Fiestas Sacramentales de Perlora en Asturias

Como todos los años, el segundo fin de semana de julio lo pasamos en Perlora y Candás, pueblo y villa respectivamente, pertenecientes al Concejo de Carreño, enclavados en la costa asturiana y a poco más de 10 kilómetros de Gijón. Llegamos el viernes a media mañana y el espacio festivo de Perlora estaba engalanado y preparado para la celebración de las Fiestas Sacramentales de Perlora.

Paseo Maritimo de Perlora a Candás
Paseo Maritimo de Perlora a Candás

 

 

Paseo por la costa hasta Candás

Como era pronto, antes de disfrutar de las Fiestas Sacramentale de Perlora, decidimos acercarnos caminando por el paseo marítimo hasta la villa de Candás. Durante los dos kilómetros del recorrido pudimos apreciar detalles de la costa, donde convivían perfectamente las rocas y la arena de la playa, con el puerto y el Faro de Candás al fondo.

Playa y Puerto de Candás
Playa y Puerto de Candás

Llegamos hasta la Playa de las Palmeras, pegada al núcleo urbano de Candás, donde se bifurcaba el camino. Siguiendo por la derecha se llegaba hasta el puerto, pasando por varios restaurantes donde se servían, entre otras cosas, sardinas, pescado muy unido a esta localidad.

Playa de Las Palmeras
Playa de Las Palmeras

En la explanada del puerto había instaladas varias carpas donde se podía degustar y comprar todo tipo de conservas de pescado.

Puerto de Candás
Puerto de Candás

 

Unas sidras en Candás

Tomando el camino de la izquierda nos internabamos en la zona peatonal de Candás, donde se concentraban  multitud de bares, restaurantes y tiendas a lo largo de la calle. Hicimos una parada en la terraza de Casa Repinaldo en la calle Dr. Braulio Busto, 21, donde tomamos una botella de sidra Cortina (2,40€).

 

Playas de Perlora

Salimos de  la sidrería y  dejamos Candás, encaminandonos hacia las Fiestas Sacramentales de Perlora. Cuando llegamos a Perlora, atravesamos el pueblo y nos dirigimos por una carretera hacia la “Ciudad de Vacaciones”, un complejo de viviendas vacacionales construidas en la época franquista, que actualmente estaban totalmente abandonadas.

En la entrada del complejo nos topamos con la Playa de Huelgues, un pequeño arenal rodeado de rocas, donde los lugareños se asentaban en las verdes campas colindantes para montar sus carpas y realizar sus barbacoas.

Playa de Huelgues
Playa de Huelgues

Desde lo alto de esta playa se veían las aguas cristalinas rodeadas de rocas y al fondo se divisaba Perlora y  Candás.

Vistas desde la Playa de Huelgues
Vistas desde la Playa de Huelgues

Andando un poco más, en pleno corazón de la “Ciudad de Vacaciones” de Perlora se encontraba, escondida entre el monte, la Playa de Carranques, formada por dos playas con fina arena en forma de concha, separadas por unas rocas. Un bello paraje natural al que se accedía por unas escaleras de piedra.

Playa de Carranques
Playa de Carranques

 

Fiestas Sacramentales de Perlora

Después del descanso playero nos preparamos para disfrutar del plato fuerte de las Fiestas Sacramentales de Perlora, la Fiesta del prau con dos orquestas y una enorme barra, donde los miembros de la comisión de fiestas servían sidra y costillas asadas al momento, entre otras cosas.

Barra de la carpa
Barra de la carpa

 

Grandes orquestas

Nos acercamos a la carpa, donde se ubicaba la barra y el espacio para las mesas abarrotadas de gente, situada frente al prau, eventual pista de baile donde se seguía el ritmo de la Orquesta Tekila, telonera de la Orquesta Charleston, que actuaría mas tarde.

Costillas a la brasa y sidra

En el recinto festivo de la Fiestas Sacramentales de Perlora no fasltaba la sidra y las costillas a la bras. En la barra pedimos una botella de sidra El Peñon (2,50€)  y una ración de costillas (11€) con chimichurri, una salsa picante aderezada con especias, que le daba su punto a la carne.

Sidra El Peñon, racion de costillas y el chimichurri
Sidra El Peñon, racion de costillas y el chimichurri

Cuando fuimos a recoger la comida vimos a los encargados de las parrillas peleando con la carne y el fuego. Había que reconocer que hacían bien su trabajo, la carne estaba muy buena.

Parrillas
Parrillas

El ambiente era totalmente popular y la fiesta atraía a multitud de gente que se agolpaba en las mesas para cenar y en el prau para disfrutar del espectáculo de las orquestas de ese día.

Fiestas Sacramentales de Perlora
Fiestas Sacramentales de Perlora

 

Muchas actividades

Al día siguiente, además de las cinco orquestas contratada para las noches del sábado, domingo y lunes, continuaron los eventos festivos, como el XVII Campeonato de deportes autóctonos, el Pasacalles con la “Fanfarria de pepe el Chelo”, el Concurso de Llave, Rana y Herradura, la actuación de la Banda Gaites de Candás, el reparto del “bollu amenizado por el Grupu de Baile tradicional San Felix de Candás y el famoso  Concurso de ReposteríaLas tartas que se presentaban a este último concurso se vendían por porciones (2,50€) en la barra del bar y nosotros colaboramos probando dos de las tartas participantes. Muy buenas.

Tartas del Concurso de Reposteria
Tartas del Concurso de Reposteria

 

Finalizaron el lunes los actos de las Fiestas Sacramentales de Perlora  con los  Fuegos Artificiales de la Pirotecnia local MorisFiesta popular muy recomendable que se celebra el segundo fin de semana de julio. Una razón mas para acercarsea las localidades asturianas de Perlora y Candás, en plena costa asturiana y muy cerca de Gijón.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.