Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ruta de las Cascadas de Duruelo y Mirador de Castroviejo

Ruta de las Cascadas de Duruelo de la Sierra y del Mirador de Castroviejo, paseando por los paisajes de Soria entre callejones rocosos, cascadas y cuevas escondidas
Contenido del artículo:

A las puertas del otoño nos acercamos hasta Duruelo de la Sierra en la Comarca de Pinares en Soria. Desde esta localidad realizamos la atractiva Ruta de las Cascadas de Duruelo y del Mirador de Castroviejo (6,5 km/ida y vuelta) en la Sierra de Urbión.

Cascadas de Duruelo y Mirador de Castroviejo en Soria

Durante el recorrido atravesamos bosques de pinos albares, contemplamos las Cascadas de la Chorlita, la Chorla y la de Cueva Serena y descubrimos las Cuevas del Tejo y de las Ventanas. También paseamos por el paisaje kárstico de Castroviejo y nos asomamos al espectacular Mirador de Roca Alta situado sobre un macizo rocoso, a 125 metros de altura.

Ruta de las Cascadas Duruelo de la Sierra y Mirador de Castroviejo

En otras ocasiones ya habíamos disfrutado del entorno natural privilegiado de esta comarca de Soria completando la Ruta de las Cascadas de Covaleda y la Ruta circular de la Laguna Negra hasta el Pico Urbión.

Ruta de las Cascadas de Duruelo y Mirador de Castroviejo

Existían varias formas de realizar la Ruta de las Cascadas de Duruelo y del Mirador de Castroviejo. Se podía salir caminando desde el centro de Duruelo de la Sierra tomando la GR 86 (10km/ida y vuelta). También era posible acercarse en coche hasta el aparcamiento de Castroviejo y comenzar la ruta descendiendo desde allí. La otra opción era hacerla desde abajo dejando el coche en la zona de Majafalsa y subir hasta Castroviejo, que fue nuestra elección (6,5km/ida y vuelta).

En primer lugar salimos de Duruelo de la Sierra en coche por la carretera CL-117 en dirección a Covaleda. A pocos metros tomamos a la izquierda por el desvío señalizado hacia Castroviejo, transitando unos 4 kilómetros por una pista forestal asfaltada.

Desvío hacia Majafalsa y Castroviejo

Cuando llegamos a la zona de Majafalsa vimos un panel informativo sobre la ruta y dejamos el coche aparcado en el arcén.

Zona de Majafalsa

Después continuamos caminando por la carretera unos 20 metros hasta encontrar a la izquierda el inicio de la ruta señalizada con marcas azules y blancas.

Ruta de las Cascadas de Duruelo y Mirador de Castroviejo

Puente Chalán

El sendero nos llevó hasta el cauce del río Duero, que atravesamos por un puente de madera conocido como Paso Chalán.

Paso Chalán

Después comenzamos a ascender siguiendo las señales azules y blancas adentrándonos en un bosque de pinos albares y atravesando otro puente de madera.

Ruta de las Cascadas de Duruelo y Mirador de Castroviejo

Enseguida llegamos al cruce donde confluía nuestra ruta con la GR 86 que venía desde Duruelo de la Sierra y seguimos a la derecha en dirección a Castroviejo.

Cruce de caminos

Durante el trayecto pasamos sobre un arroyo caminando por una pequeña pasarela de madera. Luego el camino se fue empinando por una ladera salpicada de pinos albares.

Ruta de las Cascadas de Duruelo de la Sierra

Cascada de la Chorlita

Un poco más adelante había que estar atentos ya que, aunque no estaba señalizada, siguiendo un sendero a la izquierda que bordeaba una gran roca se llegaba hasta la Cascada de la Chorlita.

Desvío a la Cascada de la Chorlita

Después de descender unos 100 metros nos encontramos con una cortina de agua que se precipitaba por una pared de roca creando un rincón mágico en esta parte de la ruta.

Cascada de la Chorlita

Luego subimos de nuevo hasta la ruta señalizada con marcas blancas y azules y continuamos ascendiendo rodeados de grandes rocas.

Camino entre rocas

Cascada de la Chorla

A unos 200 metros apareció a la izquierda el desvío señalizado hacia la Cascada de la Chorla, uno de los tesoros naturales de esta ruta.

Desvío a la Cascada de la Chorla

Enseguida nos asomamos a un barranco formado por unas espectaculares paredes de colores. Desde lo más alto se descolgaban las aguas de la Cascada de la Chorla, que seguían su curso formando un arroyo.

Cascada de la Chorla

Cuando bajamos entre las piedras hasta la base de la cascada disfrutamos de unas vistas privilegiadas de este rincón tan refrescante.

Cascada de la Chorla

Después volvimos al sendero de la ruta señalizada y continuamos subiendo parapetados por grandes rocas que se iban haciendo más visibles a medida que ganábamos altura.

Ruta de las Cascadas de Duruelo de la Sierra

Más adelante dejamos atrás un gran peñasco de tonos amarillentos y entramos en un claro del bosque. Allí encontramos las indicaciones para acceder a la Cueva del Tejo y a la Cueva de las Ventanas.

Ruta de las Cascadas de Duruelo de la Sierra

Cueva del Tejo

En primer lugar tomamos a la izquierda para acercarnos hasta la Cueva del Tejo, situada a unos 20 metros.

Cueva del Tejo

Allí descubrimos un gran tejo situado junto a un peculiar arco de piedra que conformaban un rincón mágico, con un halo misterioso.

Cueva del Tejo

Cueva de las Ventanas

Después regresamos al claro y nos desviamos a la derecha siguiendo las indicaciones hacia la Cueva de las Ventanas, que estaba escondida en un estrecho cañón rocoso.

Cueva de las Ventanas

Volvimos a encontrarnos en un espacio natural muy especial y entramos en la cavidad salvando la cortina de agua que caía sobre la entrada.

Cueva de las Ventanas

Desde dentro contemplamos este rincón camuflado entre grandes rocas.

Cueva de las Ventanas

Paisaje kárstico de Castroviejo

Cuando regresamos al claro del bosque seguimos por el camino marcado con marcas azules y blancas, que se adentraba en el paisaje kárstico de Castroviejo, formado por grandes moles rocosas o berrocales. Para ello tuvimos que subir ayudados de unos anclajes metálicos clavados en la roca.

Castroviejo

De esta forma caminamos sobre un suelo rocoso adentrándonos en un entorno dominado por las caprichosas formas de las moles de roca de Castroviejo.

Castroviejo

Callejones de Castroviejo

Poco a poco y con cuidado nos fuimos aproximando hasta la entrada de un sorprendente cañón rocoso, que cruzamos por los Callejones de Castroviejo. El paisaje nos recordaba a los Callejones de las Majadas de la Serranía de Cuenca, otro capricho de la naturaleza moldeado por el agua y el viento.

Callejones de Castroviejo

A medida que íbamos ascendiendo se estrechaban estos pasadizos rocosos y en varios tramos trepamos entre rocas y subimos por una especie de escalones de piedra.

Callejones de Castroviejo

En esta zona nos sentimos como unos exploradores en busca de algún tesoro y disfrutamos de la belleza de Castroviejo, un espacio único de la Sierra de Urbión.

Callejones de Castroviejo

La Trocha del Roquedal de Castroviejo

La ruta nos llevó hasta la espectacular Trocha del Roquedal de Castroviejo, una estructura de acero galvanizado y maderas tratadas que ascendía hasta una plataforma colocada sobre uno de los macizos rocosos a 125 metros de altura.

Trocha del Roquedal de Castroviejo

El ascenso comenzaba en un descansillo de madera denominado El Dilema de la flor, con su historia particular, que nos llevaba al primer tramos de escaleras.

El Dilema de la flor

Luego llegamos al Mirador de DescanÁgora, situado en la mitad del recorrido de la Trocha del Roquedal de Castroviejo. Desde este punto disfrutábamos de unas vistas privilegiadas del pinar que habíamos cruzado, del cauce del río Duero y de las imágenes de Covaleda y Duruelo de la Sierra.

Vistas de la Comarca de Pinares

Después continuamos subiendo por las escaleras metálicas que nos iban acercando a lo mas alto de este impresionante mirador.

Mirador de DescanÁgora

Más adelante cruzamos el Puente Silbante, una plataforma de madera con forma de diapasón, que nos permitió sortear la garganta que separaba los dos picos rocosos.

Puente Silbante

Luego paseamos por la cresta de esta formación rocosa y accedimos al Mirador de Roca Alta, situado a 125 metros de altura. Desde allí disfrutamos de unas magníficas vistas de la Sierra de Urbión y de la Comarca de Pinares.

Mirador de Roca Alta

Después iniciamos el descenso para seguir recorriendo el paisaje en busca de los otros Miradores de Castroviejo.

Trocha del Roquedal de Castroviejo

Mirador de Castroviejo

Cuando descendimos del Mirador de la Trocha del Roquedal de Castroviejo atravesamos un pasadizo entre las rocas que nos llevó a una zona abierta rodeada de macizos rocosos.

Castroviejo

Desde allí bajamos a la izquierda en dirección al Mirador de Castroviejo, situado a unos 100 metros, pero antes de llegar pasamos por un curioso y estrecho pasadizo entre dos rocas.

Castroviejo

Este Mirador de Castroviejo estaba situado junto a un pino y había sido renovado recientemente.

Mirador de Castroviejo

Desde aquí nos asomamos a la parte baja del paisaje rocoso de Castroviejo y a la Comarca de Pinares.

Mirador de Castroviejo

Después volvimos a subir por la campa verde contemplando la belleza hipnótica de estas originales formaciones rocosas de Castroviejo.

Castroviejo

Mirador del Balcón del Beso

Antes de llegar al Aparcamiento de Castroviejo bordeamos la base del macizo del Mirador de Roca Alta para localizar el Balcón del Beso.

Mirador de Roca Alta

Nos adentramos por un estrecho callejón que finalizaba en el coqueto mirador conocido como El Balcón del Beso, con unas vistas muy especiales.

Balcón del Beso

Además también entramos por el callejón paralelo para poder bajar al cañón y contemplar desde abajo el Balcón del Beso.

Balcón del Beso

Aparcamiento de Castroviejo

Luego nos dirigimos al Aparcamiento de Castroviejo, que contaba con una fuente y mesas para descansar o picar algo. Como hemos comentado también se podía llegar hasta aquí en coche y realizar la Ruta de las Cascadas de Duruelo y Miradores de Castroviejo en el otro sentido.

Aparcamiento de Castroviejo

Cascada de Cueva Serena

Desde el Aparcamiento de Castroviejo se podían realizar varias rutas más pero nosotros optamos por acercarnos hasta el entorno mágico de la Cascada de Cueva Serena, situada a unos 800 metros. Para ello bajamos caminando a la izquierda por la pista forestal asfaltada hacia Duruelo y a 500 metros tomamos un desvío señalizado a la derecha.

Cascada de Cueva Serena

Pero antes pasamos junto a la Vía Ferrata Cuerda La Graja, situada a la izquierda de la carretera.

Vía Ferrata Cuerda La Graja

De esta forma nos adentramos en un pinar caminando por un sendero de tierra y piedras y a unos 300 metros apareció la Cascada de Cueva Serena.

Cascada de Cueva Serena

Después de contemplar la cortina de agua que caía sobre la entrada de Cueva Serena accedimos a su interior para cambiar de perspectiva.

Cueva Serena

En este entorno idílico finalizamos la atractiva Ruta de las Cascadas Duruelo de la Sierra y nos asomamos al espectacular Mirador de Castroviejo. Solo nos quedaba volver por el mismo trayecto hasta el aparcamiento de Majafalsa, donde habíamos dejado el coche.

