Ruta por la costa del Algarve, desde Praia da Marinha hasta Praia do Vale Centeanes

Praia da Marinha oeste

Praia da Marinha oeste

Pasamos varios días en el Algarve, al sur de Portugal y aprovechamos una jornada para conocer Praia da Marinha, una playa emblemática de esta comarca portuguesa.

Desde allí tomamos un camino señalizado y fuimos hacia el oeste por los acantilados de arena caliza y roca, pasando por la Praia de Benagil, la Praia do Carvalho, la zona natural del Leixão do Ladrão, el Cabo de Carvoeiro con el Faro de Alfanzina y finalizamos el recorrido en la Praia do Vale Centeanes, donde comimos en el Restaurante Stop, situado encima de la playa.

A la vuelta, en vez de bajar de nuevo a Praia da Marinha, tomamos el camino hacia el este que nos llevó hasta Praia Albandeira.

Un paseo largo para disfrutar el día en un entorno natural de gran belleza.

Praia da Marinha

 

Para llegar a Praia da Marinha desde Albufeira, tomamos la carretera N-125 en dirección a Lagoa. Una vez pasado el pueblo de Porches, un poco antes de llegar a Lagoa, tomamos el desvío que indicaba hacia Praia da Marinha. Llegamos fácilmente, ya que estaba muy bien señalizado el itinerario a seguir.

La última parte del recorrido lo hicimos por una pista sin asfaltar, que nos llevó hasta un aparcamiento de tierra. Junto al parking había una zona con mesas para poder comer y un puesto ambulante, donde vendían fruta, agua y otros artículos.

Bajamos por unas escaleras anchas y bien acondicionadas hasta llegar al arenal de Praia da Marinha. Al lado de las escaleras, en la parte este, se asentaba un chiringuito de madera y una pequeña cueva.

Praia da Marinha este

Praia da Marinha este

Recorrimos la bella playa, contemplando las figuras de arena y roca creadas por el capricho de la naturaleza y disfrutamos de su fina arena y sus cristalinas aguas.

Arco de Praia da Marinha

Arco de Praia da Marinha

En la orilla había varios botes, desde los que se ofrecía la posibilidad de realizar una excursión, para ver unas cuevas naturales desde el agua.

Formacion rocosa en Praia da Marinha

Formacion rocosa en Praia da Marinha

Como teníamos la intención de pasear por la costa, subimos de nuevo las escaleras y desde el aparcamiento, tomamos el camino marcado hacia el oeste, bordeando la playa desde lo alto de los acantilados.

Durante el recorrido, disfrutamos de unas espectaculares vistas del litoral, donde destacaban las formaciones de roca y el azul del mar.

Costa del Algarve

Costa del Algarve

También pasamos sobre varias calas solitarias, que parecían inaccesibles desde la costa.

Si se miraba hacia atrás se contemplaban unas espectaculares imágenes de Praia da Marinha.

Vista de Praia Marinha

Vista de Praia Marinha

Mas adelante se apreciaba el trabajo del mar y del viento creando estructuras arquitectónicas sorprendentes.

Arcos de Praia Marinha

Arcos de Praia Marinha

Pasamos muy cerca de varios algares, cavidades hechas por el mar e inundadas por el agua.

Praia de Benagil

 

Muy cerca, se distinguían algunas casas  blancas del pueblo de Benagil.

Sendero por la costa hacia Benagil

Sendero por la costa hacia Benagil

Continuamos la marcha y llegamos a un mirador, desde donde se veía Praia de Benagil.

Praia de Benagil

Praia de Benagil

En este punto, tomamos el camino que bajaba a la carretera, para poder acceder a la playa, desde un estrecho paso que se abría entre los acantilados, donde había un bar y una zona reservada para las barcas que salían al mar.

Praia de Benagil

Praia de Benagil

Visitamos la playa y seguimos el sendero, que subía por el otro lado del acantilado, pasando por entre las casas construidas en la ladera.

Camino entre las casas de Benagil

Camino entre las casas de Benagil

Antes de llegar arriba, nos desviamos hacia la izquierda para seguir por el camino de tierra junto a la costa. Desde lo alto se contemplaba perfectamente Praia de Benagil.

Vista aérea de Praia de Benagil

Vista aérea de Praia de Benagil

Praia do Carvalho

 

Seguimos por el sendero señalizado, contemplando las hermosas vistas del litoral.

Camino señalizado por la costa

Camino señalizado por la costa

Nos llevó hasta Praia do Carvalho, una impresionante playa escondida entre las paredes de roca y arena con varias cuevas mojadas por el mar.

Vista aérea de Praia do Carvalho

Vista de Praia do Carvalho

Se accedía por un estrecho túnel que descendía hasta un balcón esculpido en la pared y finalmente llegaba hasta la misma playa.

En la pared oeste se apreciaba un pequeño sendero ascendente arañado a la roca, que daba acceso a varias cavidades, donde se asomaba la gente que se atrevía a subir hasta allí.

Recorrimos la playa y nos internamos en sus pequeñas cuevas y cavidades disfrutando del paisaje de este arenal tan escondido.

Salimos de Praia do Carvalho por el mismo túnel, que nos llevó hasta unas escaleras, que subían hacia lo alto del acantilado.

Escaleras

Escaleras

Sin llegar hasta el final de las escaleras, tomamos el camino de la izquierda, que nos condujo de nuevo al sendero de tierra que recorría la costa. Antes de seguir echamos un vistazo a la Playa de Carvalho.

Leixão do Ladrão

 

Seguimos disfrutando de esta maravillosa zona de acantilados y formaciones rocosas.

Llegamos hasta el complejo natural del Leixão do Ladrão, donde se contemplaba el juego del agua del mar rompiendo y horadando las espectaculares formaciones rocosas.

Leixão do Ladrão

Leixão do Ladrão

Contrastaba el verde del campo con el color claro de las rocas esculpidas por el ímpetu del mar, que agujereaba la piedra formando una especie de piscinas y surtidores por donde saltaba el agua.

Por la zona abundaban los algares, grandes agujeros verticales que conectaban con el mar, que se colaba por debajo con grandes embestidas que se escuchaban desde arriba.

Algar

Algar

Faro de Alfanzina en el Cabo Carvoeiro

 

También se apreciaban en el trayecto varias calitas virgenes con acceso exclusivo desde el mar.

Cala

Cala

Muy pronto apareció la figura del Faro de Alfanzina en el Cabo Carvoeiro.

Faro de Alfanzina

Faro de Alfanzina

Allí se desviaba el camino hacia el interior, para rodear la zona vallada del faro.

Faro de Alfanzina

Faro de Alfanzina

Esquivado el perímetro del faro, retomamos un camino de tierra blanca, totalmente protegido por una valla de postes de madera que discurría pegado al borde del acantilado de la costa.

Mas adelante el sendero se hacía más estrecho y caminamos rodeados de vegetación bajando y subiendo hasta llegar de nuevo a un camino más amplio que discurría por el acantilado.

Praia do Vale Centeanes

Llegamos a una zona urbanizada, desde donde se divisaba Praia do Vale Centeanes.

Praia do Vale Centeanes

Praia do Vale Centeanes

Bajamos por una zona con escaleras, que nos llevaron hasta la playa, donde se ubicaba el Restaurante Stop, sobre una calita.

Continuamos andando por una pasarela de madera hasta llegar al arenal de la Praia do Vale Centeanes, pasando por una zona rocosa donde varios pescadores probaban suerte con sus cañas.

 Pescador en Praia do Vale Centeanes

Pescador en Praia do Vale Centeanes

Restaurante Stop

 

En este punto, decidimos entrar al Restaurante Stop y nos sentamos en una mesa junto al mar para comer algo.

El camarero nos trajo la carta y pedimos una ración de queso de vaca curado (2€) con unas cervezas.

Queso de vaca

Queso de vaca

Después comimos un plato de Pez espada a la parrilla o  Espadarte grelhado (13€) y Frango Piri-piri o Pollo con salsa picante (10€) una especialidad de esta zona de Portugal.

Disfrutamos de una comida correcta y después tomamos el camino de vuelta.

Praia Albandeira

 

Cuando llegamos al aparcamiento de Praia Marinha, decidimos seguir por el camino del este y acercarnos hasta Praia Albandeira bordeando la costa.

Litoral y cala

Litoral y cala

Durante el recorrido aparecieron  varias calas solitarias de gran belleza.

Daban ganas de bajar a la impresionante playa que bordeamos desde el acantilado.

Playa salvaje

Playa salvaje

 

Antes de llegar a nuestro destino disfrutamos de la espectacularidad del Arco de Albandeira, una formación rocosa caprichosa sobre el mar.

Arco de Albandeira

Arco de Albandeira

 

Divisamos Praia Albandeira, una pequeña playa muy tranquila, donde disfrutamos tumbados en su arena antes de tomar el camino de vuelta.

Volvimos hasta el aparcamiento de Praia da Marinha y finalizamos esta ruta de varias horas por la costa del Algarve, durante la que disfrutamos de su paisaje tan particular.

Texto y Fotografía: Txema Aguado

 

Un comentario en “Ruta por la costa del Algarve, desde Praia da Marinha hasta Praia do Vale Centeanes

  1. Pingback: 2º Aniversario de Yendo por la vida: Los 10 post mas leidos | Yendo por la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s