Descenso del Sella en canoa y visita a Cangas de Onis

Un fin de semana de mayo nos acercamos hasta el pueblo asturiano de Arriondas para realizar el descenso del Sella en canoa. Además disfrutamos de las fiestas de Santa Rita en Arriondas. También aprovechamos el fin de semana para visitar el Mercado dominical de Cangas de Onís

El viernes por la tarde llegamos a Arriondas y nos hospedamos en el Hotel Rural El Quintanal, en el barrio de Bode, a dos kilómetros del centro, en un entorno rural.

 

Descenso del Sella en canoa

La jornada la iniciamos sobre las 11:30 en las instalaciones de Canoas El Moyau, situado en el polígono Santa Rita, muy cerca del Hospital de Arriondas.

Para realizar el descenso del Sella en canoa (12,50€/persona) nos dieron un chaleco salvavidas, un remo, una canoa y un bidón estanco para guardar la comida y la ropa. Aunque hacía buen tiempo, el agua estaba todavía fría y alquilamos un traje de neopreno (5€) para ir más cómodos.

Descenso del Sella en canoa
Descenso del Sella en canoa

Durante el descenso del Sella en canoa recorrimos unos 17 kilómetros (4 horas) desde Arriondas hasta el Puente de San Román. También se podía realizar la mitad del recorrido de unos 8 kilómetros llegando hasta el Puente de Toraño.

Plano del descenso del Sella
Plano del descenso del Sella

Los responsables de Canoas El Moyau eran muy atentos y nos dieron una breve introducción al remo en canoa y algunos consejos para realizar el descenso del Sella en canoa.

Actividad fácil y divertida

Montamos en una canoa de dos plazas e iniciamos la travesía por el río Sella. En el inicio recorrimos los dos kilómetros que nos separaban del Puente de Arriondas. Navegamos por tramos rápidos y zonas más tranquilas, pero era una ruta fácil.

Inicio del Descenso del Sella en canoa
Inicio del Descenso del Sella en canoa

Continuamos el descenso del Sella en canoa pasando por la Pasarela de Llaos (km 4,5) y la Pasarela Fuentes (km 6).  Mientras tanto disfrutábamos del paisaje y nos mezclábamos con una gran multitud de canoas de otras empresas de turismo activo.

Durante la primera parte del descenso del Sella en canoa, en la orilla había varios chiringuitos con música, donde se podía hacer un alto en el camino.

Descenso del Sella en canoa
Descenso del Sella en canoa

 

Dos recorridos de 8 y 17 kilómetros

Después de dos horas, llegamos a la mitad del recorrido del descenso del Sella en canoa, que se situaba en el Puente de Toraño (km 8,5). Aquí se podía finalizar la excursión o seguir hasta el final de la travesía.

Como íbamos bien de fuerzas, continuamos remando y paramos cerca de la Pasarela de la Uña (km 12) para comer algo y beber un poco de agua.

Descenso del Sella en canoa
Descenso del Sella en canoa

El paisaje era espectacular y la travesía del descenso del Sella se hacía con comodidad, rodeados de muchas canoas con sus tripulantes.

Descenso del Sella en canoa
Descenso del Sella en canoa

Seguimos la marcha y pasamos subidos en las canoas por debajo de la Pasarela de Cuevas (km 13,5). Continuamos la marcha y después de 4 horas en canoa, llegamos al Puente de San Román (km 17,3) muy cerca del pueblo de Llovió. Allí nos recogieron los responsables de Canoas El Moyau y nos trasladaron en un autobús hasta  Arriondas.

Final del recorrido junto al Puente San Róman
Final del recorrido junto al Puente San Róman

El descenso del Sella en canoa resultó ser una experiencia muy interesante, remando en canoa y disfrutando del paisaje desde el río Sella.

 

Unas sidras en Arriondas

Después de realizar el descenso del Sella en canoa nos acercamos al centro de Arriondas. En las inmediaciones estaba el Restaurante Casa Marcial, donde en otra ocasión ya disfrutamos de la magia del cocinero Nacho Manzano.

