Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa

Paseo por el Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa caminando por el filo del cortado de 300 metros de altura contemplando buitres leonados volando sobre el Nacedero del Urederra
Contenido del artículo:

Desde Estella-Lizarra tomamos la carretera NA-718 en dirección a Olazti/Olazagutía y recorrimos en coche unos 25 kilómetros hasta coronar el Puerto de Urbasa, donde nos asomamos al Balcón de Pilatos o Mirador rodeados de buitres leonados.

Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa
Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa

El Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba estaba situado en un cortado vertical de más de 300 metros de caída dentro del Parque Natural de Urbasa-Andia Parke Naturala. Además era posible asomarse desde el filo del acantilado para disfrutar de las vistas del Valle de Améscoa o Ameskoa Ibarra, donde destacaba la localidad de Baquedano o Bakedao y el cauce del Nacedero del Urederra.

Como hemos comentado, cuando subimos el Puerto de Urbasa (927 metros), dejamos el coche en el primer aparcamiento de tierra que aparecía señalizado a la derecha. Luego realizamos una ruta de unos 5 kilómetros (ida y vuelta) caminado por el cortado de esta cara sur de la Sierra de Urbasa, asomándonos al Balcón de Pilatos.

Balcón de Pilatos en Urbasa

Desde el aparcamiento comenzamos a caminar siguiendo la señal que nos indicaba que el Mirador de Ubaba o Balcón de Pilatos estaba a 900 metros de distancia.

Ruta

Atravesamos una explanada salpicada de árboles asomada al impresionante precipicio de la derecha, con unos 300 metros de caída.

Ruta por el cortado

Pasamos junto a un rebaño de ovejas con cuernos que pastaban plácidamente por este Raso de Urbasa.

Rebaño de ovejas

Poco a poco nos aproximamos por la derecha al corte del acantilado y contemplamos la primera vista del Valle de Améscoa o Ameskoa Ibarra.

Valle de Améscoa o Ameskoa Ibarra

Luego continuamos por un sendero junto al corte rocoso y cuando llegamos a un cercado seguimos pegados a la valla.

Bosque

Hay que apuntar que se podía atravesar el vallado por varios accesos para asomarse con cuidado al filo del acantilado.

Paso en el vallado

En nuestro caso pasamos por la primera entrada y fuimos con precaución pegados al borde del precipicio en forma de semicírculo para apreciar mejor las vistas del fondo del valle.

Mascarón rocoso

Enseguida llegamos al Balcón de Pilatos una cornisa natural rocosa asomada al Valle de Améscoa, con la silueta de Tierra Estella al fondo.

Balcón de Pilatos

Durante el paseo contemplamos numerosos ejemplares de buitres leonados que habitaban en las cavidades de las paredes rocosas. También se avistaban otras especies de aves como las chovas o milanos.

Buitres

Era un verdadero privilegio asistir a este espectáculo natural rodeados de buitres que sobrevolaban sobre nuestras cabezas. En algunas ocasiones aparecían por nuestra espalda desde el raso de la sierra para seguir volando sobre el valle.

Buitre

Se podía bordear entero el filo del cortado pero en nuestro caso nos quedamos en el centro del semicírculo rocoso del Balcón de Pilatos, para seguir disfrutando de las vistas y del vuelo de los buitres.

Cortado

Llamaba la atención una curiosa cueva situada en la base de un promontorio de roca.

Cueva

También pudimos escuchar y ver desde las alturas el cauce del Nacedero del río Urederra en el fondo de la ladera arbolada, que brotaba del interior de esta sierra navarra.

Nacedero de Urederra

De esta forma pasamos un rato contemplando cada detalle desde este espectacular mirador natural.

Valle de Améscoa

Después desandamos el camino por el borde del cortado y volvimos de nuevo al aparcamiento.

Valle de Améscoa

Desde allí se podían realizar otros recorridos caminando o en bicicleta de montaña por las inmediaciones. También, siguiendo en coche por la carretera en dirección a Olazti/Olazagutía iban apareciendo aparcamientos señalizados para realizar otras rutas de senderismo.

Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa
Valle de Améscoa

En nuestro caso regresamos a Estella-Lizarra para reponer fuerzas y probar la gastronomía navarra en sus restaurantes.

Restaurante Casanellas de Estella-Lizarra

En primer lugar probamos el menú especial fin de semana (30€) del Restaurante La Cepa de Estella-Lizarra, ubicado en la Plaza los Fueros, 15 – 1º piso ( Teléfono: 948 55 00 32).

La Cepa de Estella-Lizarra

Sentados a la mesa de su elegante y acogedor comedor disfrutamos de cada uno de los platos del menú, donde primaban los productos locales de temporada bien tratados en su cocina.

Gorrin asado en La Cepa de Estella-Lizarra

De esta forma probamos una deliciosa menestra de verduras de invierno, un exquisito gorrín asado y un mousse de turrón de Jijona, tomando un vino tinto de la DO Navarra, incluido en el precio del menú.

También degustamos los platos del Restaurante Taller Gastronómico Casanellas, en la calle Espoz y Mina 3 bajo, un espacio muy acogedor con la cocina a la vista (Teléfono: 676 29 16 15).

Restaurante Casanellas de Estella-Lizarra

En primer lugar pedimos una copa de vino tinto ecológico crianza Emilio Valerio (2,50€) de la DO Navarra, acompañada de un aperitivo en forma de un cremoso hummus, cortesía de la casa.

Restaurante Casanellas de Estella-Lizarra

Luego saboreamos una Croqueta de jamón ibérico (2,60€) y un Tigre de primavera (2,60€), un triángulo de pasta filo relleno de mejillones.

Tigre de primavera y Croqueta

Después pedimos dos platos principales que venían acompañados de una Ensalada del día o de una Sopa Dahl, una crema india de lentejas rojas.

Bol de Dahl y Ensalada en Casanellas de Estella-Lizarra

De esta forma probamos el Curry rojo thai (19€), un delicioso arroz salteado con pato, piña, cacahuetes y langostinos.

Arroz Thai en Casanellas de Estella-Lizarra

También disfrutamos del sabor del Gorrín asado a baja temperatura con patata y almendra tostada (29€).

Gorrín asado de Casanellas

Para rematar con un toque dulce pedimos la Tarta mexicana de chocolate y chile con salsa de chocolate. (6,80€).

Tarta mexicana de chocolate y chile de Casanellas

Una experiencia muy positiva por tierras navarras asomándonos al Balcón de Pilatos en la Sierra de Urbasa y degustando la gastronomía local en Estella-Lizarra.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Bardenas Reales de Navarra en coche
Rutas Navarra
yendoporlavida
Bardenas Reales de Navarra en coche

Breve ruta de unos 14 kilómetros en coche por la Bardena Blanca para descubrir parte de la belleza del paisaje semidesértico de las Bardenas Reales de Navarra

Menú del Kaleja de Málaga
Restaurantes Andalucía
yendoporlavida
Menú del Kaleja de Málaga, cocinando el tiempo

Menú del Kaleja de Málaga, un restaurante donde el chef malagueño Dani Carnero consigue cocinar el tiempo elaborando platos tradicionales, pero mirando al futuro

Restaurante Víctor Sánchez-Beato en Toledo
Restaurantes Castilla-La Mancha
yendoporlavida
Menú del Víctor Sánchez-Beato en Toledo

Menú de Víctor Sánchez-Beato en Toledo, sentados frente a la cocina probando unos originales platos preparados frente al comensal

Fervenza da Barosa
Rutas Galicia
yendoporlavida
Fervenza da Barosa y de Segade en Pontevedra

Fervenza da Barosa y Fervenza de Segade, dos impresionantes cascadas en Pontevedra con fácil acceso, para disfrutar de unas de las más bellas fervenzas de Galicia rodeadas de viejos molinos

Menú de O Eirado da Leña
Restaurantes Galicia
yendoporlavida
Menú de O Eirado da Leña en Pontevedra

Menú de O Eirado da Leña en Pontevedra, un desfile de platos con sabores gallegos elaborados con producto local y de temporada

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico
Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: