Bodegas Baigorri de Rioja Alavesa, arquitectura del vino

A finales de octubre, nos acercamos hasta Samaniego, en Rioja Alavesa, con la intención de realizar una visita a Bodegas Baigorri (15€/persona) para conocer sus modernas instalaciones, probar dos de sus vinos con unas tapas y disfrutar de la vista de los viñedos pincelados por el otoño. Durante nuestra visita pudimos comprobar que era una bodega moderna con una forma muy peculiar de elaborar sus vinos tan personales.

Visita a Bodegas Baigorri
Visita a Bodegas Baigorri

 

Bodegas Baigorri

Para llegar desde Briñas hasta Bodegas Baigorri tomamos la carretera N 232a en dirección a Laguardia y cuando recorrimos unos 24 kilómetros, antes de entrar en el pueblo alavés de Samaniego, apareció a la derecha el moderno edificio acristalado de Bodegas Baigorri.

Bodegas Baigorri
Bodegas Baigorri

Este cubo de cristal estaba construido en lo alto de una colina y coronaba las siete plantas de Bodegas Baigorri, semiocultas en el interior de la ladera del monte.

/ plantas de la bodega
7 plantas deBodegas Baigorri

 

7 Plantas en el interior de la ladera

En primer lugar entramos al interior de la bodega por la parte superior, accediendo a una estancia que se asemejaba a una enorme caja de cristal.

Visita a Bodegas Baigorri
Bodegas Baigorri

Desde allí disponíamos de unas vistas privilegiadas de la localidad de Samaniego y de los montes de Sierra de Cantabria.

Vista de Samaniego y Sierra Cantabria
Vista de Samaniego y Sierra Cantabria

 

Bodega rodeada de viñedos propios

Mientras esperábamos el inicio de la visita, salimos a la terraza exterior para ver la estructura arquitectónica en forma de bancadas, que descendían hasta los viñedos multicolores.

Vista desde la terrraza
Bodegas Bigorri

Después nuestra guía nos dirigió hacia el interior de la bodega y descendimos a la primera planta, donde estaban las oficinas, el laboratorio, la sala de catas y la tienda. Desde allí arriba se obtenía una visión general de las instalaciones de la bodega.

Interior de la bodega
Bodegas Baigorri

 

Elaboración del vino muy cuidada

Luego bajamos a la segunda planta, donde se recepcionaba la uva vendimiada, se limpiaba y seleccionaba para dirigirla por gravedad a la cuarta planta.

En este piso la uva caía al interior de un recipiente metálico móvil, llamado ORI, que una vez lleno, se movía con una grúa y se vaciaba en las tinas metálicas o de madera, donde fermentaba el mosto.

 

ORI
ORI

 

El efecto de la gravedad en el vino

Como nos comentó nuestra guía, la gravedad era uno de los principios básicos utilizados en la elaboración del vino en Bodegas Baigorri, Por ello, para realizar el remontado del vino se sacaba el líquido con unas mangueras por la parte inferior de la tina virtiendolo de nuevo al ORI, que se elevaba con una grúa para depositar de nuevo su contenido en la parte superior de la tina para empapar y romper el «sombrero». Con estas operaciones se evitaba el uso de bombas en el proceso de elaboración del vino.

 

Modernas instalaciones 

Continuamos la visita y bajamos por una rampa hasta la quinta planta. Allí se encontraban los depósitos metálicos y varias tinas de madera, utilizadas para la fermentación de los vinos más especiales.

Pasamos junto a ellas y seguimos bajando hasta la sexta planta, donde pudimos ver las barricas nuevas, donde se fermentaba el vino blanco. Junto estas barricas había una sala cerrada con temperatura controlada, llena de barricas, donde fermentaban los vinos especiales.

Sala de barricas y Restaurante de Bodegas Baigorri

Después atravesamos toda la planta y llegamos hasta una puerta, que al abrirla nos daba acceso a una pasarela situada encima de la última planta, donde se almacenaban las barricas para la crianza de los vinos.

Barricas de crianza
Barricas de crianza

Al final de esta pasarela estaba el restaurante, donde se podía disfrutar de un Menú Degustación (55€/60€) maridado con varios vinos de la bodega. Una buena alternativa a tener en cuenta en la próxima visita.

Pasarela y Restaurante
Pasarela y Restaurante

 

Cata de vinos Baigorri

Para finalizar nuestro recorrido subimos en el ascensor hasta la sala de catas, donde probamos dos vinos de esta bodega con dos tapas elaboradas por el chef del restaurante.

Sala de catas
Sala de catas

Comenzamos con el vino Baigorri blanco fermentado en barrica, afrutado con un toque a madera que no te dejaba indiferente. Un vino sorprendente con mucho recorrido.

Baigorri blanco fermentado en barrica
Baigorri blanco fermentado en barrica

Después tomamos el vino Baigorri tinto crianza, un vino que mostraba el color intenso y el sabor característicos de los vinos de esta innovadora bodega.

Baigorri tinto Crianza 2011
Baigorri tinto Crianza 2011

 

Tapas del chef

Para acompañar los vinos nos ofrecieron una tapa de bonito con mayonesa y cebolla caramelizada y una tapa de jamón con pistachos.

De esta forma finalizamos la interesante visita a Bodegas Baigorri y nos dirigimos al aparcamiento, desde donde echamos un último vistazo al edificio de la bodega.

Bodegas Baigorri
Bodegas Baigorri

Durante nuestra visita a Bodegas Baigorri pudimos comprobar que aunque es una bodega moderna mezcla perfectamente la tradición con las ideas nuevas y lo trasmite en sus vinos tan especiales.

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Autor: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que apostamos por el turismo sostenible y responsable y disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Durante nuestros viajes nos gusta realizar rutas de senderismo en contacto con la naturaleza, comer en restaurantes y bares de tapas, visitar bodegas, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Además solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.