Restaurante Cobo Vintage de Burgos, aires del Cantábrico

Burgos guarda entre sus calles las huellas de su notable pasado histórico. Además es una ciudad moderna y abierta que recibe y acoge a multitud de visitantes. Por este motivo cuenta con propuestas gastronómicas que beben de las recetas tradicionales castellanas y otras que las fusionan con productos y técnicas de otras latitudes. Este es el caso del Restaurante Cobo Vintage de Burgos, que ofrece una cocina enraizada en esta tierra castellana y la abre a los aires del Cantábrico. Hoy vamos a hablar de los los platos que elabora su chef cántabro, Miguel Cobo, con los que ha conseguido una estrella michelin.

Burgos

En primer lugar, cuando llegamos a esta ciudad castellanoleonesa, paseamos por el Paseo del Espolón, junto al Río Arlanzón. Después llegamos hasta el Arco de Santa Maria y lo cruzamos para acceder a la concurrida Plaza Rey San Fernando.

Arco de Santa María de Burgos
Arco de Santa María de Burgos

Allí nos encontramos con la majestuosa Catedral de Burgos, que presidía la plaza.

Catedral de Burgos
Catedral de Burgos

Después de este breve paseo atravesamos de nuevo el Arco de Santa María y cruzamos el puente, con el mismo nombre, para dirigirnos a nuestro destino gastronómico.

Puente de Santa María sobre el Rio Arlanzón
Puente de Santa María sobre el Rio Arlanzón

 

Restaurante Cobo Vintage de Burgos

El Restaurante Cobo Vintage de Burgos se encontraba a pocos metros, en la Calle Merced nº 19, junto al río. 

Restaurante Cobo Vintage de Burgos
Restaurante Cobo Vintage de Burgos

Al entrar nos encontramos con una moderna decoración inspirada en el mar, diseñada por la artista burgalesa Inés Santamaría.

Restaurante Cobo Vintage de Burgos
Restaurante Cobo Vintage de Burgos

Nuestra intención era probar el Menú Origen (62€/persona) o el Menú Langre (68€/persona) que servían en este restaurante burgalés. Pero para ello se tenía que realizar una reserva previa con día y medio de antelación. Como no era nuestro caso, tuvimos que elegir varios platos de la carta. Mientras tanto pedimos una botella de vino tinto Artadi 2017 (20,50€) elaborado en la Rioja Alavesa, con uva tempranillo.

Vino tinto Artadi 2017
Vino tinto Artadi 2017

Además pedimos una Degustación de panes artesanos asturianos (3€/persona) compuesto de unos deliciosos panes tradicionales y de centeno.

Degustación de panes artesanos asturianos
Degustación de panes artesanos asturianos

Aperitivos

En primer lugar nos trajeron dos aperitivos, cortesía de la casa. Es decir, comenzamos con una Aceituna de vermut con algas y un agua de anchoa. Después probamos el Salmón ahumado sumergido en una salsa ponzu, que le daba el toque cítrico.

Entrantes

Posteriormente degustamos unas Croquetas melosas de leche fresca de vaca e ibéricos (1,80€/unidad) con un sabor y una textura delicados. Muy buenas.

Croquetas melosas de leche fresca de vaca e ibéricos
Croquetas melosas de leche fresca de vaca e ibéricos

Continuamos con el Agua chile de manzana, vieira ahumada, encurtidos y su perla helada de apio y pepino ((7€). Una creación sorprendente con muchos matices.

Agua chile de manzana, vieira ahumada, encurtidos y su perla
Agua chile de manzana, vieira ahumada, encurtidos y su perla

El siguiente plato individual fue el Calamar de Guadañeta, cremoso de tinta, crujiente ibérico y chimichurri (8€).

Calamar de Guadañeta, cremoso de tinta, crujiente ibérico y chimichurri
Calamar de Guadañeta, cremoso de tinta, crujiente ibérico y chimichurri

Seguidamente degustamos una Alcachofa rellena de faisán con sopa de cebolla asada y trufa de Quintana Lara (10€). Un producto de temporada reforzado con el gusto del faisán y la trufa. Además venía acompañado de un encurtido de faisán, con un sabor peculiar.

Platos principales

Los platos de Miguel Cobo querían reflejar la unión de las recetas tradicionales burgalesas y los sabores del Cantábrico, elaborados con técnicas de alta cocina. Por este motivo a la hora de elegir los platos principales nos decantamos por uno de pescado y otro de carne.

Restaurante Cobo Vintage de Burgos
Restaurante Cobo Vintage de Burgos

Comenzamos con una Merluza al Vallés (28€) un plato que quería rendir un homenaje al “Restaurante El Vallés” de Briviesca. En este establecimiento, regentado por su familia, Miguel había ejercido de cocinero. La merluza de pincho estaba cocinada a varias temperaturas y sellada con un ligero rebozado. Además nos la sirvieron en dos medias raciones individuales.

Merluza al Valles
Merluza al Valles

Como plato de carne probamos el Solomillo de vaca frisona gallega con su jugo y una cebolleta francesa (26€). También tuvieron el detalle de servirnos dos medias raciones emplatadas individualmente. La carne estaba preparada en su punto y con un gran sabor.

Solomillo de vaca frisona gallega con su jugo y una cebolleta francesa
Solomillo de vaca frisona gallega con su jugo y una cebolleta francesa

 

Postre exquisito

Finalmente degustamos una Galleta de frutos secos rellena de un cremoso de vainilla de Tahití, acompañada de un helado de arroz con leche (7,50€). Un postre bien presentado y con un sabor delicioso.

Galleta de frutos secos rellena de un cremoso de vainilla de Tahití
Galleta de frutos secos rellena de un cremoso de vainilla de Tahití

Como colofón a este encuentro gastronómico cántabro-burgalés pedimos un Cafe cortado (1,80€). Además vino acompañado de unos Petit Fours en forma de bizcocho de cacao, bombón de chocolate con leche y un efervescente de lima.

El Restaurante Cobo Vintage de Burgos, en su corta trayectoria ha conseguido un estrella michelín y apunta maneras. Además esperamos que en su nuevo local, que abrirá a finales de año, consolide su propuesta basada en una cocina de mercado que mira al futuro.

 

Restaurante Cobo Vintage de Burgos
Restaurante Cobo Vintage de Burgos

Restaurante Cobo Vintage de Burgos

DirecciónCalle Merced, 19, Burgos

Reservas: cobovintage.es

Texto. Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Author: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Nos gusta visitar bodegas, comer en restaurantes y bares de tapas, realizar rutas de senderismo, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.