Casa Marcial de Arriondas

Como habíamos comido algo durante el descenso del Sella en canoa, dimos una vuelta por el Parque la Llera de Arriondas, junto al río. Después nos acercamos al recinto festivo, donde los más jóvenes disfrutaban en la zona de las atracciones de feria.

Cuando finalizamos el paseo, decidimos ir de sidrerías por el centro de Arriondas.

 

Sidrería El Mirador

Comenzamos la ruta en la Sidrería El Mirador, calle La Peruyal nº 1, donde tomamos una botella de sidra Foncueva (2,40€) de Sariego.

Sidra Foncueva
Sidra Foncueva

La acompañamos con media ración de  Queso Gamoneu (7,50€), una variedad elaborada con leche de vaca, oveja y cabra y ligeramente ahumado, que se producía en los concejos limítrofes de Onís y Cangas de Onís. Muy bueno.

Ración de Queso Gamoneu
Ración de Queso Gamoneu

Sidrería El Submarino

Nos fuimos acercando a la zona peatonal, donde se concentraban varias sidrerías, pero antes hicimos una parada en la Sidrería El Submarino, calle Leopoldo Alas Clarin nº 6, donde tomamos una botella de sidra M. Zapatero de Nava (2,40€) con unas cacahuetes cortesía de la casa.

Sidra M. Zapatero
Sidra M. Zapatero

 

Sidrería El Tonel de Gigi

Finalizamos la ronda en la Sidrería El Tonel de Gigi, calle Ramón del Valle nº 8, donde nos sentamos en una mesa para tomar una botella de sidra Castañón (2,40€) de Villaviciosa.

Sidra Castañon
Sidra Castañon

El local estaba lleno, las camareras eran muy atentas y los platos que se servían en las mesas tenían muy buena pinta. Esto nos animó a pedir algo para picar.

Comenzamos con una ración de Mejillones a la marinera (10,50€) que estaban muy buenos.

Mejillones a la marinera
Mejillones a la marinera

Como las raciones eran abundantes concluimos con una Sartén de gula (9,50€) con patatas fritas, huevo, cebolla, gulas y gambas.

Sartén de gula
Sartén de gula

Posteriormente salimos de la sidrería y nos acercamos al recinto festivo para disfrutar del ambiente de las fiestas de Arriondas.

 

Hotel Rural El Quintanal de Arriondas

Pernoctamos en el Hotel Rural El Quintanal, situado en el barrio de Bode, a dos kilómetros del centro de Arriondas.

Hotel rural El Quintanal
Hotel rural El Quintanal

Estaba ubicado en una antigua casona totalmente reformada enclavada en un entorno rural. Entre otras cosas había que destacar el desayuno, compuesto de productos caseros.

Barrio de Bode, Arriondas
Barrio de Bode, Arriondas

 

Mercado de Cangas de Onís

El domingo, decidimos visitar Cangas de Onís, uno de los pueblos emblemáticos de Asturias. Destacaba su Puente Romano, construido en la época medieval, donde colgaba la emblemática Cruz de la Victoria.

Puente Romano
Puente Romano

Continuamos nuestro paseo por las calles del centro y llegamos hasta la Iglesia de la Asunción.

Estatua de Pelayo e Iglesia de la Asunción
Estatua de Pelayo e Iglesia de la Asunción

Muy cerca, bajo los soportales de la plaza tenía lugar el Mercado de Cangas de Onís. Allí se concentraban todos los domingos multitud de puestos de venta de verduras, pan y dulces, fabes y quesos.

Después de probar varios tipos de queso, compramos un queso de Gamoneu del Valle de Avin, unas fabes verdinas y unas botellas de sidra.

Queso Gamoneu del Valle de Avin
Queso Gamoneu del Valle de Avin

Un fin de semana muy completo en Asturias, realizando varias actividadesPor una parte disfrutamos del descenso del Sella en canoa en Arriondas y por otra visitamos el Mercado de Cangas de Onís.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.