Zona de Majafalsa

Alojamiento y Restaurantes en Duruelo y alrededores

Durante nuestra estancia en Duruelo de la Sierra nos alojamos en la Hostería de Castroviejo, situada en la calle La Peña 12 en el centro del pueblo.

Hostería de Castroviejo en Duruelo de la Sierra

Un acogedor hotel rural que contaba con unas instalaciones muy cómodas, un personal amable dispuesto a ayudarte y un buen desayuno (5€/persona).

Hostería de Castroviejo en Duruelo de la Sierra

Casualmente durante nuestra estancia en este pueblo soriano se estaban celebrando las Fiestas en honor del Cristo de las Maravillas en Duruelo de la Sierra.

Además del ambiente festivo habitual nos llamó la atención la recuperada tradición de la Pingada del Mayo, que consistía en talar un enorme pino, subastarlo y finalmente clavarlo entre los mozos en el centro de una plaza.

Pingada del Mayo en Duruelo de la Sierra

También nos acercamos hasta la Iglesia de San Miguel Arcángel (s. X-XVII) que estaba construida sobre una necrópolis medieval que conservaba 65 sepulcros antropomorfos y de tipo bañera del siglo IX.

Iglesia y Necrópolis medieval

Restaurante Torreblanca de Duruelo

Uno de los días cenamos en el Restaurante Torreblanca, en la calle Nicolas Asenjo 79, donde probamos varios platos de su carta. Comenzamos con una Ensalada de tomate con burrata y anchoas (14€) y una Parrillada de verduras con salsa romescu (12€)

Y como estábamos en temporada de setas, también probamos unos deliciosos Boletus a la plancha (18€).

Boletus a la plancha en Restaurante Torreblanca
Boletus a la plancha en Restaurante Torreblanca

Finalizamos con un sabroso Secreto de cerdo a la parrilla (15€) que compartimos entre los dos.

Secreto de cerdo a la parrilla

El Cenador de Quintanar de la Sierra

También disfrutamos de la cocina del Restaurante El Cenador de Quintanar de la Sierra probando sus platos de caza como el Lomo de Ciervo (19€) y unos exquisitos Boletus a la plancha (18€).

La Lobita de Navaleno

Además aprovechamos que había sitio disponible en el Restaurante La Lobita de Navaleno y reservamos una mesa para saborear los platos de su Menú Degustación (97€).

Vieira de La Lobita de Navaleno
Vieira de La Lobita de Navaleno

Una auténtica experiencia gastronómica descubriendo los productos sorianos de calidad con el toque maestro de la cocinera Elena Lucas, que contaba con una estrella Michelin y dos soles Repsol.

Ensaladilla rusa de La Lobita de Navaleno
Ensaladilla rusa de La Lobita de Navaleno

En definitiva, un fin de semana muy bien aprovechado descubriendo las fiestas, la gastronomía y los paisajes únicos de esta comarca de Soria limítrofe con Burgos.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz y Txema Aguado

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Valle Salado de Añana
Ciudades y pueblos Euskadi
yendoporlavida
Valle Salado de Añana visita guiada y por libre

Valle Salado de Añana, visita guiada con una cata de sal de Añana, ruta por libre, paseo por las calles de Salinas de Añana y degustación de un buen menú de fin de semana

Bardenas Reales de Navarra en coche
Rutas Navarra
yendoporlavida
Bardenas Reales de Navarra en coche

Breve ruta de unos 14 kilómetros en coche por la Bardena Blanca para descubrir parte de la belleza del paisaje semidesértico de las Bardenas Reales de Navarra

Menú del Kaleja de Málaga
Restaurantes Andalucía
yendoporlavida
Menú del Kaleja de Málaga, cocinando el tiempo

Menú del Kaleja de Málaga, un restaurante donde el chef malagueño Dani Carnero consigue cocinar el tiempo elaborando platos tradicionales, pero mirando al futuro

Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa
Rutas Navarra
yendoporlavida
Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa

Paseo por el Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba en Urbasa caminando por el filo del cortado de 300 metros de altura contemplando buitres leonados volando sobre el Nacedero del Urederra

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico
Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: