V Lapikoko eguna en Mungia, entre amigos

Cazuela nº 33 presentada a concurso

Cazuela nº 33 presentada a concurso

El sábado, 17 de enero de 2015, víspera de San Antontxu, se celebraba en Mungia la quinta edición del Lapikoko eguna o día del puchero.

Durante la jornada del Lapikoko eguna se organizó un concurso de alubias, que en Mungia siempre se han cocinado en puchero utilizando tres variedades de alubia: la de Tolosala pinta Alavesa y la tolosana de Bizkaia.

Una cuadrilla de este pueblo nos invitaron a participar en esta jornada festiva y nos citaron en la Plaza Matxin, donde estaban instalados unos stand de madera, que se iban a usar el día siguiente para albergar los puestos de venta de la Feria de San Antontxu.

 

Allí estaban Fernando y Diego cocinando las alubias en una gran cazuela, mientras Carlos se encargaba de preparar el “hamaiketako” o tentempié, que consistía en trozos de bacón y txistorra a la plancha, hechos al momento.

No pudimos resistir la tentación y probamos varios trocitos en pequeños bocadillos, acompañándolos con varios tragos de vino servidos en una bota de piel.

La meteorología acompañaba y de vez en cuando salía el sol haciendo más llevadera la jornada festiva.

Una vez cocinadas las alubias, sobre las 13:15, los cocineros llevaron la cazuela, marcada con el número 33, al aterpe, junto a la Plaza Matxin, donde el jurado decidiría cuales eran las ganadoras entre las 60 cazuelas presentadas.

Fernando y Diego, los cocineros

Fernando y Diego, los cocineros

Mientras tanto, toda la cuadrilla nos dirigimos a tomar unas copas de txakoli por los bares de Mungia. Varios locales habían contratado grupos musicales, que tocaban música en directo en sus terrazas. Entre otros, Lee Perk de la Margen Derecha en el Bar KNK de Kani y The Idems de Urdaibai en el Bar Barranquilla.

El ambiente era perfecto, día sin lluvia, música en directo por las calles, unos txakolis con los amigos y para rematar, a la espera, un buen plato de alubias con sus sacramentos.

Luis y Diego recogiendo la cazuela

Luis y Diego recogiendo la cazuela

Después del poteo o paseo enológico, Luis y Diego fueron a recoger la cazuela y la llevaron hasta el Txoko Anaitasuna, donde degustaríamos las alubias rojas sentados a la mesa.

 

No hubo suerte con los premios, pero el mejor regalo fueron las alubias, que estaban muy bien cocinadas a fuego bajo durante varias horas y el aspecto era el idóneo, ni secas ni demasiado caldosas.

Plato de alubias con sus sacramentos

Plato de alubias con sus sacramentos

Las acompañamos con todos sus sacramentos, chorizo, tocino y costilla y como entremés comimos unas morcillas de verduras de la Carnicería Legarreta.

Morcillas de verdura

Morcillas de verdura

La comida la regamos con unas botellas de Murielvino tinto reserva DOC Rioja.

Pasteles troceados de la Pastelería Leku Ona de Mungia

Pasteles troceados de la Pastelería Leku Ona de Mungia

Como colofón, Luis se encargó de traer para el postre unos pasteles de la Pastelería Leku Ona de Mungia.

Cazuela de alubias en el Lapikoko eguna 2015 de Mungia

Cazuela de alubias

Además para las personas que se acercaron a disfrutar de esta fiesta, se organizó una comida popular donde se podía degustar un plato de alubias (2€) y de postre un plato de arroz con leche (1€).

Una velada de invierno perfecta en Mungía.

Texto y fotografías: Txema Aguado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s