Ruta de la Cueva de los Goros cerca de Vitoria-Gasteiz

La Ruta de la Cueva de los Goros es un paseo fácil de unos 5 kilómetros (1:15 horas / ida y vuelta) por la Sierra de Badaia, que parte de Hueto Arriba u Otogoien, a unos 15 kilómetros de Vitoria-Gasteiz.

Discurre por un camino señalizado junto al río Laña, que se interna por el Barranco de los Goros hasta la Cueva de los Goros. Además, cuando finalizamos la ruta nos acercamos hasta el Asador Borda Berri de Hueto Arriba para disfrutar de la gastronomía local.

Cueva de los Goros

Ruta de la Cueva de los Goros

Como hemos comentado, la ruta de la Cueva de los Goros es un paseo muy fácil y atractivo que nos lleva hasta una pared de roca, donde finaliza el Barranco de los Goros. En este impresionante farallón rocoso nace el río Laña, que brota ocasionalmente por algunas de las cinco cavidades naturales de la cueva, situadas en dos plantas. Además se puede acceder fácilmente a las entradas de la cueva, que tiene unos dos kilómetros de galerías. Aunque solo es posible internarse con linternas unos 250 metros por el interior de la galería principal hasta un pozo de agua de unos 10 metros de profundidad. Para adentrarse más en la cueva es necesario disponer de un equipo de espeleología profesional y tener los conocimientos adecuados.

Ruta de la Cueva de los Goros

Hueto Arriba u Otogoien

En primer lugar, para realizar la ruta, nos desplazamos hasta la pequeña localidad de Hueto Arriba u Otogoien, situada a unos 15 kilómetros de Vitoria-Gasteiz. Después de aparcar el coche en las calles del pueblo nos dirigimos hasta la Iglesia de la Natividad de estilo románico, construida en el siglo XIII.

 Iglesia de la Natividad
Iglesia de la Natividad

Tomando como referencia el campanario en forma de espadaña, le dimos la espalda y comenzamos a caminar de frente por la carretera asfaltada. Además en los muros aparecían las marcas blancas y rojas de la ruta GR-25.

Ruta de la Cueva de los Goros
Ruta de la Cueva de los Goros

Continuamos entre las casas del pueblo pasando junto a una fuente hasta llegar al final de la carretera y giramos a la derecha para seguir por una pista de tierra.

Ruta fácil

Después atravesamos una barrera metálica por el paso peatonal, situado a la derecha y tomamos por la pista ancha de la izquierda caminando junto a un muro de piedras.

Más adelante cruzamos un pequeño puente sobre un arroyo que bajaba sin agua.

Puente de piedra

Luego llegamos a una zona más abierta y encontramos un gran círculo de piedras en el suelo y unas señales que indicaban que había que seguir de frente hacia la Cueva de los Goros.

Barranco de los Goros y río Laña

Seguimos caminando entre árboles y pronto apareció el cauce casi seco del río Laña, que discurría entre las paredes rocosas del Barranco de los Goros.

Río Laña y Barranco de los Goros

En este punto, además de por el sendero marcado, también se podía seguir por el cauce rocoso del río Laña, que normalmente no llevaba agua. Nos pareció interesante esta opción y caminamos por el lecho rocoso del río, disfrutando del silencio y del paisaje.

Río Laña

Además salvamos una pequeña pared de roca, que parecía un salto de agua que no llevaba agua.

Salto de agua seco

Más adelante abandonamos el cauce del río y salimos de nuevo al camino señalizado para continuar en dirección a la Cueva de los Goros.

Ruta de la Cueva de los Goros

Comenzamos a ascender rodeados de quejigos, carrascos y robles hasta que apareció en el suelo, a la izquierda del camino, una gran flecha hecha con piedras.

Camino de la Cueva de los Goros

Cueva de los Goros

Siguiendo la flecha comenzamos a bajar por la ladera en dirección al fondo del Barranco de Los Goros, donde se encontraban semiescondidas entre los árboles las entradas de la cueva.

Cueva de los Goros

Planta superior de la cueva

Antes de llegar a la cueva, el sendero se dividía en dos tramos, uno iba directamente a la parte superior y el otro descendía hacia la parte inferior de la cueva. En primer lugar seguimos rectos para llegar a la planta superior, donde había tres entradas de la cueva.

Cueva de los Goros

Nos acercamos y entramos por la cavidad más grande y accedimos a un gran hall de piedra.

Cueva de los Goros

Caminamos unos metros por el interior y antes de salir de la cueva contemplamos las tres entradas que se recortaban en la roca.

Cueva de los Goros

Cuando salimos al exterior y miramos hacia abajo vimos el cauce seco del río Laña, que nacía en el interior de la cueva.

Ruta de la Cueva de los Goros
Río Laña

Luego nos fuimos a la derecha para admirar las dos plantas de la cueva desde otro punto de vista.

Cueva de los Goros

Planta inferior de la cueva

Después dejamos atrás estas tres cavidades de la parte superior y volvimos por el mismo camino. Pero antes de subir la ladera tomamos a la derecha por un estrecho sendero que bajaba hasta la planta inferior de la cueva, donde había otras dos entradas.

Cueva de los Goros
Cueva de los Goros

También entramos unos metros en la cavidad más grande disfrutando de la belleza de las caprichosas formaciones rocosas.

Cueva de los Goros

Finalmente subimos por el camino de la ladera y aunque existía la posibilidad de continuar ascendiendo en dirección a la Ermita de Santa María de Badaia y la Cruz del Ganalto para completar una ruta circular, nosotros volvimos por el mismo sendero hasta Hueto Arriba.

Asador Borda Berri en Hueto Arriba

Cuando llegamos al localidad de Hueto Arriba nos dirigimos caminando al Asador Borda Berri, donde disfrutamos de su Menú Degustación (46€), con platos creativos con sabor a brasa.

Kromatiko Restaurante de Vitoria -Gasteiz

En caso de continuar el viaje hacia Vitoria-Gasteiz, en esta ciudad existe una gran oferta gastronómica para todos los gustos. Nosotros en una ocasión probamos la cocina fusión basada en las brasas y con un toque original del Restaurante Kromatiko, un local de moda en la capital alavesa.

Restaurante Zaldiaran de Vitoria-Gasteiz

También destacaba en Vitoria-Gasteiz el buen hacer del Restaurante Zaldiaran, donde en otra ocasión probamos su Menú Degustación (68€) con platos de alta cocina con sabores reconocibles.

En definitiva, la ruta de la Cueva de los Goros en Hueto Arriba es una opción muy interesante para disfrutar de los paisajes de la Sierra de Badaia. Y se puede completar la jornada degustando la gastronomía alavesa en cualquiera de estos restaurantes que hemos citado.

Texto: Txema Aguado

Fotografía y Video: Esther Saiz y Txema Aguado

Autor: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que apostamos por el turismo sostenible y responsable y disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Durante nuestros viajes nos gusta realizar rutas de senderismo en contacto con la naturaleza, comer en restaurantes y bares de tapas, visitar bodegas, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Además solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.