Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ruta de Los Toruños y La Algaida en Cádiz

Ruta circular de Los Toruños y La Algaida entre El Puerto de Santa María y Puerto Real paseando por las playas vírgenes, las marismas y pinares junto al río San Pedro en la costa de Cádiz
Contenido del artículo:

Durante una de nuestras visitas a El Puerto de Santa María dedicamos una jornada a realizar un recorrido circular personalizado por la Ruta de Los Toruños y La Algaida en la costa gaditana (20 km). Para ello nos internamos en el Parque Metropolitano Marisma de Los Toruños y Pinar de La Algaida, atravesado por el caño del río San Pedro, entre las localidades de El Puerto de Santa María y Puerto Real, cerca de Cádiz.

Ruta de Los Toruños y La Algaida en Cádiz
Pinar de La Algaida

Una excursión de un día en un entorno natural muy interesante paseando por playas vírgenes, dunas, marismas, lagunas y pinares.

Ruta de Los Toruños y La Algaida en Cádiz

Hay que decir que aunque esta ruta de Los Toruños y La Algaida en Cádiz era larga (20km), también se podía realizar parcialmente o en varias etapas. Porque había aparcamientos junto a la Casa de Los Toruños en El Puerto de Santa María, en el Centro de Información de La Algaida y junto a la Puerta de Las Lagunas en Puerto Real. Y también se podía alquilar una bicicleta o un kayak y realizar actividades de turismo activo para descubrir estos paisajes naturales.

Ruta de Los Toruños y La Algaida en Cádiz

En nuestro caso partimos desde La Casa de Los Toruños en El Puerto de Santa María, donde tomamos un tren turístico, que funcionaba en verano y nos llevó a la playa de Levante. Luego paseamos por esta playa virgen hasta la Punta de los Saboneses donde desembocaba el río San Pedro. A continuación volvimos hasta el Mirador de Los Toruños y tomamos una pista que nos llevó hasta un puente peatonal que atravesaba el río San Pedro. De esta forma entramos en el Pinar de La Algaida en Puerto Real, paseando entre pinos piñoneros y lagunas.

Ruta de Los Toruños y La Algaida en Cádiz

En estos dos espacios naturales separados por el río San Pedro encontramos una gran diversidad de paisajes. Por un lado en Los Toruños, situados entre la playa de Levante y el río, había marismas, dunas y un gran arenal virgen bañado por el Atlántico. Por otro lado en La Algaida, nos sumergimos en un extenso pinar situado entre el cauce del río y varias lagunas naturales.

Dunas y Playa de Levante

Marisma de Los Toruños

En primer lugar dejamos el coche aparcado junto a la Casa de Los Toruños, cerca de la playa de Valdelagrana en El Puerto de Santa María. Era un gran espacio que contaba con cafetería, punto de información turística y servicio de alquiler de bicicletas y kayaks.

Casa de Los Toruños

Además en verano funcionaba un tren turístico que te acercaba hasta la playa de Levante, un extenso arenal virgen pegado a la Playa de Valdelagrana.

Tren turístico de Los Toruños

Mientras íbamos subidos en el trenecito disfrutamos de unas vistas privilegiadas de la marisma y cruzamos por varios puentes de madera.

Caño de la Marisma de Los Toruños

Playa de Levante

Cuando llegamos a esta playa de arena fina y dunas naturales comenzamos a caminar junto a las aguas del Atlántico en dirección a la Punta de los Saboneses. Durante el trayecto fuimos aprovechando para refrescarnos y nos dimos varios chapuzones en las frescas aguas de la Bahía de Cádiz.

Playa de Levante

Atrás dejamos los edificios y el paisaje colorista jalonado de sombrillas de la Playa de Valdelagrana y caminamos acompañados del sonido del viento y de las olas.

Playa de Levante

De vez en cuando aparecían algunas gaviotas que sobrevolaban junto a la orilla. Además también se podían encontrar aves migratorias como el Charrancito o el Chorlitero Patinegro, que solían anidar en las dunas de la playa de Levante.

Mirador de la Playa de Levante

Pasamos junto a dos miradores de madera asomados a la playa, uno de los cuales visitaremos a la vuelta.

Mirador de la Playa de Levante

Punta de los Saboneses

Poco a poco llegamos hasta la Punta de los Saboneses, donde había un mirador sobre las dunas de arena para contemplar el paisaje de la Bahía de Cádiz.

Mirador de los Saboneses

Finalmente nos encontramos con la salida al océano del río San Pedro, un caño mareal que ocupaba la antigua desembocadura del río Guadalete. Sus aguas nos separaban de la Barriada de San Pedro, de la Isla del Trocadero y de los Astilleros de Puerto Real. También aparecía claramente la silueta del Puente de la Constitución de 1812 y los muelles del Puerto de Cádiz.

Desembocadura del río San Pedro

Después de contemplar esta panorámica y sentir la tranquilidad junto a las dunas de la playa, tomamos el camino de vuelta caminando de nuevo por la playa de Levante.

Punta de los Saboneses

Mirador de Los Toruños

Pasamos por un primer mirador situado entre las dunas pero continuamos hasta el siguiente, donde abandonamos la playa para asomarnos desde este Mirador del Parque de Los Toruños, suspendido sobre unas vigas de madera.

Mirador de Los Toruños

Desde aquí se apreciaba por un lado la marisma y las dunas y por el otro la costa de la Bahía de Cádiz.

Vistas desde el Mirador de Los Toruños

En este punto dejamos la playa atrás y tomamos por una pasarela de madera junto a una pista que atravesaba el sistema dunar y las marismas en dirección al río San Pedro.

Pasarela de Los Toruños

Puente del río San Pedro

Después de unos 800 metros llegamos a un cruce de caminos y continuamos recto siguiendo las indicaciones del Pinar de La Algaida.

Pasarela hacia el Puente del río San Pedro

Enseguida apareció el Puente Mirador del río San Pedro, cuyo cauce aumentaba o disminuía dependiendo de las mareas. En la otra orilla se apreciaba la frondosidad del Pinar de La Algaida, donde destacaba la torre de madera del Mirador de La Algaida.

Puente Mirador del río San Pedro

Pinar de La Algaida

Mientras cruzábamos el puente disfrutamos de unas vistas privilegiadas de los dos espacios naturales del Parque Metropolitano Marisma de Los Toruños y Pinar de La Algaida, separados por el río.

Río San Pedro

Mirador de La Algaida

Cuando llegamos a la otra orilla nos acercamos hasta el Mirador de La Algaida, una torre de madera a la que se podía acceder hasta arriba por unas escaleras.

Mirador de La Algaida

Desde lo alto se disfrutaba de unos preciosas vistas de este espacio natural de Cádiz.

Vistas desde el Mirador de La Algaida

Después seguimos las indicaciones del Camino del Río/Laguna hipersalina caminando por un sendero arenoso junto al río, bajo la sombra de los pinos.

Camino del río

Laguna hipersalina de La Algaida

Más adelante cruzamos sobre unas piedras por un pequeño caño de la laguna y poco a poco nos acercamos al borde de la Laguna hipersalina de La Algaida. Luego dejamos el Camino del río para atravesar por una pista de tierra, que partía en dos esta laguna.

Laguna hipersalina de La Algaida

Enseguida distinguimos los edificios del Campus de Puerto Real de la Universidad de Cádiz, junto al que se encontraba la entrada al Pinar de La Algaida.

Campus universitario de Puerto Real

Pasamos por el punto de información y la zona de recreo del Pinar de La Algaida.

Punto de información del Pinar de La Algaida

Desde allí continuamos por una pasarela de madera en dirección Vía Verde Matagorda-Salina de los Desamparados.

Pasarela de la Vía Verde de Matagorda- Salina de los Desamparados

Laguna de la Vega de La Algaida

Pronto nos desviamos unos metros para acceder al Mirador de la Laguna de la Vega, que estaba totalmente seca.

Mirador de la Laguna de la Vega

Después salimos a una pista de tierra pasando por la Puerta de Las Lagunas, donde había un aparcamiento de vehículos gratuito.

Puerta de Las Lagunas

Camino de los Pozos

Más adelante abandonamos el Sendero de la Salina de los Desamparados y nos desviamos a la izquierda por la pasarela de madera del Camino de los Pozos.

Camino de los Pozos

Pasamos junto a un abrevadero para el ganado que estaba en desuso y seguimos por una pista de tierra rodeados de pinos piñoneros. El paseo era muy interesante y nos fuimos adentrando en el interior del Pinar de La Algaida.

Pinar de La Algaida

Observatorio de aves

Cuando nos íbamos acercando a la orilla del caño del río San Pedro apareció un desvío que se internaba por un sendero bastante cerrado entre matorrales hacia un Observatorio de aves.

Observatorio de aves de La Algaida

Como era verano no había mucho movimiento y no avistamos casi ningún pájaro.

Observatorio de aves de La Algaida

Mirador de La Algaida y Puente del río San Pedro

Continuamos esta ruta y dejamos a la izquierda el edificio de madera del Mirador de La Algaida para encaminarnos hacia el Puente del río San Pedro.

Mirador de La Algaida

Atravesamos de nuevo este puente y nos internamos de nuevo en las Marismas de Los Toruños para seguir por la pasarela de madera hasta el cruce del punto de información.

Puente del río San Pedro

Desde este cruce se podía volver por una pista de tierra a la Casa de Los Toruños, situada a unos 2,7 kilómetros. La otra opción era seguir unos 800 metros hasta el Mirador de Los Toruños y volver caminando por la playa de Levante hasta la explanada donde paraba el tren turístico, que nos llevaría hasta la Casa de Los Toruños.

Pista de Los Toruños

De cualquiera de estas formas se concluía esta ruta de Los Toruños y La Algaida en Cádiz, que realizamos alternando varios senderos de este espacio natural de la costa gaditana.

Casa de Los Toruños

Actividades en El Puerto de Santa María

Para completar la estancia en El Puerto de Santa María se podía pasear a tu aire por las calles de esta localidad gaditana o realizar varias actividades organizadas con guía para todos los gustos:

El Puerto de Santa María
El Puerto de Santa María

Comer bien en la Bahía de Cádiz

Para rematar esta interesante excursión por el Parque Metropolitano Marisma de Los Toruños y Pinar de La Algaida probamos la gastronomía en varios restaurantes y chiringuitos de la Bahía de Cádiz.

La Corchuela en San Fernando

Nosotros destacamos en El Puerto de Santa María los dos restaurantes regentados por el chef gaditano Ángel León, La Taberna del Chef del Mar en un ambiente más desenfadado y Aponiente, un referente en la creación de platos a base de los productos de las aguas de la Bahía de Cádiz, con tres estrellas michelin.

Una buena forma de descubrir los encantos naturales y gastronómicos de la Bahía de Cádiz.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Bardenas Reales de Navarra en coche
Rutas Navarra
yendoporlavida
Bardenas Reales de Navarra en coche

Breve ruta de unos 14 kilómetros en coche por la Bardena Blanca para descubrir parte de la belleza del paisaje semidesértico de las Bardenas Reales de Navarra

Menú del Kaleja de Málaga
Restaurantes Andalucía
yendoporlavida
Menú del Kaleja de Málaga, cocinando el tiempo

Menú del Kaleja de Málaga, un restaurante donde el chef malagueño Dani Carnero consigue cocinar el tiempo elaborando platos tradicionales, pero mirando al futuro

Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa
Rutas Navarra
yendoporlavida
Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa

Paseo por el Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa caminando por el filo del cortado de 300 metros de altura contemplando buitres leonados volando sobre el Nacedero del Urederra

Restaurante Víctor Sánchez-Beato en Toledo
Restaurantes Castilla-La Mancha
yendoporlavida
Menú del Víctor Sánchez-Beato en Toledo

Menú de Víctor Sánchez-Beato en Toledo, sentados frente a la cocina probando unos originales platos preparados frente al comensal

Fervenza da Barosa
Rutas Galicia
yendoporlavida
Fervenza da Barosa y de Segade en Pontevedra

Fervenza da Barosa y Fervenza de Segade, dos impresionantes cascadas en Pontevedra con fácil acceso, para disfrutar de unas de las más bellas fervenzas de Galicia rodeadas de viejos molinos

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico
Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: