Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Visita al nuevo Bosque de Oma en Urdaibai

Ruta por el nuevo Bosque de Oma en Urdaibai desde Santimamiñe, contemplando las réplicas de los árboles pintados de Agustín Ibarrola
Contenido del artículo:

El Bosque de Oma u Omako Basoa es un gran lienzo natural sobre el que el artista vasco Agustín Ibarrola plasmó sus creaciones jugando con la perspectiva, la orografía y los colores entre 1982 y el 2000. Después de estar cerrado varios años, este bosque mágico se ha trasladado a otro emplazamiento cercano y a finales de octubre de 2023 se ha abierto de nuevo al público. Por ello hemos realizado una visita al nuevo Bosque de Oma completando una ruta de unos 7 kilómetros (ida y vuelta) por la PR-BI 180 paseando entre 34 conjuntos artísticos pintados sobre los troncos de unos 800 pinos.

Nuevo Bosque de Oma de Ibarrola
El Arco Iris de Naiel del Nuevo Bosque de Oma

Visita al Nuevo Bosque de Oma

La visita al nuevo Bosque de Oma u Omako Basoa se puede hacer por libre (gratis) o mediante una visita guiada (10€), en ambos casos es necesario reservar previamente por internet. Además hay que apuntar que no se puede llegar hasta el nuevo Bosque de Oma en vehículos motorizados. Por lo que es necesario recorrer unos 2,8 kilómetros por una pista con cierto desnivel, que parte desde el aparcamiento de Santimamiñe hasta la entrada del bosque pintado.

Nuevo Bosque de Oma
Los Ojos del Nuevo Bosque de Oma

Como llegar al Nuevo Bosque de Oma

Para acceder al inicio de la ruta del nuevo Bosque de Oma hay que llegar al parking de Santimamiñe y se puede elegir entre dos opciones:

  • En autobús lanzadera gratuito desde Gernika-Lumo (Parada Estación) cada hora desde las 9:00 a las 13:00 horas. Este servicio funciona solo los fines de semana y festivos.
  • En coche hay que llegar a Gernika-Lumo y luego seguir por la variante en dirección a Lekeitio y antes de entrar a Kortezubi tomar el desvío a las Cuevas de Santimamiñe, que nos llevará hasta el aparcamiento, junto al Restaurante Lezika.
Parking de Santimamiñe en Oma

Como visitar El Bosque de Oma

Desde el 28 de octubre de 2023 se puede visitar el nuevo Bosque de Oma reservando previamente las entradas por internet :

  • Visita por libre de forma gratuita reservando las entradas con anterioridad, eligiendo el día y la hora que se desea realizar la visita.
  • Visitas guiada (10€/persona) en euskera y castellano, solo los sábados y en fechas especiales. Se ofrecen dos visitas, a las 11:00 y a las 12.30. Además, cuando se reserva la entrada por internet es necesario elegir el día y la hora de la visita.
  • En ambos casos es imprescindible validar la entrada adquirida online en el Punto de atención de Santimamiñe-Oma una hora antes de la visita reservada.
  • Más información sobre las visitas en el teléfono 94 465 16 57, en [email protected] y en bizkaia.eus/es/bosque-oma
Punto de atención de Santimamiñe-Oma

El Bosque de Oma u Omako Basoa

En primer lugar hablaremos brevemente de la historia de los árboles pintados de El Bosque de Oma, que fue una creación del artista basauritarra Agustín Ibarrola. En 1982 comenzó a pintar sobre las cortezas de los pinos que encontraba en sus paseos por un pinar de Oma. Hasta el año 2000 fue creando obras muy llamativas y originales utilizando los árboles como lienzos naturales, que se podían visitar libremente.

El Bosque de Oma pintado por Ibarrola

Con el paso del tiempo los pinos de El Bosque de Oma se fueron deteriorando y en 2018 se cerró al publico por seguridad.

El Bosque de Oma pintado por Ibarrola

Pero debido a su interés y su belleza la Diputación Foral de Bizkaia encargó el proyecto del nuevo Bosque de Oma, ubicado en un pinar cercano al original. En El Bosque de Oma actual se han plasmado 34 grupos artísticos, fieles a las obras de su autor, pintados con pintura inocua sobre los troncos de 800 pinos.

Los Ojos de El Bosque de Oma

Ruta por El Bosque de Oma

La ruta por El Bosque de Oma comenzaba en el aparcamiento de Santimamiñe, donde había que subir por unas escaleras de piedra hasta el Punto de atención de Santimamiñe-Oma para validar la entrada. Luego había que caminar unos 2,8 kilómetros por una pista (50 minutos) para llegar al Bosque de Oma. Aquí se realizaba un recorrido circular de 1,5 kilómetros por este bosque pintado, para ver las 34 obras plasmadas en los troncos de los árboles.

Nuevo Bosque de Oma en Urdaibai

Comenzamos tomando un sendero asfaltado situado en la carretera junto al lateral del Restaurante Lezika, salvando un ligero desnivel.

Ruta del nuevo Bosque de Oma

Después de recorrer unos 2,8 kilómetros seguimos la señalización y nos desviamos a la derecha hacia la entrada de El Bosque de Oma, que se encontraba a unos 200 metros.

Entrada al nuevo Bosque de Oma

Arte y Naturaleza según Ibarrola

Enseguida llegamos a una explanada donde había un panel informativo sobre los 34 conjuntos artísticos del Bosque de Oma y una área de descanso con asientos de madera.

Panel informativo de El Bosque de Oma

Comenzamos la visita al nuevo Bosque de Oma buscando en el suelo los números de cada obra, situados en el punto idóneo para contemplar la composición de estos lienzos naturales creados por Agustín Ibarrola.

Señales numeradas en El Bosque de Oma

En primer lugar vimos la obra “La Linea horizonal” o Lerro horizontala (nº1) y nos adentramos en el pinar por un pasillo flanqueados por estos árboles pintados.

La Linea horizonal

Luego nos paramos ante “El Beso” o Muxua (nº2) para intentar juntar los labios pintados en dos pinos.

El Beso del Bosque de Oma

A la derecha destacaba la composición colorista de “El Arco Iris de Naiel” (nº3) o Naielen ostadarra, pintado sobre un conjunto de pinos asentados en una pequeña ladera.

El Arco Iris de Naiel en El Bosque de Oma

Continuamos de frente disfrutando de este espacio natural salpicado de arte y nos topamos con “El Rayo” o Tximista (nº6).

El Rayo o Tximista

Color y perspectiva

Luego nos fuimos hacia la izquierda en busca de “Los Motoristas” o Motor-gidariak (nº9), una de las obras más admiradas por su composición tan original.

Los Motoristas del Bosque de Oma

Volvimos al sendero principal pasando entre los pinos que componían la extensa obra “Marcha de la Humanidad” o Gizateriaren Martxa (nº10), que destacaba por su diversidad de escenas creadas por Agustín Ibarrola.

Marcha de la Humanidad en El Bosque de Oma

También nos paramos a contemplar el conjunto artístico “Equipo 57” o 57 Taldea (nº7), una obra de Ibarrola con bellas imágenes escondidas entre los árboles pintados.

Equipo 57 de El Bosque de Oma

Seguimos paseando y apareció entre los árboles pintados “El Gigante Rojo” o Erraldoi Gorria (nº11).

El Gigante Rojo

Juegos e imaginación en el bosque

Después nos internamos en el mundo de “Los Ojos” o Begiak (nº12) envueltos en colores llamativos que resaltaban esos ojos que nos vigilaban a cada paso.

Los Ojos del Bosque de Oma

Paseamos rodeados de ojos de colores pintados de diferentes formas acercándonos al camino que descendía hacia una hondonada, donde nos esperaban mas sorpresas con mucho arte.

En mitad del descenso encontramos una zona de descanso con dos asientos en forma de medio tronco de árbol y seguimos bajando unos metros atravesando otra parte del conjunto de árboles de “Marcha de la Humanidad”.

Gizateriaren Martxa

Museo en el Bosque de Oma

Continuamos caminando por este museo al aire libre y enseguida contemplamos la obra “Homenaje a Malévich” o Malevich Artistari Omenaldia” (nº13).

Homenaje a Malévich en El Bosque de Oma

Después distinguimos entre los pinos “El Círculo” o Zirkulua (nº14) pintado en blanco.

El Círculo

Luego pasamos junto al “Homenaje al Greco” o Grekoari Omenaldia (nº15) sintiendo la magia de estas obras de Agustín Ibarrola.

Homenaje al Greco

Los animales del Bosque de Oma

Mas adelante aparecieron los “Animales del Bosque” o Basoko Animaliak (nº16) que se escondían entre los pinos diseminados por la hondonada.

Animales del Bosque de Oma

Después de atravesar esta parte del pinar comenzamos a subir por el sendero dejando a un lado la obra “Puntillismo” (nº20).

Puntillismo del Bosque de Oma

A cada paso nos sorprendían estas obras fruto de la imaginación y el arte de Agustín Ibarrola que salpicaban este singular Bosque de Oma, como los “Ritmos Envolventes” o Erritmo Inguratzaileak” (nº21).

Ritmos Envolventes

Según íbamos subiendo buscábamos los números en el suelo para asomarnos a las obras de Ibarrola, como hicimos con “Composición Naranja y Violeta” o Konposizio Laranja eta Morea (nº22).

Composición Naranja y Violeta

Árboles pintados con mensaje

Desde el sendero se apreciaba la obra “La Amenaza Nuclear” o Mehatxu Nuklearra (nº23) compuesta sobre una gran cantidad de pinos.

La Amenaza Nuclear del Bosque de Oma

Luego distinguimos de nuevo varias figuras geométricas en forma de “Círculos de Colores” o Koloredun Zirkuluak (nº24).

Círculos de Colores del Bosque de Oma

Final de la ruta del Bosque de Oma

Poco a poco íbamos llegando al final del recorrido, pero antes pasamos junto a la obra “Minimal” (nº25) donde había un desvío hacia dos conjuntos que todavía no estaban pintados (nº26 y 28).

Minimal

Enseguida nos topamos con otra de las obras más reconocidas de Ibarrola, “La Mezquita de Córdoba” (nº27).

La Mezquita de Córdoba

Más adelante pasamos junto a un mirador y seguimos contemplando más obras como “Negativo Positivo” (nº32) con “La Rúbrica” (nº33) al fondo.

Negativo Positivo y La Rúbrica

En el final del recorrido del nuevo Bosque de Oma nos esperaba un acertijo que se solucionaba con un leve movimiento de la cabeza, la obra “Te Quiero” (nº33), que cerraba nuestra visita al nuevo Bosque de Oma.

Te Quiero del Bosque de Oma

Cuevas de Santimamiñe y Refugio de Fauna Basondo

Solo quedaba regresar por el mismo camino hasta el aparcamiento de Santimamiñe, donde se podía redondear la jornada visitando las interesantes Cuevas de Santimamiñe, que conservaban en su interior restos de asentamientos humanos de hace más de 14.000 años y casi medio centenar de pinturas rupestres de gran belleza.

Además se organizaban visitas guiadas (5€/persona) que incluían el acceso a la entrada de la cavidad y un paseo virtual en 3D por el interior de la cueva.

Punto de Información de las Cuevas de Santimamiñe

También junto al aparcamiento de Santimamiñe se podía visitar el Refugio de Fauna Basondo (10€ adultos y 5€/ niños), un espacio de 60.000 metros cuadrados de prados y bosques, donde había gran cantidad de animales silvestres como ciervos, gamos, gatos montés, linces, lobos y bisontes, entre otros.

Ardi Beltza Kortezubi

Después de disfrutar de esta interesante ruta del nuevo Bosque de Oma nos desplazamos hasta Kortezubi para probar el Menú Degustación de 7 pases (55€-bebidas no incluidas) del Restaurante Ardi Beltza Kortezubi ubicado en Enderika Auzoa, 2 de Kortezubi. Era recomendable llamar previamente al teléfono 644510099) para reservar una mesa.

Ardi Beltza Kortezubi

Sentados en su coqueto comedor probamos unos deliciosos platos elaborados con productos locales de temporada preparados con técnicas de alta cocina y mucha pasión.

Verduras de invierno y huevo

Un día muy completo descubriendo los paisajes llenos de arte del nuevo Bosque de Oma y disfrutando de la gastronomía local en el entorno de Urdaibai.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Pasarelas de Alvor en el Algarve
Rutas Algarve
yendoporlavida
Pasarelas de Alvor en el Algarve

Ruta de las Pasarelas de Alvor en el Algarve, un sencillo recorrido circular por las dunas, las marismas y las playas de la Reserva Natural de la Ría de Alvor

Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve
Rutas Algarve
yendoporlavida
Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve

Espectacular ruta de las Pasarelas del Barranco do Demo en Algarve cruzando por un puente colgante de 50 metros, que unía Alferce y el Cerro del Castillo de Alferce, en la Sierra de Monchique

Taberna Típica Quarta Feira
Restaurantes
yendoporlavida
Taberna Típica Quarta Feira en Évora

Disfrutando de la original propuesta de la Taberna Típica Quarta Feira en Évora, un restaurante con un solo menú sorpresa generoso de calidad para degustar los sabores del Alentejo puestos al día, en un ambiente familiar

Isla Desierta de Faro
Rutas Algarve
yendoporlavida
Isla Desierta de Faro en barco al paraiso

Viaje en barco a Isla Barreta o Isla Desierta de Faro y ruta de senderismo circular por sus extensas y paradisiacas playas frente al Atlántico

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico
Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: