Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ruta del Chorro de las Batuecas desde La Alberca

Ruta del Chorro de las Batuecas desde La Alberca, un recorrido muy atractivo siguiendo el curso del río Batuecas y sus afluentes en busca de esta cascada escondida en el final de un barranco
Contenido del artículo:

Después de visitar varios de los pueblos más bonitos de la comarca salmantina de la Sierra de Francia dedicamos una jornada a realizar la Ruta del Chorro de las Batuecas desde La Alberca. Un interesante recorrido de unos 10 kilómetros (ida y vuelta) que discurría por los espectaculares paisajes del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, en el sur de Salamanca. Además se caminaba siguiendo el curso de las refrescantes aguas del río Batuecas y sus afluentes que nos guiaron hasta una preciosa cascada de más de 10 metros, que se descolgaba al final de un pequeño barranco.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Hay que tener en cuenta que esta ruta no estaba indicada como tal y que para llegar hasta la Cascada del Chorro primero había que recorrer un tramo de 1 kilómetro por las pasarelas de madera del Sendero accesible Valle de las Batuecas. Después nos incorporamos a la Senda Alberca-Valle de las Batuecas (PRSA 10), señalizada con marcas blancas y amarillas que nos llevó hasta las pinturas rupestres “Las Cabras Pintás” (2,4 km).

A partir de este punto había que continuar en dirección al “Canchal del Zarzalón” y luego seguir los hitos o montones de piedra nos llevaron hasta la Cascada del Chorro, que solía estar en su plenitud en la época de lluvias o de deshielo.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Ruta del Chorro de las Batuecas desde La Alberca

En primer lugar salimos en coche desde La Alberca tomando la carretera SA 201 y bajamos el puerto del Portillo zigzagueando sus ocho curvas cerradas. Después de recorrer unos 13 kilómetros llegamos hasta un pequeño aparcamiento situado cerca del Monasterio del Santo Desierto de San José, donde comenzaba la ruta del Chorro de las Batuecas. En caso de no haber sitio, ya que esta principalmente habilitado para personas con problemas de movilidad, existe otro parking un poco más adelante (a 350 metros).

Pasarelas de madera

En nuestro caso aparcamos en el primer parking y comenzamos la Ruta del chorro de las Batuecas caminando por las pasarelas de madera de la Senda accesible Valle de las Batuecas que atravesaba un pequeño bosque.

De esta forma disfrutamos del sonido y del frescor de las aguas del río Batuecas, contemplando varios árboles centenarios y otras especies de la flora del Valle de las Batuecas. Además había un área de descanso con mesas y una fuente de agua no tratada.

Río Batuecas

Después de este paseo por las pasarelas (1km) atravesamos un puente de madera y llegamos a la pista de tierra que daba acceso al monasterio, que no se podía visitar.

Senda accesible Valle de las Batuecas

Caminamos unos metros por la pista y cuando llegamos a una especie de explanada tomamos a la izquierda y nos incorporamos a la Senda Alberca-Valle de las Batuecas (PRSA-10) señalizada con marcas blancas y amarillas, que llegaba hasta las pinturas rupestres “Las Cabras Pintás”.

Senda Alberca-Valle de las Batuecas

Muro del monasterio

En este punto seguimos caminando flanqueados por las aguas cristalinas del río Batuecas y el muro del monasterio (s. XVI) que actualmente estaba habitado por la orden de los Padres Carmelitas Descalzos.

Ruta del Chorro de las Batuecas
Ruta del Chorro de las Batuecas

Pasamos por el desvío hacia el Mirador de San José, situado a unos 280 metros y luego por otro que se dirigía a la Ermita de Santa Teresa, pero en ambos casos no nos desviamos de nuestra ruta.

Durante este tramo cruzamos un curioso puente de piedra construido sobre el cauce del río Batuecas.

Puente de piedra

Después atravesamos una zona arbolada y llegamos a una presa construida para utilizar el caudal del río en las labores del monasterio. Además en la otra orilla se escuchaba el rumor de una cascada que se deslizaba sobre una pared rocosa.

Cascada en la Ruta del Chorro de las Batuecas

Un poco más adelante salimos de la zona exterior del monasterio cruzando por un marco de piedra.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Canchal de las Cabras Pintadas

Continuamos la marcha acompañados del rumor del río Batuecas por un sendero que cruzaba un bosque, donde encontramos una antigua carbonera.

Carbonera en la Ruta del Chorro de las Batuecas

Pronto apareció el desvío hacia el “Canchal de las Cabras Pintadas” donde se encontraban las pinturas rupestres de las Cabras Pintás, protegidas por una valla.

Canchal de las Cabras Pintadas

Ascendimos unos 150 metros por unas empinadas escaleras y por un sendero de tierra y piedras hasta llegar a una pared de piedra de colores. Después de admirar los restos de pinturas rupestres volvimos a bajar para continuar la ruta del chorro de las Batuecas.

Canchal de las Cabras Pintadas

Pozas y rápidos

Desde este punto ya no existía una ruta marcada y había que seguir en dirección al Canchal del Zarzalón y estar atentos a los hitos o montoncitos de piedra que señalizaban el camino hacia la Cascada del Chorro.

Poza en la ruta del Chorro de las Batuecas

Siguiendo junto al río vimos varias pozas de aguas transparentes y bajamos al cauce rocoso descubriendo unos preciosos rincones para refrescarnos.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Además estábamos rodeados de una muralla de piedra que embellecía aún más este paraje del río Batuecas.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Canchal del Zarzalón

Luego continuamos la marcha y apareció un cruce que indicaba hacia el Canchal del Zarzalón y hacia el Canchal de la Umbría del Cristo.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Si se continuaba hacia el Canchal de la Umbría del Cristo había que seguir los hitos, atravesar el rio y ascender por una pendiente escarpada para llegar a la cima.

Canchal de la Umbría del Cristo

Nosotros hicimos este tramo opcional y al llegar arriba encontramos unos bloques coloridos de roca y disfrutamos de unas vistas privilegiadas del valle del río Batuecas.

Canchal de la Umbría del Cristo

Pero para realizar la ruta del Chorro de las Batuecas, en este cruce había que tomar por el sendero de la derecha en dirección al Canchal del Zarzalón, donde aparecía escrito a mano “Cascada del Chorro”. De esta forma, siguiendo los montoncitos de piedra ascendimos hasta un camino que transcurría pegado a las murallas rocosas de colores.

Ruta del Chorro de las Batuecas

En nuestro caso no visitamos el Canchal del Zarzalón y seguimos la ruta en busca de la cascada del chorro.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Río Batuecas

Durante esta parte del recorrido encontramos un mirador natural que se asomaba al fondo del desfiladero surcado por el río Batuecas.

Río Batuecas

Fuimos bordeando el monte disfrutando de unas vistas privilegiadas del paisaje rodeados de vegetación.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Luego descendimos y cruzamos por unas piedras el cauce del río para seguir nuestro camino, que ascendía suavemente.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Más adelante, siguiendo los hitos de piedra, volvimos a vadear las aguas del río y continuamos por un sendero empinado de piedras sueltas.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Cabra montés y buitres

Esta ascensión la tomamos con tranquilidad debido a que había que subir zigzagueando para hacer más llevadero el fuerte desnivel.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Finalmente llegamos arriba, donde nos recibió un rebaño de cabras monteses que nos miraban con atención.

Cabra montés en la ruta del Chorro de las Batuecas

También disfrutamos del vuelo de varios buitres mientras contemplábamos una bella panorámica.

Ruta del Chorro de las Batuecas

Ruta del Chorro de las Batuecas

Después continuamos la marcha guiados por los hitos o montoncitos de piedras en busca de la cascada de la ruta del Chorro de las Batuecas. Más adelante apareció el arroyo del chorro y parecía que el camino se terminaba, pero un hito de piedra indicaba que había que caminar unos metros por el cauce rocoso del arroyo.

Cauce del arroyo del Chorro

Enseguida aparecía otro hito que nos dirigía a un sendero de tierra que ascendía dejando el arroyo a nuestra izquierda.

Vadear el arroyo del Chorro

Cascada del Chorro de las Batuecas

Mientras nos íbamos acercando a la cascada del chorro disfrutamos del sonido y la presencia de las aguas caprichosas de este arroyo.

Cauce del arroyo del Chorro

Formaban pozas, toboganes y pequeños saltos de agua que modelaban su cauce rocoso.

Cauce del arroyo del Chorro

Además el camino se pegaba a las paredes rocosas y atravesaba zonas de poblada vegetación. Finalmente llegamos hasta el final de un pequeño barranco y apareció oculta entre los árboles la cascada del Chorro de las Batuecas.

Cascada del Chorro de las Batuecas

Nos acercamos hasta la base de este salto de agua que se precipitaba sobre una poza de aguas cristalinas.

Cascada del Chorro de las Batuecas

Como estábamos solos, nos quedamos contemplando unos minutos este precioso rincón del Valle de las Batuecas.

Cascada del Chorro de las Batuecas

Al parecer se podía subir hasta la zona alta del chorro para ver desde arriba esta maravilla de la naturaleza, pero nosotros nos conformamos con disfrutarla desde abajo, sintiendo el frescor del agua en nuestras caras.

Cascada del Chorro de las Batuecas

Ya solo nos quedaba volver por el mismo camino y finalizar la ruta del Chorro de las Batuecas, uno de los recorridos más interesantes de esta comarca de Salamanca, disfrutando del paisaje natural del Valle de las Batuecas. Además esta muy cerca de la bella localidad de La Alberca, que se puede recorrer por libre o realizando un tour guiado por los rincones más interesantes de La Alberca.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Asador Horma Ondo de Larrabetzu
Restaurantes Bizkaia
yendoporlavida
Asador Horma Ondo culto a la brasa

Asador Horma Ondo de Larrabetzu, sabores de la cocina tradicional vasca elaborados con maestría al calor de la brasa, rodeados del paisaje de los montes de Bizkaia

Pasarelas de Alvor en el Algarve
Rutas Algarve
yendoporlavida
Pasarelas de Alvor en el Algarve

Ruta de las Pasarelas de Alvor en el Algarve, un sencillo recorrido circular por las dunas, las marismas y las playas de la Reserva Natural de la Ría de Alvor

Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve
Rutas Algarve
yendoporlavida
Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve

Espectacular ruta de las Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve cruzando por un puente colgante de 50 metros, que unía Alferce y el Cerro del Castillo de Alferce, en la Sierra de Monchique

Taberna Típica Quarta Feira
Restaurantes
yendoporlavida
Taberna Típica Quarta Feira en Évora

Disfrutando de la original propuesta de la Taberna Típica Quarta Feira en Évora, un restaurante con un solo menú sorpresa generoso de calidad para degustar los sabores del Alentejo puestos al día, en un ambiente familiar

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico
Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: