de ternera de Tudanca

 

Primer plato

Después de los deliciosos y originales aperitivos elegimos un primer plato cada uno y así probamos el Arroz cremoso de careta de cochinillo y jugo de ave. El grano estaba al dente y sabroso bien acompañado por un fondo muy conseguido y un ligero toque picante.

Arroz cremoso de careta de cochinillo y jugo de ave
Arroz cremoso de careta de cochinillo y jugo de ave

El otro primer plato elegido fue Mar y Tierra de pichón y gamba alistada en caldo lebaniego, una fiesta para el paladar con un sabor muy sutil y un caldo que recordaba a la tierra cántabra.

Mar y Tierra de pichón y gamba alistada en caldo lebaniego
Mar y Tierra de pichón y gamba alistada en caldo lebaniego

 

Segundo plato

Continuamos con el segundo plato y también elegimos dos diferentes para seguir disfrutando de la cocina del Restaurante La Bicicleta. En primer lugar degustamos el Ravioli de pato azulón sobre caldo de bonito ahumado, una creación equilibrada jugando con los sabores de la carne y el pescado.

Ravioli de pato azulón sobre caldo de bonito ahumado
Ravioli de pato azulón sobre caldo de bonito ahumado

También probamos la Costilla de cerdo sobre crema de patata y romero, escoltada por unos deliciosos cubos de bizcocho de remolacha. Un buen plato.

Costilla de cerdo sobre crema de patata y romero
Costilla de cerdo sobre crema de patata y romero

La experiencia gastronómica iba sobre ruedas, con unos platos creativos basados en los sabores tradicionales cántabros sin olvidarse de productos ecológicos de calidad de otras latitudes. Además el servicio de sala era impecable, con unos camareros profesionales muy atentos y cercanos.

 

Postre

Llegó el momento del postre y teníamos grandes expectativas para este momento dulce ya que en medio del comedor había un carrito con una exposición de pequeñas delicias muy sugerentes. Aunque hay que decir que estaban reservadas para su Menú Gastronómico.

Carrito de dulces
Carrito de dulces

De todas formas probamos el Chocolate aireado, helado de mantequilla noisette, gianduja, tofé de orujo y nueces, un postre muy visual lleno de sabores que encajaban perfectamente.

Chocolate aireado, helado de mantequilla noisette, gianduja, tofé de orujo y nueces
Chocolate aireado, helado de mantequilla noisette, gianduja, tofé de orujo y nueces

El otro postre que degustamos fue el Soufflé de cítricos con helado de limón y romero, con un aspecto de bizcocho cremoso que rellenamos con el helado, una mezcla llena de sensaciones gustosas.

Soufflé de cítricos con helado de limón y romero
Soufflé de cítricos con helado de limón y romero

Para terminar podemos decir que nos sorprendió gratamente cada plato del Menú Ejecutivo del Restaurante La Bicicleta de Hoznayo y disfrutamos con su propuesta moderna y cercana.

Restaurante La Bicicleta
Restaurante La Bicicleta

 

Restaurante La Bicicleta

DirecciónLa Plaza, 12, Hoznayo, Cantabria

Teléfono636 29 69 70

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.