Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

La Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión es un recorrido semicircular de unos 6,5 kilómetros (1:45 horas / ida y vuelta) que nos adentra por verdes prados y bosques de hayas y robles en el cañón de Delika. Este desfiladero termina en un circo de paredes verticales de roca caliza, donde se descuelga el espectacular Salto del Nervión. Además aprovechamos para degustar la gastronomía local en el Restaurante Abiaga Jatetxea de Amurrio.

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

En otra ocasión ya lo contemplamos desde el mirador superior mientras realizábamos la ruta del Salto del Nervión por los hayedos y cortados de Monte Santiago. Ahora vamos a caminar por la Senda Verde de Delika, acercándonos hasta la base de esta espectacular cascada, siguiendo el cauce del río Nervión.

Salto del Nervión
Salto del Nervión

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

La ruta semicircular de la Senda Verde de Delika (6,5 kilómetros / ida y vuelta) comienza a la entrada de este pequeño pueblo alavés del Valle de Arrastaria. Además el trayecto esta bien indicado con postes, carteles y puntos azules. Después de atravesar las calles de Delika tomamos una pista forestal hasta el puente de Zalborondo. Cuando lo cruzamos continuamos por el camino entre prados verdes y atravesamos un bosque llegando hasta el cauce del río Nervión. La Senda Verde de Delika continua vadeando el río y volviendo por un bosque de hayas y robles hasta Delika. Pero en este punto se puede alargar la ruta unos 2,5 km (ida y vuelta) siguiendo por el cauce del río hasta la base del Salto del Nervión y disfrutar de una vista privilegiada del circo rocoso.

Delika

Antes de entrar en Delika hay un aparcamiento y un panel explicativo con las características de la Senda Verde de Delika y de los lugares de interés de esta localidad alavesa.

Desde aquí, siguiendo las indicaciones, atravesamos las calles de Delika y llegamos a un puente de piedra sobre el río y lo cruzamos. Pronto apareció un cruce y continuamos a la izquierda pasando por una fuente con un abrevadero.

Continuamos caminando en dirección al puente de Zalborondo y salimos del pueblo pasando por debajo de un viaducto.

Unos metros más adelante entramos por la puerta de una valla para acceder a una pista forestal. En este punto, si tomamos a la izquierda, antes de la valla, llegamos al Restaurante El Infierno 2.0.

Senda Verde de Delika
Senda Verde de Delika

 

Mirador y saltos de agua 

Siguiendo por la pista forestal encontramos un mirador asomado a varios saltos de agua continuos con sus pozas naturales.

Mirador de la Senda Verde de Delika
Mirador de la Senda Verde de Delika

Antiguamente, las aguas del río se embalsaban en una presa y eran usadas por el Molino El Cubo y el Molino Ripabe o Ripatxo, donde se molían los cereales.

Senda Verde de Delika
Senda Verde de Delika

Además cuando el río llevaba poco caudal se podía acceder a lo alto del salto de agua y disfrutar de una bonita panorámica.

Senda Verde de Delika
Senda Verde de Delika

En primavera volvimos a realizar esta ruta y contemplamos desde el mirador las mismas cascadas con más agua.

Cascadas de la Senda Verde de Delika
Cascadas de la Senda Verde de Delika

 

 

Puente de Zalborondo 

Después proseguimos nuestro camino en dirección al fondo del cañón de Delika, cuyas paredes verticales se adivinaban en el horizonte.

Senda Verde de Delika
Senda Verde de Delika

Entonces llegamos a un cruce y tomamos por la izquierda para acceder al puente de Zalborondo. El sendero de la derecha lo utilizaremos para el camino de vuelta.

Puente de Zalborondo de Delika
Puente de Zalborondo de Delika

El puente de piedra de Zalborondo fue construido en 1767 con las aportaciones de los vecinos de Delika y se utilizaba para llevar al ganado a pastar a los prados de las laderas de la Sierra de Gibijo.

Puente de Zalborondo de Delika
Puente de Zalborondo de Delika

Todavía se podían ver algunos rebaños de vacas y caballos pastando en las inmediaciones de este puente.

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión
Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

Cañón de Delika

Siguiendo las señales marcadas nos encaminamos hacia el fondo del cañón de Delika que finalizaba embutido entre las paredes rocosas de la Sierra de Gibijo ( a la izquierda), Monte Santiago y Sierra Salvada.

