Miradores espectaculares en las Arribes del Duero

Miradores espectaculares en las Arribes del Duero, asomados a los ríos Duero, Águeda, Camaces y Huebra y a la cascada del Pozo de los Humos
Contenido del artículo:

Durante varias visitas al Parque Natural de Arribes del Duero nos asomamos a una gran cantidad de Miradores espectaculares en las Arribes del Duero. De esta forma disfrutamos desde las alturas de la curiosa y bella orografía creada por el río Duero y sus afluentes, que discurren entre España y Portugal flanqueados por las arribes o pendientes escarpadas.

Mirador del Picón de Felipe
Miradores espectaculares en las Arribes del Duero

Otra forma de conocer las Arribes del Duero era navegar en barco por las tranquilas aguas de este río y contemplar las paredes montañosas desde su cauce. Para ello hay varios cruceros que realizan rutas muy interesantes por el río Duero, desde España y Portugal.

Crucero por las Arribes del,Duero
Miradores espectaculares en las Arribes del Duero

 

 

Miradores espectaculares en las Arribes del Duero

En varias jornadas realizaremos rutas en coche y rutas de senderismo para descubrir más de Miradores en las Arribes del Duero, localizados principalmente en la provincia de Salamanca. También nos acercaremos al inicio de las Arribes del Duero en la provincia de Zamora y cruzaremos la frontera para asomarnos desde un mirador ubicado en Portugal.

Más de 12 Miradores espectaculares en Las Arribes del Duero

De esta forma recorreremos estos espectaculares miradores y algunos rincones más del sur al norte el cauce del río Duero, sin olvidarnos de las arribes de sus afluentes, como el Huebra, el Águeda, el Camaces y el río de las Uces. Además incluimos toda la información para llegar hasta cada uno de los espectaculares miradores en Las Arribes del Duero, incluidos en nuestra selección.

 

 

Puente de los Franceses

Como estábamos alojados en la localidad salmantina de Ahigal de los Aceiteros, comenzamos nuestra ruta en San Felices de los Gallegos, donde descubrimos las Arribes del río Águeda, realizando la sencilla ruta del Puente de los Franceses. Durante el descenso se apreciaba la imagen de este puente con mucha historia, que cruzaba el río Águeda.

Puente de los Franceses
Puente de los Franceses

Además cuando llegabas al Puente de los Franceses te sentías hipnotizado por el sonido de las aguas del río, el vuelo de los buitres y las paredes de roca de las Arribes del Águeda.

Las Arribes del Águeda
Miradores espectaculares en las Arribes del Duero

 

 

Mirador del Castro de Las Merchanas

Durante la ruta por el Sendero del Castro de Las Merchanas nos asomamos al Mirador del Castro para ver el cauce del río Camaces encajonado en un pequeño desfiladero. Además en lo alto de la otra ladera aparecían los restos del castro vetón de Las Merchanas, al que accedimos posteriormente.

Mirador del Castro

 

 

Mirador de La Puerta al Pasado

Además en el Sendero del Castro de Las Merchanas, a unos metros del Mirador del Castro, se encontraba la Puerta al Pasado. Un balcón natural que también se asomaba a las Arribes del río Camaces y al castro vetón, con la localidad de Bermellar al fondo.

Puerta al Pasado

 

 

Mirador de las Arribes del Huebra

Muy cerca nos internamos en las Arribes del Huebra, que recorrimos realizando la interesante Ruta de las Arribes del Huebra y del Castro vetón de Saldeana. Este afluente del río Duero discurría escondido entre las paredes verticales, creando unos preciosos meandros.

Mirador de las Arribes del Huebra
Mirador de las Arribes del Huebra

 

 

Mirador del Fraile y de la Monja

Después de visitar el Castro vetón de Saldeana continuamos por la Ruta de las Arribes del Huebra y pasamos por el Mirador del Fraile y la Monja, contemplando el caprichoso cauce del río Huebra, rodeados de buitres.

Ruta de las Arribes del río Huebra en Saldeana
Ruta de las Arribes del río Huebra en Saldeana

Además se distinguían en lo alto de las paredes de colores varias figuras esculpidas por el aire y el agua, que daban nombre a este mirador.

Mirador del Fraile y de la Monja
Mirador del Fraile y de la Monja

 

 

Mirador del Cachón de Camaces

Ahora nos dirigimos hacia el Mirador del Cachón de Camaces, junto a la carretera SA 330.  Una atalaya con dos miradores, desde donde se podía contemplar la espectacular Cascada o Cachón de Camaces, que se descolgaba entre las paredes rocosas.

Cachón de Camaces

Además se distinguían perfectamente las Arribes del río Camaces que serpenteaba entre las verdes laderas, donde sobrevolaban los buitres.

Arribes del río Camaces

 

 

Mirador de Las Janas

A continuación nos dirigimos hacia la localidad de Saucelle, siguiendo por la carretera SA 330, donde por casualidad disfrutamos de la fiesta popular de la matanza del cerdo, que se celebraba en diciembre.

