Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia

Ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia recorriendo la costa por acantilados y playas de fina arena, contemplando un bunker, el Molino de Aixerrota, el Fuerte de La Galea y su faro.
Contenido del artículo:

Con la intención de disfrutar del paisaje costero del Flysch de Bizkaia hemos realizado la Ruta de Sopela a Getxo (21km/ida y vuelta) caminando por sus acantilados y sus playas de fina arena, desde las playas de Sopela hasta el Molino de Aixerrota de Getxo.

Ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia

En primer lugar hay que apuntar que realizamos la ruta desde la Playa de Atxabiribil de Sopela al Molino de Aixerrota de Getxo (21km/ida y vuelta) siguiendo las indicaciones (rayas rojas y blancas) de la GR 123.

Powered by Wikiloc

En nuestro caso durante el recorrido bajamos hasta las playas de Barinatxe y Gorrondatxe-Azkorri, recorriendo sus arenales en busca de formaciones rocosas muy interesantes. Además nos desviamos unos metros para asomarnos a varios miradores naturales y entrar en el búnker abandonado de Aizkorri.

Ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia

Para realizar esta ruta de Sopela a Getxo partimos desde el aparcamiento de la playa de Atxabiribil o del Peñón, donde dejamos el vehículo. Hay que recordar que los meses de verano está activo el servicio de aparcamiento de pago. Como alternativa al coche en verano funciona el Sopelbus, un autobús urbano que une la playa con el centro de Sopela. También se puede llegar caminando o en bicicleta desde el centro de Sopela.

Ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia

Cuando dejamos el coche en el parking público nos dirigimos caminando hacia el Restaurante Solito, donde tomamos un pequeño sendero a la derecha siguiendo las rayas rojas y blancas de la GR 123 que señalizaban esta ruta por la costa.

Solito de Sopela
Sendero de la costa en Sopela

También se podía ir caminando por la playa de Arrietara-Atxabiribil para contemplar las formaciones rocosas desde abajo, como hicimos en otra ocasión durante la ruta de Barrika a Sopela.

Flysch de Bizkaia en la Playa de Sopela
Flysch de Bizkaia en la Playa de Sopela

Pero nosotros en esta ocasión bordeamos estas playas de Sopela paseando sobre los acantilados, disfrutando de unas magnificas vistas de estos arenales bañados por el mar Cantábrico.

Playa de Atxabiribil en Sopela

Continuando por el sendero de la costa pasamos junto a una “bañera” para practicar skate y encontramos un mirador natural sobre la Playa de Arrietara de Sopela.

Bañera de skate
Playa de Arrietara en Sopela

Después salimos a una pista asfaltada, que descendía hacia la parte de la playa conocida como Playa Arrietara de Sopela.

Bajada a la Playa de Arrietara en Sopela
Playa de Arrietara en Sopela

Continuamos por el paseo de esta playa y la dejamos atrás subiendo por la acera que pasaba junto a la casa “Echeostea”.

Casa “Echeostea”

Un poco más adelante encontramos un desvío a la derecha que atravesaba una campa donde había una palmera y una fuente.

Sendero hacia la Playa de Barinatxe

De esta forma, siguiendo las rayas roja y blanca, llegamos al aparcamiento de la Playa de Barinatxe, también conocida como “la Salvaje” de Sopela y continuamos por la acera hasta tomar a la derecha para salir a un mirador natural espectacular.

Playa de Arrietara-Atxabiribil

Asomado a la derecha contemplamos el extenso arenal de la Playa de Arrietara-Atxabiribil protegido por unos acantilados rocosos con caprichosas formaciones geológicas. También desde la parte izquierda de este amplio mirador natural aparecían los pliegues horizontales que separaban esta playa de la Playa de Barinatxe o la Salvaje de Sopela.

Pliegues horizontales del Flysch de Bizkaia

Después volvimos a la pista cementada, que atravesaba una zona verde donde encontramos las letras grandes de Sopela, situadas cerca del filo del acantilado de la playa de Barinatxe.

Ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia
Letras de Sopela en el Flysch de Bizkaia

Un poco más adelante bajamos por unas escaleras hasta la Playa de Barinatxe, rodeados de surfistas con sus tablas.

Playa de Barinatxe o la Salvaje de Sopela

En primer lugar caminamos por la arena hacía la derecha para contemplar las paredes de roca del acantilado, con formas caprichosas.

Flysch de Bizkaia en Sopela
Pliegues rocosos en Playa de Barinatxe

Finalmente llegamos a una especie de lengua rocosa formada por los pliegues verticales de las paredes del acantilado, convertidos en pliegues horizontales que se sumergían en las aguas del mar Cantábrico, separando esta playa de la Playa de Arrietara-Atxabiribil.

Formaciones rocosas
Pliegues horizontales

Nos encaramamos a una especie de ventana entre las rocas para disfrutar de la vista de los pliegues de roca y de las Playas de Arrietara-Atxabiribil y Barinatxe.

Luego bordeamos esta zona rocosa en dirección al mar y encontramos formas muy curiosas y descubrimos las pirámides de Sopela, talladas en la roca por el aire y las olas del Cantábrico.

Las Pirámides de Sopela

Además entre la arena de la Playa de Barinatxe sobresalían pliegues rocosos que se asemejaban a la cola de un dragón, echándole un poco de imaginación, claro.

Playa de Barinatxe o la Salvaje de Sopela

Continuamos nuestra ruta de Sopela a Getxo caminando por la arena hasta el final de la playa, donde había una zona rocosa que la separaban del siguiente arenal. Desde aquí disfrutamos de una vista completa de la Playa de Barinatxe o la Salvaje de Sopela.

Playa Barinatxe

Para salir de la Playa de Barinatxe tomamos una rampa cementada situada junto a una edificación de madera utilizada por los surfistas y subimos de nuevo al sendero de la costa.

Playa de Barinatxe

Desde aquí seguimos por una pista ancha cementada que discurría entre un pinar y el filo del acantilado de la playa de Barinatxe.

Ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia

Durante el trayecto existía la posibilidad de salir de la pista unos metros y asomarse a la costa de Bizkaia.

Playa de Barinatxe en Sopela

Además encontramos a la derecha los restos de un antiguo búnker militar grafiteado, al que nos acercamos tomando un sendero de tierra para entrar en su interior y admirar el mar Cantábrico y estas playas del Flysch de Bizkaia.

Búnker de Azkorri

Luego volvimos a la pista cementada para seguir esta ruta de Sopela a Getxo por la costa escarpada del Flysch de Bizkaia y volvimos a tomar un desvío hacia un saliente del acantilado. Desde allí observamos la belleza natural de la Playa de Gorrondatxe-Azkorri, que ha obtenido la distinción del “Clavo de oro” que distingue a los lugares singulares e importantes en el mundo de la estratigrafía.

Playa de Gorrondatxe-Azkorri

Después seguimos la pista y en el cruce tomamos a la derecha para acceder a la Playa de Gorrondatxe-Azkorri. Cuando llegamos a esta playa nos sorprendió su arena más oscura y las planchas de arena petrificada.

Playa de Gorrondatxe-Azkorri de Getxo

Caminamos hacia la izquierda disfrutando de la tranquilidad y de las murallas de roca de la Playa de Gorrondatxe-Azkorri, muy frecuentada por surfistas y por los amantes de la naturaleza.

Playa de Gorrondatxe-Azkorri de Getxo

Nos acercamos hasta una pequeña edificación redondeada, situada al final de la playa al pie de los acantilados.

Playa de Gorrondatxe-Azkorri de Getxo

Luego regresamos por un sendero que discurría paralelo al arenal y salimos de la playa por el mismo camino asfaltado para seguir la ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia.

Playa de Gorrondatxe-Azkorri de Getxo

Mientras bordeábamos la Playa de Gorrondatxe-Azkorri de Getxo encontramos varios bancos para sentarse acompañados de las fantásticas vistas de la costa de Bizkaia.

Flysch de Bizkaia

Continuamos caminando por el sendero cementado del Paseo de La Galea que se encontraba vallado en la parte del acantilado, donde aparecían paredes de roca de varios colores.

Paseo de La Galea

Más adelante desapareció la valla y nos pudimos asomar a la costa disfrutando de sus espectaculares muros verticales azotados por el mar.

Acantilados de La Galea

Luego bordeamos una bonita playa salvaje cementada con la arena petrificada, que disponía de unas escaleras empinadas para bajar junto al mar. Al otro lado del camino estaba el Campo de golf de La Galea.

Playa cementada de La Galea

Enseguida apareció una zona de descanso con bancos y una fuente que disponía de un mirador natural, desde donde se apreciaban el pliegue sinclinal en forma de U, ubicado en esta parte de la costa rocosa de Getxo.

Flysch de Bizkaia en Getxo

Continuamos por una ancha pista cementada y nos asomamos desde un mirador al antiguo espigón de Punta Galea. A continuación mirando a la izquierda distinguimos el Faro de la Galea situado dentro de una amplia urbanización de chalés.

Faro de La Galea

También divisamos desde otro mirador una cala con la silueta al fondo del Puerto de Santurtzi y Zierbena, toda la desembocadura del Nervión, el Superpuerto y el monte Serantes.

Cala de La Galea

Después de pasar junto a un amplio aparcamiento llegamos al Fuerte de La Galea, una fortificación construida en el siglo XVIII para proteger el tráfico comercial hacia el Puerto de Bilbao. Disponía de sólidos muros de mampostería y sillería, con 18 troneras para cañones y un foso defensivo. Aunque actualmente esta cerrado y no tiene ningún uso desde 1975.

Fuerte de La Galea

Desde aquí se podía seguir por el camino cementado paseando junto a las casas de la urbanización. Pero nosotros optamos por tomar un sendero de tierra que discurría más cerca de la costa.

Ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia

De esta forma nos fuimos acercando hasta el Molino de Aixerrota, un molino de viento construido en 1727 durante un periodo de sequía para moler el trigo, sin necesidad de agua. A finales del siglo XX se remodeló completamente y en el edificio anexo estuvo el Restaurante Cubita hasta su cierre en 2020.

Molino de Aixerrota

Además nos acercamos al filo del acantilado para contemplar la Playa de Arrigunaga de Getxo.

Playa de Arrigunaga en Getxo
Playa de Arrigunaga en Getxo

Después regresamos por la senda marcada con líneas blancas y rojas sin desviarnos a los miradores y sin bajar a las playas de esta ruta de Sopela a Getxo por el Flysch de Bizkaia.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
La Olmeda Nocturna en la Villa Romana de Palencia
Ciudades y pueblos Castilla y León
yendoporlavida
Villa Romana La Olmeda Nocturna de Palencia

La Olmeda Nocturna de Palencia es un evento que se celebra en verano con una visita guiada a esta Villa Romana, un concierto y una cena con productos palentinos, para dar a conocer la historia, la cultura y la gastronomía palentina

Restaurantes y Tapas en Sanlúcar de Barrameda
Restaurantes Andalucía
yendoporlavida
Restaurantes y tapas en Sanlúcar de Barrameda

Restaurantes y tapas en Sanlúcar de Barrameda para todos los gustos, donde visitamos dos bares de tapas, un chiringuito de playa y degustamos los platos de un restaurante gastronómico navegando frente a Doñana

Tapas en Ronda
Tapas y pintxos
yendoporlavida
Tapas en Ronda y paseo por su Tajo

Degustamos unas buenas tapas en Ronda probando los vinos de la Serranía de Ronda y paseamos por el interior del espectacular Tajo de Ronda.

La Tienda de Pedro García en Solares
Restaurantes Cantabria
yendoporlavida
La Tienda de Pedro García en Solares

La Tienda de Pedro García en Solares, un restaurante ambientado en un colmado de de los años 60, con una cocina tradicional puesta al día

Rutas Málaga
yendoporlavida
Cueva Hundidero Gato y La Pileta en Málaga

Visita a tres cuevas en la Serranía de Ronda acercándonos hasta las dos entradas de la Cueva Hundidero Gato y recorriendo el interior de la Cueva de La Pileta

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico
Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: