Cascada y Hayedo de Balgerri en Karrantza

Cascada y Hayedo de Balgerri en Karrantza, una ruta fácil atravesando un bosque mágico por una pista rodeados de agua, con unas vistas privilegiadas
Contenido del artículo:

En una de nuestras visitas a la comarca bizkaina de Enkarterri aprovechamos para realizar la sencilla y atractiva Ruta de la Cascada y el Hayedo de Balgerri en Karrantza (4,5km/ ida y vuelta) partiendo de su barrio de Lanzas Agudas. Además rematamos el paseo comiendo en el Restaurante Casa Garras del Barrio Concha de Karrantza.

Cascada y Hayedo de Balgerri

En otra ocasión también recorrimos los paisajes de Karrantza realizando la espectacular ruta de la Ventana del Relux (7 km/ida y vuelta) cerca del Puerto de Ubal.

Ventana del Relux
Ventana del Relux

Cascada y el Hayedo de Balgerri en Karrantza 

En primer lugar nos desplazamos hasta el Barrio Concha de Karrantza y desde allí seguimos en coche hacia el Barrio Lanzas Agudas, situado a unos 6,5 kilómetros de distancia. Desde este pequeño enclave rural asentado a los pies del monte Balgerri, hicimos la sencilla ruta de la cascada y el hayedo de Balgerri (4,5km/ida y vuelta) en aproximadamente una hora.

Un bonito paseo para internarse en el hayedo más grande de Bizkaia rodeados del sonido del agua de numerosos torrentes y  de una preciosa cascada.

Cuando llegamos a Lanzas Agudas nos encontramos la coqueta Iglesia de Santiago junto al cementerio de la localidad.

Iglesia de Santiago de Lanzas Agudas

Continuamos unos metros en coche y subimos hasta un aparcamiento junto a una casa situada al lado de los restos de la Iglesia de San Miguel, que se encontraba derruida. Aquí se nos unió a la marcha un perro del vecindario que nos acompañó hasta la Cascada y el Hayedo de Balgerri.

Desde allí comenzamos a caminar descendiendo unos metros por la carretera y tomando un desvío a la izquierda, donde se encontraba un panel informativo de la Zona de Especial Conservación (ZEC) de Ordunte, incluida en la red ecológica europea Natura 2000.

Ruta de la Cascada y el Hayedo de Balgerri

Seguimos por el camino cementado pasando por la Casa rural Gailurretan, saliendo del centro urbano caminando entre unos muros de piedra.

Ruta de la Cascada y el Hayedo de Balgerri

Pronto entramos en una pista ancha de tierra que bordeaba un profundo barranco rodeado de picos nevados.

Ruta de la Cascada y el Hayedo de Balgerri

Luego cruzamos por la puerta abierta de una valla y llegamos a una bifurcación. En este punto encontramos un cartel indicativo con señales blancas y amarillas de la PR-BI-122, que señalaba hacia una cuesta empinada a la izquierda, en dirección al Hayedo de Balgerri.

Ruta de la Cascada y el Hayedo de Balgerri

Sendero entre pinos

Mientras ascendíamos íbamos dejando atrás el Barrio Lanzas Agudas de Karrantza, enclavado entre verdes prados.

Lanzas Agudas

La pista de tierra nos llevó hasta un pinar que se extendía por toda la ladera.

Pinar

Continuamos la marcha atravesando el bosque de pinos y asomándonos al barranco disfrutando de unas bonitas vistas de los montes cercanos.

Ruta de la Cascada y el Hayedo de Balgerri

Durante el recorrido nos acompañaba el sonido de las aguas de varios torrentes que se descolgaban por la ladera y creaban un cauce junto al camino.

Hayedo de Balgerri en Karrantza

Enseguida entramos en el hayedo de Balgerri, considerado el más grande de Bizkaia, atravesándolo sin salir de la pista de tierra. En este tramo el sendero era más llano y se andaba con comodidad.

Hayedo de Balgerri

Torrentes de agua

Más adelante apareció a la derecha un torrente de agua que bajaba entre las hayas de la parte superior y pasaba encauzado por debajo del camino para continuar descendiendo hacia el fondo del barranco.

Hayedo de Balgerri

Mientras caminábamos cruzando el hayedo contemplábamos la bella estampa de estos árboles autóctonos erguidos sobre un suelo de color verde.

Hayedo de Balgerri

Más adelante apareció otro gran torrente que se descolgaba por la parte inferior de la empinada ladera cubierta de hayas.

Hayedo de Balgerri

Luego llegamos a un cruce y seguimos de frente disfrutando del silencio y de la belleza del hayedo de Balgerri.

Hayedo de Balgerri

En este cruce encontramos otro pequeño torrente de agua que se deslizaba por la parte superior de este extenso bosque de hayas.

Hayedo de Balgerri

Paseando por el hayedo apareció otro torrente de agua que se descolgaba por la parte inferior del camino serpenteando entre las hayas.

Hayedo de Balgerri

Hayas caprichosas

El hayedo de Balgerri se extendía por la empinada ladera del monte del mismo nombre y desde el camino se podían contemplar las formas caprichosas de las hayas situadas en la parte superior e inferior. Además también divisamos otras especies arbóreas como robles, alisos, fresnos, castaños o tejos.

Hayedo de Balgerri

Ciertamente merecía la pena acercarse hasta este hayedo para sentir la magia de sus árboles centenarios pegados a la pendiente del monte.

Hayedo de Balgerri

La estampa era preciosa y no sabíamos a que haya mirar, porque todas tenían unas formas muy plásticas.

Hayedo de Balgerri

Entre los árboles también disfrutamos de la panorámica de los montes cercanos.

Ruta de la Cascada y el Hayedo de Balgerri

Cascada de Balgerri

Más adelante comenzamos a escuchar el rumor de las aguas de la Cascada de Balgerri, situada cerca de una intersección de senderos. Uno se dirigía hacia el monte Kolitxa y otro hacia el monte Balgerri.

Cascada y Hayedo de Balgerri

Nosotros continuamos unos metros para contemplar la Cascada de Balgerri que bajaba con fuerza por una gran pendiente.

Cascada y Hayedo de Balgerri

Cuando llegaba al camino se canalizaba por debajo de la pista y continuaba descendiendo entre las hayas hasta el fondo del barranco.

Cascada de Balgerri

Era un privilegio poder ver y sentir la fuerza de este bonito salto de agua junto a la pista de tierra.

Cascada de Balgerri

Después de disfrutar de este espectáculo de la naturaleza regresamos por el mismo camino y volvimos a descubrir más hayas singulares.

Hayedo de Balgerri

Cuando llegamos al Barrio Lanzas Agudas, antes de subir al coche, nos asomamos a la Iglesia de Santiago y al paisaje que la rodeaba.

Iglesia de Santiago

Casa Garras de Karrantza

Después de esta interesante ruta teníamos intención de probar el menú del restaurante del Hotel rural Gailurretan de Lanzas Agudas, pero como ese domingo estaba cerrado nos dirigimos hacia el Barrio Concha de Karrantza para comer en el Restaurante Casa Garras y probamos una buena chuleta de vaca pinta de Karrantza bien preparada por el cocinero Txema Llamosas.

Chuleta de vaca pinta de Karrantza de Casa Garras
Chuleta de vaca pinta de Karrantza en Casa Garras

En definitiva realizamos una sencilla pero atractiva ruta de la Cascada y el Hayedo de Balgerri en Karrantza disfrutando de este bosque mágico de árboles autóctonos rodeados de agua.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Texto: Esther Saiz y Txema Aguado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico

yendoporlavida@gmail.com

Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: