Nacimiento y Cascada del río Jerea en Las Merindades

Durante una de nuestras excursiones por el norte de Burgos realizamos una ruta en coche descubriendo el nacimiento y la cascada del río Jerea en Las Merindades. Un paseo por varios pueblos burgaleses siguiendo el curso de este río que nace en el Valle de Losa y desemboca en el Valle de Tobalina, uniéndose al cauce del río Ebro.

Cascada del Peñón entre Pedrosa de Tobalina y La Orden
Cascada del Peñón entre Pedrosa de Tobalina y La Orden

 

Nacimiento y Cascada del río Jerea en Las Merindades

Comenzamos nuestro recorrido en la localidad de Relloso, donde nace el río Jerea y se descuelga por el Valle de Losa pasando por el puente romano de Quincoces de Yuso. Después bordea la colina de la Ermita de San Pantaleón de Losa y cruza el puente gótico de Quintanilla la Ojada. El río Jerea o río Losa también entra en el Valle de Tobalina, donde muestra su mayor esplendor en la Cascada del Peñon entre Pedrosa de Tobalina y La Orden, antes de desembocar en el río Ebro, en Palazuelos de Cuesta-urría.

Nacimiento y Cascada del río Jerea en Las Merindades
Cascada del río Jerea en Las Merindades

 

Nacimiento del río Jerea en Relloso

En primer lugar nos desplazamos hasta la pequeña localidad burgalesa de Relloso, donde nace el río Jerea o río Losa, en la Sierra Carbonilla. Cuando llegamos al pueblo aparcamos el coche y descendimos unos 200 metros por un sendero señalizado.

Bajada desde Relloso al Nacimiento del río Jerea
Bajada desde Relloso al Nacimiento del río Jerea

El camino nos llevó hasta el cauce del río Jerea, donde encontramos un antiguo molino abandonado.

Molino de agua

Muy cerca estaba escondido el nacimiento del río Jerea o río Losa, cuyas aguas manaban por una cueva situada en la bases de una pared de roca.

Esta cavidad se la conocía como Cueva del Agua, Cueva del Molino o Fuente abajo, donde antiguamente bajaban los vecinos de Relloso a moler el trigo y en busca de agua.

Nacimiento del río Jerea en Relloso
Nacimiento del río Jerea en Relloso

Cuando subimos de nuevo al pueblo, comprobamos que se podía realizar una ruta en dirección al Pico del Fraile y pasar por el Túnel de la Complacera, disfrutando de unas esplendidas vistas del Valle de Mena y de los valles cercanos de Bizkaia y Araba. Lo apuntamos para la próxima visita al Valle de Losa.

 

Quincoces de Yuso

Continuamos en coche siguiendo el curso del río Jerea que discurría encañonado por el fondo del valle, completando un paisaje con grandes planicies rocosas. Después de recorrer unos 14 kilómetros llegamos a Quincoces de Yuso, donde nos recibió el Puente romano o Puente Viejo, una construcción de piedra sobre el río Jerea.

Puente romano o Puente Viejo de Quincoces de Yuso
Puente romano o Puente Viejo de Quincoces de Yuso

Hotel Restaurante Puente Romano

Junto a este puente se encontraba el Hotel Restaurante Puente Romano, donde comimos un buen menú de fin de semana (17€).

En su comedor, donde destacaba una enorme roca en una de sus paredes, probamos un arroz caldoso de marisco y un cordero guisado bien cocinados.

San Pantaleón de Losa

Después continuamos nuestro viaje durante unos 10 kilómetros siguiendo el río Jerea por el Valle de Losa y llegamos a San Pantaleón de Losa. Este pueblo burgalés estaba construido a la sombra de un gran peñasco, que estaba coronado por la ermita románica de San Pantaleón de Losa. Una bella imagen para recordar que hemos plasmado en un dibujo de acuarela.

San Pantaleón de Losa
San Pantaleón de Losa

Quintanilla la Ojada

Mas adelante, a unos 3 kilómetros, paramos junto a la carretera para contemplar de cerca el Puente gótico de Quintanilla la Ojada.

Puente de Quintanilla la Ojada
Puente de Quintanilla la Ojada

Sorprendía la belleza y la buena conservación de este puente de piedra sustentado sobre una roca, en una de las orillas.

 

Pedrosa de Tobalina y La Orden

Mas adelante abandonamos el Valle de Losa para adentrarnos en el Valle de Tobalina, donde el río Jerea nos iba a sorprender con la espectacular Cascada de El Peñon entre Pedrosa de Tobalina y La Orden.

Cuando llegamos a Pedrosa de Tobalina, después de recorrer unos 10 kilómetros, aparcamos el coche en la carretera y nos acercamos hasta un mirador para contemplar desde arriba la Cascada de Pedrosa de Tobalina.

Cascada de Pedrosa de Tobalina
Cascada de Pedrosa de Tobalina

Después bajamos unos metros hasta el cauce del río Jerea para disfrutar de este salto de agua de unos 100 metros de anchura y una caída de 20 metros.

Cascada de Pedrosa de Tobalina
Cascada de Pedrosa de Tobalina

Nos dejamos embrujar por el sonido del agua y sentimos la magia de este rincón de Las Merindades.

Cascada del Peñón entre Pedrosa de Tobalina y La Orden
Cascada del Peñón entre Pedrosa de Tobalina y La Orden

Después pasamos en coche a la otra orilla, donde se encontraba la localidad de La Orden y aparcamos junto a una iglesia románica del siglo XII.

Iglesia románica de La Orden
Iglesia románica de La Orden

Luego caminamos unos metros por un sendero junto al río Jerea y llegamos a lo alto de la cascada.

Río Jerea
Río Jerea

Desde allí se disfrutaba desde otro ángulo de la Cascada del Peñon y seguía impresionando su belleza.

Cascada de Pedrosa de Tobalina
Cascada de Pedrosa de Tobalina

Arroyo de la Prada 

Más tarde paseamos unos metros por la estrecha carretera y pasamos junto a una fuente.

Fuente de La Orden
Fuente de La Orden

Muy cerca se encontraba el Arroyo de la Prada, que bajaba con mucha agua y se precipitaba por una preciosa cascada hasta el río Jerea.

Arroyo de la Prada en La Orden
Arroyo de la Prada en La Orden

Sentimos curiosidad y bajamos por un pequeño sendero junto a un poste de luz.

Sendero a la Cascada del Arroyo de la Prada
Sendero a la Cascada del Arroyo de la Prada

Siguiendo el sonido del salto de agua llegamos a la base de esta cascada, sintiendo el frescor de sus aguas.

Cascada del Arroyo de la Prada
Cascada del Arroyo de la Prada

Después de este espectáculo de la naturaleza ofrecido por el río Jerea, sus aguas continuaban hasta Palazuelos de Cuesta-urría, donde se unían al río Ebro.

Río Jerea
Río Jerea

Una ruta en coche por el Valle de Losa y el Valle de Tobalina disfrutando del nacimiento y la cascada del río Jerea en Las Merindades, una comarca de Burgos que esconde muchos rincones naturales de gran belleza.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que apostamos por el turismo sostenible y responsable y disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Durante nuestros viajes nos gusta realizar rutas de senderismo en contacto con la naturaleza, comer en restaurantes y bares de tapas, visitar bodegas, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Además solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.