Restaurante Três Palmeiras de Albufeira, cocina portuguesa

Durante nuestra estancia en el Algarve nos acercamos a Albufeira, y en uno de nuestros paseos por las inmediaciones de esta ciudad, descubrimos el Restaurante Três Palmeiras de Albufeira.

 

Restaurante Três Palmeiras de Albufeira

Este restaurante estaba situado en la Avenida Infante Dom Henrique nº 51, rodeado de apartamentos residenciales en la carretera interior que unía Praia Oura con la Playa de Inatel de Albufeira. El Restaurante Três Palmeiras llevaba funcionando desde 1987 de la mano de la familia de João Labisa.

Restaurante Três Palmeiras de Albufeira
Restaurante Três Palmeiras de Albufeira

Para entrar  al local pasamos por debajo de un toldo abovedado y atravesamos la terraza exterior que se encontraba junto a la entrada del aparcamiento reservado para los clientes.

Al cruzar la puerta se accedía a un amplio comedor, decorado con mobiliario clásico donde dominaba la madera y varios cuadros con fotos de grupo durante varios viajes tapizaban sus paredes.

Comedor
Comedor

 

Ambiente familiar

Antes de sentarnos en la mesa pasamos frente a una vitrina, donde se exponían los pescados frescos que se podían degustar.

Nos acomodamos en una mesa  del comedor y el camarero, muy amable, nos ayudó a elegir el vino y nos explicó cual era la especialidad de la casa, el marisco y el pescado fresco hecho a la plancha o a la portuguesa. En la carta también aparecían ciertos platos con influencias de la cocina internacional.

Para acompañar la cena pedimos una botella de Terras do Demo (13,50€), un vino blanco seco de la denominación de origen controlada Távora-Varosa. Un vino delicado con un sabor suave y afrutado.

Comenzamos con una Crema de Pescado (2,50€), muy buena y con un sabor intenso a pescado.

Crema de pescado
Crema de pescado

Seguimos con media docena de ostras (13€), aunque nos sirvieron ocho. Eran ostras portuguesas con un sabor metálico muy matizado con recuerdos a algas.

Ostras portuguesas
Ostras portuguesas

Pescados a la portuguesa y a la plancha

Salmón a la plancha (13€)  con aceite de oliva y ajo acompañado de un plato de verduras, brócoli, judías verdes y patatas cocidas. El pescado, tostado por fuera y jugoso por dentro, ganaba en sabor con el aceite de oliva y el punto del ajo. Las verduras bien cocinadas y muy sabrosas. Un gran plato, a pesar de su sencillez.

Salmón a la plancha
Salmón a la plancha

Corvina a la portuguesa (16,50€), una rodaja generosa presentada en una cazuela sobre una salsa increíble con una base de tomate y cebolla.

Corvina a la portuguesa
Corvina a la portuguesa

La corvina estaba deliciosa y la salsa reforzaba el sabor del pescado, que se deshacía en la boca. Muy conseguido.

Corvina a la portuguesa
Corvina a la portuguesa

Sargo a la plancha (15€). Una pieza que salió de la cocina en su punto, con una carne delicada y el punto tostado de la plancha. Muy bueno.

Sargo a la plancha
Sargo a la plancha

Postres caseros

Después de disfrutar con estos platos ejecutados al detalle y bien servidos, llegó el momento del postre pensando que no se podía mejorar. Error.

Pedimos un Morgado de Amêndoa o Tarta de almendra (3,50€) con una bola de helado de chocolate (1,20€), La tarta estaba increíble, jugosa, con un dulzor justo donde destacaba el sabor de las almendras.

Morgado de Amêndoa y helado de chocolate
Morgado de Amêndoa y helado de chocolate

El camarero nos animó a probar un postre típico de esta comarca portuguesa, Delicia do Algarve (3,50€) o Tarta de algarroba, higos y almendras con una bola de helado de fresa (1,20€). Buen consejo, la tarta era una delicia y nos dejó un buen sabor de boca.

Delicia do Algarve y helado de fresa
Delicia do Algarve y helado de fresa

Los helados eran cremosos y de buena calidad, lo que ayudó a refrescar el paladar después de este festín con toque portugués.

Restaurante Três Palmeiras de Albufeira, una oasis gastronómico, donde primaba la cocina portuguesa y los productos del mar bien cocinados y se hacía patente el lema del establecimiento: “ el arte del buen servicio familiar”.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.