Qué ver en Tolosa y donde comer

Un sábado nos acercamos hasta la comarca de Tolosaldea en el interior verde de Gipuzkoa. Aprovechamos nuestra estancia para descubrir qué ver en Tolosa y donde comer. Durante nuestra visita disfrutamos de algunos de los encantos de la Villa de Tolosa, la antigua capital de Gipuzkoa (de 1844 a 1854), paseando por las calles de la Parte Vieja y disfrutando de la gastronomía de Tolosaldea.

Qué ver en Tolosa y donde comer
Qué ver en Tolosa y donde comer

Qué ver en Tolosa y donde comer

Durante este sábado visitamos la bóveda de la Iglesia de Santa María de Tolosa (3€), recorrimos la azoka o mercado de los sábados y nos acercamos hasta el Caserío Olateaga Goikoa de Urkizu para descubrir los secretos de la alubia de Tolosa. Además probamos la gastronomía de Tolosaldea sentados a la mesa de Ama Taberna de Tolosa y del Bailara Restaurant de Bidania-Goiatz.

Bóveda de la Iglesia de Santa María de Tolosa

En primer lugar nos acercamos hasta la Oficina de Turismo de Tolosaldea, situada en Andre Maria Plaza. Allí recabamos la información para visitar la Parte Vieja de Tolosa y realizar varias actividades programadas en la comarca de Tolosaldea. Comenzamos con una visita guiada a la espectacular bóveda de la Iglesia de Santa María de Tolosa (3€), situada en la misma plaza.

Iglesia de Santa María de Tolosa

Acompañados de un guía muy simpático y profesional subimos hasta lo alto de la iglesia y nos internamos por unas pasarelas de madera en el interior de la bóveda.

Bóveda de la Iglesia de Santa María de Tolosa

Durante el recorrido nos iba contando la historia de esta iglesia del siglo XVII, que combinaba varios estilos arquitectónicos. Además era la segunda más grande de Gipuzkoa y se tardó en construir más de 200 años.

Pero antes, en el interior de la iglesia contemplamos la portada románica de la ermita de San Esteban (siglo XIII), trasladada en 1918 desde su lugar de origen.

Portada románica de la ermita de San Esteban

Para acceder a lo alto de la bóveda tuvimos que subir con calma unas 110 escaleras.

Iglesia de Santa María de Tolosa

Mientras ascendíamos por las escaleras, desde una de las ventanas disfrutamos de la panorámica del río Oría y del Puente de Navarra o Naparzubia. Antiguamente este puente de piedra era un paso obligado para ir o venir a Navarra.

Vista del río Oria

Cuando entramos en la bóveda caminamos sobre las enormes vigas de madera y las cúpulas ovaladas de la Iglesia de Santa María.

Bóveda de Santa María de Tolosa
Bóveda de Santa María de Tolosa

Cuando bajamos de la bòveda entramos en la estancia del impresionante órgano Stotlz Fréres (año 1885) y tuvimos la suerte de escuchar su agradable sonido, mientras ensayaba el organero.

Órgano de la Iglesia de Santa María de Tolosa

Parque Arqueológico o Euskal Pizkunde Plaza

Después en el exterior visitamos el Parque Arqueológico o Euskal Pizkunde Plaza, situado junto a las paredes laterales de la Iglesia de Santa María. Allí se hallaron en 2004 los restos del Palacio de los Idiaquez, que se empezó a construir en el siglo XVI, pero no se culminó. Entre los cimientos apareció también una necrópolis medieval y los restos de la antigua muralla de Tolosa. Al lado de estas ruinas se construyó en el siglo XVII el Palacio de Aramburu, la actual Biblioteca y el Archivo municipal. Justo al lado se reconstruyó el edificio de uno de los tres molinos de esta villa, que conservaba en su interior la infraestructura hidráulica de 1322. En esta plaza dedicada al movimiento cultural y político a favor del euskera, que surgió en el siglo XIX, también se encontraba una obra de Eduardo Chillida dedicada al poeta Lizardi.

Parque Arqueológico o Euskal Pizkunde Plaza

Ayuntamiento de Tolosa

Después nos aproximamos hasta la Plaza Vieja o Zaharra Plaza, donde se ubicaba el edificio de estilo barroco del Ayuntamiento de Tolosa, construido en el siglo XVII.

Ayuntamiento de Tolosa

Palacio Idiakez

En la misma Plaza Vieja o Zaharra Plaza también estaba el Palacio Idiaquez del siglo XVII, que fue heredado por el famoso fabulista Felix Samaniego en 1756, elegido en 1775 como alcalde de Tolosa. Este palacio posteriormente se convirtió en el Casino de Tolosa y actualmente es utilizado por una Sociedad Gastronómica privada.

Palacio Idiaquez

Como curiosidad, la fachada que da al río Oria fue construida sobre la antigua muralla de Tolosa, junto al Puente de Navarra.

Palacio Idiaquez

Puente de Navarra o Naparzubia

El Puente de Navarra o Naparzubia fue construido de piedra caliza gis en el siglo XIII, al igual que el Puente de Arramele, los más antiguos de Tolosa. Este puente formaba parte de la ruta que iba y venía de Navarra, siendo un paso obligado para los comerciantes y viajeros de la época. En sus inicios disponía de cuatro vanos pero en el siglo XVIII se añadió uno más. Hay que destacar que Tolosa dispone de unos 38 puentes que cruzan el río Oria y unen esta villa.

Puente de Navarra o Naparzubia

Puerta de Castilla

Muy cerca se encontraba la Puerta de Castilla, una de las cinco puertas que existieron para acceder a la Villa de Tolosa. Fue reconstruida en el siglo XVII sobre los restos de la puerta medieval de la antigua muralla de Tolosa.

Puerta de Castilla

Azoka o Mercado de Tolosa

Finalizamos este recorrido por la Parte Vieja de Tolosa visitando el mercado o azoka que se celebraba todos los sábados en la Plaza de la Verdura y en el Mercado del Tinglado o Zerkausia. En Tolosa el comercio siempre ha tenido gran importancia ya que ha sido un lugar de paso obligado de personas y mercancías que circulaban desde Navarra, Francia y Castilla.

Plaza de la Verdura

Mercado del Tinglado o Zerkausia

En primer lugar entramos en el Mercado del Tinglado o Zerikusia, situado junto al Puente de Navarra, pegado a la orilla del río Oria. En este espacio con techumbre se reunían todos los sábados unos 60 productores de Tolosaldea para vender los productos de temporada de sus explotaciones agrícolas y ganaderas.

Mercado del Tinglado o Zerikusia

Aquí pudimos comprar las famosas alubias negras de Tolosa, quesos, las Piparras de Ibarra y otras verduras y hortalizas. Además en el suelo había una zona acristalada desde donde se veían los restos de la muralla medieval.

Plaza de la Verdura

Después nos acercamos hasta la Plaza de la Verdura, donde se podían comprar plantas, hierbas aromáticas, flores, verduras y hortalizas frescas.

Plaza de la Verdura

Este mercado fue construido en 1899 con una techumbre acristalada sobre pilares de hierro, en el interior de la plaza con soportales.

Plaza de la Verdura

Alubia negra de Tolosa

Tambien tuvimos tiempo de acercarnos hasta una plantación de alubias de Tolosa (10€/persona) en el Caserío Olateaga Goikoa de Urkizu, donde Xabier, uno de los 45 miembros de la Asociación de Productores de Alubia de Tolosa, nos habló de las peculiaridades de esta legumbre tan especial. Una actividad organizada por la Oficina de Turismo de Tolosaldea.

Plantación de alubias de Tolosa en Urkizu
Plantación de alubias de Tolosa en Urkizu

Cuando llegó la hora de comer encontramos en Tolosa muchas alternativas tentadoras, como los famosos restaurantes Casa Nicolás y Casa Julián, dos auténticos templos de la carne a la brasa. Pero en esta ocasión optamos por la cocina de producto y toques vanguardistas de Ama Taberna de Tolosa y por la cocina de autor del elegante Bailara Restaurant de Bidania-Goiatz.

Ama Taberna de Tolosa

En primer lugar hablaremos del Ama Taberna, situado en Aroztegieta kalea 13, de la Parte Vieja de Tolosa. Disponía de una oferta muy amplia y se podía picar algo, compartir platos o probar sus especialidades más atrevidas.

Ama Taberna de Tolosa
Ama Taberna de Tolosa

Sentados a su mesa nos decantamos por su menú degustación (49€), una fiel representación de la filosofía de este coqueto restaurante, con platos donde primaba el sabor del producto de temporada bien tratado en su cocina. Comimos como en casa, en un ambiente familiar.

Bailara Restaurant de Bidania-Goiatz

También disfrutamos de una verdadera experiencia gastronómica en el Bailara Restaurant, ubicado dentro del espectacular Hotel Iriarte Jauregia del siglo XVII, en Bidania-Goiatz.

Hotel Iriarte Jauregia de Bidania-Goiatz
Hotel Iriarte Jauregia de Bidania-Goiatz

El Bailara Restaurant disponía de unos comedores elegantes y muy acogedores, donde probamos su Menú Degustación (65€ /persona)) elaborado con platos de autor basados en productos de cercanía. Al frente de sus cocinas se encontraba el cocinero Jesús Viejo, asesorado por el prestigioso chef Enrique Fleischmann.

Y antes de abandonar Tolosaldea es imprescindible probar las Tejas y Cigarrillos de Tolosa. Unos dulces típicos que se pueden adquirir en los establecimientos de Casa Eceiza y de Rafa Gorrotxategi, que además dispone del Museo del chocolate, que se puede visitar.

Después de este sábado tan intenso por Tolosaldea hemos descubierto qué ver en Tolosa y donde comer, disfrutando de esta villa del interior de Gipuzkoa, con tantos encantos. Seguro que volveremos para seguir conociendo más rincones interesantes.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Autor: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que apostamos por el turismo sostenible y responsable y disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Durante nuestros viajes nos gusta realizar rutas de senderismo en contacto con la naturaleza, comer en restaurantes y bares de tapas, visitar bodegas, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Además solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.