Ruta de un día en Lourdes y donde comer

Durante uno de nuestros viajes por el sur de Francia realizamos una ruta de un día en Lourdes, una ciudad situada en el departamento de Altos Pirineos y dentro de la región de Occitania.

Ruta de un día en Lourdes

Durante un día recorrimos sus cuidadas calles visitando su famoso Santuario, el Castillo Fortaleza y realizamos la sencilla ruta del Lago de Lourdes. Además descubrimos donde comer en Lourdes y probamos algunos platos locales e internacionales. Nos quedaron pendientes varios puntos de interés como el Funicular del Pic du Jer que llegaba hasta la cima de ese monte, desde donde se podían admirar los montañas de los Pirineos.

Ruta de un día en Lourdes

Lourdes es muy conocida por su Santuario católico, pero en esta visita nos vamos a centrar en otros sitios interesantes como el Castillo Fortaleza medieval que albergaba en su interior el Museo Pirenaico, que se podían visitar (7,50€/persona).

Castillo de Lourdes

Y muy cerca, a unos 3 kilómetros, completamos la ruta circular de las Turberas y el Lago de Lourdes (6km) disfrutando de un entorno natural con unas vistas privilegiadas de los Pirineos.

Ruta de un día en Lourdes

Ruta del Lago de Lourdes

En primer hablaremos de la ruta del Lago de Lourdes, un sencillo paseo circular de unos 6 kilómetros (1 hora y media) que bordeaba las turberas y este lago glacial, incluidos en la Red Natura 2000.

Para ello recorrimos en coche los tres kilómetros que nos separaban de Lourdes y dejamos el vehículo en un aparcamiento gratuito. Luego nos aproximamos al embarcadero del lago para contemplar desde la orilla el entorno natural de este lago.

Lago de Lourdes

Desde allí partía la Ruta circular del Lago de Lourdes o Tour du Lac marcada con señales y carteles amarillos. De esta forma comenzamos a bordear por un camino de tierra este embalse natural pasando junto a un parque infantil.

Ruta del Lago de Lourdes

Cuando llegamos a un aparcamiento lo atravesamos seguimos a la izquierda por una pista asfaltada señalizada y caminamos sin perder de vista el lago.

Ruta del Lago de Lourdes

Durante el recorrido contemplamos un rebaño de ovejas enmarcadas por los picos de los Pirineos que aparecían al fondo.

Ruta del Lago de Lourdes

Más adelante apareció un cartel indicando que siguiésemos por la pista asfaltada de la izquierda que nos llevó hacia un núcleo de casas y pasamos junto a varios caballos pastando en una campa.

Turberas de Lourdes

Luego nos internamos por un sendero de tierra para bordear las turberas protegidas del lago caminando junto a un campo de golf.

Continuamos bordeando el lago de Lourdes por una pista ancha de tierra rodeados de árboles en dirección al embarcadero.

Lago de Lourdes

Campo de golf

Mientras caminábamos junto al campo de golf podíamos ver a los jugadores en el green intentando embocar la pelota en el hoyo.

Campo de Golf

Después atravesamos una barrera y salimos de nuevo a la pista asfaltada que nos acercaba al embarcadero del Lago de Lourdes.

Embarcadero del Lago de Lourdes

Antes de llegar al embarcadero pasamos junto a un puente de madera que daba acceso a un viejo edificio, que parecía un molino.

Ruta del Lago de Lourdes

Finalmente llegamos al embarcadero del Lago de Lourdes y disfrutamos de nuevo de una bonita panorámica de este lago glacial, donde había una zona de baño y se podían realizar varias actividades náuticas y de pesca recreativa.

Lago de Lourdes

Castillo Fortaleza y Museo Pirenáico

En esta ciudad francesa visitamos el Castillo Fortaleza medieval o Château Fort de Lourdes, que albergaba en su interior desde 1921 el interesante Museo Pirenaico. Después de adquirir las entradas (7,50€/persona) accedimos en un ascensor al recinto amurallado.

Castillo Fortaleza de Lourdes

Comenzamos el recorrido por el interior de la fortaleza siguiendo los números que aparecían en el mapa que nos dieron en la entrada. De esta forma entramos en varios edificios del Museo Pirenaico donde descubrimos como vivían las gentes de los Pirineos franceses y españoles en épocas pasadas.

Cocina bearnesa

Había una amplia exposición del interior de sus casas, mobiliario, trajes, herramientas agrícolas y de pastoreo, juegos de bolos, trineos, telares, loza y todo lo relacionado con la vida y las tradiciones de las gentes de la montaña.

Luego paseamos hasta la Punta del Jinete del Sur, una antigua plataforma defensiva con un mirador asomado a los montes de los Pirineos y a la ciudad de Lourdes.

Castillo Fortaleza de Lourdes

También disfrutamos de una bonita panorámica del Santuario de Lourdes y del río Ousse o Gave du Pau que atravesaba esta ciudad.

Santuario de Lourdes

Torreón de Lourdes

Luego entramos en el Torreón construido en el año 1314 y subimos los 104 escalones que nos separaban del piso superior, donde encontramos una colección de mármoles. Pero no se podía disfrutar de las vistas porque las ventanas estaban tapadas con paneles transparentes de metacrilato muy rayados.

Torreón de Lourdes

Después paseamos por el recinto amurallado y pasamos por la Explanada de los Caballeros, un bonito jardín de rocallas, donde había una exposición exterior de maquetas de varios tipos de casas pirenaicas.

Explanada de los Caballeros

Luego cruzamos una puerta con una verja levadiza y bajamos por la empinada Rampa de los Ingleses, contemplando desde abajo la silueta del Torreón.

Rampa de los Ingleses

Al final de la rampa encontramos un Cementerio Pirenaico con losas sepulcrales vascas y sarcófagos de la antigua Necrópolis de Lourdes del siglo VII.

Cementerio Pirenaico

Antes de abandonar el Castillo Fortaleza de Lourdes nos acercamos hasta el antiguo acceso peatonal original que disponía de un puente levadizo con cadenas, que fue reconstruido en 1842. Luego volvimos a tomar el ascensor que nos bajó hasta el casco histórico de Lourdes finalizando esta visita tan interesante.

Puente Levadizo

Santuario de Lourdes

Y como es inevitable, si se visita esta ciudad francesa, nos acercamos al Santuario de Lourdes y paseamos por su explanada hasta la Gruta de las apariciones junto al río Ousse o Gave de Pau. De esta cueva surgía un manantial que abastecía las numerosas fuentes que había en el Santuario, donde se podía coger de forma gratuita el famoso “agua de Lourdes“.

Río Ousse o Gave de Pau

En el momento que llegamos a la Gruta de Massabielle o de las Apariciones se estaba celebrando una misa en su interior. Sobre la roca de esta cueva se encontraban algunos de los 22 edificios de culto que había en las 52 hectáreas que ocupaba el Santuario de Lourdes, uno de los centros de peregrinación católica más importantes del mundo.

Santuario de Lourdes

Después visitamos el complejo arquitectónico formado por varias basílicas construidas sobre la roca de la cueva. Destacaba frente a la explanada la Basílica del Rosario de estilo romano-bizantino con numerosas capillas en su interior decoradas con vistosos mosaicos venecianos. También sobresalía una gran cruz y una corona dorada sobre su cúpula.

Basílica del Rosario

Luego subimos por una de las dos espectaculares rampas laterales que daban acceso a la Cripta y a la Basílica de la Inmaculada o Basílica Superior, de estilo neogótico.

Basílica de la Inmaculada

Cuando entramos al interior de esta basílica nos deslumbraron sus preciosas vidrieras.

Basílica de la Inmaculada

También hay que destacar la grandiosidad de la Basílica de San Pío X por sus enormes dimensiones y por estar decorada en su interior con decenas de lienzos de santos y beatos católicos.

Restaurantes de Lourdes

Durante esta jornada que pasamos en esta localidad francesa también descubrimos algunos sitios para comer bien en Lourdes.

Donde comer en Lourdes

Restaurant L´Occitan de Lourdes

En primer lugar probamos la gastronomía local occitana en el Restaurant L´Occitan un local sencillo situado en la Rue Basse 2 del centro de Lourdes.

Restaurant L´Occitan de Lourdes

Degustamos un Surtido de embutidos y quesos (12,50) y un delicioso Foie Grass (8,50€) elaborados en esta región francesa.

Rematamos con un Crepe de chocolate y helado de vainilla (4,80€) preparado al momento.

Crepe de chocolate

Pizzeria L´Angelus

También hicimos una incursión en la cocina italiana sentados en el acogedor local de la Pizzería L´Angelus, situada en la Rue du Bourg 38, cerca del Castillo de Lourdes.

Pizzería L´Angelus de Lourdes

Mientras repasábamos la carta nos invitaron a tomar una copa de vino rosado Lambrusco.

Decidimos probar la Ensalada Caprese con rúcula (8,50€) y la Pizza Diavolo (13€) con un toque picante.

Finalizamos este momento gastronómico con sabor italiano degustando un cremoso Tiramisú (6,50€) acompañado de un buen Café expreso (1,60€) y un café cortado (1,60€).

Tiramisú y cafés

Podemos decir que disfrutamos de esta ruta de un día en Lourdes disfrutando de algunos de los encantos de esta ciudad occitana y también descubrimos donde comer bien en Lourdes.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Autor: yendoporlavida

Somos Txema y Esther, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad que visitamos. Apostamos por el turismo sostenible realizando rutas de senderismo, degustando la gastronomía local, disfrutando de conciertos y festivales de música y participando en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Generamos contenido orgánico contando solo experiencias positivas desde nuestro punto de vista y esperamos que sean útiles e interesantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.