Almedinilla de Córdoba qué ver y donde comer

Durante nuestra visita a la comarca de la Subbética Cordobesa recorrimos sus bellos parajes naturales y sus pueblos blancos llenos de historia. Entre otros visitamos la bella ciudad de Priego y la localidad serrana de Zuheros. Además, una de las jornadas la dedicamos a descubrir en Almedinilla de Córdoba qué ver y donde comer.

Maqueta
Almedinilla de Córdoba qué ver y donde comer

 

Almedinilla de Córdoba qué ver y donde comer 

En primer lugar nos dirigimos al Centro de Recepción de Visitantes de Almedinilla para realizar una visita guiada (8,50€) por la Villa romana “El Ruedo», el Poblado ibero “Cerro de la Cruz” y el Museo Histórico-Arqueológico de Fuente Ribera. Después realizamos una sencilla ruta hasta la Cascada del Salto del caballo. Finalmente disfrutamos de la gastronomía local en el Restaurante Los Cabañas de Almedinilla.

Almedinilla de Córdoba qué ver y donde comer
Almedinilla de Córdoba qué ver y donde comer

Museo Histórico-Arqueológico

Comenzamos la visita guiada en el Museo Histórico Árqueológico, ubicado en un antiguo molino de Fuente Ribera, junto al río Caicena. Allí nos esperaba Emilio, que nos ayudo a sumergirnos en esta tierra de sueños, qué bajo los olivos escondía una parte importante de su historia.

Alrededores del Museo
Arco de la Calle Los Molinos

Cultura del aceite

La planta baja del museo estaba dedicada a la cultura del olivar y se mostraba la maquinaria de la antigua almazara y varios utensilios con más de 2.000 años. También había una muestra del impacto del monocultivo del olivar en el medio ambiente.

Maquinaria de la antigua almazara
Maquinaria de la antigua almazara

Además había expuestas varias semillas milenarias de los acebuches, el antepasado de los actuales olivos.

Semillas de acebuche y olivo
Semillas de acebuche y olivo

 

Poblado ibero

Después subimos a la primera planta dedicada al Poblado Ibero del “Cerro de la Cruz”, donde había restos originales de los utensilios usados por los pobladores iberos. Entre otras cosas encontramos piezas de cerámica, telares, armas como la falcata ibera y varios ornamentos funerarios.

 

 

Villa romana

La segunda planta estaba dedicada a la Villa Romana “El Ruedo” construida en Almedinilla, cuando los romanos arrasaron el poblado ibero. Pudimos ver un sepulcro con restos humanos de la época y una gran cantidad de sortijas y collares romanos.

También pudimos ver varias esculturas originales entre las que se encontraba la de Hypnos o Somnus, el dios grecorromano del sueño.

Escultura de Hypnos o Somnus
Escultura de Hypnos o Somnus

 

Visita al Poblado ibero del «Cerro de la Cruz»

Después de visitar el museo nos dirigimos en coche a las afueras del pueblo, donde se encontraban los restos del Poblado ibero del “Cerro de la Cruz”.

Réplica de parte de varios edificios del poblado íbero
Réplica de varios edificios del poblado ibero

En primer lugar vimos una recreación del interior de las viviendas iberas y de un horno de la época.

 

Yacimiento arqueológico ibero

Después nos acercamos hasta las excavaciones del poblado ibero, donde Emilio nos habló sobre las costumbres y hábitos de estos moradores.

Emilio en el Poblado del Cerro de la Cruz
Emilio en el Poblado del Cerro de la Cruz

La vivienda ibera solía ser una casa adosada de dos alturas y disponía de un molino, una cisterna y un silo excavados en el suelo.

Viviendas íberas
Viviendas íberas

Además había varios talleres y almacenes para guardar en grandes ánforas los cereales, las legumbres, el vino y el aceite que elaboraban.

Almacén con ánforas
Almacén con ánforas

Finalmente resulto ser una visita muy interesante y amena a este poblado ibero del siglo III-II a.C.

Poblado íbero del "Cerro de la Cruz"
Poblado íbero del «Cerro de la Cruz»

 

Visita a la Villa Romana «El Ruedo»

Desde aquí cogimos el coche y nos dirigimos de nuevo al Centro de Recepción de Visitantes. Muy cerca se encontraba la Villa Romana “El Ruedo”, una domus residencial (siglos I al VII d. C,) que conservaba su estructura casi al completo.

Villa Romana "El Ruedo"
Villa Romana «El Ruedo»

Destacaban los muros con sus pinturas, los mosaicos del suelo y el original comedor o triclinium con agua.

Estancias de la Villa Romana "El Ruedo"
Estancias de la Villa Romana «El Ruedo»

En primer lugar vimos una maqueta de la villa, un pequeño cementerio y un impresionante horno romano.

Horno romano
Horno romano

Luego descubrimos el sistema de calefacción subterráneo de la época romana, muy similar a las glorias de la actualidad.

Calefacción subterranea
Calefacción subterránea

 

Mosaicos y pinturas romanas

Disfrutamos contemplando las pinturas de las paredes, que ya se construían con cámara de aire.

Pinturas de las paredes
Pinturas de las paredes

Los mosaicos de los suelos se conservaban bastante completos, con dibujos de figuras geométricas y florales.

Además algunos mosaicos recordaban a las sombrillas vistas desde arriba.

Mosaicos de los suelos en forma de sombrilla de la domus romana
Mosaicos en forma de sombrilla

 

Fuente Central

Continuando la visita caminamos por una pasarela y llegamos hasta la fuente central. Antiguamente, el agua llegaba a la ciudad encauzada por unas tuberías de plomo desde un manantial que salía de una roca.

Fuente principal
Fuente principal

Comedor o triclinium

Destacaba el comedor o triclinium que al parecer se construyó inspirándose en la morada del Sueño descrita por Ovidio en uno de los poemas de su obra “La Metamorfosis”. El triclinium contaba con una cascada frente a la mesa del comedor donde comían reclinados los señores de la domus.

Mesa del comedor y Cascada
Comedor y Cascada

 

Dios del sueño Hypsos o Somnus

Además en lo alto de la cascada estaba colocada la escultura del Dios del sueño Hypsos o Somnus, presidiendo la sala del comedortriclinium.

Escultura de Hypnos o Somnus
Escultura de Hypnos o Somnus

Durante unos momentos nos sentimos como unos invitados privilegiados en esta domus romana.

 

Centro de recepción de visitantes

Después volvimos al Centro de recepción de visitantes, donde visitamos una exposición interactiva de instrumentos musicales romanos. Estos estaban fabricados como antiguamente y solían ser utilizados por el grupo Skolion durante el Festum o jornadas iberromanas de Almedinilla.

Exposición de instrumentos musicales romanos del Skolion
Exposición de instrumentos musicales romanos de Skolion

Finalizamos la visita disfrutando de una interesante proyección audiovisual en 3D sobre la villa romana.

 

AOVE de las Sierras Subbéticas

Además en el Centro de recepción de visitantes se podía adquirir aceite de oliva virgen extra OliBrácana de la Cooperativa de Almedinilla, elaborado con la variedad de aceituna picuda. 

Aceite picudo OliBrácana
Aceite picudo OliBrácana

 

Restaurante Los Cabañas

Después de esta visita nos dirigimos a comer al Restaurante Los Cabañas, en la Ronda de Andalucía nº 52 de Almedinilla. Cuando entramos nos acercamos a la barra y pedimos una copa de vino blanco en rama Montilla-Moriles (1,30€) acompañado de una tapa de patatas guisadas con tomate.

Tapa de patatas con tomate
Vino Montilla-Moriles y tapa de patatas con tomate

 

Platos de la Subbética cordobesa

Después pasamos al comedor, que estaba decorado con motivos de caza y utensilios de labranza.

Detalle del comedor
Detalle del comedor

En primer lugar probamos un Revuelto de Collejas del Terreno (9€), una especie de espinacas silvestres que se cogían por esta zona.

Revuelto de Collejas
Revuelto de Collejas

Continuamos con el Remojón de Naranja (6,50€), una ensalada con naranja, huevo cocido, bacalao desmigado, aceite de oliva, pan de higos y atún. Un plato tradicional que preparaban los agricultores cuando almorzaban en el campo.

Remojón de Naranja
Remojón de Naranja

Finalizamos degustando un Rabo de Toro (10€) bien cocinado y con una textura delicada.

Rabo de Toro
Rabo de Toro

 

Productos de las Sierras Subbéticas

Antes de salir de este Bar Tienda compramos un delicioso Queso de cabra semicurado de Sierra de Zuheros de 350 gramos (5€).

Queso de cabra Sierra de Zuheros
Queso de cabra Sierra de Zuheros

Mina de agua «El Melero»

Muy cerca del restaurante se encontraba la Mina de agua «El Melero», una galería de 30 metros de longitud excavada en los tiempos de los romanos para captar agua del interior de la roca de travertino del Cerro de Las Llanás.

Mina de agua "El Melero"
Mina de agua «El Melero»

Posteriormente esta cueva fue agrandada y se utilizó como refugio antiaéreo durante la Guerra civil.

Mina de agua "El Melero"
Mina de agua «El Melero»

Cascada del Salto del Caballo

Por la tarde decidimos realizar una ruta de senderismo hasta la Cascada del Salto del Caballo, un paseo de 3 km (ida y vuelta / 90 minutos).

Cascada del Salto del Caballo
Cascada del Salto del Caballo

En primer lugar nos acercamos de nuevo hasta el Museo Histórico Árqueológico de Fuente Ribera. Desde allí tomamos el sendero señalizado que atravesaba una carretera.

Ecomuseo del río Caicena
Ecomuseo del río Caicena

Después continuamos por una vereda que se conservaba de la época romana, internándonos en el Valle del río Caicena.

Almedinilla de Córdoba qué ver en un día y donde comer
Almedinilla de Córdoba qué ver en un día y donde comer

Durante el recorrido contemplamos varios molinos harineros derruidos junto al río Caicena. Destacaba el Molino del Cura con su chimenea de ladrillo, que se veía en la otra orilla del río.

Molino del Cura
Molino del Cura

Después caminamos por un bosque rodeados de olivos, encinas, quejigos y arbustos.

Ruta de la Cascada del Salto del Caballo
Ruta de la Cascada del Salto del Caballo

Durante todo el trayecto nos acompañaba la imagen del río Caicena en el fondo del valle.

Río Caicena
Río Caicena

Finalmente llegamos hasta la base de la Cascada del Salto del Caballo, que caía sobre una poza, antes de seguir su curso.

Cascada del Salto del Caballo
Cascada del Salto del Caballo

Este salto de agua se deslizaba por una pared de roca y componía una escena natural muy atractiva. Al parecer esta cascada habría sido utilizaba como lugar sagrado hace mas de 2.000 años y en la parte alta, junto a la carretera, se han encontrado varias tumbas de incineración.

Cascada del Salto del Caballo

Sendero bordeando el Tajo de las Llanás

Después volvimos por el mismo camino en dirección al museo. Pero cuando llegamos a la carretera, Ronda de Andalucía, caminamos unos metros hacía la izquierda para llegar al inicio de un camino que discurría por la otra orilla del río Caicena. Por este sendero también se podía llegar a la Cascada del Salto del Caballo, realizando un tramo por la carretera.

Inicio de la ruta por el Tajo de las Llanás
Inicio de la ruta por el Tajo de las Llanás

Bordeamos el Tajo de las Llanás, una impresionante formación de roca de travertino, con multitud de cavidades para aves y alguna cueva prehistórica como la Cueva de los Barriguches.

Tajo de las Llanás
Tajo de las Llanás

Molino del Cura

Después llegamos hasta las ruinas del Molino del Cura, uno de los muchos molinos de torre o cubo que hubo en la zona.

Molino del Cura
Molino del Cura

 

Fuente del Piojo

Mas adelante se encontraba la Fuente del Piojo, un manantial que brotaba de una antigua mina de agua de origen romano, abierta en la roca de travertino. También encontramos un pozo y una piscina de agua abandonados.

Fuente del Piojo
Fuente del Piojo

Continuamos paseando por el bosque y por los campos de olivos durante un kilómetro hasta que llegamos a un desprendimiento de tierra, que cortaba el camino. Para continuar hasta la Cascada del Salto del Caballo había que seguir por la carretera, que te llevaba a lo alto de este salto de agua.

Ruta por el Tajo de las Llanás

 

Arco de la Calle Los Molinos

Pero nosotros regresamos por el mismo sendero y volvimos hasta el museo. Después salimos por el Arco de la Calle Los Molinos y finalizamos esta jornada tan interesante en Almedinilla de Córdoba.

Arco de la Calle Molinos
Arco de la Calle Molinos

Pero antes de abandonar Almedinilla pasamos junto a su original espacio multiusos, que recordaba a un Coliseo romano.

Coliseo multiusos de Almedinilla
Coliseo multiusos de Almedinilla

Podemos decir que pasamos un día muy interesante descubriendo en Almedinilla de Córdoba qué ver en un día y donde comer. 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

Autor: yendoporlavida

Hola, somos Esther y Txema, dos viajeros que apostamos por el turismo sostenible y responsable y disfrutamos de las cosas interesantes que nos encontramos en cada pueblo o ciudad. Durante nuestros viajes nos gusta realizar rutas de senderismo en contacto con la naturaleza, comer en restaurantes y bares de tapas, visitar bodegas, acudir a conciertos y participar en cualquier evento cultural o festivo que se precie. Además solo contamos las experiencias positivas, tal cual nos suceden. ¡Nos vemos en el camino!

2 pensamientos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.