Senda Verde de Delika
Senda Verde de Delika

Después de pasear entre árboles y prados bordeando las laderas de la Sierra de Gibijo llegamos a un desvío señalizado hacía la derecha. Siguiendo este sendero llegamos hasta la zona donde se vadea el río para tomar el camino de regreso por la otra orilla.

Desvío hacia el vado del río
Desvío hacia el vado del río

 

 

Base del Salto del Nervión 

Pero antes continuamos unos metros de frente para llegar también al río, que no llevaba apenas agua. Por este motivo alargamos la ruta un poco más de un kilómetro y subimos por el cauce rocoso en dirección a la base del Salto del Nervión.

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión
Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

El cauce se iba encajonando entre las paredes de roca e iban apareciendo varios arroyos que bajaban por la ladera.

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión
Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

 

 

Ruta en primavera por el cauce del río

En primavera realizamos de nuevo este recorrido hasta la base del Salto del Nervión por el cauce del río, que llevaba más agua.

En este caso es aconsejable llevar calzado adecuado para ir vadeando las aguas por pasos de piedras, disfrutando del espectacular paisaje.

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión
Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

Mientras íbamos internándonos en el cañón de Delika pudimos ver multitud de chorros de agua que caían por las empinadas laderas de roca.

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión
Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

Más adelante nos encontramos con unas enormes rocas desprendidas, que ocupaban el cauce del río. Desde allí contemplamos el Salto del Nervión descolgándose desde más de 200 metros por el circo rocoso del final del cañón de Delika.

Salto del Nervión desde abajo
Salto del Nervión desde abajo

 

 

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

Se podía subir por las rocas para continuar hasta la misma base de este espectacular salto, pero nosotros nos dimos por satisfechos y regresamos por el lecho del río hasta el sendero señalizado. Allí tomamos el desvío marcado y llegamos al cauce del río para cruzarlo y volver a Delika por la otra orilla.

Camino hacia el vado del río
Camino hacia el vado del río

Cuando el río va crecido es aconsejable volver por el mismo camino y evitar cruzar sus aguas.

Vado del río en la Senda Verde de Delika
Vado del río en la Senda Verde de Delika

 

 

Cascadas escalonadas 

Muy pronto encontramos a la izquierda un salto de agua que se descolgaba por la ladera de la pared de roca y llegaba hasta un precioso conjunto de cascadas escalonadas, que desembocaban en el río. Este fenómeno natural lo apreciamos durante la primavera, ya que solo se podía ver con agua en la época de lluvias y del deshielo.

Cascadas de la Senda Verde de Delika
Cascadas de la Senda Verde de Delika

Continuamos la ruta de la Senda Verde de Delika atravesando un bosque de hayas y robles con la imagen al fondo del cauce seco del río.

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión
Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

A la derecha podíamos contemplar entre los árboles la silueta de la Sierra de Gibijo.

Sierra de Gibijo
Sierra de Gibijo

Poco a poco íbamos saliendo del cañón de Delika y el paisaje se iba abriendo.

Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión
Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión

Pero si volvíamos la vista atrás todavía se recortaba el impresionante circo rocoso que unía las provincias de Araba y Burgos.

Cañón de Delika
Cañón de Delika

Cuando llegamos a la altura del puente de Zalborondo enlazamos con la pista forestal que nos llevaría hasta Delika.

Puente de Zalborondo de Delika
Puente de Zalborondo de Delika

La Senda Verde de Delika a los pies del Salto del Nervión es una ruta fácil que nos permite caminar por el interior del cañón de Delika y contemplar el espectacular Salto del Nervión desde abajo. Además esta muy bien señalizada.

 

Restaurante Abiaga Jatetxea

Después de realizar esta interesante ruta nos dirigimos a la localidad alavesa de Amurrio para degustar los deliciosos platos del Restaurante Abiaga Jatetxea. Un remate perfecto.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Autor: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que apostamos por el turismo sostenible y responsable y disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Durante nuestros viajes nos gusta realizar rutas de senderismo en contacto con la naturaleza, comer en restaurantes y bares de tapas, visitar bodegas, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Además solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

5 pensamientos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.