Bodegas Baigorri, vinos de los tiempos modernos

A finales de octubre, nos acercamos hasta Samaniego, pueblo ubicado en plena Rioja Alavesa, con la intención de visitar Bodegas Baigorri (12€/persona) probar sus vinos y disfrutar de la vista de los viñedos pincelados por el otoño.

Viñedos en otoño

Viñedos en otoño

Bodegas Baigorri es una recién llegada al mundo de los vinos de Rioja, pero con su forma de elaborar sus vinos está haciéndose un hueco, dejando su impronta en cada vino que saca al mercado.

Bodegas Baigorri

Bodegas Baigorri

Siguiendo la carretera que unía Briñas y Laguardia, en el kilómetro 53, justo antes de entrar en el pueblo alavés de Samaniego, apareció a la derecha el moderno edificio acristalado de Bodegas Baigorri.

Bodegas Baigorri

Bodegas Baigorri

Nos dirigimos hacia el aparcamiento inferior, situado junto a los viñedos. Desde allí se podían apreciar las siete plantas subterráneas de la bodega. Estaban construidas en el interior de la ladera del monte, que aparecía coronado por la original edificación de cristal.

/ plantas de la bodega

/ plantas de la bodega

Entramos al interior de la estancia que se asemejaba a una enorme caja de cristal.

Sala acristalada

Sala acristalada

En su interior disponíamos de unas vistas privilegiadas de Samaniego y de la Sierra de Cantabria.

Vista de Samaniego y Sierra Cantabria

Vista de Samaniego y Sierra Cantabria

Mientras esperábamos el inicio de la visita, salimos a la terraza exterior para ver la estructura arquitectónica en forma de bancadas, que descendían hasta los viñedos multicolores.

Vista desde la terrraza

Vista desde la terrraza

Al momento apareció Isa, nuestra guía y la acompañamos al interior de la bodega descendiendo a la primera planta.

En esta planta estaban las oficinas, el laboratorio, la sala de catas y la tienda. Desde allí arriba se obtenía una visión general de las instalaciones de la bodega.

Interior de la bodega

Interior de la bodega

Bajamos a la segunda planta, donde se recepcionaba la uva vendimiada, se limpiaba y seleccionaba para dirigirla por gravedad a la cuarta planta.

En este piso la uva caía al interior de un recipiente metálico móvil, llamado ORI, que una vez lleno, se movía con una grúa y se vaciaba su contenido en las tinas metálicas o de madera, donde fermentaba el mosto.

 

ORI

ORI

Como nos comentó Isa, en Bodegas Baigorri la gravedad era uno de los principios básicos utilizados en la elaboración del vino.

Por ello, para realizar el remontado del vino se sacaba el líquido con unas mangueras por la parte inferior de la tina virtiendolo de nuevo al ORI, que se elevaba con una grúa para depositar de nuevo su contenido en la parte superior de la tina para empapar y romper el sombrero.

Con estas operaciones se evitaba el uso de bombas en el proceso de elaboración del vino. Además la clarificación del vino se realizaba solo con productos vegetales.

Continuamos la visita y bajamos por una rampa hasta la quinta planta. Era la zona donde estaban los depósitos metálicos y varias tinas de madera, utilizadas para la fermentación de los vinos más especiales.

Pasamos junto a ellas y seguimos bajando hasta la sexta planta, donde pudimos ver las barricas nuevas, donde se fermentaba el vino blanco.

Junto estas barricas había una sala cerrada con temperatura controlada, llena de barricas, donde fermentaban los vinos especiales.

Atravesamos toda la planta y llegamos hasta una puerta, que al abrirla nos daba acceso a una pasarela situada encima de la última planta, donde se almacenaban las barricas para la crianza de los vinos.

Barricas de crianza

Barricas de crianza

Al final de esta pasarela estaba el restaurante, donde se podía disfrutar de un Menú Degustación maridado con los vinos de la bodega. Una buena alternativa a tener en cuenta en la próxima visita.

Pasarela y Restaurante

Pasarela y Restaurante

Para finalizar nuestro recorrido subimos en el ascensor hasta la sala de catas.

Sala de catas

Sala de catas

Allí, probamos el vino Baigorri blanco fermentado en barrica 2013, afrutado con un toque a madera que no te dejaba indiferente. Un vino sorprendente con mucho recorrido.

Baigorri blanco fermentado en barrica

Baigorri blanco fermentado en barrica

Después tomamos el vino Baigorri tinto crianza 2011. Un vino marca de la casa que mostraba el color intenso y el sabor característicos de los vinos de esta innovadora bodega.

Baigorri tinto Crianza 2011

Baigorri tinto Crianza 2011

Para acompañar los vinos nos ofrecieron  un pincho de bonito con mayonesa y cebolla caramelizada.y un pincho de jamón con pistachos. Muy ricos.

 

Una vez finalizada la visita volvimos al aparcamiento y echamos un último vistazo al edificio de la bodega.

Bodegas Baigorri

Bodegas Baigorri

Una visita muy instructiva para conocer algo más sobre Bodegas Baigorri, una bodega joven y ambiciosa que mezcla perfectamente la tradición con las ideas nuevas y lo trasmite a sus vinos tan especiales.

Texto y Fotografía: Txema Aguado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s