Desde Saucelle tomamos por la calle El Naranjo y siguiendo por una pista llegamos enseguida hasta el Mirador de Las Janas. Desde este mirador contemplamos al fondo el río Camaces que confluía en el río Huebra, encajado en una espectacular garganta.

Mirador de Las Janas

En este punto se podía disfrutar del vuelo de los buitres, alimoches y mirlos. Además existía la posibilidad de pasear por el espacio natural de Las Lavanderas, un sencillo sendero botánico y ornitológico para avistar de cerca a estas aves.

Mirador de Las Janas

 

 

Mirador del Salto

A partir de ahora nos meteremos de lleno en las Arribes del Duero. En primer lugar nos asomamos al Mirador del Salto, situado sobre la Presa o Salto de Saucelle. Desde aquí contemplamos el curso del río que discurría entre las laderas salpicadas de tierras cultivadas y bosques.

Mirador del Salto
Mirador del Salto

 

 

Mirador del Picón del Moro

Muy cerca se encontraba el impresionante Mirador del Picón del Moro, que contaba con una plataforma metálica, situada sobre un cerro rocoso. Para llegar hasta allí había que dejar el coche en un aparcamiento de tierra y caminar unos 400 metros. La parte final era más empinada ya que se ascendía por un sendero con algunas escaleras hasta lo alto del mirador.

Mirador del Picón del Moro
Mirador del Picón del Moro

Cuando llegamos a la plataforma del Mirador del Picón del Moro disfrutamos de unas vistas espectaculares del Salto de Saucelle.

Mirador del Picón del Moro
Mirador del Picón del Moro

También nos asomamos al otro lado y nos sentimos como suspendidos en el aire sobre esta atalaya privilegiada. Podemos decir que es uno de los miradores imprescindibles para disfrutar del paisaje de las Arribes del Duero.

Mirador del Picón del Moro
Mirador del Picón del Moro

 

 

Mirador de Penedo Durão

Después cruzamos en coche por un puente sobre el río Duero y pasamos a las arribes de Portugal, incluidas en el Parque Natural Douro Internacional. De esta forma nos acercamos hasta el Mirador de Penedo Durão situado en Poiares. Desde este mirador volvimos a contemplar las Arribes del Duero y las aguas de este río contenidas por el Salto de Saucelle. También se apreciaban en la orilla española el mirador del Salto y el mirador del Picón del Moro.

Mirador de Penedo Durão
Mirador de Penedo Durão

Si mirábamos hacia la derecha se distinga al río Huebra desembocando en las aguas del Duero.

Mirador de Penedo Durão

Mirador de Penedo Durão

 

 

Mirador del Contrabando

Volvimos a pasar a España y antes de continuar hacia el norte tomamos la carretera en dirección a Hinojosa del Duero, considerada la puerta de las Arribes, una zona fronteriza donde en otras épocas abundaba el contrabando. Allí accedimos al Mirador del Contrabando, divisando estas pendientes laderas salpicadas  de olivos, vides y majadas para el ganado.

 

 

El Mirador de la Peña La Vela

Junto al Mirador del Contrabando salía una pista ancha de tierra que se dirigía al espectacular Mirador de la Peña la Vela, situado a varios kilómetros, que se podían recorrer también en coche. Desde este mirador natural se obtenían unas vistas privilegiadas de la comarca fronteriza de Las Arribes del Duero.

Mirador de la Peña la Vela

Era un punto estratégico asomado al río Duero donde se apostaban los guardias para controlar el contrabando entre España y Portugal. Todavía se conservaban varias garitas de vigilancia y algunos corrales para resguardar el ganado. Desde aquí se distinguía perfectamente el Salto de Saucelle en la parte española y los campos de Portugal.

Mirador de la Peña la Vela
Mirador de la Peña la Vela

 

 

Mirador de La Barca en Vilvestre

Ahora continuamos hacia el norte en dirección a Vilvestre. Desde el embarcadero de esta localidad, situado en el Paraje de La Barca, realizamos un crucero por el río Duero. Pero antes de bajar hasta el embarcadero encontramos un pequeño mirador, desde donde divisamos la inmensidad de las aguas del río Duero.

Mirador de La Barca en Vilvestre
Mirador de La Barca en Vilvestre

 

 

Mirador de la Code

Continuamos en la provincia de Salamanca y nos fuimos a visitar dos miradores contiguos, el Mirador de la Code y el Mirador de la Virgen de la Code, situados a 1,5 kilómetros de la plaza del pueblo de Mieza. Además se podía llegar en coche por una pista de tierra. En primer lugar nos asomamos al Mirador de la Code desde un saliente rocoso de esta impresionante garganta, donde contemplamos el meandro del río Duero.

Mirador de la Code
Mirador de la Code

También miramos hacia la derecha y contemplamos como bajaba el río dejando atrás el Salto de Aldeadávila.

Mirador de la Code
Mirador de la Code

 

 

Mirador de la Virgen de la Code

Después subimos hasta la explanada de tierra y caminamos unos metros para acceder al Mirador de la Virgen de la Code. En este balcón de piedra había una pequeña cueva, donde se encontraba desde 1990 la imagen de la virgen, que daba nombre al mirador. Desde aquí volvimos a disfrutar de las vistas del río Duero, que aparecía al final de la empinada ladera.

Mirador de la Virgen de la Code
Mirador de la Virgen de la Code

 

 

Mirador del Fraile

El Mirador del Fraile es uno de los balcones de referencia y forma parte de esta selección de miradores espectaculares en Las Arribes del Duero. Además se encontraba frente al espectacular Salto de Aldeadávila, una presa de 140 metros de altitud, construida en 1962.

Mirador del Fraile
Mirador del Fraile

Después de dejar el coche aparcado a unos metros, nos subimos a una pequeña plataforma anclada en la roca. Al parecer hay intención de colocar un nuevo mirador más grande asomado a las Arribes del Duero.

Mirador del Fraile
Mirador del Fraile

Hacia el otro lado se apreciaban las inmensas paredes de roca  y el vuelo de los buitres leonados que sobrevolaban este precioso cañón.

Mirador del Fraile
Mirador del Fraile

 

 

Mirador del Picón de Felipe

Después nos desplazamos en coche unos 850 metros hasta la Central de Aldeadávila II y lo dejamos en un aparcamiento cercano, al inicio de la pista de tierra que nos llevaría al Mirador del Picón de Felipe. Desde aquí caminamos hasta llegar a esta atalaya natural escondida entre grandes rocas de granito, también llamadas cachones.

Mirador del Picón de Felipe
Mirador del Picón de Felipe

Había varias barandillas ancladas a la roca a unos 500 metros de distancia de las aguas del río Duero, desde donde se apreciaba de nuevo el Salto de Aldeadávila.

Mirador del Picón de Felipe
Mirador del Picón de Felipe

Desde una de las barandillas se podían ver a los buitres posados en las rocas, mientras pasaba el crucero turístico que partía de la Playa del Rostro de Aldeadávila de la Ribera y navegaba hasta el Salto de Aldeadávila.

Mirador del Picón de Felipe
Mirador del Picón de Felipe

En el Mirador del Picón de Felipe volvimos a disfrutar del vuelo de los buitres leonados y de la belleza de las Arribes del Duero.

Mirador del Picón de Felipe
Mirador del Picón de Felipe

 

 

Mirador del Pozo de los Humos

Ahora nos vamos a descubrir el Pozo de los Humos, uno de los saltos de agua más bellos de las Arribes del Duero. Además se podía contemplar desde dos puntos diferentes. Por un lado asomándote a los miradores situados sobre la cascada, acercándose desde Masueco. Y por otro lado desde el mirador situado frente a la cascada, si se venía desde la localidad de Pereña de la Ribera, que fue nuestra elección. Ambos miradores forman parte de estos miradores espectaculares en Las Arribes del Duero y ambos contaban con un aparcamiento cercano.

Mirador del Pozo de los Humos
Mirador del Pozo de los Humos

Nosotros optamos por ir desde Pereña y asomarnos al Mirador del Pozo de los Humos desde el otro lado de las Arribes del río de las Uces, un afluente del Duero.

Mirador del Pozo de los Humos
Mirador del Pozo de los Humos

 

 

Mirador de las Cascadas de Las Pilas

Para finalizar esta selección de más de 12 Miradores de las Arribes del Duero entramos en la provincia de Zamora y nos dirigimos hacia el inicio del Parque Natural de Arribes del Duero. Para ello realizamos la Ruta de las Cascadas de las Pilas desde la localidad zamorana de Almaraz de Duero. Después de atravesar los campos sembrados y un páramo apareció al fondo la silueta del río Duero.

Río Duero
Río Duero

Además, cuando llegamos a lo alto de las Cascadas de las Pilas, situadas junto al cauce del río Duero, contemplamos desde un mirador natural como comenzaban a encajonarse las aguas de este río entre las paredes de roca.

Río Duero
Río Duero

En definitiva, disfrutamos de varias rutas recorriendo estos miradores espectaculares en las Arribes del Duero descubriendo los extraordinarios paisajes únicos de las Arribes del Duero y de sus afluentes.

 

Texto; Txema Aguado

Fotografía y Vídeo: Esther Saiz Sobrado y Txema Aguado

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Texto: Esther Saiz y Txema Aguado

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizás te pueda interesar...
Más de Yendo por la vida:
Restaurantes
yendoporlavida
Cascada y Hayedo de Balgerri en Karrantza

Cascada y Hayedo de Balgerri en Karrantza, una ruta fácil atravesando un bosque mágico por una pista rodeados de agua, con unas vistas privilegiadas

Compartir:
Sé el primero en enterarte
Sigue el Blog por Correo electrónico

yendoporlavida@gmail.com

Destacados de Yendo por la vida:
Síguenos en:
Contenido del artículo: