Tapas en Cuenca y visita a su casco histórico

Tapas en Cuenca y visita a esta bella ciudad castellano-manchega recorriendo su Casco Histórico y probando las deliciosas tapas de sus bares
Contenido del artículo:

En nuestra visita a la bella ciudad de Cuenca paseamos por su precioso casco histórico y también tuvimos tiempo de tomar algo con sus “aperitivos” o tapas en Cuenca, recorriendo algunos de sus bares. Además aprovechamos para realizar 5 rutas por la Serranía de Cuenca, descubriendo sus espectaculares cascadas y sus paisajes naturales únicos.

 

 

Visita a Cuenca

En primer lugar caminamos por el Paseo del Huécar y luego subimos andando por la carretera que iba al Parador de Cuenca. Antes de llegar al Parador atravesamos el Puente de San Pablo para acceder al Casco Histórico de Cuenca. Asomados al cauce del río Huécar contemplamos las famosas Casas Colgadas de Cuenca.

Casas Colgadas y Puente de San Pablo
Casas Colgadas y Puente de San Pablo

 

 

Casas Colgadas de Cuenca

Después de cruzar el puente nos acercamos hasta las Casas Colgadas y pasamos junto a estas curiosas edificaciones asentadas al borde de la loma.

Casas Colgadas de Cuenca
Casas Colgadas de Cuenca

Después continuamos nuestro paseo por las calles del casco histórico y llegamos a la Plaza Mayor, presidida por la Catedral de Cuenca.

Catedral de Cuenca
Catedral de Cuenca

Luego atravesamos la plaza y nos dirigimos a la Oficina de Turismo de Cuenca. Desde allí seguimos por la Bajada de San Miguel, un pasadizo que nos llevo a la ladera de la ciudad, que se asomaba al cauce del río Júcar.

Cauce del Río Júcar
Cauce del río Júcar

 

 

Barrio del Castillo

Continuamos andando por esta parte de la ciudad y subimos hasta el Barrio del Castillo, desde donde se apreciaban unas maravillosas vistas de la cuidad.

Vista de Cuenca desde el Barrio del Castillo
Cuenca desde el Barrio del Castillo

Después bajamos por las calles empedradas disfrutando de la belleza de los edificios que atesoraban mucha historia entre sus muros. Luego llegamos de nuevo a la Plaza Mayor y cruzamos el arco del Ayuntamiento para bajar a la parte baja de Cuenca, saliendo de su casco histórico.

Arcos del Ayuntamiento de Cuenca
Arcos del Ayuntamiento de Cuenca

 

 

Aperitivos o Tapas en Cuenca

Después de un interesante paseo por la parte histórica de esta bella ciudad probamos las tapas en Cuenca. Al parecer era habitual que en los bares de Cuenca te sacasen un aperitivo o tapa gratis con cada consumición. Hay que decir que encontramos unos bocados muy apetitosos, que los maridamos con unos buenos vinos de Cuenca.

 

 

Restaurante Las Brasas

Mientras descendíamos desde el casco histórico hacia el centro de la ciudad nos encontramos con el Restaurante Las Brasas, en la Calle Alfonso VIII nº 105. El local estaba muy concurrido por celebrarse una boda en las inmediaciones del restaurante.

Coche de los novios
Tapas en Cuenca

Además era un restaurante tradicional que disponía de una parrilla con brasas al fondo de la barra. Pedimos un vino tinto de Cuenca que vino acompañado de una deliciosa Tapa de boquerones en vinagre con patatas fritas.

Las Brasas Cuenca

 

 

Taberna Mesón Puerta de Valencia

Continuamos bajando y llegamos hasta el cauce del rio Huécar, en la parte baja de la ciudad. Allí entramos en la Taberna Mesón Puerta de Valencia de la Calle del Padre Ricardo Rábanos nº2 junto a la Puerta de Valencia. El local estaba situado en un amplio callejón y se accedía subiendo por unas escaleras, en cuyos descansillos estaba instalada una terraza exterior.

Puerta de Valencia Cuenca

Este local principalmente funcionaba como restaurante y contaba con un comedor frente a la barra y otro más coqueto en el interior con aspecto de cueva.

Pero también se podía tomar algo en la barra y pedimos una copa de Cuéncame, un vino tinto ecológico de la DO Manchuela, acompañada de una Tapa de queso manchego con uvas y nueces. Un verdadera delicia.

Bar Palace 

Muy cerca se encontraba el Bar Palace, en la calle Las Torres 8, un local que mantenía el espíritu de los bares de tapas de Cuenca y siempre estaba abarrotado de gente que se agolpaba en la barra, donde varios atentos camareros no daban a basto sirviendo las bebidas con sus tapas. Uno de los imprescindibles a la hora de ir de tapas por Cuenca.

Bar Palace Cuenca

Nos acomodamos en la barra y pedimos varias copas de Ícala, un vino tinto conquense de la DOP Ribera del Júcar.

Vino tinto Ícala

Como tomamos varias copas de vino probamos la Tapa de carne guisada y la Tapa de nuggets de pollo y empanadillas, ambas muy sabrosas y bien cocinadas.

 

Vinoteca El Rayuelo 

Continuamos por la calle Las Torres y en el número 22 entramos en la Vinoteca El Rayuelo. Nos encontramos con un espacio dedicado al mundo del vino con barricas a modo de mesas y con varias estanterías llenas de botellas de vino.

Vinoteca El Rayuelo Cuenca

Aunque había referencias de todas las regiones de España, dedicaban una atención especial a los vinos de Cuenca y alrededores.

Vinoteca WH-Wine House
Vinoteca El Rayuelo

Como queríamos seguir probando vinos de Castilla-La Mancha nos decantamos por dos vinos de la IGP Vino de la Tierra de Castilla. En primer lugar pedimos una copa de Paso a Paso, un vino tinto con un sabor aterciopelado. También tomamos una copa de Checa, un vino con un sabor tostado especial. Además nos pusieron una Tapa de Tortilla de patata, un Canapé de Crema de lomo y unas patatas fritas.

Como estábamos muy a gusto nos animamos a probar una copa de Garnacha Centenaria, un vino tinto joven con algo de barrica elaborado principalmente con uva garnacha en la DO Campo de Borja. Mereció la pena saborear este vino con un sabor delicado y afrutado.

Vino tinto Garnacha Centenaria 2015
Vino tinto Garnacha Centenaria 2015

 

 

Cervecería La Paca

Luego nos dirigimos a la zona de la Cuesta de San Francisco, famosa en la ciudad por sus bares de tapas. Allí entramos en el Restaurante La Viña, en la calle San Francisco nº 14, un local acogedor con una decoración moderna y con una terraza cubierta frente al bar.

La Viña Cuenca

Tomamos sitio en la barra y pedimos una copa de vino tinto de Cuenca y nos sirvieron una Tapa de pescaditos y croquetas. 

La Viña Cuenca

 

 

Mesón Fidel

Luego entramos en el Mesón Fidel, Calle san Francisco nº 14, un pequeño local tradicional que disponía de una terraza exterior.

Mesón Fidel
Mesón Fidel

Junto a la barra pedimos una copa de Canfo, un vino tinto joven de la zona de la DO La Mancha, que tomamos con una Tapa de Tortilla de patata recién hecha y con un sabor excepcional.

 

 

La Tasca del Arte

Continuamos de tapas en Cuenca y nos dirigirnos hacia la Calle Carreterías, una vía peatonal flanqueada por tiendas y bares, que recorrimos hasta llegar a la Plaza de la Constitución. Muy cerca estaba La Tasca del Arte, Calle Fray Luis de León nº 9, que se asemejaba a una taberna andaluza con una decoración muy cuidada.

La Tasca del Arte Cuenca

Además en su interior estaba actuando el grupo de flamenquito Pasion Flamenca, que sonaba muy bien y animaba a algunos clientes a arrancarse por sevillanas.

Después de acomodarnos en unos taburetes alrededor de una barrica pedimos una copa de Dominio de Fontana 2014, vino tinto roble de la DO Uclés.

Vino tinto Dominio de Fontana
Vino tinto Dominio de Fontana

Además vino acompañado con una Tapa de queso Manchego con torta de cañamones y cacahuetes fritos. Todo muy bueno.

Tapa de Queso manchego en La Tasca del Flamenco
Tapa de Queso manchego en La Tasca del Flamenco

Un aperitivo de calidad en La Tasca del Arte, donde destacaba su amplia selección de vinos y sus productos de chacina.

La Tasca del Flamenco de Cuenca
La Tasca del Arte de Cuenca

Bodeguita O´Rey

Justo enfrente estaba la Bodeguita O´Rey, un coqueto bar situado en la calle Fray Luis de León, 11.

Bodeguita O´Rey Cuenca

Nos sentamos en una mesa alta con taburetes y pedimos una copa de vino tinto de Cuenca con una Tapa de foie con membrillo y patatas fritas.

Bodeguita O´Rey Cuenca

 

 

El Chaflán del Huécar  

Continuamos por esa calle y desembocamos en el cauce del río Huécar que iba paralelo a la Calle Tintes.

Calle Tintes de Cuenca

Seguimos en dirección a la Puerta de Valencia y un poco antes entramos en El Chaflán del Huécar de la Calle Gregorio Catalan Valero 2. Era un local con las paredes decoradas en blanco con dibujos e imágenes antiguas de Cuenca, con mucho ambiente y que abría solo por las tardes y los domingos a la mañana.  El Chaflán del Huécar

El Chaflán del HuécarPara finalizar esta ruta de tapas pedimos una copa de Canforrales (1,80€), vino tinto joven y fresco de la DO La Mancha.

Vino tinto Canforrales clásico
Vino tinto Canforrales clásico

De aperitivo nos sacaron una Tapa de Anchoas en salazón y en vinagre, unas aceitunas y patatas fritas. Una buena tapa para finalizar nuestro recorrido por varios bares de Cuenca.

Tapa de anchoas de El Chaflán del Huécar
Tapa de Anchoas de El Chaflán del Huécar

En este bar coincidimos con gente que comenzaba a tomar algo por la tarde.  Destacaba un animado grupo de chicas de Madrid que se habían acercado a Cuenca para celebrar el fin de la soltería de una de ellas.

Ambiente en El Chaflán del Huécar
Ambiente en El Chaflán del Huécar

 

 

Restaurantes de Cuenca

Además tuvimos tiempo de probar la rica gastronomía de Cuenca en varios de sus restaurantes.

Casas Colgadas en Cuenca

 

 

Gastrobar Trivio

Visitamos el Restaurante Trivio, en la calle de Colón 25, un moderno gastrobar dirigido por el cocinero Pablo Rocamora.

Restaurante Trivio

Sentados en su acogedor comedor probamos su Menú  Degustación (30€/persona) con tres entrantes, un plato principal y un postre.

Además lo maridamos con una copa de Finca Perón (3,50€), un delicado vino tinto conquense de la IGP Vino de la Tierra de Castilla.

Trivio en Cuenca

 

 

Restaurante Casa de la Sirena 

En una grata velada gastronómica disfrutamos de los platos del Restaurante Casa de la Sirena, que estaba ubicado en un antiguo edificio rehabilitado de la calle Obispo Valero, en pleno  casco histórico. Al frente se encontraba el cocinero conquense Jesús Segura que también dirigía los fogones del Restaurante Casas Colgadas, con una estrella michelin y un sol repsol.

Sentados en su acogedor comedor con vistas a la Hoz del Huécar disfrutamos de cada uno de los seis platos de su Menú Degustación (50€/persona) y descubrimos los sabores tradicionales de Cuenca, elaborados con un toque vanguardista de alta cocina.

Podemos decir que Cuenca es una bella ciudad castellano-manchega con un Casco Histórico muy bien cuidado. Además se puede disfrutar de su rica gastronomía recorriendo los bares de la ciudad probando los vinos conquenses acompañados de unos buenos aperitivos o tapas en Cuenca o degustar los platos de alta cocina con sabor en algunos de sus restaurantes. 

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Texto: Esther Saiz y Txema Aguado

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Restaurantes
yendoporlavida
Cascada y Hayedo de Balgerri en Karrantza

Cascada y Hayedo de Balgerri en Karrantza, una ruta fácil atravesando un bosque mágico por una pista rodeados de agua, con unas vistas privilegiadas

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico

yendoporlavida@gmail.com

Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: