Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña, una preciosa playa salvaje

Durante nuestra estancia en la isla de Cerdeña realizamos una ruta corta de senderismo para acercarnos hasta la paradisíaca Playa Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña. Una cala salvaje y solitaria de cantos rodados escondida en el fondo de un barranco, que se asomaba a las aguas turquesas del Mediterráneo. Un buen plan para caminar y pasar el día disfrutando de la tranquilidad y de la belleza de este rincón natural del norte de Cerdeña. Después paseamos por las calles del casco histórico de Bosa, una localidad donde se podía sentir el auténtico ambiente de los pueblos de Cerdeña. Además degustamos algunos platos sardos en el Restaurante Le Delizie del Borgo.

Playa Cala ´e Moro de Bosa
Playa Cala ´e Moro de Bosa

 

Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña

Para acceder a la Playa Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña era necesario recorrer a pie unos 3 kilómetros bordeando la costa. El paseo merecía la pena ya que nos llevaba hasta un pequeño paraíso natural escondido entre paredes de roca y tierra, bañado por unas aguas cristalinas.

Para llegar hasta esta cala recorrimos unos 45 kilómetros por la carretera de la costa SP49 desde Alghero a Bosa. Antes de entrar en Bosa, en una rotonda tomamos por Via Sas Covas, bordeando el Puerto de Bosa hasta llegar al final de la carretera asfaltada.

Playa Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña
Playa Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña

Piscinas naturales en la costa

Después caminamos por una pista de tierra que subía bordeando la costa. Mas adelante, a la izquierda, apareció un sendero que bajaba hacia el mar, donde habían unas curiosas plataformas rocosas que funcionaban como piscinas naturales. Era una zona de baño alternativa a la Playa de Bosa.

Ruta de la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña
Ruta de la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña

Nosotros continuamos subiendo por la pista en dirección a la Cala ´e Moro.

Ruta de la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña
Ruta de la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña

Cuando llegamos a lo alto del camino apareció la indicación del sendero que bajaba entre matorrales hasta la Cala ´e Moro.

Playa Cala ´e Moro de Bosa
Playa Cala ´e Moro de Bosa

 

Ruta de la Cala ´e Moro 

Además desde allí ya se divisaba esta preciosa cala salvaje de Bosa con su forma de pequeña concha.

Playa Cala ´e Moro de Bosa
Playa Cala ´e Moro de Bosa

Fuimos descendiendo por un estrecho camino que cruzaba la ladera del barranco.

Ruta de la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña
Sendero de la Cala ´e Moro

Finalmente llegamos a nuestro destino y contemplamos la belleza de esta cala salvaje en la costa de Bosa.

Ruta de la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña
Sendero de la Cala ´e Moro de Bosa

Cala ´e Moro

La Cala ´e Moro estaba en el fondo del cañón embutida entre paredes de roca que formaba una pequeña ensenada.

Playa Cala ´e Moro de Bosa
Playa Cala ´e Moro de Bosa

A la izquierda había una cueva y una enorme cavidad en la roca a la que se podía acceder nadando y buceando en sus aguas cristalinas, rodeados de peces.

Playa Cala ´e Moro de Bosa
Playa Cala ´e Moro de Bosa

Además junto a la playa se apreciaban formaciones rocosas caprichosas en forma de arcos y montículos.

Playa Cala ´e Moro de Bosa
Playa Cala ´e Moro de Bosa

Playa salvaje

Lo ideal era llevar comida y bebida, ya que no había chiringuitos, y pasar la mañana o la tarde en esta preciosa cala salvaje.

Playa Cala ´e Moro de Bosa
Playa Cala ´e Moro de Bosa

Hay que decir que mereció la pena el paseo y una vez instalados en esta tranquila cala disfrutamos del bello paisaje natural, nadamos y practicamos snorkel en sus aguas transparentes.

Playa Cala ´e Moro de Bosa
Playa Cala ´e Moro de Bosa

Además se podía pasear por los alrededores sobre unas plataformas rocosas que formaban una especie de laberinto rocoso.

Ruta de la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña
Ruta por las pasarelas rocosa de Cala ´e Moro

También contemplamos las paredes esculpidas caprichosamente por el viento y el agua.

Ruta de la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña
Ruta por las pasarelas rocosa de Cala ´e Moro

Además paseando por las plataformas rocosas de la costa te podías acercar a la orilla y contemplar el colorido de su fondo marino.

Costa de Cerdeña
Costa de Cerdeña

Después volvimos por el mismo camino hasta el aparcamiento y nos dirigimos a realizar una breve visita a la ciudad de Bosa.

Visita a Bosa

Después de pasar el día en la Cala ´e Moro nos acercamos hasta la cercana localidad de Bosa, edificada junto al estuario del río Temo.

Río Temo a su paso por Bosa
Río Temo a su paso por Bosa

 

Destacaba en lo alto de la colina el Castello Malaespina rodeado de casas con sus fachadas de colores.

Castello Malaespina de Bosa
Castello Malaespina de Bosa

Cuando atravesamos el río Temo por el moderno Ponte della Pace contemplamos al fondo el Ponte Vecchio. También se apreciaba en la otra orilla una hilera de viejos pabellones adosados, donde había varias tiendas y restaurantes.

Ponte Vecchio de Bosa
Ponte Vecchio de Bosa

Después paseamos junto al río y llegamos hasta los restos de la vieja muralla o Muraglia Vecchia, muy cerca del Duomo o Concatedral de Bosa.

Luego nos sumergimos en las estrechas calles del casco histórico de Bosa donde descubrimos el autentico ambiente sardo que reinaba en cada rincón de Bosa, donde destacaba el aspecto decadente y los colores de sus casas.

Casco histórico de Bosa
Casco histórico de Bosa

 

Restaurante Le Delizie del Borgo de Bosa

Finalmente nos sentamos en  la terraza del Restaurante Le Delizie del Borgo, en la Via Mannu 9, para cenar y probar la gastronomía de Bosa. En primer lugar pedimos una cerveza sarda Ichnusa (66cl / 5€) y también nos trajeron el pan ( 2€/persona, incluido en el precio del cubierto, que cobraban en la mayoría de los restaurantes de Cerdeña).

Cerveza sarda Ichnusa
Cerveza sarda Ichnusa

En primer lugar degustamos unos Spaghetti cozze, pomodoro e basilico fresco (15€) y unos Raviolo di ricotta alragú rústico (12€) que estaban bien preparados y con buen sabor.

Continuamos con un Risotto alla pescatora (15€) con un sabor delicioso. Finalizamos probamos la Seada (6€) que consistía en un bollo de sémola relleno de queso pecorino y ralladura de limón, que se freía y se servía cubierto de miel o azúcar. Era un postre tradicional de Cerdeña.

En definitiva, pasamos una jornada muy interesante caminando por la costa hasta la Cala ´e Moro desde Bosa en Cerdeña y descubriendo esta pequeña playa salvaje de aguas cristalinas. Además descubrimos la bella ciudad de Bosa y la gastronomía tradicional de Cerdeña.

 

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Txema Aguado y Esther Saiz

Autor: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que apostamos por el turismo sostenible y responsable y disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Durante nuestros viajes nos gusta realizar rutas de senderismo en contacto con la naturaleza, comer en restaurantes y bares de tapas, visitar bodegas, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Además solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.