Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ruta circular de los Mallos de Riglos o Camino del Cielo

Ruta circular de los Mallos de Riglos o Camino del Cielo en Huesca, subiendo hasta lo alto de estas formaciones rocosas y disfrutando de unas vistas espectaculares de la Hoya de Huesca
Contenido del artículo:

En una incursión por la comarca de la Hoya de Huesca nos acercamos hasta la localidad de Las Peñas de Riglos, compuesta de varios núcleos rurales y situada junto al prepirineo oscense. En uno de ellos, Riglos, realizamos la ruta circular de los Mallos de Riglos o Camino del Cielo, un interesante recorrido circular de unos 5 kilómetros (2 horas) ascendiendo por el monte para bordear por detrás estas impresionantes paredes de roca, disfrutando de unas espectaculares vistas y bajando de nuevo a este pueblo que parecía sacado de un cuento.

Mallos de Riglos

En otra ocasión también nos internamos por estos paisajes de la Hoya de Huesca completando una ruta hasta las Gorgas de San Julián, atravesando un estrecho desfiladero rodeados de buitres.

Ruta de las Gorgas de San Julián

Ruta circular de los Mallos de Riglos

En primer lugar comprobamos en la Oficina de Turismo de Riglos que había 12 rutas señalizadas para descubrir los paisajes de Las Peñas de Riglos y sus alrededores. En nuestro caso optamos por realizar la ruta nº1 denominada “Camino del Cielo” (5,2km/ unas 2 horas).

Consistía en la ruta circular de los Mallos de Riglos o Camino del Cielo que partía y finalizaba en este pequeño pueblo de Riglos, construido a la sombra de unas paredes verticales de roca de colores terrosos y rojizos.

Ruta circular de los Mallos de Riglos

Hay que apuntar que también era un verdadero paraíso para los aficionados a la escalada, siendo muy común verlos colgados de estos muros naturales.

Escaladores

Para ello nos acercamos desde Ayerbe por la carretera A-132 en dirección a Murillo de Gállego y a unos 7 kilómetros, antes de pasar el puente sobre el río Gállego, tomamos el desvío señalizado a la derecha que nos condujo hasta Riglos. A la entrada del pueblo encontramos un amplio aparcamiento, donde dejamos el vehículo. Pero antes de llegar a Riglos nos detuvimos en un mirador para contemplar la estampa de los Mallos de Riglos, una verdadera maravilla de la naturaleza.

Mallos de Riglos

Riglos

Después de dejar aparcado el coche subimos andando por la carretera en dirección al núcleo rural de Riglos. Atravesamos sus tranquilas calles flanqueados por casas de piedra que nos dejaban ver las moles verticales de los mallos.

Los Mallos desde Riglos

Para realizar esta ruta circular de los Mallos de Riglos desde el pueblo se podía hacer en los dos sentidos, ya que estaba indicada con señales azules pintadas en paredes, postes y en el suelo. En nuestro caso salimos de Riglos hacia la derecha para comenzar con una subida más larga pero moderada hacia el Mallo Colorado y finalizar por pendiente con mucho desnivel pasando entre los Mallos Firé y Pisón.

Riglos

Por este motivo, cuando llegamos a la plaza de Riglos, tomamos a la derecha por una calle que salía del pueblo, siguiendo las indicaciones de la GR-1 marcada con señales rojas y blancas.

Ruta de los Mallos de Riglos

Antes de completar un kilómetro apareció el desvío a la izquierda que nos dirigía a nuestra ruta circular del “Camino del Cielo”, señalizada como “Vuelta de los Mallos” con marcas azules.

Ruta de los Mallos de Riglos

Vuelta de los Mallos o Camino del Cielo

A partir de este momento el sendero comenzaba a empinarse suavemente en dirección a los Mallos de Riglos, que aparecían en el horizonte.

Ruta de los Mallos de Riglos

Estas paredes de colores pardos y rojizos estaban formadas por un conglomerado de roca compuesto por cantos rodados y minerales unidos por una especie de cemento natural que los aglutinaba, creando estos muros verticales que alcanzaban más de 200 metros de altura.

Mallos de Riglos

Por su importancia geológica y su particularidad esta zona estaba reconocida como Monumento Natural de los Mallos de Riglos y Agüero y Peña Rueba. Realmente era un placer pasear por este paisaje único del prepirineo de Huesca.

Mallos de Riglos

Poco a poco íbamos ascendiendo sin perder de vista la imagen de esta hilera de mallos de formas caprichosas y que tenían cada uno su nombre.

Ruta de los Mallos de Riglos

Mallo Colorado

Aunque esta primera parte era de continua subida se hacía con comodidad, ya que el sendero serpenteaba por la ladera acercándonos hacia los Mallos de Riglos.

Mallos de Riglos

Durante la ascensión pasamos junto a varios mallos, que emergían con sus puntas rocosas de la parte alta de la ladera verde del monte.

Ruta de los Mallos de Riglos

Cada vez estábamos más cerca de la figura imponente del Mallo Colorado.

Mallo Colorado

Después de un rato el camino nos llevó hasta la parte trasera del Mallo Colorado y nos asomamos desde un mirador natural, contemplando las vistas de los campos y el pueblo de Riglos, que aparecían entre las paredes rojizas de los mallos.

Ruta de los Mallos de Riglos

Continuamos por el sendero que discurría por la ladera del monte dejando atrás la figura del Mallo Colorado.

Ruta de los Mallos de Riglos

Mientras caminábamos, bordeando los mallos por detrás, íbamos disfrutando de unas preciosas vistas del paisaje de esta comarca de Huesca.

Ruta de los Mallos de Riglos

Mirador de Bentuso o Espinabla

Más adelante llegamos a un alto y entramos en una pradera, dejando a la derecha una pequeña casa de piedra utilizada por los pastores.

Ruta de los Mallos de Riglos

En este punto tomamos un desvío señalizado a la izquierda hacia el Mirador de Bentuso o Espinabla. En pocos metros accedimos a este mirador natural situado en lo alto del Circo de los Mallos. Desde allí nos asomamos a los campos bañados por el río Gállego, que aparecían entre el Mallo Pisón y el Mallo Firé.

Ruta de los Mallos de Riglos

En este momento entendimos porque esta ruta se llamaba “Camino del Cielo” y nos sentimos como unos invitados muy especiales en un palco natural, que nos permitía admirar la belleza de este rincón de Huesca.

Mirador de Bentuso o Espinabla

Además estábamos acompañados por el vuelo de los buitres leonados que surcaban el cielo del Circo de los Mallos.

Mirador de Bentuso o Espinabla

Circo de los Mallos

Después volvimos al sendero señalizado que atravesaba la pradera para comenzar el descenso por un empinado sendero de tierra y piedras sueltas.

Ruta de los Mallos de Riglos

Aunque había que bajar con cuidado, la mirada se nos iba hacia la imagen de los mallos que aparecían abajo iluminados por los rayos del sol.

Ruta del Camino del Cielo en Riglos

Poco a poco fuimos descendiendo por este impresionante circo acercándonos al paso entre el Mallo Pisón y el Mallo Firé.

Vistas de la comarca

Y de vez en cuando echábamos la vista atrás para contemplar la belleza de este Circo de los Mallos.

Circo de los Mallos de Riglos

Mientras bajábamos nos íbamos acercándonos a la base de las paredes verticales de tonos terrosos salpicadas de buitreras y nos sentíamos cada vez más pequeños. Además vimos como se colgaban varios escaladores que desafiaban a la ley de la gravedad.

Circo de los Mallos de Riglos

Mallo Firé

El camino serpenteaba entre la sierra de mallos dominada por el Mallo Pisón y el solitario Mallo Firé con sus cinco puntas rocosas, uno de los objetivos más preciados de los escaladores.

Mallo Firé

Pronto apareció un cruce de caminos con la posibilidad de alargar la ruta hacia la Peña por Escalete (2 horas y media) pero nosotros continuamos descendiendo hacia Riglos (20 minutos).

Descenso hacia Riglos

A nuestra derecha sorprendía la imponente figura rocosa del Mallo Firé, que emergía de la ladera del monte. Además varios buitres leonados sobrevolaban su cima contemplando a los atrevidos escaladores.

Mallo Firé

Mallo Pisón

Dejamos atrás el Mallo Firé y pasamos junto al Mallo Pisón que impresionaba por su pared vertical dorada. También encontramos a varios escaladores intentando subir lo más alto posible pegados a este mallo.

Mallo Pisón

Fuimos bordeando el espectacular Mallo Pisón que guardaba un secreto muy curioso. En su pared sobresalía una aguja rocosa conocida como el Puro, por su similitud con ese objeto.

Mallo Pisón

Antes de entrar en el pueblo aparecía la señal del inicio de la ruta circular de los Mallos de Riglos, en caso de hacerla en el sentido contrario al nuestro.

Regreso a Riglos

Calles de Riglos

Seguimos la ruta que atravesaba las calles de Riglos y contemplamos varias casas pegadas a estas formaciones rocosas, como la Casa Pisón.

Casa Pisón de Riglos

También aparecía al fondo la silueta del Mallo Colorado y la iglesia de Riglos

Casa Pisón y el Mallo Colorado

Desde las calles de Riglos inmortalizamos la imagen de la iglesia de Riglos bajo la figura del Mallo Colorado.

Mallo Colorado

Antes de abandonar este precioso pueblo nos acercamos hasta la Iglesia de Nuestra Señora del Mallo de Riglos, que aparecía a los pies de los mallos.

Iglesia de Nuestra Señora del Mallo de Riglos

También echamos un vistazo hacia la llanura dominada por el río Gállego, donde aparecía la localidad de Murillo del Gállego, uno de los epicentros de las actividades de turismo de aventura, con excursiones en kayaks, escalada o descenso de rápidos.

Vista del río Gállego

Tenemos que decir que la ruta circular de los Mallos de Riglos o Camino del Cielo es un recorrido de dificultad media que merece la pena realizar para disfrutar de la belleza natural de este paisaje único de Huesca.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Asador Horma Ondo de Larrabetzu
Restaurantes Bizkaia
yendoporlavida
Asador Horma Ondo culto a la brasa

Asador Horma Ondo de Larrabetzu, sabores de la cocina tradicional vasca elaborados con maestría al calor de la brasa, rodeados del paisaje de los montes de Bizkaia

Pasarelas de Alvor en el Algarve
Rutas Algarve
yendoporlavida
Pasarelas de Alvor en el Algarve

Ruta de las Pasarelas de Alvor en el Algarve, un sencillo recorrido circular por las dunas, las marismas y las playas de la Reserva Natural de la Ría de Alvor

Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve
Rutas Algarve
yendoporlavida
Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve

Espectacular ruta de las Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve cruzando por un puente colgante de 50 metros, que unía Alferce y el Cerro del Castillo de Alferce, en la Sierra de Monchique

Taberna Típica Quarta Feira
Restaurantes
yendoporlavida
Taberna Típica Quarta Feira en Évora

Disfrutando de la original propuesta de la Taberna Típica Quarta Feira en Évora, un restaurante con un solo menú sorpresa generoso de calidad para degustar los sabores del Alentejo puestos al día, en un ambiente familiar

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico
Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: