Ruta de La Fuentona y visita a Calatañazor en Soria

Soria guarda muchos secretos naturales, históricos y gastronómicos que vamos descubriendo poco a poco en cada una de nuestras visitas a esta provincia castellanoleonesa. En otras ocasiones hemos visitado el Yacimiento arqueológico de Numancia, hemos degustado los platos de autor del Restaurante Baluarte de Soria y hemos realizado una interesante ruta por la Laguna Negra. En esta ocasión realizaremos la fácil y entretenida Ruta de La Fuentona y visita a Calatañazor, disfrutando de este precioso pueblo medieval y del paisaje de Soria.

La Fuentona
La Fuentona

Ruta de La Fuentona y visita a Calatañazor

En primer lugar realizamos la Ruta de La Fuentona y luego nos acercamos hasta la preciosa Cascada o Chorro de Despeñalagua (3 km – 1hora /ida y vuelta). Después paseamos por el espectacular Sabinar de Calatañazor y finalmente contemplamos un bello atardecer desde el Castillo de los Padilla, durante nuestra visita a Calatañazor. Una excursión que realizamos en una tarde, ya que todo estaba muy cerca.

Ruta de La Fuentona

Después de comer en Soria nos dirigimos hacia Calatañazor. Para ello tomamos por la N-122 en dirección a Valladolid y a unos 30 kilómetros nos desviamos a la derecha hacia Calatañazor. Después continuamos hasta Muriel de la Fuente, donde seguimos las indicaciones hacia La Fuentona.

Ruta de La Fuentona y Visita a Calatañazor
Ruta de La Fuentona y Visita a Calatañazor

Casa del Parque del Sabinar de Calatañazor

Antes de llegar a La Fuentona pasamos junto a la Casa del Parque del Sabinar de Calatañazor, ubicada en el Palacio de Santa Coloma del siglo XVI, donde había una exposición muy interesante sobre este espacio natural. Además se podía experimentar virtualmente la sensación de sumergirse en las aguas de La Fuentona.  Más adelante encontramos dos aparcamientos, uno junto a la ermita de la Virgen del Valle y otro, a unos 700 metros, en el inicio de la Ruta de La Fuentona, donde dejamos el vehículo. Normalmente había que comprar el ticket de aparcamiento (4€/coche) en la Casa del Parque, pero cuando nosotros fuimos había un cartel indicando que el acceso era libre y gratuito.

Parking de La Fuentona
Parking de La Fuentona

Ruta de La Fuentona

Desde allí partía una pasarela de madera que nos llevaría por un camino llano hasta La Fuentona (800 metros) y hasta la Cascada o Chorro de Despeñalagua (1,4 km).

Durante la ruta de La Fuentona caminamos por una pista de tierra junto a las aguas cristalinas del río Abión y cruzamos un puente de madera.

Ruta de la Fuentona
Ruta de la Fuentona

Continuamos por un camino cómodo entre árboles y llegamos a la Fuente de las Calabazas, donde brotaba una agua fresca y cristalina.

Fuente de las Calabazas
Fuente de las Calabazas

Mas adelante nos encontramos con el desvío hacia la Cascada de Despeñalagua ( 700 metros) que visitamos a la vuelta.

Desvío en la Ruta de La Fuentona
Desvío en la Ruta de La Fuentona

Nosotros continuamos hacia La Fuentona (130 metros) y atravesamos un puente de madera sobre el arroyo de la Hoz.

Arroyo de la Hoz
Arroyo de la Hoz

Al cruzar por el puente contemplamos un pequeño salto de agua que caía en una poza de aguas turquesas.

Arroyo de la Hoz
Arroyo de la Hoz

Ojo de Mar de La Fuentona

Durante el trayecto nos acompañaban las aguas del río Abión, que nos llevaban hacia un pequeño cañón de paredes calizas.

Enseguida llegamos hasta la base del Monumento Natural de La Fuentona o también llamado Ojo de Mar de La Fuentona.

La Fuentona
La Fuentona

Era un embalse natural en forma de embudo con una profundidad de unos 50 metros, donde destacaban sus aguas cristalinas. Además estaba rodeada de un montículo calizo lleno de grietas y fisuras que dejaban pasar el agua hacía un acuífero subterráneo, del que se desconocía su final. Parte de estas aguas salían a la superficie por La Fuentona de Muriel, como también la conocían los lugareños, a pesar de estar ubicada en el término municipal de Cabrejas del Pinar.

La Fuentona de Muriel
La Fuentona de Muriel

El Ojo de Mar de La Fuentona era un espectáculo de la naturaleza que no podías dejar de admirar.

La Fuentona
La Fuentona

Antes de marcharnos nos subimos a la pared rocosa para disfrutar de la bella imagen de La Fuentona, donde nacía el río Abión.

La Fuentona
La Fuentona

Desde este punto se podía alargar la ruta por varias sendas llegando a Cabrejas del Pinar ( 9,7km) o a la Atalaya (2km) o a Peñota (5km).

Rutas alternativas
Rutas alternativas

 

Ruta de la Cascada o Chorro de Despeñalagua 

Después volvimos hacia el puente de madera y tomamos el desvío hacia la Cascada o Chorro de Despeñalagua (700 metros)

Caminamos a través de un bosque, donde predominaban las sabinas, siempre acompañados por las aguas del arroyo de la Hoz.

Arroyo de la Hoz
Arroyo de la Hoz

Mas adelante entre los árboles aparecieron las paredes calizas, donde distinguimos a varios buitres posados en lo más alto de las rocas.

Buitres en la Ruta de La Fuentona
Buitres en la Ruta de La Fuentona

El paseo era muy agradable y cruzamos el arroyo varias veces por una pasarela de madera y caminando por unas piedras.

Durante este corto trayecto parecía que nos íbamos internando en un bosque encantado rodeados de árboles con formas muy curiosas.

Ruta de la Cascada o Chorro de Despeñalagua
Ruta de la Cascada o Chorro de Despeñalagua

Chorro de Despeñalagua

Pronto llegamos al final del barranco y apareció la Cascada o Chorro de Despeñalagua, que en esta ocasión se mostraba majestuosa con dos saltos de agua que caían a una poza entre piedras.

Cascada o Chorro de Despeñalagua
Cascada o Chorro de Despeñalagua

Nos acercamos a la base de la cascada y disfrutamos del frescor y del sonido  de sus aguas. Era una bella estampa que solo se puede contemplar durante la época de las lluvias en invierno y en primavera.

Cascada o Chorro de Despeñalagua
Cascada o Chorro de Despeñalagua

Después volvimos por el mismo camino siguiendo el cauce del río Abión hasta el aparcamiento de La Fuentona.

Cascada o Chorro de Despeñalagua
Cascada o Chorro de Despeñalagua

Sabinar de Calatañazor

Nuestro siguiente destino era la Reserva Natural del Sabinar de Calatañazor que se encontraba a unos 3 kilómetros en dirección a Calatañazor, que realizamos en coche.

Sabinar de Calatañazor
Sabinar de Calatañazor

El Sabinar de Calatañazor se encontraba vallado y atravesamos un torno para acceder a un terreno repleto de sabinas albares de todos los tamaños y formas.

Sabinar de Calatañazor
Sabinar de Calatañazor

Las sabinas son unos árboles prehistóricos que no son fáciles de encontrar en el mundo. Por este motivo destaca la gran concentración de estos árboles (150-200 por hectárea) en el Sabinar de Calatañazor, siendo uno de los más grandes de Europa.

Sabinar de Calatañazor
Sabinar de Calatañazor

Paseamos sobre la hierba disfrutando de este entorno mágico y encontramos algunos ejemplares de hasta 15 metros de altura y 3 metros de diámetro.

Sabinar de Calatañazor
Sabinar de Calatañazor

Visita a Calatalazor

Luego continuamos en coche hasta Calatañazor (unos 2 kilómetros) y paramos antes de llegar para inmortalizar la muralla y el castillo de esta bella localidad soriana.

Calatañazor
Calatañazor

Castillo de Calatañazor

Cuando entramos en este pueblo, que conservaba su pasado medieval, nos dirigimos hacia el Castillo de Calatañazor, donde destacaba la Torre del Homenaje.

Torre del Homenaje del Castillo de Calatañazor
Torre del Homenaje del Castillo de Calatañazor

Durante la visita al castillo nos sorprendió un espectacular atardecer que aumentaba la belleza de esta fortaleza castellanoleonesa.

Atardecer en Calatañazor
Atardecer en Calatañazor

Además desde allí se obtenía una vista privilegiada de las calles y las casas de Calatañazor.

Calatañazor
Calatañazor

Antes de abandonar el castillo echamos la vista atrás para inmortalizar de nuevo el atardecer sobre los campos de Soria.

Atardecer en Calatañazor
Atardecer en Calatañazor

Después bajamos paseando por la Calle Real de Calatañazor entre edificios de adobe y soportales con vigas de madera de sabina, que nos transportaban a otras épocas pasadas. Además nos acompañaban las primeras luces de la noche.

Calatañazor
Calatañazor

Pero antes de abandonar Calatañazor entramos en varias tiendas que vendían de todo y compramos la famosa Mantequilla de Soria, Miel y un delicioso paté de perdiz.

Atardecer en Calatañazor
Atardecer en Calatañazor

 

Para finalizar podemos decir que disfrutamos de una interesante jornada en Soria paseando por el Sabinar de Calatañazor, realizando la ruta de La Fuentona y una visita a Calatañazor. Volveremos por tierras sorianas para seguir descubriendo sus encantos.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

 

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.